);
NBA

LeBron James - Shaquille O'Neal y otras duplas que funcionaron menos de lo esperado en la historia de la NBA

Es semana de recordar grandes duplas en NBA.com. Mientras realizamos una encuesta en la que podés elegir al mejor dúo de todos los tiempos y nombramos a nuestra dupla subvalorada preferida, también traemos de nuevo en un viaje por la memoria a algunos combos de estrellas que no funcionaron tanto como sus nombres lo indican: de hecho, ninguno de estos tándems alcanzó una final de conferencia.

MÁS | ¿Cuáles son los dúos más subvalorados en la historia de la NBA?

LeBron James - Shaquille O'Neal: Cleveland Cavaliers (2009-2010)

LeBron James y Shaquille O'Neal. Dos nombres que para muchos integran el top 10 de los mejores jugadores de la historia del básquetbol y que, a abril de 2020, acumulan siete títulos de la NBA, cinco premios de MVP, siete MVP de las Finales, 31 presencias en el All-Star y 29 nominaciones a los quintetos All-NBA. Sin embargo, a la hora de ir por el éxito juntos, apenas pudieron superar una ronda de los Playoffs.

Es cierto, al llegar a Cleveland para la temporada 2009-2010 Shaq ya tenía 37 años y disputó esos Playoffs con 38, pero el ex jugador de Los Angeles Lakers había sido MVP del All-Star Game y miembro del tercer equipo All-NBA en la campaña anterior, en la que promedió 17,8 puntos y 8,4 rebotes por partido con los Phoenix Suns, disputando 75 de los 82 partidos de la fase regular.

Era un complemento que generaba ilusión a los fanáticos de LeBron, que acababa de ganar su primer premio de MVP, ser segundo en la votación del mejor jugador defensivo y ganar 66 partidos en temporada regular, pero había perdido por 4-2 en las Finales del Este ante el Orlando Magic de Dwight Howard. Shaq, adquirido a cambio de Ben Wallace, Sasha Pavlovic y un pick de segunda ronda, podía ser la pieza que le de batalla a Howard en los tableros en una hipotética revancha con el Magic mientras que LeBron se encargaba de todo el resto. "Vengo a darle un anillo al Rey", declaraba O'Neal.

Cleveland sabía que lograr un título, o al menos presentarse como un candidato serio, era la única forma de tentar a LeBron para quedarse en la franquicia antes de que James sea agente libre en el verano estadounidense del 2010. Todo marchó bien al principio, con los Cavs llegando al receso del All-Star con un récord de 43-11. Sin embargo, en un partido frente a Boston Celtics de fines de febrero O'Neal se lesionó la mano derecha y quedó fuera hasta los Playoffs. A pesar de eso, Cleveland ganó 61 partidos y terminó primero del Este, con James nuevamente elegido como MVP y miembro del quinteto defensivo ideal.

Con el regreso de Shaq, Cleveland superó a Chicago por 4-1 en la primera instancia, pero los Boston Celtics de Doc Rivers fueron mucho para James y O'Neal y, desperdiciando una ventaja de 2-1, quedaron eliminados al perder por 4-2. "Se que si hubiese estado completamente sano, hubiesemos ganado ese título" declaró Shaq tiempo después, pero la realidad es que tanto ese Boston como los Lakers finalmente campeones parecían equipos más sólidos. LeBron se fue a Miami Heat al terminar la temporada y Shaquille, en búsqueda de su último título, se incorporó a Boston Celtics.

LeBron promedió 29,7 puntos, 7,3 rebotes, 8,6 asistencias, 1,6 robos y un tapón en aquella campaña, mientras que Shaq generó 12 tantos, 6,7 rebotes, 1,5 asistencias y 1,2 tapones en apenas 23,4 minutos por partido.

Grant Hill - Tracy McGrady: Orlando Magic (2000-2004)

Una dupla verdaderamente detenida por las lesiones fue la de Grant Hill y Tracy McGrady en Orlando. Después de cuatro años con récords positivos pero sin aspiraciones verdaderas al título tras la partida de Shaquille O'Neal en 1996, la gerencia de Orlando Magic apostaba todo a un pleno en el mercado previo a la temporada 2000-2001. Tenían la posibilidad de firmar como agentes libres a Tim Duncan, una de las súperestrellas del momento, Grant Hill, All-NBA entre 1996 y 2000 y Tracy McGrady, un talento local de 21 años que era uno de los jugadores más prometedores de la liga.

Timmy-D, el premio mayor, se les escapó, pero los de Florida se hicieron con Hill y T-Mac, dos perimetrales de más de dos metros de estatura y un estilo muy vistoso. Sin embargo, apenas los disfrutaron juntos durante ¡47 partidos de temporada regular! Y no es que alguno se haya ido rápido, porque compartieron equipo durante cuatro temporadas. Lo que sucedió fue que las lesiones de tobillo comenzaron a destruir la carrera deportiva de Hill, hasta entonces uno de los jugadores más completos del mundo.

