);
Los Angeles Lakers

TJ Warren y otra noche en estado de gracia con Indiana Pacers: 39 puntos, cierre letal y victoria ante Los Angeles Lakers

En la previa del duelo, todos los ojos estaban sobre LeBron James, quien hizo su regreso con Los Angeles Lakers después de perderse un partido por una molestia muscular. Sin embargo, no hay dudas que todos los focos en este reinicio de la NBA a la hora de hablar del jugador con mejor rendimiento deberían estar sobre TJ Warren, quien está haciendo de los Indiana Pacers un verdadero peligro a partir de su explosión. Basta con preguntarle al mejor equipo del Oeste tras una nueva función del jugador más caliente en Walt Disney World.

Más | La NBA anunció los finalistas para los premios individuales a los mejores de la temporada 2019-2020

El alero las hizo todas y, sobre todo, hizo mucho ruido a la hora de definir lo que fue la cuarta victoria en cinco presentaciones de su equipo, con una ráfaga de siete puntos en el último minuto y medio de acción, incluido un triple que fue la daga para sentenciar el 116-111 ante los Lakers, que tuvieron algunas señales positivas en relación al flojo rendimiento previo, pero acumularon su tercera caída consecutiva en Orlando (récord de 51-18).

Los Pacers, por su parte, mejoraron su registro a 43-27 y golpean la puerta de Miami Heat (43-26) en busca del 4° lugar del Este. Curiosamente, el conjunto de Erik Spoelstra será el rival de los de McMillan en dos de los tres encuentros que le quedan, siendo el próximo de ellos el lunes. Ese mismo día, los Lakers se las verán frente a Denver.

A continuación, algunas observaciones del partido:

  • Lo de TJ Warren no deja de sorprender en Disney: terminó con ¡39 puntos! en otra noche súper efectiva, con 10-14 dobles, 5-8 triples y 4-4 libres. Además, sumó 5 rebotes y una asistencia en 37 minutos. Anotó 18 puntos en el primer cuarto y luego lo liquidó con esa ráfaga del final. Una verdadera bestialidad que, a esta altura, no es casualidad: está promediando 34,8 puntos, 60,5% campo (55,5% triples) y 6,6 recobres en estos cinco partidos, todos por encima de los 30 a excepción de la única caída (frente a Phoenix) y con los 53 del debut frente a Philadelphia. Descomunal.
  • LeBron James volvió después de un encuentro afuera y levantó su nivel, una buena señal para los Lakers. Venía promediando 19,3 puntos (42% de campo), 10,0 rebotes y 6,3 asistencias, pero terminó ante los Pacers con 31 unidades (13-24 campo), 8 recobres y 7 asistencias. Todo un contraste con un Anthony Davis que no encuentra regularidad: apenas 8 tantos y 8 recobres, con 3-14 campo. Es su segundo partido en Disney anotando apenas un dígito, y el cuarto por debajo de los 20. ¿Casualidad de los seeding games o una tendencia a tener en cuenta rumbo a los Playoffs?
  • Señal de recuperación de los Lakers en torno a sus triples: cerraron con 13 de 39, un 33,3% de acierto. Nada del otro mundo, pero muchísimo mejor que el pobre 23,4% de acierto (7,4 anotados) que traían hasta esta noche. En este aspecto fue clave la explosión de Quinn Cook desde el banco: 21 puntos y 5-9 a distancia.
  • La pareja entre Victor Oladipo y Malcolm Brogdon empieza a funcionar para los Pacers: 22 puntos, 7 rebotes y 5 asistencias para un Dipo cada vez más agresivo y seguro con su físico; 24+5+6 para el base. ¿Para mejorar? Las 11 pérdidas acumuladas entre sí.

Así fueron todas las actualizaciones del encuentro en vivo.

