);
Los Angeles Lakers

Un día como hoy en la NBA: Kareem Abdul-Jabbar conquista su cuarto MVP, el único en la historia que no jugó Playoffs

Hay un rasgo común que caracteriza a todos los ganadores del MVP a lo largo de la historia: la presencia de su equipo en la postemporada. Es la condición sine qua non que debe cumplirse si se pretende optar a ganar un galardón tan relevante y que en muchas ocasiones ha impedido a brillantes individuos entrar en la carrera por el premio, siendo uno de los casos más recientes el de Kevin Love en 2012. De los 63 jugadores que desde 1956 han sido nombrados como los mejores de aquel curso regular, 62 han disputado como mínimo un encuentro de Playoffs. ¿La excepción? Kareem Abdul-Jabbar en 1976.

El gigante de UCLA había sido traspasado en junio del pasado año a Los Angeles Lakers desde su originaria Milwaukee, lugar donde conquistaría su primer anillo y tres galardones a MVP. La apuesta de los californianos de suplir el retiro de Jerry West, Elgin Baylor y Wilt Chamberlain con Big Fella parecía el paso natural y lógico para una franquicia que había dominado la Conferencia Oeste años atrás. Sin embargo y pese a su llegada, los Lakers todavía se encontraban en un estado intermedio con respecto a su plantel, manteniendo piezas útiles del pasado como Gail Goodrich, pero con un banco sin mucho orden y concierto.

MÁS | De 1946 al 2020: la historia de la NBA contada a través de cinco estrellas, parte dos

Abdul-Jabbar estaba entrando en los mejores años de su carrera, con una depuradísima técnica al poste bajo a la que iría progresivamente añadiendo un rico abanico de lecturas para sus compañeros en forma de asistencia. Su rendimiento individual sería impecable, alcanzando incluso sus mejores promedios en algunos apartados. Así, el pivote neoyorkino finalizaría la campaña con una media de 27,7 puntos, 16,9 rebotes, 5,0 asistencias y 4,1 tapones, disputando todos y cada uno de los partidos de aquella temporada 1975-1976.

¿El problema? El equipo estuvo lejos de llegar a su nivel. El inicio fue positivo, comenzando con una marca de 13-7 en los primeros veinte encuentros, pero tres rachas de más de 4 partidos seguidos sin conocer la victoria en los siguientes 30 encuentros dejarían por imposible cualquier esfuerzo heroico de Abdul-Jabbar. La excelencia de éste fue lo único que salvó la temporada de unos Lakers en pleno declive y que se cobraría el puesto del técnico Bill Sharman, que lideró al equipo al anillo de 1972, tras finalizar con un balance de 40-42, la tercera ocasión en aquel entonces que la franquicia acababa con registro negativo.

Acabada la temporada y con su equipo privado de luchar por el anillo, la votación por el MVP arrojaba un sorprendente resultado: 409 votos para Abdul-Jabbar, 393 para Bob McAdoo y 378 para Dave Cowens. Big Fella se convertía en ese momento en el primer y único jugador hasta la fecha en conseguir el premio al más valioso de una temporada sin que su equipo dispute Playoffs. Un hecho que tampoco debería ser tan insólito pues tan solo existen dos normas para que alguien opte al mismo: solo se tiene en cuenta el rendimiento de la fase regular y debe haber jugado al menos 55 partidos. Sin embargo en todas las ocasiones precedentes y sucesivas se ha mantenido esta dinámica pese a grandes rendimientos individuales sin éxito alguno.

MÁS | 5 equipos que entraron en los Playoffs de la NBA in extremis y dieron la sorpresa en primera ronda

"Estoy muy halagado de recibir el premio", dijo Abdul‐Jabbar en la edición impresa del New York Times del 14 de abril de 1976. "No esperaba que ganara porque generalmente va a un jugador en un equipo ganador. Pero agradezco a los muchachos contra los que juego por votarme y agradezco al Creador", agregó.

Abdul-Jabbar conseguiría dos MVPs más, uno al año siguinte donde bajo el mando de Jerry West caerían eliminados en las Finales del Oeste, y el otro en 1980 junto a Magic Johnson, donde además se coronarían campeones de la NBA. El interior neoyorkino fue el jugador más dominante de la década de los años 70 tanto en Lakers como en Bucks, y pasará a la historia como el jugador que más galardones de MVP ha atesorado en su carrera hasta el momento.

Otras cosas que sucedieron hoy

  • En 1962, Elgin Baylor anotó un récord de 61 puntos en las Finales de la NBA en el Juego 5, cuando los Lakers derrotaron a los Boston Celtics 126-121. Su récord final de 22 tiros de campo fue empatado cinco años después por Rick Barry.
  • En 1975, los Golden State Warriors derrotaron a los Seattle Supersonics 123-96 en el Juego 1 de las Semifinales de la Conferencia Oeste. En la victoria, el equipo estableció un récord de Playoffs de 22 robos, liderado por el récord de Playoffs de Rick Barry, con ocho robos.
  • En 1985, Mark Eaton del Utah Jazz terminó con un total de 456 tapones para un promedio de temporada de 5,56. Ambos son registros máximos en una temporada.
  • En 1992, cuando los New Jersey Nets derrotaron a Miami Heat 105-100, el entrenador Bill Fitch estableció un récord para la mayor cantidad de partidos disputados en la historia de la NBA (superando a Dick Motta), con 1.720. Más tarde fue superado por el líder de todos los tiempos, Lenny Wilkins.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Jimmy Butler
Butler: "No estamos satisfechos"
Agustín Aboy
Jayson Tatum
Tatum y las oportunidades desaprovechadas
Agustín Aboy
Miami Heat
¡Miami es finalista! Le ganó 125-113 a Boston
Agustín Aboy
LeBron James Jimmy Butler Lakers Heat
El calendario de las Finales 2020
NBA.com Staff
Miami Heat, Jimmy Butler, Erik Spoelstra, Bam Adebayo
5 datos de la clasificación de Miami a las Finales
Leandro Fernández
Seattle Storm
Seattle de nuevo en las Finales de la WNBA
Agustín Aboy
Más noticias