);
Los Angeles Lakers

Esto realmente pasó: 10 detalles aleatorios de la carrera de LeBron James

En momentos como el que le toca pasar a la NBA y a la gran mayoría de las competencias alrededor del mundo, en pausa mientras se navega a través de la pandemia del coronavirus, se puede usar el tiempo para mirar hacia atrás y descubrir o recordar cuestiones que quizás, en la intensa dinámica del día a día habitual, quedan un poco perdidas en el camino. Cuestiones que, a día de hoy, suenan un tanto increíbles de haber sido hasta reales.

Más | Esto realmente pasó: 10 detalles aleatorios de San Antonio Spurs en la era del Big 3

Pero sí, hay ciertas cosas que realmente pasaron más allá de no recordarlas. Y acá estamos para mirar hacia atrás y encontrar 10 datos o detalles completamente aleatorios de la ilustre y sensacional carrera de LeBron James, actual estrella de Los Angeles Lakers.

Jerry Stackhouse, compañero en Miami

Recordar compañeros de LeBron puede ser algo complejo considerando sus 17 temporadas de excelencia en la liga. Una gran cantidad de jugadores estuvo al lado del Rey en sus respectivos equipos, y si bien hay algunos que salen rápido en la memoria, otros -a día de hoy- cuesta creer que hayan sido reales.

El primer caso es el de Jerry Stackhouse, aquel anotador implacable de comienzos de los 2000s, alguien que llegó a promediar 29,8 puntos y 5,1 asistencias en la temporada 2000-2001, segunda consecutiva como All-Star de la mano de Detroit Pistons. Stack, 3° del Draft 1995, disputó 18 temporadas en la NBA y pasó por ocho equipos. ¿Sabían que uno de ellos fue el primer Miami Heat de LeBron James y el Big 3?

El Heat lo firmó en el inicio de aquella 2010-2011 que unió a LeBron, Dwyane Wade y Chris Bosh en el sur de Florida. Claro que el tramo del escolta allí no sería muy largo: apenas 7 partidos jugados, los 6 primeros desde el banco y sin superar los 7 minutos, y el último de ellos desde el inicio frente a los Grizzlies, en lugar de un Wade inactivo. Apenas 12 puntos totales en los de Spoelstra antes de su corte.

Shawn Marion, otro compañero inesperado

Un poco más en la memoria, pero así y todo hubo que pensarlo bastante. The Matrix fue una pieza clave de aquellos Dallas Mavericks que en 2011 se quedaron con el título tras vencer, justamente, al Heat de LeBron. Y el último paso de la carrera de uno de los jugadores con mécanica de lanzamiento más extraña que se recuerden fue en los Cavaliers del Rey.

Aquella 2014-2015 de regreso a Ohio para James fue la última de Marion en la NBA antes del retiro. Con la camiseta de los Cavs, disputó 57 encuentros en fase regular (4,8 puntos y 3,5 rebotes en 19,3 minutos) y 25 minutos totales en 6 presentaciones en los Playoffs.

Con su amigo Wade, pero en Cleveland

Es probable que todos recuerden el paso de Flash por los Cavaliers. Tan probable como extraño, claro, ya que la carrera de Wade está 100% emparentada a su legendaria producción con Miami Heat, donde construyó un equipo memorable junto a LeBron o Bosh.

Pero claro, el escolta también compartió camiseta con el Rey en Ohio. El 13 veces All-Star fue uno de los fichajes de los Cavs para la 2017-2018, donde buscarían una revancha contra Golden State Warriors tras la caída en las Finales del 2017. Claro que aquella aventura (que también tuvo a Derrick Rose en el inicio) no funcionó de la mejor manera. Wade disputó 46 partidos en Cleveland (tres como titular), con promedios de 11,4 puntos, 3,8 rebotes y 3,4 asistencias en 23,2 minutos antes de ser traspasado a Miami Heat para el tramo final de su carrera.

