);
Los Angeles Lakers

¿Cómo rindieron los fichajes de Los Angeles Lakers más allá de Anthony Davis? Análisis uno por uno

Cuando a mediados de junio del 2019 se reportó que Los Angeles Lakers habían llegado a un acuerdo con New Orleans Pelicans por el traspaso de Anthony Davis, el equipo angelino instantáneamente volvió al lote de grandes candidatos al título de la NBA, un espacio al que no pertenecía hace varias temporadas. De hecho, desde el 28 de abril de 2013 que no juegan un partido de Playoffs, hace más de siete años.

Lo otro que se pensó, viendo como los angelinos entregaban a Brandon Ingram, Lonzo Ball, Josh Hart, Moritz Wagner e Isaac Bonga por Davis fue: ¿cómo van a completar el plantel? Intentaron fichar a Kawhi Leonard, pero el MVP de las últimas Finales prefirió marcharse al otro equipo de la ciudad, los LA Clippers. Entonces fueron por veteranos que ya estén listos para colaborar en la búsqueda de un título, pero no había ningún gran nombre persiguiendo un anillo (O si, DeMarcus Cousins, pero este se lesionó tras firmar contrato) y debieron armarse de jugadores secundarios.

MÁS | Los 10 tiros más importantes que han marcado la temporada 2019-2020 de la NBA

La gerencia encabezada por Rob Pelinka fichó a Danny Green, Dwight Howard, Avery Bradley, Quinn Cook, Jared Dudley y Troy Daniels, además de renovar a Rajon Rondo, Kentavious Caldwell-Pope, JaVale McGee y Alex Caruso. Ya adentrada en la temporada incorporó a Markieff Morris y Dion Waiters. Y ahí están, al tope de la Conferencia Oeste con récord de 49-14 y una ventaja de cinco triunfos sobre LA Clippers. La 2019-2020 tiene buenas posibilidades de ser un éxito para LeBron y compañía.

¿Pero cuánta influencia tienen los movimientos hechos por los directivos de los Lakers para completar el plantel? ¿Con quiénes acertaron y con quiénes fallaron? Analizamos uno por uno.

MÁS | Zapatillas NBA: los mejores diseños que utilizó LeBron James en la 2019-2020

Aprobados

Danny Green

Siempre como jugador de rol pero con ya casi nueve años siendo titular fijo, Danny Green ha construido una carrera en la NBA que a más de uno le gustaría tener. El escolta que surgió a la fama en San Antonio Spurs durante las Finales de 2013 (récord de triples) y 2014 (campeón) reafirmó de lo que está hecho en su paso por Toronto Raptors, donde volvió a llegar a la cima siendo una pieza defensiva de alto valor y una amenaza constante con su tiro exterior (45,5% en triples en la fase regular).

Los Lakers, una vez que vieron que no podrían agregar a Kawhi Leonard a su dupla de LeBron & AD, no dudaron ni un segundo en tratar de fichar a Green y se hicieron de sus servicios a cambio de un contrato alto: 30 millones por dos años. La importancia del neoyorquino para el planteo de Vogel, apoyado en una defensa de elite, era alta. Y semejante movimiento está dando dividendos.

El Green de los Lakers sigue siendo un excelente defensor y, sin tener la puntería de otros años (varios en los que estuvo por encima del 41,5% de acierto) es junto a Kentavious Caldwell-Pope una de las pocas amenazas reales con las que cuentan los Lakers a la hora de los triples. Danny promedia 8,2 puntos, 3,4 rebotes, 1,4 asistencias, 1,2 robos y 0,5 tapones en 25,1 minutos por juego, siempre como titular. Además, ni rastros de problemas físicos: apenas faltó a dos encuentros de los 63 disputados. Junto a Davis y James, Green es un indiscutido del quinteto titular de los angelinos.

MÁS | Cinco historias de Los Angeles Lakers en la temporada 2019-2020

Dwight Howard

Dwight Howard no es solamente la gran revelación de los Lakers: es una de las mayores sorpresas de la NBA en la 2019-2020. El pivote que supo ser una súperestrella años atrás, llevando a Orlando Magic a las Finales de 2009 y finalizando cuatro veces consecutivas en el top 5 de la votación del premio MVP, había quedado prácticamente fuera de la NBA tras pasar por equipos flojos como Atlanta, Charlotte y Washington. Su temporada 2018-2019 apenas había consistido de nueve partidos.

Los Lakers le terminaron dando la chance de una prueba ante la lesión sufrida por DeMarcus Cousins apenas días después de que el ex Golden State Warriors firme con el "Lakeshow" y Howard no la desaprovechó: a los 34 años finalmente está demostrando que puede adaptarse a un rol secundario y se está luciendo con lo que mejor sabe hacer, que es defender en la pintura.

"Superman" promedia 7,5 puntos, 7,4 rebotes y 1,2 tapones en 19,2 minutos por partido con un 73% de campo: limitado al trabajo sucio, se esmera para hacerlo a la perfección. Su imagen es mejor que la del All-Star que pasó por los Lakers en la 2012-2013, el comienzo de la debacle de ese Howard estrella que vestía el número 12, y parte del éxito defensivo del equipo angelino se explica por lo bien que lo hace Dwight cada vez que ingresa a la cancha.

