);
NBA

¿Mejor o peor? La situación de cada franquicia del Este

Kyrie Irving and Kevin Durant will reportedly become teammates on the Brooklyn Nets.
Irving y Durant serán compañeros (Getty Images)

Atlanta Hawks: Mejor

Atlanta es una de las franquicias que mayor talento joven reúne en su plantel. Liderados por Trae Young, cerraron la temporada en gran nivel y prometen dar más de una sorpresa durante la inminente campaña en la que sus prospectos darán un paso adelante naturalmente, después de un año más en la liga y en busca de meterse dentro de los ocho mejores equipos del Este.

John Collins, el pick 4 De'Andre Hunter y el número 10 Cam Reddish componen un equipo con muchísimo futuro que fue apuntalado durante la agencia libre con jugadores experimentados como Evan Turner, Allen Crabbe y Jabari Parker. En una Conferencia impredecible, los Hawks bien podrían meterse en la lucha por un boleto rumbo a la postemporada.

Boston Celtics: Peor

Algo se rompió en el vestuario de Boston durante la última temporada. Kyrie Irving decidió marcharse a Brooklyn Nets y Al Horford se fue a Philadelphia 76ers. Más allá de que no funcionó la última temporada de los Celtics, Irving sigue siendo uno de los bases más talentosos de la NBA y Al Horford es, sin lugar a dudas, uno de los mejores defensores interiores de la liga. En los papeles, serán dos nombres propios difíciles de reemplazar.

Kemba Walker será el nuevo líder desde la base. Uno de los bases más subestimados de la liga tendrá la oportunidad de comprobar que es uno de los mejores de la NBA en su posición. Kemba es capaz de matizar y hasta de hacer olvidar a Irving, pero un desafío más complicado tendrá Enes Kanter, un jugador de características totalmente opuestas a las de Horford: si bien se destaca en ataque, en defensa da enormes ventajas que los rivales intentarán capitalizar.

Si bien su rendimiento podría ser potencialmente mejor que en la temporada anterior -no sería extraño tampoco-, en la previa es peor equipo que el año pasado. Claro, no todo son los nombres propios. Como diferencial positivo, Carsen Edwards, Romeo Langford y hasta Tacko Fall podrían sumarse al núcleo joven que lideran Jaylen Brown y Jayson Tatum.

Brooklyn Nets: Mejor

Brooklyn sorprendieron como un equipo competitivo durante la última temporada, con una buena estructura que potenció a la irrupción estelar de D'Angelo Russell. Clasificados a Playoffs, fueron competitivos durante todo el año. Tras demostrarse como una franquicia capaz de luchar por un boleto rumbo a la postemporada, en la Agencia Libre consiguieron a dos de los principales Agentes Libres de la NBA.

Ya sin D'Angelo Russell, los Nets lograron seducir a Kyrie Irving y a Kevin Durant. Si bien no podrán contar con KD para la próxima campaña por su lesión en el talón de Aquiles, los Nets tendrán un salto de calidad con la incorporación de Irving, quien de todas maneras deberá demostrar su capacidad de liderazgo después de las dudas que sembró durante su etapa en Boston.

Cuando recuperen a Durant, los Nets serán notablemente superiores a la versión de la temporada 2018-19.

Charlotte Hornets: Peor

Perdieron a Kemba Walker, el único argumento que les permitía mantener la ilusión de ser competitivos. Con uno de los peores equipos de la liga, seguramente serán también uno de los peores récords de la próxima temporada. Poco más que analizar en un equipo que decidió no pagarle el máximo a Kemba.

Chicago Bulls: Mejor

La trampa de los equipos jóvenes es que inevitablemente, salvo algún cambio drástico durante el mercado, serán mejores que el año anterior. Con Lauri Markkanen plenamente recuperado, la incorporación de Tomas Satoransky y la elección de Coby White con la séptima posición del Draft, los Bulls serán mejores que en la última campaña.

Con Otto Porter Jr también afianzado en la estructura de los Bulls, Zach LaVine y Wendell Carter Jr se beneficiarán de su presencia, una tendencia que Chicago mostró desde la llegada de Porter Jr al equipo. Markkanen, destinado a ser el líder de la franquicia, deberá demostrar que puede serlo. Por primera vez en mucho tiempo, Chicago parece estar por el buen camino.

Cleveland Cavaliers: ¿Mejor?

Es complejo evaluar a un equipo en plena reconstrucción que no ha realizado grandes movimientos durante la Agencia Libre. Pero el crecimiento de Collin Sexton, la elección de Darius Garland -podría ser uno de los mejores bases de la última camada- y la recuperación física de Kevin Love convertirán a los Cavaliers en un equipo notablemente mejor con respecto al equipo que apenas ganó 19 partidos en la última temporada. Difícilmente les alcance para clasificar a Playoffs, pero la mera presencia de Love los convertirá en un conjunto de mayor nivel.

Detroit Pistons: Mejor

No realizó grandes movimientos pero consiguió a un Derrick Rose que viene de una fantástica campaña en Minnesota Timberwolves, además de Tim Frazier, Tony Snell y Markieff Morris. El año pasado mostraron una mejoría en su nivel gracias a la presencia de Dwane Casey.

En el segundo año de la era Casey, los Pistons deberían mejorar con Blake Griffin como estandarte y con Andre Drummond y Reggie Jackson como adláteres. De todas maneras, no parecen haber dado el salto hacia adelante necesario para poder superar al menos una ronda en la postemporada.

Indiana Pacers: En duda

La recuperación de Victor Oladipo potenciará a un equipo que volverá a contar con su máxima estrella. De todas maneras, la partida de Bojan Bogdanovic no es una buena noticia para un conjunto que, tras la lesión de Dipo, siguió compitiendo gracias a la presencia anotadora del croata.

