);
Brooklyn Nets

Los nuevos Brooklyn Nets: cómo será el rol de los jugadores que brillaron la temporada pasada

#Levert Dinwiddie

Los Brooklyn Nets hicieron sonar la campana a inicios de julio. En el mismo día firmaron a Kevin Durant y Kyrie Irving. Además, sumaron a DeAndre Jordan y a Garrett Temple pocas horas después. Un verano espectacular y una plantilla con la que competirán por el Este.

Sin Durant por lesión, las miras apuntan a la 2020-2021. Pero, ¿y esta temporada? ¿Qué pasará con los talentos que despertaron en Brooklyn la temporada pasada?

Velocidad de crucero

El proyecto pasa de tener como referencia a D'Angelo Russell, un All-Star primerizo de 23 años, a Irving y Durant. La diferencia es abismal. Todo esto acelera la situación. El anillo será demanda obligatoria en cuanto regrese Durant.

Para esta temporada el reto es unir las piezas, encajar a Kyrie, a los veteranos que han llegado y seguir desarrollando a los jóvenes. Trabajo importante el que tendrán Kenny Atkinson y su staff técnico. Deben sentar las bases para la vuelta de Durant, ensamblar la química y, por supuesto, competir en el Este y llegar lo más lejos posible en Playoffs.

La sorpresas de Brooklyn

Cinco jugadores que continúan en los Nets tras un verano muy movido vivieron la temporada 2018/2019 como una muy positiva. Cinco jugadores que tendrán un mayor peso mediático sobre sus hombros este curso, expectativas más altas y competencia feroz. La historia de la sorpresa, de la aparición inesperada cuando no hay nada que perder ya no sirve. Toca dar la cara en Brooklyn.

Jarrett Allen

Ni siquiera ha cumplido 22 años (abril de 2020) y Allen ya es considerado uno de los mejores pivotes defensidos de la NBA. Esta pasada temporada impresionó con sus tapones a LeBron, Griffin o Antetokounmpo. Tras dominar la Summer League, un patio de colegio para él, huele a temporada de explosión.

En su caso el mayor reto es doble. Por un lado las faltas y ciertos emparejamientos. En Playoffs vimos esa juventud de Allen, esa falta de experiencia y picardía de la que tan bien se aprovechó Embiid. Tiene que aprovechar ese tramo de experiencia que fueron los Playoffs para remediar esos fallos esta misma campaña.

Por otro lado, la presencia de DeAndre Jordan. Si bien es cierto que el veterano no es lo que era, es más pesado que Allen y ha peleado en escenarios más complicados. Ante unos Sixers con Embiid es posible que Jordan sea titular. Todo dependerá del aprendizaje de Jarrett y de la jerarquía de Jordan en el vestuario.

No olvidemos que el ex de Clippers llega con su futuro asegurado (4 años de contrato) y como mediador para la llegada de Durant, uno de sus mejores amigos. Debería aceptar el rol que le propongan. Básicamente Atkinson debe apostar por un DeAndre fuera de su prime o un Allen cuya mejor versión está aún lejos.

Lo más lógico sería alternarlos en función del rival y del contexto, Allen no debería ver muy afectados los más de 26 minutos que promedió por encuentro. Sorprende en la plantilla la ausencia de un tercer pivote en caso de lesiones.

Caris LeVert

Si la presencia de Allen no es 100% segura como titular durante toda la temporada, la de LeVert debería. Kyrie Irving es el único titular indiscutible y, tanto por estilo de los Nets como por salud ofensiva, insertar un segundo generador de juego a su lado sería lo más inteligente.

LeVert comenzó la pasada temporada a un ritmo altísimo. Sorprendió siendo el líder y la referencia ofensiva con más de 18 puntos de promedio en los primeros 14 encuentros hasta que una fractura grave parecía cortar su temporada.

Sorprendió más aún y regresó antes de lo esperado. Rápidamente volvió a su ritmo ritmo y en Playoffs, en tiempo limitado, ejerció de sexto hombre. Su producción fue espectacular pese al cuentagotas que le puso Atkinson y fue el mejor jugador de Brooklyn. Se fue hasta los 21 puntos por partido, con casi 5 rebotes y 3 asistencias, además de un 46% en triples.

