);
Washington Wizards

Jordan McRae, el ex campeón con LeBron James que tuvo su noche mágica e inesperada con Washington Wizards

La NBA siempre nos regala historias mágicas, y el cierre del 2019 probablemente nos haya entregado una de las victorias más inesperadas de la temporada, o quizás también del año entero. Miami Heat se transformó en todo un equipo candidato en este inicio de la 2019-2020, sorprendiendo a más de uno y demostrando condiciones de un conjunto capacitado para la pelea. Este lunes debía enfrentar a un Washington Wizards que está en otra sintonía, entre los de abajo de la Conferencia Este y con un contexto muy particular: cinco de sus seis máximos anotadores no iban a estar por diferentes lesiones. ¿Un trámite para los de Florida entonces? No, por algo la NBA es tan especial...

Más | ¡Votá acá a tus jugadores favoritos para el All-Star Game!

82,6. Esa es la cantidad de puntos de promedio que suman entre Bradley Beal (candidato a All-Star con 27,8 tantos, 4,8 rebotes y 6,7 asistencias), Davis Bertans, Rui Hachimura, Thomas Bryant y Moritz Wagner en este curso. Ninguno pudo pisar la cancha ante los de Erik Spoelstra. Y así y todo, Washington completó una demostración de carácter y entrega total que se transformó en una victoria realmente contundente y fantástica, un 123-105 que se puede explicar desde varios nombres inesperados, como el de Jordan McRae, un trotamundos a quien le llegó una noche por la que estuvo esperando muchísimo tiempo.

El escolta de 28 años ingresó desde el banco, conectó rápidamente sus dos primeros triples y no paró. Fueron el presagio de una actuación deslumbrante: 29 puntos (3-6 dobles, 6-8 triples, 5-7 libres), 4 rebotes, 8 asistencias, 2 robos y un tapón en 36 minutos de acción. Monumental por donde se lo mire.

"Teníamos muchísimos jugadores afuera, mucha anotación para compensar. Así que conseguir una victoria así ante un equipo realmente bueno como Miami es algo que nos llena de confianza a todos", analizó McRae, quien agregó: "Producciones así demuestran la capacidad de desarrollo de los jugadores en esta organización, sobre todo de aquellos que pasamos por la G-League". Y es verdad, porque Jordan no sólo tuvo pasos por la plataforma de despegue de la NBA, sino que su camino fue un viaje largo y de muchísimos sacrificios hasta llegar.

Más | Los suplentes de Washington Wizards sorprendieron a Miami Heat

Australia, G-League y anillo

McRae completó los cuatro años de NCAA en la Universidad de Tennessee, con un último curso muy sólido: 18,7 puntos (35,% triples), 3,4 rebotes y 2,4 asistencias (32,2 minutos). Para todo jugador de cuarto año, el Draft se presenta un tanto más complicado, pero sus condiciones le sirvieron para ser elegido: 58° en el Draft 2014 de la mano de San Antonio Spurs, aunque fue canjeado esa misma noche a Philadelphia 76ers. Desde ahí comenzó un viaje paso por paso...

Lo primero fue jugar la Summer League 2014 con los 76ers. En cuatro partidos se destacó con su anotación, promediando 21,0 puntos (50% campo), 2,5 recobres y 1,0 asistencias en 29,1 minutos. Sin embargo, no tuvo lugar en la organización y decidió emigrar a Australia, sumándose al Melbourne United. Pero su idea y sueño, lógicamente, era la NBA.

En marzo de 2015, Delaware 87ers (ahora Blue Coats), filial de Philadelphia, lo llamó para sumarlo a su equipo. En 13 partidos demostró sus condiciones: 18,4 puntos, 4,1 tableros y 3,8 pases gol en 34,4 minutos. La buena cara exhibida le permitió ganarse su lugar en la pretemporada con los 76ers. Incluso jugó encuentros de preparación con el equipo principal, con medias de 7,1 unidades en 19,9 minutos (7 partidos). Pero no terminó de convencer para quedarse con un sitio en el roster, por lo que otra vez puso rumbo a la G-League.

