);
Recordando a Kobe

La graciosa historia del "uno contra uno" entre Kobe Bryant y Tracy McGrady y el vínculo que los unía en la adolescencia

Si hay algo que define a Kobe Bryant fue el fuego competitivo que la leyenda de Los Angeles Lakers llevaba dentro. Desde cuando jugaba en una escuela de Philadelphia hasta su último partido en la NBA, anotando 60 puntos frente a Utah Jazz. Kobe no quería perder nunca, a nada, y toda oportunidad era buena para medir sus habilidades. Si no pregúntenle a otro vieja estrella de la NBA, Tracy McGrady. Aunque puede que T-Mac de su propia versión de la historia.

Toda esta anécdota comenzó a principios de la década del 2000, cuando Bryant y McGrady, las estrellas jóvenes de la compañía Adidas, fueron a realizar un tour de presentaciones por Europa en el receso entre temporadas de la NBA. Kobe contó, en una entrevista dada en el 2013 en la que afirmó que era el mejor jugador de 1 vs. 1 de la historia, que ya había probado que era mejor que T-Mac, otro anotador excepcional. "Jugué contra T-Mac. Lo liquidé. Ni siquiera fue parejo, pregúntenle a él. Cuando yo tenía unos 20 años estábamos en Alemania haciendo unas cosas promocionales y jugábamos al básquetbol todos los días. Estábamos todo el tiempo en el gimnasio. Jugamos tres partidos de 1 vs. 1 a 11 puntos y gané los tres. Uno lo gané por 11-2. Después del tercer partido, el dijo que tenía dolores en la espalda y que no podía jugar más", contó el de los Lakers.

MÁS | Cuando un Kobe Bryant adolescente fue buscado como el sucesor de Michael Jordan antes de debutar en la NBA

Al ver esa entrevista, T-Mac afirmó en su cuenta de Twitter (la cual borró), que ese partido nunca había sucedido y que de hecho nunca había viajado a Alemania con Bryant. ¿Quién mentía?

Al final parece que ninguno de los dos. En el 2019 los dos, ya retirados, se juntaron para una entrevista con Rachel Nichols, de ESPN.

Ahí la pregunta era inevitable. ¿Habían sucedido esos encuentros realmente? No iban a poder contar dos versiones distintas estando cara a cara, aunque ya habían pasado casi 20 años.

"Yo gané", volvió a decir Bryant, pero T-Mac respondió: "No jugamos uno contra uno".

La explicación del ex Orlando Magic era más profunda: "en realidad estábamos entrenando nuestros movimientos en el poste uno con el otro, pero nadie estaba llevando el marcador."

"Si estamos jugando en un entrenamiento y la persona que anota sigue con la pelota, ¿qué es eso?" le contestó Bryant, manteniendo que había sido un uno contra uno. Las caras de Kobe en el debate son impagables. Finalmente McGrady admitió que podía ser que Bryant este llevando el marcador en esos enfrentamientos, pero que él no lo había hecho. Kobe aún recordaba el resultado casi 20 años después. Así de competitivo era. "Puede que me haya confundido el país en el que habíamos jugado, pero no me voy a olvidar del resultado", afirmaba Bryant.

Más allá de ese pique, la amistad entre estas dos leyendas se remonta a una historia muy similar entre ambos. Kobe fue el primer jugador perimetral en saltar directamente desde la escuela a la NBA, haciéndolo con el empuje de Sonny Vaccaro y la gente de Adidas en 1996. Un año después llegó McGrady, desde la misma plataforma. Dos adolescentes que ya tenían las grandes luces encima, con todos esperando que triunfen entre los grandes.

En el verano previo a que T-Mac se sume a Toronto Raptors, lo que iba a ser una visita de un día a Kobe en Los Angeles terminaron siendo casi dos semanas con ambos conviviendo en la casa de la familia Bryant, entrenándose día a día.