Hill, antes de firmar un contrato de siete años, se lesionó uno de sus tobillos en la última serie de Playoffs que disputó para Detroit Pistons y, mal diagnosticado, nunca se recuperó del todo. En la 2000-2001 sólo disputó cuatro partidos, mientras que McGrady se coronaba como el jugador de mayor progreso de la liga y llevaba al Magic a los Playoffs. Lo mismo ocurriría en la 2001-2002, con T-Mac siendo nombrado en el quinteto ideal de la liga y Hill disputando solamente 14 encuentros. En la 2002-2003 el alero pudo jugar un poco más: 29 partidos, pero volvió a faltar a los Playoffs y McGrady, el máximo anotador de la NBA en esa campaña (32,1 puntos por partido), volvió a ver a su equipo eliminado en la primera ronda de la postemporada.

El partido final de la dupla llegó el 16 de enero de 2003, pero recién se separaron como compañeros en junio de 2004, cuando McGrady fue traspasado a Houston Rockets luego de haber sido el máximo anotador de la liga una vez más en un equipo de Orlando que apenas ganó 21 partidos de temporada regular.

Hill promedió 15,1 puntos, 7,6 rebotes y 4,5 asistencias en estos 47 partidos junto a T-Mac, mientras que McGrady aportó un promedio de 28,1 tantos, 7 rebotes, 5,2 asistencias y 1,5 robos en sus cuatro años como compañero de equipo del luego jugador de Phoenix Suns.

Carmelo Anthony - Allen Iverson: Denver Nuggets (2006-2008)

Melo y The Answer. Dos de los jugadores con mayor capacidad anotadora de los últimos 20 años de la NBA. No por nada el alero promedia 23,6 puntos por partido en su carrera y el guardia unos 26,7 tantos por juego. Un tándem que podría haber causado sensación bajo el mando del entrenador George Karl, un fanático del ritmo alto de ataque, con posesiones cortas. Pero el combo de Iverson y Anthony no logró grandes éxitos y ni siquiera tuvo las páginas más gloriosas de Carmelo en la franquicia de Colorado.

AI3 llegó a los Nuggets en diciembre de 2006 traspasado desde Philadelphia 76ers, un día después de que Anthony haya sido suspendido por 15 partidos tras una pelea con los New York Knicks, por lo que su primer partido juntos recién llegó a fines de enero de 2007. En total compartieron casi dos años y dos postemporadas, pero apenas lograron ganar un partido en los Playoffs. En esa campaña 2006-2007 los Nuggets finalizaron con 45 victorias, pero un equipo mucho más sólido como San Antonio Spurs, campeón de esa temporada, les ganó 4-1 en una primera ronda en la que Anthony promedió 42 minutos por partido e Iverson 44.

Al año siguiente, en la única temporada completa de estos dos grandes anotadores como compañeros de equipo, Denver ganó 50 partidos en fase regular y, tras terminar octavo en una Conferencia Oeste muy pareja (el segundo, New Orleans Hornets, ganó 56 partidos), recibió un 4-0 de parte de Los Angeles Lakers. En noviembre de 2008 Iverson, ya con 33 años, sería traspasado a Detroit Pistons a cambio de Chauncey Billups y Antonio McDyess. Esos dos veteranos serían mucho más complementarios para Melo y, con ellos, los Nuggets alcanzarían por única vez las Finales de Conferencia, en la que llevaron a los Lakers hasta el sexto partido.

En la única temporada completa que compartieron, la 2007-2008, Anthony promedió 25,7 puntos, 7,4 rebotes, 3,4 asistencias y 1,3 robos, mientras que Iverson aportó 26,4 puntos, 7,1 asistencias, 3 rebotes y 2 robos.

MÁS | Revive el mejor partido de la carrera de Carmelo Anthony: 62 puntos frente a Charlotte

Vince Carter - Jason Kidd: New Jersey Nets (2004-2008)

New Jersey Nets, franquicia finalista de la NBA en las temporadas 2001-2002 y 2002-2003 y semifinalista del Este en la 2003-2004, fue el nuevo destino de Vince Carter en diciembre de 2004. Ese fue el regalo de Navidad para Vince, que llevaba dos temporadas sin clasificar a Playoffs en Toronto Raptors y quería irse de la franquicia canadiense, donde le faltaba un compañero de nivel estelar. En los Nets lo esperaba Jason Kidd, el base del momento, líder de la liga en asistencias en 2003 y 2004 y miembro del primer equipo All-NBA en la campaña previa a la llegada de VC.

New Jersey no tuvo que modificar nada de su núcleo principal para sumar a Carter, al que juntaron con Richard Jefferson, miembro de la selección olímpica de Estados Unidos de Atenas 2004. Sin embargo, el movimiento para incorporar a Vince, uno de los jugadores más populares del momento, no sirvió para recuperar el dominio que habían sabido tener en la Conferencia Este. De hecho en esa campaña 2004-2005 fueron eliminados por única vez en primera ronda del Este en las seis postemporadas que jugó Kidd en la franquicia, cayendo por 4-0 ante Miami Heat.