ESTADÍSTICAS | JUGADAS

Caruso, desde el inicio

En la previa del encuentro, Frank Vogel informó que Danny Green, por un dolor en la cadera, será el único jugador de los Lakers que no estará disponible para el encuentro de esta noche, y que su lugar en la formación inicial lo ocupará Alex Caruso. Interesante prueba desde el inicio junto a LeBron, Caldwell-Pope, Davis y McGee.

Caruso no jugó ante los Rockets, y viene de promediar 7,0 puntos (11,1% triples), 2,5 rebotes y 3,3 asistencias en 24,0 minutos en los cuatro encuentros previos.

TJ Warren y un comienzo a toda marcha

Todos están hablando del estado de forma de TJ Warren en este reinicio de la temporada. Y vaya si hay motivos para hacerlo. El inicio del partido fue todo del alero de los Pacers, que después del primer intercambio de golpes entre ambos equipos, tomó la responsabilidad y empezó a destrozar a la defensa de los Lakers: ráfaga de 18-4 de los de McMillan, ¡16 de esos puntos de Warren!

Como si fuera poco, Jakarr Sampson se llevó los aplausos enterrando dos balones seguidos al corregir dos lanzamientos fallados. Explosión total de sus compañeros y ventaja que tocó los 15 (32-17). El reingreso de LeBron fue la luz que impidió que la desventaja de LA fuera mayor: 34-24.

Reacción de la mano del Rey

El final del primer cuarto fue un presagio del segundo, porque James acomodó por completo a los Lakers: modo agresivo y 11 puntos (5-6) para comandar a un equipo que fluyó como pocas veces (o como nunca) en lo que va de este reinicio. No es casualidad que una buena razón haya sido que se le abrió el aro a distancia: 5-10 triples en el cuarto, con un perfecto 3-3 de un Quinn Cook clave (11 tantos) e impulsor de un banco que ofreció soluciones (21 puntos).

Los Lakers fueron otro equipo, mucho más comprometido en defensa, generando 7 pérdidas que les dieron 13 puntos. Sólo la reacción del final de Oladipo evitó que los Pacers sufrieran más. Todo para los de California, que se pusieron 59-54.

Indiana retomó el control

Parece que el partido cambia de mando de acuerdo el cuarto. Esta vez le tocó imponerse a unos Pacers que recuperaron su defensa y encontraron su juego ofensivo nuevamente, con mejor circulación de balón y un Warren que volvió a involucrarse tras no ser factor en el segundo cuarto. El alero sumó 9 tantos en el parcial, y estuvo bien acompañado por un Oladipo cada vez más protagonista, más un genial ingreso de Bitadze, sumando 7 tantos pero, sobre todo, una buena presencia defensiva.

Los de McMillan entraron el último parcial con ventaja de 87-81.

Warren, el dueño del final

Los de California se recuperaron en el inicio del último parcial, y con una ráfaga de 13-3 retomaron el control (94-90), hasta que Warren siguió haciendo lo que Warren hace en este campus: doble fácil, triple tras tomar un rebote ofensivo y ventaja para los de McMillan a poco más de 6 minutos del cierre (100-97).

Por supuesto que con un desarrollo así el partido llegó posesión a posesión hasta el final, con las estrellas apareciendo en su máxima versión. Y niguna brillando más que Warren, quien tomó por completo el final: gran doble por encima de una intensa marca de Anthony Davis, flotadora en la pintura y un triple ante la marca del propio AD para un 114-108 a 9,9 segundos del cierre que terminó liquidando la historia.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Rotaciones
Las rotaciones de los 30 equipos para la 2020-2021
Juan Estevez
steph-klay-ftr.jpg
Curry sobre Thompson: "Puede volver más fuerte"
Sergio Rabinal
ricky rubio
Ricky y los Wolves: "Creo que puedo encajar"
Sergio Rabinal
Trey Burke Juancho Hernangomez Jakob Poeltl
5 fichajes infravalorados de la Agencia Libre 2020
Agustín Aboy
Harrell
Harrell, nuevo Laker y dolido por los Clippers
Agustín Aboy
demarcus cousins
¡Cousins a Houston!
Agustín Aboy
Más noticias