"T-Mac era increíblemente mucho más atlético de lo que era yo" , afirmó Kobe. "Yo necesitaba su ética de trabajo. Era muy reservado y nunca había estado alrededor de alguien que trabajase tan duro como él (Kobe). Aprendí a trabajar así", retrucó Tracy.

El éxito de Bryant como novato en los Lakers, a pesar de que tenía menos minutos de los que le hubiese gustado, abrió las puertas de McGrady, como su éxito para su sponsor, Adidas, le abrió la oportunidad del sponsoreo millonario a T-Mac.

Había un sentimiento de unión entre ambos, de realidades parecidas. "Necesitamos mostrarle a estos viejos que nosotros recién salimos de la escuela y podemos hacer mucho daño", pensaba Bryant.

Sin embargo, para McGrady su primera temporada en los Raptors fue muy dura. Apenas jugaba 18,4 minutos por partido, el entrenador Darrell Walker lo dejaba todo el partido sentado en el banco en algunas ocasiones y el frío de Toronto en invierno era algo complicado a lo que adaptarse. En esa era pre masividad de la internet era un chico de 18 años que vivía en otro país, se sentía solo y se la pasaba durmiendo en su departamento. Kobe, de 19 pero ya habiendo vivido eso, lo ayudó mucho. "En mi primer año lo llamaba a Kobe todas las semanas. Tenía alguien en quién apoyarme", dijo McGrady.

Tres años después, los dos ya eran titulares en un All-Star Game. La amistad se había distanciado, pero en el fondo seguía ahí.

"Cuando T-Mac fue a Orlando yo estaba intentando ganar campeonatos en Los Angeles y tenía que meterme aún más de lleno en el trabajo. Literalmente tuve que sacar a todo lo demás. Mi vida solo se enfocó en eso. Pero me acuerdo que un día durante los Playoffs (del 2001) fui a almorzar con Vanessa y en una televisión estaba puesto un partido de Orlando contra Milwaukee y él los estaba matando. Recuerdo estar sentando en el restaurante mirando eso y sentir una gran alegría por lo que él estaba haciendo. Aunque nunca se lo dije, sentía algo de orgullo por eso", contó Bryant en la entrevista.

Kobe y T-Mac se enfrentaron en 21 partidos en la NBA, con 14 triunfos para el de los Lakers. Tuvieron choques épicos, como un Orlando vs Los Angeles de 2002 en el que el Magic venció a los campeones defensores por 112-102 con 38 puntos y 9 asistencias de McGrady frente a 38 puntos y 10 rebotes de Bryant. En 2004 ocurrió otro cara a cara memorable, con los Lakers ganando 113-110 y Kobe anotando 38 puntos mientras que T-Mac quedaba en 37.

En 2002 y 2003 compartieron el primer quinteto All-NBA y en 2001 hicieron lo mismo en el segundo quinteto. Entre el 2000 y el 2007 McGrady promedió 26,9 puntos por partido y Bryant metió 28,3. Solamente Allen Iverson (29,3) anotó más tantos en ese período de tiempo. Eran dos chicos que prometían consagrarse en la NBA y lo hicieron, más allá de haber ganado o no un 1 vs. 1.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

tom thibodeau
Reporte: Thibodeau-Knicks, reunión buscando DT
Nacho Losilla
raptors, nurse
🎥 Playbook de los Raptors: sistema, datos, filosofía...
Sergio Rabinal
DeMarcus Cousins, Kyrie Irving, Davis Bertans
Regreso NBA, al día: noticias, fichajes, bajas y más
Leandro Fernández
toronto raptors
La pizarra: La clave del éxito defensivo de Raptors
Sergio Rabinal
Marc Gasol Kyle Lowry Pascal Siakam Toronto Raptors
Las tres preguntas a responder por Toronto
Agustín Aboy
Pascal Siakam Andrea Bargnani
Los mejores y peores picks del Draft de Toronto
Agustín Aboy
Más noticias