Más | Momento NBA All-Star 2020: Spencer Dinwiddie le hizo 36 puntos a Minnesota Timberwolves

Sería distinto, por supuesto: McRae brilló con Delaware, promediando 23,3 tantos (45,9% campo), 4,6 recobres y 5,2 asistencias en la 2015-2016. Fue uno de los mejores en esta plataforma de desarrollo, y como tal tuvo premio: el 29 de enero de 2016 firmó su primer contrato de 10 días con Phoenix Suns. Y el debut NBA llegó ese mismo día en un lugar mágico como el Madison Square Garden, donde anotó 12 puntos en una caída ante los Knicks. Los de Arizona le dieron un segundo vínculo de 10 días, y allí terminó jugando un total de 7 partidos (5,3 unidades en 11,7 minutos).

Lejos de terminarse el sueño, recién empezaba, ya que Cleveland Cavaliers, el gran candidato del Este, le dio un vínculo de 10 días y luego uno convencional para quedarse por el resto de la temporada (con opción a otra). Sí, iba a completar el curso con LeBron James, Kyrie Irving, Kevin Love y compañía. Es más, el día del cierre de la fase regular, con las estrellas descansando, explotó con 36 puntos, 4 rebotes y 7 asistencias en una ajustada derrota contra Detroit (112-110). McRae tendría un paso testimonial por los Playoffs (2 partidos), pero se llevaría el anillo por aquellas recordadas Finales ante Golden State Warriors. En la 2016-2017 disputó otros 37 encuentros con los Cavs, pero fue cortado antes de la postemporada.

España, G-League y Washington

Sin lugar en la NBA, probó suerte en España. Fue uno de los fichajes destacados del Baskonia, que empezó la temporada 2017-2018 con Pablo Prigioni como entrenador y tenía a otros tres argentinos en cancha (Patricio Garino -ex Orlando Magic-, Luca Vildoza y Carlos Delfino, con contrato temporal). Sin embargo, sus problemas físicos fueron un karma que apenas le permitieron jugar 4 partidos (uno por ACB y tres en Euroliga) antes de ser dado de baja por una operación en el hombro izquierdo.

Recuperado, la nueva oportunidad llegaría en la capital de Estados Unidos. Los Wizards le dieron un contrato dual que fue su plataforma para demostrar que pertenecía. En la 2018-2019 fue el máximo anotador de la G-League con los Capital City Go-Go, con promedios de 30,4 puntos (47,8% campo), 4,9 rebotes y 3,9 asistencias. Completó cinco partidos de al menos 40 puntos, más otro de ¡54! ante Maine Red Claws. Por supuesto que tuvo asignaciones con el equipo principal (5,9 tantos en 12,3 minutos durante 27 partidos), y se terminó ganando un contrato convencional con Washington.

Era parcialmente garantizado para esta 2019-2020, pero quedó formalizado hace unos 10 días y con razón. Hace una semana volvió tras unas semanas afuera por una lesión en un dedo de su mano derecha, pero vaya si regresó a tiempo. Con lo realizado ante el Heat, llevó sus promedios a 21,3 puntos (68,8% triples en 5,3 intentos), 3,7 tableros y 4,0 asistencias en sus últimos 3 encuentros (26,3 minutos).

Una demostración de que los Wizards tienen en él una pieza valiosa (11,3 tantos y 3,0 pases gol en 19,6 minutos en la 2019-2020), sobre todo en este tiempo de bajas de los principales. Y también una demostración de que tanto esfuerzo valió la pena en este camino.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Dwight Howard
Howard quiere ayuda de ¡Kobe! en el All-Star
Leandro Fernández
gasol
El 'pedido' de Brett Brown por el brillo de Gasol
Sergio Rabinal
Herro
Herro y su explosión desde el triple: 7 conversiones
Sergio Rabinal
Zion Williamson shoes
El color del debut de Zion
Agustín Aboy
Raptors vs. 76ers
¿Qué pasó en la noche NBA?
Carlos Herrera Luyando
Zion Williamson
Zion y su debut: "Un sueño hecho realidad"
Sergio Rabinal
Más noticias