);
Los Angeles Lakers

LeBron James aceleró en el final y le dio el triunfo a Los Angeles Lakers ante Memphis Grizzlies

Durante tres cuartos y a pesar de las múltiples bajas en su plantel, incluyendo figuras como Ja Morant y Jaren Jackson Jr, los Memphis Grizzlies le dieron batalla a los campeones Los Angeles Lakers, entrenado a los 12 minutos finales abajo por apenas dos: 77-75. Sin embargo, de la mano de un gran cierre de LeBron James, los angelinos se quedaron con el último parcial por 31-19 y se encaminaron a una victoria que quedó en sus manos por 108-94. Tercer triunfo en fila para los de Frank Vogel.

LeBron se hizo cargo de romper ese cierre apretado y sumó 13 puntos en el último cuarto, ayudado por 6 tantos de Anthony Davis y un gran trabajo defensivo en general: Memphis apenas lanzó 8-21 de campo en ese período y acumuló 5 balones perdidos. James fue la figura de la noche y el máximo anotador: terminó con 22 puntos, 13 rebotes y 8 asistencias, lanzando un 9-16 de campo. Cuando él aceleró, se acabó el partido.

En los Lakers hubo otros cinco jugadores en doble dígito. Uno de ellos fue Davis con 17 puntos, aunque estuvo lejos de su nivel habitual, lanzando 6-15 de campo y sufriendo ante la marca de los potentes pivotes de Memphis. Entre los titulares, también hubo 11 unidades tanto para Kyle Kuzma como para Dennis Schroder, aunque este último con un 4-13 de campo.

Además, la banca de Vogel trajo respuestas muy interesantes. Sobre todo de la mano de Montrezl Harrell (16 puntos y 9 rebotes) y Wesley Matthews (14 puntos, 4-6 en triples), quienes se combinaron para un 12-18 de campo. Hubo también 7 unidades de Talen Horton-Tucker, quien comenzó muy bien el encuentro, pero fue perdiendo eficacia con el correr del mismo.

Debido a la baja de Kentavious Caldwell-Pope, los Lakers abrieron con un quinteto que solo había jugado 10 posesiones previas en esta campaña. Una formación enorme con LeBron James, Dennis Schroder, Kyle Kuzma, Anthony Davis y Marc Gasol. A pesar de toda esa potencia junta, Memphis terminó ganando por la mínima la batalla en los tableros (50-49), como así también la de los puntos en la pintura (52-48).

El problema de los Grizzlies, más allá de esa buena producción interior, fue el mismo de tantas veces: la falta de poder de fuego y tiro externo (9-33). Algo que se ha visto completamente potenciado por sus ausencias y que aunque fue escondido durante tres cuartos, terminó dejándolos sin combustible para el último. De hecho, ningún jugador de Memphis logró pasar de los 18 puntos, cifra a la que llegó Kyle Anderson, mientras que nadie más anotó por encima de los 14.

Un punto positivo dentro de la derrota de los de Jenkins pasó por el rendimiento de sus dos novatos. Desmond Bane sigue dejando muy buenas sensaciones y aportó 13 puntos desde la segunda unidad, con un 3-4 en triples, mientras que Xavier Tillman jugó muy bien en su primer partido NBA: 6 puntos y 6 rebotes en 17 minutos, con un perfecto 3-3 de cancha.

Los Grizzlies tienen muy buenas piezas complementarias, pero mientras sigan jugando sin sus hombres desequilibrantes, todo se les hará demasiado cuesta arriba. Especialmente si del otro lado juega un tal LeBron James.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Brooklyn Nets
La mutación de los Nets que terminó en un Big 3
Leandro Fernández
Curry
Curry, crítico: "Podemos hacerlo mejor"
Sergio Rabinal
SIMMONS
Simmons, clave: "Nos lleva a un nivel diferente"
Sergio Rabinal
Doncic
El diario de Doncic: Duelo ante Giannis
Sergio Rabinal
Jayson Tatum
Protocolo de salud y seguridad: lista de jugadores
Juan Estevez
Sabonis, Brogdon
Sabonis y Brogdon, demasiado para Blazers
Sergio Rabinal
Más noticias