);
Playoffs 2020

La Posesión: Miami Heat y el impacto de su genial transición defensiva para contener el poder de Giannis Antetokounmpo

Nueva edición de "La Posesión", una sección en la cual el Staff de NBA.com analiza una posesión en particular de determinado partido de la temporada 2019-2020, revelando detrás de ella un significado mucho más grande del que parece. En esta oportunidad, hora de poner la atención en un detalle clave de Miami Heat para lograr su última victoria frente a Milwaukee Bucks: su transición defensiva.

Contexto: la serie de Semifinales de Este entre el #1 de la Fase Regular y el #5 comenzó con ¿sorpresa? a favor del conjunto de Erik Spoelstra, que se impuso por 115-104 para tomar la ventaja inicial. Jimmy Butler fue la gran estrella del encuentro, anotando 40 puntos y tomando por asalto el cierre con una jugada clutch detrás de otra.

Pero claro, el Heat no podría haber logrado semejante golpe de no haber sido por su gran trabajo defensivo, fundamentalmente a la hora de su transición y balance, elemental si se quiere contener a uno de los mejores equipos de la NBA a la hora de correr y, sobre todo, para detener el impacto del jugador más determinante de contra como es Giannis Antetokounmpo. El MVP tuvo un flojo partido, terminando con 18 puntos (6-12 campo, 2-5 triples, 4-12 libres), 10 rebotes, 9 asistencias y 6 pérdidas en 37 minutos donde no pudo imponer su dominio. Una buena parte de eso, claro está, es por un enorme mérito de los de Florida.

Más | NBA Playoffs 2020: La conjunción de Jimmy Butler y Bam Adebayo que sorprendió a Milwaukee Bucks

La posesión: en el inicio del último cuarto (con Miami en ventaja por 6 puntos), los Bucks recuperan un balón tras un triple fallado por Crowder y Giannis encabeza una contra que, unos segundos después, termina en un triple (fallado) suyo, tomado desde el drible en una situación de aclarado frente a Bam Adebayo.

Cuando Antetokounmpo toma el balón, la situación parece favorable para los Bucks, sobre todo porque Crowder parece haber quedado muy atrás, generando una primera desventaja para el Heat. Iguodala ya bajó junto con Brook Lopez, Goran Dragic flota sobre mitad de cancha, Tyler Herro queda atento y Bam Adebayo queda casi pegado a Giannis tras no poder capturar el rebote.

Cuando el griego llega a mitad de cancha con su habitual galope, parece estar en soledad. No debería haber problemas para él, ya que suele llegar antes que cualquiera y definir ante cualquiera. El tema es que a esa altura ya empieza el trabajo del Heat: Adebayo lo va siguiendo, Dragic espera de frente, Iguodala no le pierde atención más allá de mantener su atención sobre Lopez y Herro acompaña por la izquierda del ataque. Crowder viene desde atrás.

Si Giannis hubiese seguido derecho, Iggy y Dragic se cerraban. Fue por la izquierda y encontró algo similar o peor: una pared de frente entre Adebayo, Herro y Dragic, más Crowder encimando desde atrás.

En un abrir y cerrar de ojos, el griego se encontró encerrado por cuatro jugadores del Heat, desactivando su idea de llegar hasta el aro.

Así, Giannis quedó aislado frente a Adebayo, uno de los mejores defensores de la NBA a la hora de emparejarse contra cualquiera, dueño de una movilidad y velocidad de piernas de lujo. Antetokounmpo, lejos de reiniciar todo, recurre a un triple desde el drible que termina fallando, cuando todavía quedaban unos 16 segundos en la posesión. Miami estaba agazapado para las ayudas si decidía penetrar, pero termina capturando un rebote defensivo sin oposición.

Análisis: lo hizo Boston en su momento, lo perfeccionó y explotó Toronto Raptors en la pasada Final del Este... La mejor manera de quitarle el 'encanto' al juego de Giannis es una defensa que sepa formar una especie de pared sobre él a la hora de la transición. No importa si algún defensor 'descuida' al jugador que le corresponde en una esquina. El plan es frenar a Antetokounmpo, y frenarlo antes de lo normal. Si la pared aparece sobre la línea de tres puntos, en sintonía y puntual, las chances del griego de quebrar esa línea y llegar hasta el aro son muy pocas. Y cuanto antes se pueda detener su carrera en transición, menos impacto tendrá su juego.

No es exagerado el cuidado en este apartado sobre la estrella de Milwaukee: en Fase Regular, Antetokounmpo promedió 8,3 puntos en transición (la mejor cifra de toda la liga, según Stats NBA), a razón de 1,14 puntos por posesión de ese estilo. Y tampoco es una casualidad lo bien que trabajó el Heat sobre él: frente a Miami, Giannis bajó a 4,7 puntos de contra en Fase Regular, más otros 5 en el Juego 1 de este lunes.

Lo de esa posesión puntual se repitió una y otra vez en diferentes pasajes. Por ejemplo, aquí termina en pérdida...

Acá terminará en una descarga hacia Marvin Williams, quien finalizaría anotando (pero el Heat puede vivir con una bandeja del ex Charlotte, ¿no?)

Aquí, se posteará ante Abebayo, quien volverá a defenderlo de manera genial para forzar una descarga que termina en pérdida de George Hill.

Incluso cuando termina en triple como en la siguiente acción, la opción de Miami sigue siendo la indicada. Más allá de la mejora mostrada en la serie ante Orlando (38,5% de triples en 5,2 intentos por encuentro), si hay un 'veneno' a elegir en el juego de Antetokounmpo, ese es su lanzamiento exterior. Al cabo, es un tirador de 28,4% en su carrera en Fase Regular (en Playoffs, curiosamente, mejora a 34,2%).

¿Por qué es importante? Porque si esta 'pared' en transición no se forma de manera correcta y sincronizada, Giannis es capaz de llegar al aro con absoluta facilidad, casi como si fuera un juego de niños.

Miami y Milwaukee jugaron cuatro partidos en toda la 2019-2020, con tres victorias para el Heat. En la mayoría parecieron mostrar la receta para detener a Giannis, no sólo por la variedad y cantidad del personal que le pueden tirar encima de manera individual (Adebayo, Crowder, Iguodala y hasta Butler), sino por la manera de armar el plan defensivo y, sobre todo, ejecutarlo. La transición de los de Spoelstra fue casi perfecta en el Juego 1 y nos transportó al pasado de los Raptors y los Celtics a la hora de complicarle la vida al griego.

Así, la narrativa de las carencias del juego de Giannis en el ataque fijo (principalmente por su falta de un tiro confiable) vuelven a estar sobre la mesa. El MVP de la 2018-2019 y principal candidato a repetir en este curso tiene este miércoles una cita vital para empezar a espantar estos fantasmas antes de que empiece a ser demasiado tarde.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Jamal Murray, LeBron James
¿Qué esperar del Juego 5 entre Lakers y Nuggets?
Leandro Fernández
League Pass Promo
Los detalles para suscribirse al NBA League Pass
NBA.com Staff
jayson tatum
Tatum, una estrella que sigue quebrando registros
Nacho Losilla
bam adebayo daniel theis
Bam Adebayo, autocrítico: "Me apunto la derrota"
Nacho Losilla
LeBron James, Giannis Antetokounmpo, Playoffs 2020
¿Cómo ver NBA en Argentina? Fechas, horarios, canales
Staff NBA.com
black lives matter
La NBA y la búsqueda de la justicia social
Nacho Losilla
Más noticias