Sacramento Kings

Tres jugadores jóvenes en el punto de mira: expirings que deberán demostrar su valor

A poco más de un mes para que arranque la temporada 2021-2022 los equipos ultiman los preparativos para comenzar con buen pie el curso. Antes de que todo eso suceda tendrá lugar los últimos días de negociación con aquellos jugadores que entran en el último año de su contrato rookie, es decir, aquellos elegidos en el Draft de 2018. Durante esta offseason hemos visto renovar a Luka Doncic, Trae Young y Shai Gilgeous-Alexander y pronto podrán unirse otros como Deandre Ayton, Mikal Bridges o Michael Porter Jr.

MÁS | Zion Williamson y la búsqueda de una marca reservada para las grandes leyendas

Sin embargo, no todos estos jóvenes que ocuparon un puesto relevante en la noche del Draft han iniciado su carrera del mejor modo posible. Algunos no han contado con oportunidades, el mejor rol posible o simplemente han experimentado problemas físicos que los han complicado. Por ello, esta campaña será vital para sus aspiraciones deportivas y económicas, asumiendo que será muy complicado que renueven con sus respectivas franquicias, debiendo dar el máximo en este curso y esperar que en la Agencia Libre su valor crezca.

1 - Marvin Bagley III

Su único año en Duke fue suficiente para comprobar que Marvin Bagley estaba listo para la NBA. Una media de 21,0 puntos, 11,1 rebotes y un 61,4% de acierto en tiros de campo dejaron claro que el ala pivote era el perfil más preparado para impactar en la mejor liga del mundo desde el primer momento pues este contaba con los recursos físicos y técnicos para adaptarse rápidamente. El contexto en el que un joven recae importa, y mucho, más si se trata de una franquicia en reconstrucción como los Sacramento Kings, quienes pusieron sus esperanzas de futuro en Bagley, eligiéndolo con el pick 2 por delante de Luka Doncic. Esto último perseguirá al de Arizona hasta el final de su trayectoria, como si el hecho de recalar en California hubiera sido un deseo expreso suyo y no una decisión de la gerencia comandada por Vlade Divac.

Hasta el momento, la carrera de Bagley podría decirse que ni siquiera ha comenzado. Los continuos problemas físicos que ha arrastrado desde su debut no han hecho más que mermarle, restarle oportunidades e impedirle tener continuidad y la tan necesaria experiencia para alguien que todavía tiene 22 años. En estas 3 temporadas tan solo ha disputado 118 partidos, el que menos del TOP 10 de su Draft, llegando a jugar apenas 14 en la 2019-2020. No obstante, su rendimiento individual en ese breve periodo de juego no ha sido del todo negativo, con una media de 14,5 puntos, 7,5 rebotes y 50% en tiros de campo en 3 campañas y con 1,4 win shares en 2021, el 6º que más de la plantilla.

Su tiempo en Sacramento parece estar acabándose puesto que durante el último curso estuvo inmerso en diferentes rumores de traspaso y la situación interna no fue la mejor. Lo más favorable para ambas partes sería buscar una salida a lo largo de esta campaña para que el jugador pudiese reiniciar su carrera y optar a firmar un buen contrato para la próxima offseason y que los Kings diesen sus minutos a otro proyecto de futuro. En caso de quedarse en California, Bagley deberá dar un gran paso adelante, convirtiéndose en una referencia para los de Luke Walton en un año vital para él.

2 - Kevin Knox

En todo Draft hay siempre un jugador al que se le coloca la etiqueta de proyecto. En otras palabras, alguien cuyas aptitudes en ese preciso momento quizás no estén en disposición de ofrecer un rendimiento óptimo a su desembarco en la NBA pero que posee un talento y una proyección que podrían valer a la franquicia que le eligiese el riesgo a correr. Kevin Knox encajaba a la perfección dentro de esta categoría en 2018, más teniendo en cuenta su ascenso desde instituto, pasando de ser un perfecto desconocido al 10º mejor de su clase en 2017, por delante de Trae Young, Shai Gilgeous-Alexander o PJ Washington.

Su único año en Kentucky en cierto modo confirmó lo que se esperaba de él, un anotador con gran talento (15,6 puntos, 44% en TC) pero que necesitaba trabajo y paciencia para alcanzar su máximo nivel. Por ello la elección de los Knicks en el puesto 9 tuvo sentido, añadiendo un joven exterior de 19 años a una plantilla todavía en reconstrucción. Knox ha contado con oportunidades de sobra en este periplo de 3 cursos, siendo de hecho el tercero que más minutos ha disputado en ese lapso (3788). Sin embargo, el rol que se le ha dado al de Florida no parece haber sido el más correcto, especialmente desde que Tom Thibodeau llegase, siendo el 64% de sus tiros a canasta llegando tras pase, siendo prácticamente todos triples.

Los análisis previos a su Draft le colocaban como un buen anotador a campo abierto que podía poner el balón en el suelo, en otras palabras, un complemento perfecto dadas las circunstancias. Nueva York no parece el lugar idóneo para el alero, pero las opciones de que salga traspasado parecen reducidas dado su valor de mercado, especialmente tras promediar 3,9 puntos en 11 minutos el pasado curso.

3 - Mo Bamba

Al igual que Knox, las expectativas con Mo Bamba antes de su desembarco en la NBA eran altísimas. Ubicado como el cuarto mejor jugador de instituto de su generación, el pivote parecía ser el perfil perfecto para la actual NBA. Un tipo atlético, de una larga envergadura (2,39 metros) y con una proyección defensiva que le colocaba como uno de los más aptos para rendir en el mundo profesional. Con 3,7 tapones de media en Texas como mejor reflejo de su capacidad para condicionar el juego atrás, el Orlando Magic lo eligió en 6ª posición en el Draft, con la esperanza de hacer de él un proyecto de futuro.

Pese a esto, Bamba no ha tenido un inicio de carrera sencillo. En febrero de 2019 sufrió una rotura por estrés en su pierna izquierda, perdiéndose la mitad de su año rookie, volviendo con limitación de minutos al curso siguiente y muy condicionado por su rehabilitación. El principal problema del interior sucedería en junio de 2020, momento en el que contrajo el COVID-19 y por el cual sufriría unas secuelas que meses más tarde seguían mermándole deportiva y físicamente.

Lo positivo para el pivote es que tras una campaña muy complicada ha dispuesto de una larga offseason para trabajar en su acondicionamiento y en su juego para tratar de firmar un cuarto año de carrera lo suficientemente productivo para poder renovar con Orlando.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

LP
League Pass: 5 partidos que no te puedes perder
Sergio Rabinal
Toscano Campazzo
El resumen de la semana de los latinos
Agustín Aboy
Giannis Antetokounmpo and Kevin Durant
📈 Power Rankings: los primeros líderes
Sergio Rabinal
lebron james Carmelo anthony
Vogel: "Nos sentimos muy bien con el grupo"
Nacho Losilla
jalen green
Green y una actuación histórica para un rookie en Houston
Nacho Losilla
stephen curry
Inicio soñado para Curry y los Warriors
Nacho Losilla
Más noticias