);
Playoffs 2020

La Posesión: LeBron James y su capacidad para manipular como nadie a las defensas

Nueva edición de "La Posesión", una sección en la cual el Staff de NBA.com analiza una posesión en particular de determinado partido de la temporada 2019-2020, revelando detrás de ella un significado mucho más grande del que parece. En esta oportunidad, hora de poner la atención en un detalle clave de LeBron James, estrella de Los Angeles Lakers, en el último partido de las Semifinales del Oeste ante Houston Rockets.

Más | Todos los récords y marcas de LeBron James en la historia de los Playoffs NBA

Contexto: y así como si nada, los Lakers están adelante en la eliminatoria.

Después de perder el Juego 1, los Lakers han ganado dos seguidos para tomar una ventaja de 2-1 en su serie de Semifinales contra los Houston Rockets. LeBron James abrió el camino en ambos triunfos, con 28 puntos, 11 rebotes y 9 asistencias en el J2, seguido de 36 puntos, 7 rebotes, 5 asistencias y 4 tapones en el J3.

James ha estado haciendo esto durante tanto tiempo que es fácil dar por sentado que puede coquetear con un triple-doble o un partido de 40 puntos en los Playoffs, pero jugar a este nivel a los 35 años en su 17° año en la liga es, por lo menos, notable. Su capacidad de pase en particular está más precisa que nunca. Por primera vez en su carrera, James lideró la liga con 10,2 asistencias por partido durante la temporada regular, algo que se trasladó a los Playoffs, con una media de 9,0 asistencias en ocho duelos, empatando su récord personal en postemporada.

Si bien James solo tuvo cinco asistencias en el Juego 3, hubo un pase en particular que puso en exhibición completa y central su coeficiente intelectual para el básquet. Miremos más de cerca.

La Posesión: James le sirve una fácil anotación debajo del aro a Alex Caruso.

Análisis: James sube el balón luego de un triple fallado por Ben McLemore.

Casi tan pronto como cruza la mitad de la cancha, James recibe un bloqueo de Markieff Morris, lo que hace que McLemore cambie a James y Robert Covington a Morris.

Es un enfrentamiento más favorable para James. Covington es más conocido por su defensa de ayuda que por su defensa de hombre a hombre, pero está mucho mejor equipado para igualar a James que McLemore, quien no tiene exactamente la reputación de ser un gran defensor. (si sirve de algo, McLemore ocupó el puesto 496 de 520 jugadores en Defensive Real Plus-Minus esta temporada, mientras que Covington ocupó el puesto 31. Defensive Real Plus-Minus está lejos de ser una medida perfecta de buena defensa, pero... sí).

James le da el balón a Caruso pero lo recibe de regreso de inmediato. ¿Su plan? Despejar el camino para atacar a McLemore de forma aislada.

Según NBA.com, solo cinco jugadores, James Harden, Russell Westbrook, Damian Lillard, D'Angelo Russell y Luka Doncic, promediaron más puntos por juego desde aclarados que James durante la temporada regular. Se ubicó en el percentil 59 con 0,90 puntos por posesión, pero ha sido mucho más eficiente en los Playoffs, ubicándose en el percentil 91 con 1,29 puntos por posesión.

Caruso abre el lado izquierdo para James despejándose, uniéndose a Morris y Danny Green en el lado opuesto de la cancha.

Sin embargo, Morris reemplaza a Caruso en el lado izquierdo unos segundos después.

Los Lakers ahora tienen a Green, Morris y Kyle Kuzma espaciando la cancha en la línea de 3 puntos, dejando a Caruso 'colgado' en un lugar acecuado para enterrar el balón.

Los Rockets comenzaron la posesión en defensa de hombre a hombre, pero básicamente están en 'box-and-one' en este punto, con McLemore marcando a James y Covington, Eric Gordon, Russell Westbrook y Jeff Green en zona para evitar que James pueda meterse en la pintura si supera a McLemore.

Efectivamente, James se encuentra con Gordon en el codo cuando hace un drible hacia su izquierda. Evita que James logre un camino recto y libre hacia el canasto, pero le pone presión a la línea de fondo de Houston para cubrir a tres jugadores con dos defensores, Covington y Westbrook.

