Dallas Mavericks

Luka Doncic: 22 estadísticas por el cumpleaños 22 de la estrella de Dallas Mavericks

Qué decir de Luka Doncic que no esté escrito o grabado ya. Apenas necesitó pocas semanas para ganarse al público de Estados Unidos y, en el transcurso de temporada y media, ya era toda una celebridad. La NBA potencia su talento hasta situarse entre los mejores jugadores del mundo.

Más | Especial: viaje a los orígenes de Luka Doncic

A tal punto llega el excelso nivel de Luka que es más noticia la noche en la que rinde mal que en la que firma un triple-doble. A su figura se han rendido los más grandes de este deporte y todos los periodistas y aficionados del mundo. Doncic construye un camino de leyenda para terminar en la verdadera historia del baloncesto.

Con motivo de su 22 cumpleaños (sí, todavía es un joven), en NBA.com recopilamos un buen número de estadísticas y datos que muestran el fenómeno Doncic. Y aseguramos que, lo peor, es que no nos chocan. El mayor logro del esloveno es ser ya considerado por todos un grande y que esto sea algo mundano.

La temporada 2020-2021 está aquí, el NBA League Pass es tu lugar para mirar la acción, y ahora lo puedes hacer gratis por aquí. ✅ 7 días de prueba sin cargoPartidos en vivo y on demandLa oportunidad de mirar todo en tu dispositivo favorito.

Unos Playoffs para la historia

Aunque terminó cuarto en la carrera por el MVP de 2020, los Playoffs fueron la consagración definitiva de Luka como estrella de la más reducida élite. Es en ese escenario donde todo cambia, donde las defensas asfixian y la intensidad se dispara. Los que de verdad están tocados por una varita firman sus noches especiales en postemporada, cuando sus equipos les necesitan para lograr victorias. Y ahí apareció él.

¿Recuerdan los 63 puntos de Michael Jordan en los Playoffs de 1986 contra Boston? Era la segunda temporada de MJ y la actuación sirvió como trampolín para su reconocimiento social. Son ese tipo de actuaciones las que lanzan a las grandes estrellas, convirtiéndoles en figuras mediáticas para las masas, no solo para los seguidores de su deporte. Pues bien, los 63 de Jordan son los 43 puntos, 17 rebotes y 13 asistencias de Luka contra los Clippers en el Game 4 de la Primera Ronda, con ese salvaje triple sobre la bocina que arrancó a miles de los sofás de sus hogares.

Entonces tenía 21 años y se enfrentaba a los favoritos al título. Todo ello, sin Kristaps Porzingis, Jalen Brunson o Dwight Powell, y ante la agresividad de los jugadores angelinos. Solo en ese partido rompió récords para escribir uno de los capítulos de su biografía:

  • Doncic y Wilt Chamberlain son los únicos jugadores con al menos 43 puntos, 17 rebotes y 13 asistencias en un partido de Playoffs.
  • Doncic y Michael Jordan son los únicos jugadores que acumulan más de 40 puntos y la canasta de la victoria sobre la bocina cuando iban por detrás en el marcador.
  • Doncic y LeBron James son los únicos jugadores de 21 años en registrar un triple-doble de 30 en los Playoffs.
  • El triple sobre la bocina de Luka es el segundo game-winner más lejano en la historia de los Playoffs solo por detrás del famoso triple de Damian Lillard para eliminar a Oklahoma City.

De todo esto, lo más alucinante es que pocas horas antes Luka era duda seria para el partido por un esguince de tobillo izquierdo. Cuando tengamos el "The Last Dance" del esloveno, este partido contra Clippers será utilizado como el arco de inicio a una carrera de leyenda, igual que los 63 de Jordan.

Los triples más difíciles

Tras registrar un 32,7% en triples como novato y caer al 31,6% como sophomore, la tercera temporada de Luka en la liga arrancó con el segundo peor porcentaje de acierto exterior solo por detrás del infame inicio de Kelly Oubre: el de los Mavs dejó un pésimo 26% con 7,3 intentos en los primeros 10 partidos. Sin embargo, era una cuestión de forma.

Desde entonces, Doncic muestra su mejor versión con el triple: un 39,4% con 7,4 intentos en los 21 siguientes encuentros, una tendencia al alza que se sitúa en un excelente 43,5% (con 7,7 intentos) en el mes de febrero. ¿Qué tienen de especial sus triples? La dificultad.

El tiro más complicado del baloncesto es el que se ejecuta sobre bote. Si nos alejamos al triple NBA, esa línea que marca la cultura de la liga en los años recientes, Doncic se encuentra entre los jugadores que más tiros realiza después de consumir el mayor número de botes posibles: solo hay tres jugadores esta temporada intentando más de 3 triples por encuentro con +7 botes.