En la temporada siguiente mejoraron el récord llegando a las 49 victorias, pero tras eliminar a Indiana Pacers por 4-2, el Heat de Dwyane Wade y Shaquille O'Neal los volvió a sacar de los Playoffs, esta vez con un 4-1.

La temporada 2006-2007 fue la primera (ý única) de Carter y Kidd como compañeros de equipo siendo ambos All-Stars (aunque Kidd se perdió el All-Star Game por una lesión en la espalda), pero la gerencia de los Nets continuó sin reforzar el equipo y quedó demostrado que no alcanzaba con ellos dos, ya por encima de los 30 años (Kidd tenía 34 y Carter 30). Ganaron 41 partidos y terminaron sextos en el Este. Los Nets sorprendieron a Toronto Raptors por 4-2 en la primera ronda con Kidd promediando un triple-doble (14 puntos, 13,2 asistencias y 10 rebotes), pero en la instancia siguiente perderían por el mismo resultado con los Cleveland Cavaliers de un joven LeBron James.

Unas semanas después de comenzar la 2007-2008 Kidd reveló que, mediante su agente, había hablado con la gerencia de los Nets por un traspaso y finalmente en febrero de 2008 fue canjeado a Dallas Mavericks por dos primeras rondas de drafts futuros y varios jugadores. Carter, en soledad, no lograría clasificar a New Jersey a la postemporada y se marchó a Orlando Magic al concluir la temporada 2008-2009. Ya sin ocupar roles de estrellas, Vince finalmente llegó a las Finales del Este en 2010 mientras que J-Kidd logró consagrarse campeón de la NBA en 2011.

En las tres campañas de Playoffs que disputaron juntos, Carter promedió 26 puntos, 7 rebotes y 5,4 asistencias, mientras que Kidd sumó 13,9 puntos, 9,3 rebotes y 9,9 asistencias.

Dwyane Wade - Jimmy Butler: Chicago Bulls (2016-2017)

Cerramos este repaso con un caso más reciente de una dupla que también duró muy poco. La de Jimmy Butler y Dwyane Wade en los Chicago Bulls de la temporada 2016-2017. Tres años después, los fanáticos de la franquicia de Illinois no deben recordar con tan malos ojos aquella campaña: hasta el momento es la última en la que ganaron más de 30 partidos (41-41) y lograron clasificar a Playoffs.

Sin embargo fue una campaña tumultuosa que generó menos de lo prometido luego de haber incorporado a Dwyane Wade, que venía de ser All-Star en Miami en la temporada 2015-2016, a un equipo que tenía a Jimmy Butler, All-Star y miembro del segundo mejor quinteto defensivo en las dos campañas anteriores y miembro del equipo de Estados Unidos campeón olímpico en Rio 2016.

Chicago llegó al receso del All-Star con un balance negativo de 28 victorias y 29 derrotas y con rumores de una fractura interna en el equipo, luego de que Wade y Butler intercambien comentarios de manera indirecta con Rajon Rondo, otro veterano incorporado en ese receso previo a la temporada. Antes, los tres habían sido multados por comentarios a la prensa en los que criticaron a los jugadores más jóvenes del equipo.

En marzo la crisis se acrecentó, con Wade perdiéndose varios partidos por una fractura en uno de sus codos, y los Bulls llegaron a tener un récord de 33-38, aunque finalmente con ocho victorias en los últimos 11 encuentros redondearon un 41-41 peor que el balance de la campaña anterior (42-40) y clasificaron a Playoffs superando a Miami Heat en el desempate por el octavo lugar.

En la postemporada el potencial de la dupla parecía finalmente concretarse, empezando la serie contra Boston Celtics con dos victorias en Massachussets, pero finalmente los Bulls perderían los siguientes cuatro partidos, quedarían eliminados en primera ronda y ni Wade (rescindió su contrato), ni Butler (fue traspasado a Minnesota) continuaron en la franquicia.

Durante su estancia juntos, Butler promedió 23,9 puntos, 6,2 rebotes, 5,5 asistencias y 1,9 robos, mientras que Wade aportó 18,3 puntos, 4,5 rebotes, 3,8 asistencias y 1,4 robos.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Eboua
¿Una nueva joya para el Miami Heat?
Juan Estevez
klay-thompson-063019-ftr-getty.jpg
¿Qué pueden hacer los Warriors con la DPE?
Juan Estevez
marc gasol
Gasol: "Lo correcto era ir con los Lakers
Sergio Rabinal
Joel Embiid
Embiid: "Le debo un campeonato a Philadelphia"
Agustín Aboy
Hassan Whiteside
Whiteside, apuesta de Sacramento
Agustín Aboy
LeBron James Lakers
La Agencia Libre de Lakers vs. otros campeones
Agustín Aboy
Más noticias