Covington se sitúa entre Caruso y Kuzma, mientras que Westbrook se sitúa entre Caruso y Green.

Idealmente, Westbrook debería estar frente a Caruso, no detrás de él.

Los Rockets lo aprenden de la manera difícil: cuando Green gira hacia Kuzma, no hay nadie entre Caruso y el aro cuando James le lanza un pase.

Westbrook intenta tapar el lanzamiento de Caruso, pero es demasiado tarde.

¿Por qué es importante? Antes que nada: ¡Qué pase!

La lista de jugadores que pensarían en enhebrar la aguja de esa manera es increíblemente delgada. Además de James, estamos hablando de jugadores como Luka Doncic, Chris Paul, James Harden, Nikola Jokic y ... Hasta ahí debería llegar.

James, en este caso, aumenta el grado de dificultad aún más al ni siquiera mirar a Caruso cuando da el pase. El Rey sabía que Green tenía que tomar una decisión difícil entre quedarse con Caruso o girar hacia Kuzma, y lo indujo a dejar a Caruso simplemente mirando directamente a Kuzma en la esquina.

Se puede ver el momento en que Green se dio cuenta de que los Rockets no lo suficientemente plantados.

En segundo lugar, LeBron hace esto constantemente.

Por lo general, tener un jugador parado en la parte superior del perímetro con la pelota en sus manos mientras hay poco o ningún movimiento a su alrededor es una receta para el desastre, pero James prospera en esas situaciones. Sin siquiera hacer un drible, tiene la atención de los cinco defensores de los Rockets y cada uno de ellos observa cada uno de sus movimientos. Aguarda su momento, esperando que muestren sus cartas antes de hacer su movimiento.

Es un punto máximo que llega desde el largo tiempo que lleva James en la liga. Ha visto casi todas las defensas posibles en esta etapa de su carrera, hasta el punto en que puede diseccionar equipos sobre la marcha. La forma en que lo hace es como un videojuego. Si esta opción, esta otra o aquella no están disponibles, significa que otra sí lo está.

Lo que separa a James de los demás es que siempre parece estar un paso por delante de la defensa y también que, bueno, es uno de los mejores pasadores de la historia.

Otra cosa curiosa sobre esta posesión: James sabía que Green no podía permanecer en la pintura por más de tres segundos. Mide su movimiento perfectamente para que Green tenga que comprometerse con Caruso o salir de la pintura para evitar ser llamado por una violación de tres segundos. De cualquier manera, habría resultado en un lanzamiento de alto porcentaje para los Lakers: un triple abierto para Kuzma o una bandeja para Caruso.

Esto recuerda a un pase que James hizo en su última temporada con Cleveland Cavaliers. De hecho, aquí hay un análisis similar para mostrar cómo usa su genialidad para el básquet para destrozar equipos de una manera que nadie más en la liga puede hacerlo. Es algo que ha hecho innumerables veces antes, pero es fácil dar por sentada su grandeza cuando lo hemos visto hacerlo todas las noches durante tantos años.

Es una locura pensar que todavía lo estamos viendo hacer exactamente las mismas cosas tantos años después, en un equipo que tiene la oportunidad de ganarlo todo, nada menos. Este jueves (19 México, 21 Argentina, por NBA League Pass), intentará dar un paso más en las Semifinales del Oeste con el cuarto capítulo ante los Rockets.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Campazzo
¡Campazzo, oficialmente en los Nuggets!
Juan Estevez
Warriors
Previa de Warriors rumbo a la 2020-2021
Juan Estevez
Dinwiddie LeVert
¿Cómo encajan las piezas de los nuevos Nets?
Juan Estevez
zion williamson
Primeras actualizaciones en 2K21 Next-Gen
Nacho Losilla
Evan Turner
Turner, de regreso en Boston como asistente
Agustín Aboy
Luis Scola Manu Ginobili Andres Nocioni Rookies novatos
Así le fue a los rookies argentinos en la NBA
Agustín Aboy
Más noticias