  • Lillard: 4 intentos con 33,6%
  • Harden: 3,8 intentos con 42,7%
  • Doncic: 3,3 intentos con 39,6%

El de Portland tira más, aunque con menor acierto, y la Barba lanza más y mejor, pero es que está es ya desde hace tiempo la competencia de Luka. Hay que medirlo por méritos propios, y por exigencia si quiere terminar como uno de los grandes de este deporte, con la élite del baloncesto.

Por aportar un dato que muestra un área todavía a mejorar, como es esta del triple, el esloveno está en el top 10 de jugadores que más intentos realizan desde más lejos, esa zona dominada por Curry (8,5 con 43%) y Lillard (7,5 con 38,9%). Mientras, Luka intenta 6,3 triples en la distancia que alcanza hasta los 8,84 metros de distancia al aro, pero lo hace con un 33,2%. Siendo de las bajas, se queda a las puertas del promedio de punto por posesión (33,3%).

Más | La mayor laguna ofensiva de Doncic es positiva para Dallas: desmenuzando su tiro de tres

Tiempo de posesión

Una de las muestras salvajes de la importancia de Luka en la NBA y su irrupción y construcción en Dallas como uno de los mejores jugadores con el balón en las manos. Es un generador que lo absorbe todo y sobre el que formar tu ofensiva. Él dirige, crea y conduce, es un sistema en sí mismo, como lo ha sido LeBron durante tantos años.

Esta temporada lidera la liga en tiempo de posesión 9,5 minutos de balón por partido, único jugador que supera esa marca (el siguiente es Lillard con 8,9). La pasada campaña, su segunda en la liga, registró 8,9 minutos, segunda marca más elevada por detrás de los 9,1 de Trae Young. Pero es que incluso en su primera temporada, siendo un novato por descubrir en Estados Unidos, los Mavs vieron el tesoro que tenían y lo potenciaron: hasta el traspaso de Dennis Smith Jr (finales de enero de 2019), Luka ya era el noveno en tiempo de posesión (6,5), después del traspaso fue segundo empatado con Harden (8,5). Impacto inmediato.

¿Mejora defensiva?

Luka arrastra en la NBA la etiqueta de mal defensor, pero ¿es cierto? Es innegable que ha dejado imágenes de pasividad defensiva, pero otros como Harden o LeBron también lo han hecho. Doncic sufrió más el primer año cuando su cuerpo no estaba tan adaptado y los rivales mejoraban su promedio general un +2,5% cuando les defendía.

Sin embargo, los rivales buscan exponerle en defensa y, en parte, lo están consiguiendo. Esta temporada producen un +7,3% desde el triple con él enfrente (5,3 triples defendidos por partido), cifra que debe mejorar. Por otro lado, sí muestra progreso en la defensa en aclarados: en la 2019-2020 estaba en el percentil 31,6*, mientras en la 2019-2020 mejora hasta el 61,5. Estrellas como Curry están en el 13,2.

Más | Luka y el regreso de la magia de los años 80

Donde está pasándolo peor es en la defensa del pick&roll, situándose en el percentil 30,6 esta temporada. Aunque, de nuevo, para ponerlo en contexto, un especialista defensivo como Luguentz Dort está en el 21,3% y está a años luz de la producción ofensiva de Luka. Ha mejorado y muestra mayor interés, todavía con áreas de mejora, pero siempre comprendiendo que la defensa es un éxito o fracaso colectivo y los Mavs son una de las peores defensas de la NBA.

*Percentil: dato muy simple que muestra dónde se sitúa un jugador. Por ejemplo, si Harden está en el percentil 60 de x categoría, significa que es mejor que el 60% de la liga en ese aspecto. Es decir, aplicado al ejemplo de Doncic: es mejor que el 61,5% de la NBA defendiendo en aclarados, mientras en la defensa del pick&roll es mejor que el 30,6%. Cuanto más alto sea el percentil, mejor registro para el protagonista.

La ausencia de victorias para el MVP

El único motivo que le priva de competir por el MVP esta temporada es un menor número de triunfos en comparación con Embiid, Jokic, Antetokounmpo o LeBron. La temporada está marcada por las entradas y salidas de jugadores en el protocolo de seguridad de COVID-19, y ahí Dallas ha recibido muchas bajas. Los problemas físicos de Porzingis tampoco ayudan, destinado a ser el Scottie Pippen de Luka.

