);
Cleveland Cavaliers

La posesión: La oportunidad perdida por LeBron James y los Cleveland Cavaliers en las Finales de 2018

Bienvenidos a una nueva edición de La Posesión, sección en la que tomamos una acción específica de un partido y analizamos su importancia, con respecto a un contexto mayor. En esta ocasión analizamos los últimos 4,7 segundos del Juego 1 de las Finales de 2018.

Dicho así parece que aquel encuentro fuese uno más, algo con poca relevancia dentro del contexto de unas series por el título, pero aquella noche del 31 de mayo de 2018 será recordada por una acción en concreto. O más bien por una no acción que tuvo a JR Smith como protagonista.

MÁS | El futuro de Jayson Tatum con los Boston Celtics

Contexto: Con el marcador 107 a 106 para los Golden State Warriors , Klay Thompson comete una falta personal sobre un jugador sin balón, en este caso George Hill, que lo manda directo a la línea de tiros libres. El base de los Cavs anota el primero sin apenas problemas, pero en el segundo el lanzamiento alcanza una parábola demasiado alta y se queda corto. Quedan 4,7 segundos y el balón está vivo.

Retrocedamos un poco más atrás, a todo lo ocurrido para llegar a ese momento decisivo. Los Warriors, vigentes campeones, se presentaban en el primer encuentro de la serie sin Andre Iguodala pero con un elenco formado por Kevin Durant, Stephen Curry y Klay Thompson con el que poder saldar sin problemas ese Juego 1. Sin embargo, LeBron James, como única y principal estrella del equipo de Ohio no iba a dar su brazo a torcer tan fácilmente como bien demostraría en los 47 minutos que estuvo sobre el parqué del Oracle Arena.

Con 24 puntos en la primera mitad y resistiendo contra viento y marea James condujo a los Cavs a llegar al descanso con empate en el marcador en una demostración impresionante de dominio y acierto en la pintura y desde la larga distancia. Tras el paso por vestuarios los campeones reaccionaron con un parcial de 28-22 gracias a Durant, pero en el último King James volvió a aparecer para anotar casi la mitad de los puntos de su equipo en una remontada que puso contra las cuerdas a los Warriors.

MÁS | Jerry West y un Los Angeles Lakers vs. LA Clippers: "Sería la competencia extrema"

La jugada: el balón sale despedido del aro y JR Smith, situado en el lado izquierdo y flanqueado por Kevin Durant, se hace con el rebote con el marcador empatado a 107. En lugar de hacer un esfuerzo por introducir el balón en el aro, el escolta de los Cavs se aleja de la pintura a la máxima velocidad, se zafa de Thompson que cerca está de cometer falta, realiza un total de cuatro botes para devolver el balón a Hill que intenta un lanzamiento a la desesperada que no toca ni aro mientras la bocina suena.

Esta acción está repleta de matices, no solo hay que quedarse con el momento de desconexión que JR Smith experimentó y por el cual los Cavs acabaron siendo superados en la prórroga. Veámoslo más de cerca.

En primer lugar, cuando el balón está todavía en manos de George Hill para lanzar el segundo tiro libre Draymond Green invade la pintura antes de tiempo cometiendo una infracción no señalada por el artículo 9.1.b del reglamento de la liga. Algo bastante común en muchos encuentros por la dificultad que entraña para los árbitros en situaciones de este tipo.

Con el balón vivo y yendo directo al corazón de la pintura, Durant es el que más opciones tiene de hacerse con la pelota por su envergadura y posicionamiento, pero erra en el timing pues Smith captura el esférico justo en el momento de caída perfecto, adelantándose así a un Green que se había zafado de la defensa de Tristan Thompson no sin dificultad.

Es aquí donde el escolta tiene la primera oportunidad de anotar y deshacer el empate. Con Green en medio de una melé de jugadores y Durant a un metro de distancia aproximadamente, la zona izquierda del aro queda completamente despejada para que Smith pueda intentar una bandeja en un segundo esfuerzo. Sin embargo, opta por la decisión más inverosímil, alejándose de los aledaños del aro rumbo a la línea del triple. En la cabecera se encuentra LeBron completamente liberado y que podría haber recibido un pase que le habría dado la oportunidad de resolver el empate con un tiro desde el exterior.

El movimiento de JR Smith genera que el resto de los defensores de los Warriors se muevan en dirección opuesta por la inercia generada por cargar el rebote, razón por la cual el jugador con balón se queda completamente solo, pudiendo haber intentado un tiro en media distancia. De hecho, durante aquella temporada este fue uno de los tiros predilectos de JR anotando un 46% desde la media distancia aunque trasladado a esa zona concreta del campo el porcentaje se redujo al 37%.

Tras unos instantes de incertidumbre, Durant y Thompson salen al encuentro del jugador de los Cavs que mira directamente a LeBron contrariado mientras este le indica que vaya hacia el aro. Los Warriors consiguen reaccionar y cerrar líneas posibles de paso mientras el tiempo sigue escapándose entre los dedos del conjunto de Ohio. Además, Ty Lue disponía todavía de un tiempo muerto, por lo que en el momento de la secuencia podría haberla detenido y haber dispuesto de un último tiro preparado para vencer en el reglamentario.

Una vez comprendida la dimensión del error de Smith, este trata de revertirlo realizando un pase a 1,2 segundos del final con destino George Hill que consigue recibir pero ya sin margen de acción.

El tiempo se ha agotado, el partido se va directamente a la prórroga y los Warriors siguen vivos. JR Smith en una situación inverosímil ha condenado a los Cavs a luchar en una prórroga que a la postre sería su condena y donde los 51 puntos de LeBron James fueron en vano pues cayeron derrotados por 124 a 114.

Tiempo después el jugador expresaría lo ocurrido de la siguiente forma en el programa All The Smoke . "Así que me hago la pelota, nadie pide tiempo muerto. Entonces me quedo como: muy bien. Me pongo a driblar jugadores y me doy cuenta de que. el partido está por terminar. Miro a LeBron, y está señalando al aro. Entonces me pregunto: ¿A qué diablos está apuntando?" . Smith reconoció que se tomó el error con humor aunque nunca olvidará la secuencia, pese a la importancia de que fuese en unas Finales: "todos cometemos errores" , diría sobre la acción de la que hoy se cumplen dos años.

Aquella acción no impediría a los de Ohio de tener opciones de ganar el primer encuentro, pero sí que hizo que los Warriors reaccionasen en la prórroga, especialmente Shaun Livingston que irrumpió con 6 puntos y 1 asistencia en el tiempo extra que permitió a los californianos hacer valer el factor cancha. ¿Quién sabe qué habría pasado en el resto de la serie si los Cavaliers se hubieran llevado el primer asalto? Quizás la eliminatoria habría sido un poco más disputada o habría seguido el mismo camino pero resuelta en cinco en lugar de cuatro encuentros.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

raptors, nurse
🎥 Playbook de los Raptors: sistema, datos, filosofía...
Sergio Rabinal
toronto raptors
La pizarra: La clave del éxito defensivo de Raptors
Sergio Rabinal
Marc Gasol Kyle Lowry Pascal Siakam Toronto Raptors
Las tres preguntas a responder por Toronto
Agustín Aboy
Pascal Siakam Andrea Bargnani
Los mejores y peores picks del Draft de Toronto
Agustín Aboy
Bane
Draft 2020: Bane, guardia versátil y triplero
Juan Estevez
Leandrinho Barbosa
Leandrinho y un recorrido en bicicleta para concientizar por el COVID-19
NBA.com Staff
Más noticias