);
Chicago Bulls

La llamada que LeBron James no le devolvió a Joakim Noah en el 2010

Julio de 2010. LeBron James anuncia que firmará con Miami Heat, sumándose a Dwyane Wade y Chris Bosh que habían declarado lo mismo unos días antes. La franquicia de Florida se llevaba los premios más grandes de un mercado que prometía cambiar la historia de la NBA y así lo hizo. El Heat no ganó cuatro campeonatos consecutivos como habían prometido, pero se llevó dos anillos (2012 y 2013) y jugó otras dos finales (2011 y 2014). Hegemónico en el Este en los cuatro años que duró aquel Big Three.

Ahora, esa hegemonía bien podría haberse dado en otra franquicia del Este que ya sabía mucho sobre dominar la liga: Chicago Bulls. La franquicia de Illinois tenía a unos jóvenes Derrick Rose y Joakim Noah siendo muy importantes y tenía espacio salarial para firmar a dos estrellas: apuntaban a James, a Wade, a Bosh. Terminaron con Carlos Boozer, que había promediado 19,5 puntos y 11,2 rebotes en Utah la campaña anterior pero en Chicago nunca logró volver a ser un All-Star. El intento grande había estado, eso sí.

Primero los ejecutivos de los Bulls se reunieron con el objetivo al que sentían menos posible: Dwyane Wade, escolta oriundo de la ciudad que había crecido viendo a Michael Jordan, pero que creían que estaba muy unido a Miami Heat según relata este artículo de Brian Windhorst en ESPN. Con Bosh y James si pensaban que tenían más oportunidades. Un quinteto con Rose, James, Luol Deng, Bosh y Noah sonaba tremendamente tentador. El problema es que Wade, James y Bosh, amigos, querían jugar juntos. Y Miami ya les había hablado sobre la posibilidad salarial de juntar a los tres.

MÁS | Larry Brown y su etapa como entrenador de New York Knicks: de ser el mejor pagado, al despido en menos de un año

Luego de que Pat Riley le cuente eso a Wade, el escolta le preguntó a la gente de los Bulls si ellos podían hacer eso. Tendrían que traspasar a Luol Deng para que sea una posibilidad (cuentan que hablaron con LA Clippers y Toronto Raptors sobre el traspaso del de Sudán del Sur), pero también tenían que convencer a la joya más preciada, James, que no compartía agente con Wade y Bosh.

Ahora, si para los All-Star era tentador jugar juntos, ¿deportivamente no era aún mejor sumarse a un equipo que también tenía a un joven como Rose y a un defensor de élite como Noah? ¿En un mercado enorme como Chicago? El problema, cuentan, fue que Rose prácticamente no se involucró en el proceso de reclutamiento. A los 21 años, al rookie del año de la 2008-2009 no le preocupaba demasiado todo eso y apenas filmó un video para la causa. Entonces el peso cayó en Noah, que ya conocía el trabajo de reclutamiento por su paso largo y triunfador en la Universidad de Florida, pero que no estaba ni cerca de tener el "star power" de D-Rose.

Encima de todo, Noah siempre fue alguien muy áspero dentro de la cancha, de jugar al límite del reglamento y mucho "trash talk". En un Chicago vs Cleveland de la temporada regular 2009-2010 tuvo una discusión con LeBron en cancha y, al encontrarse sus equipos en los Playoffs de esa misma campaña, hubo un "interesante" ida y vuelta entre ambos a través de los medios. De golpe, el francés tenía la tarea de poder convencer a James. ¿El resultado? Lo llamó por teléfono, pero el alero no contestó y nunca devolvió la llamada.

MÁS | Joakim Noah y una nueva oportunidad con los LA Clippers: "Sólo necesitaba un poco de esperanza"

Así es como a los Bulls se les terminó escapando la chance de formar un verdadero súper equipo y terminaron combatiendo contra el Miami del Big Three en las Finales del Este de 2011. Chicago, que tenía ventaja de localía por una mejor fase regular que tuvo a D-Rose de MVP y a Noah en el segundo mejor quinteto defensivo de la NBA, empezó ganando 1-0 pero terminó cayendo 4-1: las estrellas de Miami fueron demasiado para un equipo en el que solo Rose (23,5) promedió más de 18 puntos por partido durante la serie.

Al año siguiente ni siquiera hubo revancha: Chicago volvió a ganar más partidos que Miami (50 contra 46) pero fue eliminado en la primera ronda por Philadelphia 76ers tras sufrir la baja de Rose por la rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda. Al tacho la temporada y al tacho el futuro cercano de la franquicia. El rival más poderoso del Este para Miami en la era LeBron terminó siendo Indiana Pacers.

Noah sets the record straight 👀

Una publicación compartida por theScore (@thescore) el

Ahora Noah, que entonces había llamado al Heat de James como el "Team Hollywood" va a jugar en el verdadero Hollywood: el francés, ya todo un veterano de 35 años, se acaba de sumar como agente libre a LA Clippers en búsqueda de su primer anillo en la NBA. Posiblemente LeBron, ahora en Lakers, se vuelva a cruzar en su camino. Pero al menos Joakim dejó todo aclarado: "No odio a LeBron, solamente soy competitivo y el maldito nos ganó camino a los campeonatos durante años", afirmó Noah hace unos meses.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Jimmy Butler
Butler: "No estamos satisfechos"
Agustín Aboy
Jayson Tatum
Tatum y las oportunidades desaprovechadas
Agustín Aboy
Miami Heat
¡Miami es finalista! Le ganó 125-113 a Boston
Agustín Aboy
LeBron James Jimmy Butler Lakers Heat
El calendario de las Finales 2020
NBA.com Staff
Miami Heat, Jimmy Butler, Erik Spoelstra, Bam Adebayo
5 datos de la clasificación de Miami a las Finales
Leandro Fernández
Seattle Storm
Seattle de nuevo en las Finales de la WNBA
Agustín Aboy
Más noticias