Jared Dudley

Con 34 años, Jared Dudley es el jugador más veterano de los Lakers después de LeBron y el rol para el que lo buscaron fue precisamente ese: el ex Brooklyn Nets se hizo una gran reputación de líder en los vestuarios y de buen ejemplo para los jóvenes, además de ser un tipo que no tiene ningun reparo cuando en los Playoffs se necesita a un jugador "rudo" dentro de la cancha.

Desde afuera, Dudley parece estar cumpliendo: tiene poco tiempo en cancha (jugó 40 partidos, uno como titular, pero apenas promedia 7,8 minutos) y no genera demasiado (1,5 puntos y 1,1 rebotes), pero varios de sus compañeros, como Alex Caruso, han hablado maravillas de su importancia en el plantel.

En deuda

Avery Bradley

Después de las incorporaciones de Davis y Green, la de Bradley fue la de mayor cartel que hicieron los Lakers y la más cara: le firmaron un contrato de 10 millones por dos años al ex jugador de Memphis Grizzlies.

A ver, no se puede decir que lo de Bradley ha sido un fracaso, pero si que parece poder dar un poco más por la imagen que supo tener por ejemplo en Boston Celtics hace un puñado de temporadas. Su nivel defensivo no es ni siquiera de lo mejor de los Lakers, más allá de que cumpla, y en ataque es muy irregular y no representa una amenaza para las defensas rivales, excepto en casos aislados como el partido en el que le anotó 24 puntos a LA Clippers con 6-12 en triples. En el juego anterior a ese apenas había terminado con dos puntos frente a Milwaukee, lanzando 0-5 de campo.

Su titularidad por sobre Kentavious Caldwell-Pope se explica por la mayor compatibilidad de KCP jugando al lado de Rondo en la segunda unidad: una media-cancha con Rondo y Bradley ya es algo que evitaba Brad Stevens en Boston años atrás. Avery promedia 8,6 puntos, 2,3 rebotes y 1,3 asistencias en 24,2 minutos por partido en la 2019-2020 y está entre los jugadores con peor rating ofensivo y defensivo del plantel. Probablemente seguirá como titular, pero es el punto débil del quinteto de Vogel.

Quinn Cook

El de Quinn Cook era un nombre que pasó debajo del radar en los movimientos previos a la temporada pero que podía darle buenos dividendos al equipo de Frank Vogel. El joven guardia había estado a la altura en los últimos dos años en Golden State Warriors, un equipo de primer nivel en el que formaba parte de la rotación de Playoffs, con sus buenos atributos como tirador destacándolo. Los Lakers precisaban eso y lo ficharon por dos años a cambio de seis millones de dólares.

Sin embargo, Cook fue otro jugador más que quedó enterrado en el banco de suplentes, en gran parte por como Alex Caruso, mucho mejor defensor, le sacó su lugar de relevo en la media cancha. Cook promedia 4,8 puntos (37,9% en triples) y 1,1 asistencias en sus 10,8 minutos por partido habiendo actuado en 38 encuentros: desde mediados de diciembre son más los juegos en los que no ingresó que los partidos en los que tuvo acción. Si Dion Waiters está en buena forma, no debería extrañar que le saque el lugar.

Troy Daniels

No se esperaba demasiado de Daniels, pero podía ser un recurso mucho más interesante de lo que fue. El escolta que venía de promediar 7,9 puntos en las últimas dos temporadas en Phoenix con un 39,4% en triples era un tirador más para poner alrededor de LeBron, pero sus flaquezas defensivas y la unidimensionalidad de su juego lo dejaron sentado en el banco mayoritariamente.

Daniels jugó 41 partidos, promediando 11,1 minutos por encuentro, y aportó 4,2 puntos y 1,1 rebotes. Desde el perímetro tuvo su temporada más floja hasta la fecha: un 35% de acierto, alejándose de sus estándares de gran tirador. En el mes de febrero pasó a no jugar prácticamente y terminó rescindiendo su contrato para marcharse a Denver Nuggets, donde también la tendrá complicada para ser parte de la rotación.

Markieff Morris

El último fichaje de los Lakers al que pudimos ver en cancha fue a Markieff Morris (ya que Dion Waiters no llegó a hacer su debut debido a la interrupción de la liga). El alero llegó a fines de febrero después de arreglar la rescisión de su contrato con Detroit Pistons y alcanzó a jugar ocho partidos, promediando 14,8 minutos por encuentro.

Lo visto de Morris no fue demasiado destacado. El alero estuvo peleado con el aro (38% de campo y 28% en triples) y no le dio un plus a una defensa que ya era buena de por sí. Quedó con un promedio de 4,8 puntos y 3,3 rebotes por juego y un netrating de 12.4 comparando sus posesiones en cancha con el funcionamiento de los Lakers sin él.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Draft 2019 Hero Silver
10 preguntas y respuestas para entender el Draft
Juan Estevez
LeBron James
🎥 Mejores volcadas de LeBron en Disney
NBA.com Staff
Kevin Willis, Robert Parish y Vince Carter
Los jugadores de mayor edad en la historia NBA
Carlos Herrera Luyando
VanVleet
Cinco posibles destinos para Fred VanVleet
Juan Estevez
lebron james luka doncic 2k21
Los ratings de las estrellas en el 2K21
Nacho Losilla
Andre Drummond
Drummond y las dudas rumbo a la Agencia Libre
Leandro Fernández
Más noticias