);
Regreso NBA

Los Phoenix Suns disponen de un quinteto titular de élite, ¿suficiente para ganar en Orlando?

Talking Stick Resort Arena, 23 de octubre de 2019. Los Phoenix Suns abren la temporada en casa con una arrolladora victoria ante uno de los equipos jóvenes con mayores expectativas de Playoffs, los Sacramento Kings. Un 124-95 liderado por los 22 puntos y 10 asistencias de Devin Booker, y los 18 puntos, 11 rebotes y 4 tapones de Deandre Ayton.

Ese 23 de octubre, el primer encuentro de la temporada, es el único de toda la 2019-2020 en el que los Suns han tenido a toda su plantilla sana.

MÁS | Sacramento Kings y las razones del gran momento que vivían antes de la interrupción de la NBA

La sanción de Ayton, los problemas físicos de Aron Baynes en el mejor momento de su carrera, la espalda de Ricky Rubio, la cadera de Cam Johnson, la fractura por estrés para Frank Kaminsky o el menisco de Kelly Oubre. Las lesiones han diezmado la rotación de un equipo que comenzó la temporada como revelación y la termina -a falta de milagro en Orlando- como acostumbra, con muchas derrotas.

Los Suns muestran progreso en el primer año de Monty Williams. Una idea de juego clara, un sistema que seguir y jugadores beneficiados por ello. Booker, más maduro y eficiente, alcanzó el All-Star tras un sobresaliente rendimiento. Incluso Oubre explotó en su mejor año en números. Hasta con las dudas que todavía genera Ayton el equipo creció. Y la clave principal es que Monty da con la tecla.

Las pruebas de Monty Williams

El verano de 2019 tenía como tareas principales encontrar el base y el ala pivote titular del equipo de Arizona. El primer hueco se completó con Rubio en un contrato de tres años. Hay base en el Desierto, uno que además ha funcionado. Para el puesto de cuatro la primera apuesta fue Dario Saric, que si bien termina con aportación en positivo ha sufrido una montaña rusa con sus salidas y entradas de la rotación.

Sin Ayton primero, luego sin Baynes y en ocasiones sin ambos. Y sin Kaminsky en el banquillo más tarde, Williams tenía un trabajo duro a la hora de repartir minutos y equilibrar la rotación. Hasta que el 23 de diciembre Mikal Bridges cerró un buen encuentro con su habitual defensa y 12 puntos (2/4 en triples) contra Denver. Monty empezó a darle más tiempo al jugador de segundo año.

Bridges tuvo más minutos y en los siguientes 17 partidos, con dos titularidades, promedió 8,9 puntos, 3,7 rebotes, 1,6 asistencias y 1,5 robos con un 36% en triples en 28,5 minutos. Para el siguiente encuentro, en Dallas contra los Mavs, Monty puso a Bridges como titular el 28 de enero.

Es ese 28 de enero cuando arranca, aunque sea por pocos encuentros, el quinteto titular que mejores resultados ha dado a los Suns. Las victorias tampoco llegaban debido a un banquillo desierto, pero desde ese partido en Dallas Monty tiene claro cuál es el quinteto titular de Phoenix: Ricky, Booker, Bridges, Oubre y Ayton.

El quinteto de cuatro y uno de Phoenix Suns

Ricky, Booker, Oubre y Ayton son indiscutibles en el quinteto titular, por mucho que el rol de sexto hombre parezca el ideal para un jugador que mira tan poco el pase como Kelly. Primero Monty probó con Saric, incluso con Kaminsky, hasta incluir al joven exterior formado en la universidad de Villanova.

Esa unidad ha sido la segunda más usada por Williams de entre los 15 diferentes quintetos titulares de la temporada. Hay un abanico tan amplio de alineaciones titulares por las lesiones, a la vez que este quinteto titular definitivo apenas ha podido disputar 9 partidos, y ni siquiera consecutivos.