En febrero el equipo encuentra mayor tregua y están consiguiendo adaptar las piezas tras los importantes cambios de la pasada offseason. Tienen el noveno mejor récord de la NBA en este mes de febrero (8-4) y son la quinta fuerza ofensiva más poderosa, con Luka al frente. Les sostuvo durante las bajas y ahora potencia un equipo cuyo margen de mejora es enorme. Si Doncic quiere ser MVP, necesita estar entre los mejores balances de la NBA.

Promedio estadístico

Vamos a meternos a comparar estadísticas tradicionales, las más básicas y repetidas. Para ello utilizaremos la temporada de novato de Luka, su magnífica 2019-2020 (hasta ahora, su mejor registro en promedios) y su debut en los Playoffs 2020.

  • Rookie: 21,2 puntos, 7,8 rebotes y 6 asistencias. Además de Luka, solo hay un jugador en toda la historia que haya promediado al menos 21 puntos, 7 rebotes y 6 asistencias como novato, Oscar Robertson.
  • Año de candidato a MVP: 28,8 puntos, 9,4 rebotes y 8,8 asistencias. Con estos números, se convertía en el tercer jugador de la competición con al menos 28 puntos, 9 rebotes y 8 asistencias en una temporada. Los otros dos son Russell Wesbtrook y, de nuevo, Oscar Robertson (x4).
  • Playoffs 2020: 31 puntos, 9,8 rebotes y 8,7 asistencias. Sin filtros de edad o de debut en postemporada, solo cuatro jugadores en toda la historia de la NBA han registrado al menos 31 puntos, 9 rebotes y 8 asistencias en una edición de Playoffs. Westbrook, Robertson, LeBron James y el propio Luka.

Fenómeno mediático

Hay un factor ineludible y que transforma al esloveno. No es solo un extraordinario jugador de baloncesto, de los que tiene en su potencial -a base de trabajo y buenas compañías- de terminar entre los más grandes del deporte, es que además es un producto reclamado y querido en todo el planeta. Esa risa suya, ese descaro jugando y comportándose como un líder desde el primer día, generan una atracción como pocas hemos visto.

Ya en su primera temporada, coincidiendo con la explosión de Jokic en Denver, los dos equipos que más crecieron en seguimiento en el League Pass fueron los Nuggets (+41%) y los Mavs (+34%), con Serbia (+395%) y Eslovenia (+186%) a la cabeza como los países con mayor crecimiento interanual. La gente quiere ver al #77 en acción.

Los votos populares para el All-Star son otro gran ejemplo. En su primera temporada, para el Partido de las Estrellas de 2019, LeBron fue el jugador más votado del Oeste y la NBA, pero es que Doncic terminó segundo por detrás suyo en el Oeste y tercero en general, llevando apenas unos meses en Estados Unidos. Recibió más votos que Curry, Durant, Harden o Paul George.

En 2020, cuando debuta en el All-Star, su temporada de explosión, pasó de ser considerado frontcourt (alero, ala-pivote o pivote) a guardia (base o escolta). Pues bien, fue el guardia más votado por delante de Harden, Lillard o Curry (lesionado) y el segundo con más votos solo por detrás de LeBron. Superó a Antetokounmpo.

En 2021, con menos hype por el fenómeno Doncic, termina siendo el segundo guard tras Curry (regresa tras lesión), el quinto más votado del Oeste y el octavo de la NBA. Aquí se desvela la gran realidad con él: los aficionados de todo el planeta le tienen, no ya como el mejor joven de la NBA, si no integrado entre las estrellas más mediáticas y poderosas de la liga.

Para terminar, otro dato del efecto Doncic: fue 13º en venta de camisetas en su temporada rookie y creció hasta la segunda plaza en la 2019-2020, solo por detrás del gigante inalcanzable en lo mediático, LeBron James. Llega al punto que el medio Times le incluye en su reciente lista "Time 100 Next", con los jóvenes influyentes a seguir en los próximos años. Aparece en la parte de "fenómenos" junto a, por ejemplo, Anya Taylor-Joy, actriz protagonista de Gambito de Dama, la serie de Netflix. Su perfil, por cierto, fue escrito por su compañero y gran amigo Boban Marjanovic.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Mills
Mills y un inicio triplero para los libros de historia
Juan Estevez
Leandro Bolmaro
Derrota de Minnesota sin Bolmaro
NBA.com Staff
LaVine
Chicago, el primero en llegar al 4-0
Juan Estevez
Mobley
Cleveland sorprendió a un Denver desconocido
Juan Estevez
Tatum
Tatum le puso freno a LaMelo y sus Hornets
Juan Estevez
James Harden
Un Harden poco agresivo no le sirve a los Nets
Agustín Aboy
Más noticias