);
Dallas Mavericks

Kristaps Porzingis regresó a la grande, brilló junto a Luka Doncic y Dallas Mavericks se ilusionó pese a perder con Detroit Pistons

Kristaps Porzingis
Porzingis volvió con todo en Dallas. Getty Images

610 días. Momentos de incertidumbre absoluta. Una recuperación que por momentos pareció eterna. Un traspaso de franquicia, una renovación de contrato. Pasó de todo en ese tiempo, en esos 610 días que transcurrieron desde la última vez que Kristaps Porzingis pisó una cancha de básquet. Pero en una noche de octubre, el letón de 24 años hizo su regreso. Sí, en pretemporada, pero vuelta más que feliz al fin. Y Dallas Mavericks empieza a sonreír por el futuro.

Más | Kristaps Porzingis: el demorado regreso de alguien que enciende la esperanza de Dallas Mavericks

El ex New York Knicks dejó atrás la rotura de los ligamentos cruzados de su rodilla izquierda e hizo se estreno con los texanos en lo que fue derrota por 124-117 en su visita a Detroit Pistons. Un resultado que será anecdótico, ya que lo mejor pasó por ver que sus excelentes condiciones parecen intactas.

Porzingis, una vuelta más que dulce

El tiempo a veces permite olvidar ciertas cosas. Pero, muchas veces, un par de acciones nos hacen recuperar la memoria rápidamente. No tardó mucho KP en demostrar aquello que deslumbró en su llegada a la liga: recibió en el codo, se puso de frente y no dudó en sacar un lanzamiento que parecía desde el cielo para anotar sobre Blake Griffin. Una delicia que, para alguien de 2,21 metros, es maravilloso y asombroso.

Le sobró confianza al europeo para recordar que su capacidad para el lanzamiento es sensacional, y que sus recursos son realmente ilimitados. Adentro, afuera, de espaldas, de frente. Puede marcar diferencias como quiera. Y si el físico lo acompaña, Dallas festejará más temprano que tarde (y los Knicks se lamentarán por haberlo dejado escapar, claro).

Porzingis terminó con 18 puntos (5-11 dobles, 2-7 triples, 2-2 libres), 7 rebotes, 2 asistencias y un robo en 19 minutos para la ilusión. Esto recién comienza...

El equipo sigue siendo de Luka

Uno de los grandes focos rumbo a la 2019-2020 es ver cómo funcionan Luka Doncic y Porzingis, dos de los mejores talentos europeos de la nueva camada de estrellas. Bueno, difícil que la fórmula falle cuando KP luce como en el pasado, y Luka sigue siendo Luka, ese joven con magia en su ADN.

Doncic regaló varias pinceladas, conectó un par de veces con Kristaps y, sin acelerar al 100%, marcó diferencias: 21 tantos (5-10 dobles, 2-8 triples, 5-10 libres), 8 rebotes, 5 asistencias y 3 robos en 28 minutos. Por la producción de sus europeos, los texanos ganaron el primer tiempo por 59-50.

El Año II de Doncic en la NBA será un viaje maravilloso...

A no perderle el ojo a Derrick Rose

Carlisle le dio descanso a sus jóvenes figuras en el último cuarto, y Detroit aprovechó para acelerar y quedarse con el triunfo gracias a una pequeña explosión de Derrick Rose, quien llegó a la franquicia con grandes expectativas y el deseo de, además de competir en el Este, demostrar que la redención de la 2018-2019 no fue casualidad.

Anotó 9 de sus 18 puntos en el último cuarto, determinantes para asegurar la victoria de su equipo. Cerró con 8-11 dobles, 2-3 libres, 2 rebotes y 5 asistencias en 24 minutos. También fue valioso lo de Luke Kennard, quien anotó 8 de sus 19 unidades en el último parcial.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Bjelica
Los Kings sobrevivieron a la reacción de Dallas
Juan Estevez
Kawhi
Los Clippers dominaron con sus cuatro estrellas
Juan Estevez
Harris
Los tiradores le dieron la revancha a Philly
Juan Estevez
spencer dinwiddie
Dinwiddie impulsó la tercera al hilo de Brooklyn
Juan Estevez
Hayward Bradley
Hayward y Bradley, cerca de volver
Agustín Aboy
Luka Doncic
Dallas colecciona goleadas
Agustín Aboy
Más noticias