Este mismo verano es elegible para renovar su contrato, si no será restringido el próximo. A sus 24 años demuestra calidad ofensiva, buena visión de juego, trabajo defensivo y talento para aparecer cuando el equipo más lo necesita.

Las lesiones siempre han estropeado su carrera. Si la salud le respeta, LeVert debería ver incrementados sus 26,6 minutos por encuentro y por ende los tiros que realice.

Joe Harris

Al lado de la dupla Irving-LeVert y con un pívot referencia (Allen/Jordan) incluir tiro exterior es obligatorio. El estilo de los Nets es muy vertical. Buscan el aro tras un bloqueo y continuación y Harris se verá muy beneficiado del espacio que genere Kyrie en sus penetraciones.

Con un 47,4% en triples lanzando 5,1 por encuentro, Joe Harris fue uno de los mejores triplistas de la pasada temporada, aunque en Playoffs estuvo negado con un 4 de 21 (19%). Ha mejorado mucho en sus años en Brooklyn y un defensor y penetrador infravalorado.

Complemento perfecto al lado de estrellas. Además termina contrato el próximo verano y podría ingresar más dinero que nunca. Toca hacer una buena temporada.

Spencer Dinwiddie

El único de la lista que sabemos no será titular. El rol de Dinwiddie es el de sexto hombre y será uno de los tres jugadores del equipo que más balón tenga, junto a Kyrie y LeVert. Su capacidad como anotador solo es frenada por la inconsistencia con el tiro. Capaz de lo mejor una noche, de salvar el partido y meter el tiro para ganar, como de no meter ni una al próximo juego.

Tener a Spencer como relevo de Irving y LeVert es un auténtico lujo. Ya la pasada temporada fue de los mejores sextos hombres con 16,8 puntos y 4,6 asistencias desde el banco en 28,1 minutos.

Renovado la pasada temporada, Dinwiddie tiene una gran oportunidad de ganar el premio a Mejor Sexto Hombre del Año. Irving suele perderse una decena de partidos toda la temporada y el estilo de Brooklyn favorece su juego.

Rodions Kurucs

El puesto de cuatro titular dio dolor de cabeza a Atkinson la temporada pasada. Dudley, Hollis-Jefferson, Carroll... Hasta Rodions. El joven letón dejó muy buenas sensaciones gracias a su defensa y su habilidad para jugar sin balón.

Es cierto que tiene que mejorar su acierto desde el exterior si quiere conservar o pelear por el puesto que resta en el quinteto titular. En su año rookie se quedó en un 31,5% y competirán con él Wilson Chandler (37% último año) o Taurean Prince (39%), dos tiradores consolidados.

Kurucs es el molde ideal para construir un 3&D de élite. Atlético, alto, versátil, joven, sabe jugar sin balón, buena técnica de tiro, mentalidad trabajadora... Tiene más competencia pero también más rodaje que el año pasado. Típico jugador que cada semana mejora. Debería, como mínimo, mantenerse en los 20 minutos de promedio de la pasada temporada.

Además de la marcha de Russell, veteranos importantes como Jared Dudley, DeMarre Carroll, Ed Davis, Rondae Hollis-Jefferson y Allen Crabbe salen del equipo en verano. Llegan, además de Irving y Durant, Jordan, Chandler, Prince y David Nwaba.

La rotación cambiará, el reparto de minutos será diferente y es muy posible que veamos cambios durante la temporada. Atkinson tiene que ajustar y hacer funcionar a un equipo que tiene sus bases, su estilo y una idea muy clara, aunque con media plantilla nueva.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Lavine
Golpe de Bulls ante Clippers con un gran LaVine
Juan Estevez
Butler
Miami sobrevivió al aluvión de Dallas
Juan Estevez
Luka
Lo que se sabe de la lesión de Luka
Juan Estevez
Rubio
Rubio y Patty se van maravillados con México
Carlos Herrera Luyando
Mills
Patty Mills, el último Spur
Juan Estevez
Suns vs. Spurs
Mills incendió a México en victoria de Spurs
Carlos Herrera Luyando
Más noticias