Las pérdidas de Tyreke Evans, Wesley Matthews y Thaddeus Young completan un cúmulo de bajas sensibles para los Pacers. Las nuevas incorporaciones deberán que pueden matizar las partidas. Malcolm Brogdon, quien llegó desde Milwaukee Bucks, y T.J. Warren, traspasado desde Phoenix Suns, son dos jugadores que podrían darle réditos a los Pacers. Del rendimiento de ambos dependerá el análisis de unos Pacers que aún no pueden proyectar si serán mejor equipo que en la temporada pasada.

Miami Heat: Mejor

Miami es un equipo que compite siempre pero durante los últimos años estaban anémicos de un jugador estrella que pudiera apuntalar la estructura diseñada por Pat Riley y Eric Spoelstra. Finalmente lo consiguieron en Jimmy Butler, quien dejó Philadelphia 76ers en busca de su propio equipo.

Butler es un jugador capaz de impactar automáticamente en ambos lados de la cancha, haciéndose cargo de la pelota en ataque y siendo uno de los mejores defensores de la liga. Su dupla con Goran Dragic podría funcionar. Además sumaron a Meyers Leonard, un jugador con futuro, y en el Draft consiguieron a un jugador útil como Tyler Herro, una de las sensaciones de la Summer League.

Milwaukee Bucks: Mejor

Giannis fue el último MVP y apenas está al 60% de su potencial. Únicamente por su crecimiento, los Bucks ya serán un equipo mejor al del año pasado. La estructura de Mike Budenholzer, que no perdió a grandes nombres propios más allá de Malcolm Brogdon, sumó a otro tirador como Kyle Korver, a Wesley Mathews y a Dragan Bender. Si consiguen desarrollar a Robin Lopez como hicieron con Brook, tendrán otra pieza clave dentro de su estructura.

Sin Kawhi Leonard en Toronto Raptors, la lucha por el título está más abierta que nunca y Giannis sabe que es su gran oportunidad para ir en busca de su primer anillo de campeón. Milwaukee será aún mejor que el año pasado, después de haber competido de igual a igual frente a los campeones en la final del Este.

New York Knicks: Mejor, con reparos

Los Knicks fueron los grandes derrotados de la Agencia Libre, incapaces de firmar a alguna de las estrellas del mercado. Pese a su decepción, reaccionaron y armaron un equipo digno que potencialmente puede ser superior al del año pasado.

Con el joven RJ Barrett, tercer pick del último Draft, como insignia, tendrán una campaña en la que podrán probar a múltiples jugadores de cara al futuro. Julius Randle será uno de ellos. Apuestas de bajo costo y poco riesgo para unos Knicks que ahora empezarán a diseñar su plan para la próxima agencia libre, o tal vez la de 2021.

Orlando Magic: Mejor

Renovaron a Nikola Vucevic y se sacaron de encima a Timofey Mozgov, un jugador de un contrato sideral que no sumaba minutos en la rotación del Magic. Sumaron una pieza interesante como Al-Farouq Aminu y mantienen intacto a su equipo para luchar por la próxima postemporada.

Con Vucevic, flamante All-Star en la última campaña, como líder y Aaron Gordon como complemento ideal, el Magic también cuenta con un par de jóvenes que podrían dar un paso adelante y mejorar aún más la situación actual del Magic. Mientras tanto, la NBA todavía espera por Markelle Fultz.

Philadelphia 76ers: Mejor

Perdieron a Jimmy Butler pero firmaron a Josh Richardson, un jugador que puede cumplir con una carga similar ofensiva a la de la nueva estrella de Miami Heat. Richardson matizará la partida de Butler, una de las pocas piezas capaces de generarse sus propios tiros desde media y larga distancia.

En contraposición, renovaron a Tobias Harris y consiguieron a Al Horford, quien junto a Joel Embiid integrará una de las mejores duplas en la zona pintada de la liga, tanto en ataque como en defensa. Horford es un exquisito pasador y una pesadilla para los rivales en la pintura.

La baja más sensible para los Sixers será la de JJ Redick, para quien no tienen reemplazo aún: su experiencia y su tiro perimetral se extrañarán en Philadelphia.

Toronto Raptors: Peor

Después de ser campeones, el futuro de los Raptors dependía de la continuidad de Kawhi Leonard. The Klaw finalmente decidió marcharse rumbo a Los Angeles Clippers, una determinación que trastocó los planes de una franquicia que ahora tendrá que barajar y dar de nuevo.

La apuesta de Masai Ujiri, de todas maneras, fue exitosa: Toronto se adueñó del postergado anillo de campeón que durante tanto tiempo soñó. Sin margen salarial, los Raptors de todas maneras podrá ser un equipo competitivo en el Este pero la marcha de Kawhi convierte a los Raptors en un equipo peor que en la temporada anterior.

Washington Wizards: Peor

Los Wizards están en aprietos, con un John Wall lesionado que es dueño de un contrato millonario. Sin haber realizado grandes modificaciones, en el futuro podrían traspasar a Bradley Beal. De una u otra forma, el equipo será aún peor que en la campaña anterior. Los Wizards están en un limbo y necesitan tomar alguna decisión para evolucionar o empezar con su reconstrucción.

Más en NBA.com

Comodines
Los comodines de la temporada 2019-20
Juan Estevez
Free Agents
Top 10 de Agentes Libres del mercado NBA
Juan Estevez
Rotaciones
¿Cómo serán las rotaciones de los 30 equipos?
Juan Estévez
al horford
Horford preparado para enfrentar a Boston
Agustín Aboy
Nick Nurse
Toronto, la identidad del campeón
Agustín Aboy
James Harden Steph Curry Zion Williamson
El Quinteto Ideal de la Pretemporada
Agustín Aboy
Más noticias