Greg Oden, titular con el Heat en 2013-2014

¿Random? Completamente. Greg Oden es uno de esos primeros picks de Draft recordados pero no por los mejores motivos. Portland lo tomó en el primer turno en 2007, pero su carrera estuvo marca para las lesiones que dejaron en la nada a un talento prometedor. Disputó apenas 82 partidos con los Blazers en tres temporadas (se perdió la primera completa), y parecía completamente afuera de la NBA, hasta su chance al lado de LeBron...

El Heat le dio una oportunidad en la 2013-2014, después de dos títulos consecutivos de la mano del Rey. Es más, hasta disputó 6 encuentros (de un total de 23) como titular al lado de Bron, algo que muy pocos podían llegar a predecir. Oden, incluso, tiene presencia (aunque en minutos basura) en partidos de Finales. De hecho, ese contexto (Juego 4 de aquella serie ante San Antonio Spurs) fue el último que lo vio en una cancha vestido de corto.

Andrew Bogut, una estadía de 58 segundos

El pivote australiano fue un viejo conocido como rival de LeBron, no sólo de la etapa del comienzo cuando estaba en Milwaukee Bucks, sino también como una de las caras de los Warriors de Kerr que enfrentaron a los Cavs en las Finales 2015 y 2016.

En marzo de 2017, Cleveland necesitaba reforzar la pintura y confió en el australiano, quien había quedado libre de Philadelphia 76ers luego de ser canjeado allí por Dallas Mavericks (el equipo donde comenzó la 2016-2017). El debut fue el 6 de marzo frente a Miami, saliendo desde el banco. Pero duró apenas 58 segundos: se fracturó la tibia de la pierna izquierda al chocar con un rival del Heat.

El increíble equipo que llevó a las Finales 2007

Hay que olvidarse por un momento el hecho de que San Antonio Spurs lo barrió con total autoridad en la definición, llevando a LeBron al terreno más complicado y limitándolo por completo. El punto es que la llegada de aquellos Cavaliers a las Finales del 2007, con el tiempo, envejece como una verdadera hazaña de James.

Más allá de haber logrado un muy buen funcionamiento, está claro que aquellos Cavs llegaron hasta la última instancia pura y exclusivamente por un esfuerzo descomunal del Rey para tirar del carro de un plantel que, desde los nombres, parecía utópico a la hora de mencionarlo como candidato.

Sacando a James, quien promedió 44,7 minutos por partido, si miramos a los habituales de los Cavs en aquellos Playoffs, los nombres sorprenden.

  • Larry Hughes: 35,5 minutos por encuentro. Un perimetral que estaba en su 9° temporada y que había sido All-Defensive en 2005, por lejos su mejor año (con Washington), donde promedió 22,0 tantos.
  • Zydrunas Ilgauskas: 32,5 minutos por encuentro. La gran pieza detrás de James. Un veterano pivote que, por ese entonces, ya había sumado dos All-Star.
  • Sasha Pavlovic: 30,8 minutos por encuentro. Cuarta campaña por ese entonces, la mejor en cuanto a anotación: 9,0 tantos de media en fase regular.
  • Drew Gooden: 30,3 minutos por encuentro. Había sido el #4 del Draft 2002. Pivote rendidor pero inconsistente, con 11,1 tantos y 8,5 recobres de media en fase regular.
  • Anderson Varejao: 22,4 minutos por encuentro. Un trabajador que transcurría su tercera temporada.
  • Daniel Gibson: 20,1 minutos por encuentro. Un rookie que apenas había promediado 4,6 tantos en 16,5 minutos en la fase regular. Dejó un partido memorable para liquidar la final del Este ante los Pistons, con 31 puntos desde el banco.

Damon Jones, Donyell Marshall y Eric Snow también completaban la rotación de aquella postemporada. Entre todos, apenas dos All-Star por fuera de LeBron, los de Ilgauskas, quien fue el segundo máximo anotador detrás de James en aquella postemporada, apenas con 12,6 puntos por encuentro. Así y todo, con un grupo de nombres que no destacaron por demás en sus carreras, los de Mike Brown se las ingeniaron para dejar en el camino a Washington (4-0), Nets (4-2) y Pistons (4-2) hasta el acceso a la definición.