Si englobamos los quintetos de Monty que más minutos han recibido, este Ricky-Booker-Bridges-Oubre-Ayton se encuentra en segundo lugar con 226 minutos y récord de 10-11 en los 21 partidos que han tenido tramos juntos sobre el parquet. Y ahí son con diferencia el quinteto que mejores resultados ha dado al equipo.

Pero es que el éxito de esta unidad es tal que incluso figura entre las mejores alineaciones de cinco hombres de la NBA en la 2019-2020. Con un mínimo de 150 minutos y 20 partidos disputados, por aplicar unos filtros que aporten suficiente volumen a la muestra, solo dos quintetos quedan por delante de este de Phoenix: en segundo lugar, los titulares de los Pelicans con Zion Williamson; y en primer puesto, los tres bases de Oklahoma juntos al lado de Danilo Gallinari y Steven Adams.

Este quinteto potencia la idea de juego de Williams. Ricky y Booker son los generadores y pasadores, mientras que los anotadores son el propio Booker y Oubre. El papel de Bridges es de bloqueador y movimiento sin balón. Ayton utiiliza sus pantallas para arrastrar defensas al aro y atacar en superioridades.

El jugar con cuatro exteriores da a Ayton más espacio y así el pivote puede disponer de una buena situación ofensiva. En caso de que las ayudas salten sobre Deandre, lo que suele suceder, queda con espacio el jugador del lado débil. Todo ello, dentro del esquema de bloqueos y constante movimiento de balón de Monty.

Sin ser extraordinarios en defensa, este quinteto ha producido a niveles de notable alto. Es el ataque el puntal, pero la defensa es agresiva y dispone de margen de mejora. Ricky es un defensor por encima de la media, Booker muestra mejora y Oubre y Bridges forman una de las parejas en las alas de mayor actividad de manos. Las mayores dudas y el principal techo los guarda Ayton, capaz de lo mejor y lo peor en la misma noche.

Este quinteto debería ilusionar a los seguidores de los Suns de cara al torneo de Orlando. No es solo la producción de estos cinco, si no que Frank Kaminsky está entrenando y parece recuperado de sus problemas. Aunque el banquillo todavía necesita mejores piezas, el regreso de Kaminsky es fundamental. Frank, Baynes, Saric y Johnson forman la principal aportación de una segunda unidad en la que todavía falta un base más hecho. O al menos, uno con puntos.

MÁS | La gran temporada de Damian Lillard que buscará su culminación en el regreso de la NBA

¿Cuál es el problema? La lesión de Kelly Oubre. El alero sufrió un desgarro en el menisco de la rodilla derecha a finales de febrero. Todavía no es oficial, aunque se da por hecho desde distintos medios de Arizona que se quedará fuera del torneo de Orlando. Esto daría una buena oportunidad para Cam, el rookie tirador, o para un Saric que termina contrato.

Si con Oubre la misión sería complicada, sin él es imposible. Jugador básico por su energía y puntos, aunque en muchas ocasiones fuerce la jugada mientras busca la canasta. Eso sí, los partidos en Disney World servirán para darle más rodaje a este joven equipo y ver más de Ayton. Mientras, este quinteto titular de producción élite tendrá que esperar. La 2020-2021 será su prueba de fuego.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Mundo NBA Podcast
🎙️Mundo NBA: Finales de Conferencia, al día
NBA.com Staff
Bolmaro
Bolmaro: "Crecí mirando a Manu; hoy lo estudio"
Juan Estevez
Jokic
Nikola Jokic, infalible en el clutch
Juan Estevez
Game-winners
Los Playoffs ya son récord: 4 tiros ganadores
Juan Estevez
celtics, heat
🎬 Boston y su trabajo defensivo sobre Miami
Sergio Rabinal
anthony davis
La última defensa de Denver, ¿hay falla de Plumlee?
Nacho Losilla
Más noticias