Martynas Andriuskevicius, el otro lituano

Zydrunas Ilgauskas fue uno de los compañeros principales (sino el más importante) de la primera etapa de LeBron James en Cleveland. Un pivote enorme (2,21 metros), trabajador, inteligente y con recursos que lo hacían súper rendidor. Tal es así que en todas sus temporadas en los Cavaliers (12) terminó arriba de los 11,0 puntos y 6,7 rebotes de promedio (a excepción de la 2001-2001, donde bajó 5,4 tableros).

Pero hubo otro gigante lituano al lado de James en los Cavs. ¿Alguien recuerda a Martynas Andriuskevicius? Fue el 44° del Draft 2005, e integró el plantel de los Cavs en la 2005-2006. Su participación fue casi testimonial: 6 partidos totales, 9 minutos, sin puntos y con 4 rebotes. Tras su aventura en la NBA, pasó por varios lados de Europa, incluida la ACB de España con Alicante.

Una expulsión atípica

LeBron ha demostrado ser un jugador por demás correcto en la cancha. Más allá de alguna queja por fallos arbitrales (algo común en casi todos), nunca se lo vio perder la compostura en su carrera. Aunque sí hubo tiempo para la primera (y por ahora única) expulsión: a 1m59s del final del tercer cuarto de un duelo entre Cleveland y Miami en noviembre de 2017, James protestó de más una falta no cobrada y recibió las dos faltas técnicas que decretaron su salida.

"Nos quedamos con la victoria, que es lo importante", dijo James en ese entonces. Los Cavs no sufrieron su salida, ya que antes había hecho el trabajo, con 21 puntos, 12 rebotes, 6 asistencias y 5 robos para tomar una ventaja de 23 al momento de su expulsión.

Era el partido N°1.082 en su carrera. En ese entonces, según ESPN Stats, solo dos jugadores activos tenían más partidos jugados sin expulsiones: Tony Parker (1.144) y Pau Gasol (1.139).

La peor noche anotadora, antes de su cumpleaños

Vaya manera de celebrar su cambio de década. El 29 de diciembre de 2004, un día antes de llegar a los 20 años, James tuvo su peor partido anotador: apenas 3 puntos, con un 0-5 de campo, la única vez en toda su carrera sin conversiones.

¿El detalle? Apenas jugó 17 minutos de aquella derrota de Cleveland frente a Houston (98-87), tras recibir un codazo involuntario de Dikembe Mutombo cerca del ojo izquierdo que lo sacó del encuentro.

Las pocas veces en donde falló

Cuesta encontrar malos partidos numéricos de LeBron James, incluso en sus comienzos. Al margen de aquella noche de 3 tantos frente a Houston por el codazo de Mutombo, la siguiente peor producción fueron 4 puntos (2-13 campo) en 34 minutos frente a Los Angeles Clippers, en el que era su 19° partido en la NBA.

Si es por anotación, LeBron es casi único: lleva 988 partidos seguidos anotando al menos 10 puntos, la racha más larga de la historia que supera a la anterior de 866 encuentros de Michael Jordan. La seguidilla de James comenzó el 6 de enero de 2007, y seguía activa al momento de la suspensión actual de la liga.

Además, de sus 1.258 partidos en fase regular, apenas dos lo vieron sin sumar asistencias, y tres sin rebotes.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

lebron james
James: "El trabajo no ha terminado"
Nacho Losilla
nikola jokic jamal murray denver nuggets
Honor a Denver Nuggets
Nacho Losilla
Nikola Jokic Jamal Murray
El panorama de los Nuggets para la 2020-2021
Agustín Aboy
Los Angeles Lakers
5 datos de la clasificación de Lakers
Leandro Fernández
LeBron James
LeBron hace historia con sus 10° Finales NBA
Leandro Fernández
LeBron James
Un majestuoso LeBron metió a los Lakers en las Finales
Leandro Fernández
Más noticias