NBA

Ranking NBA 75 Aniversario: los mejores jugadores de la década de 1990

La NBA celebrará en la temporada 2021-2022 su 75º aniversario, un momento de recuerdo, de memoria y para echar la vista atrás hacia la rica historia que posee la liga norteamericana. Una competición surgida al calor de los cambios que se produjeron en la sociedad americana tras la II Guerra Mundial y que favorecieron el auge del deporte como un reclamo más dentro de la gran oferta de ocio de aquel momento.

MÁS | Los mejores jugadores de las décadas 1940 y 1950 | 1960 | 1970 | 1980

Para cuando se creó la BAA en 1946, organización que acabaría resultando años más tarde en la NBA tras su fusión con la NBL, el baloncesto profesional había crecido enormemente, siendo uno de los principales reclamos para los aficionados, así como el juego que ya contaba con nombres reconocibles y que dejarían su huella en el tiempo.

Es por ello que desde el staff de NBA.com en castellano hemos decidido elegir a los 10 mejores de cada década en la liga, los jugadores que marcaron un antes y un después, por su talento y éxito. Es importante matizar que esto no es un TOP ni los protagonistas están ordenados de mejor a peor, sino que todos ellos tienen el mismo valor. Tras las cuatro primeras décadas llegamos a los 90.

Charles Barkley

Alguien que repite en el ránking desde la década pasada, y no es para menos pues Barkley alcanzó su pico de carrera a inicios de los 90 coincidiendo con su traspaso a los Phoenix Suns. En los cursos previos en Philadelphia el ala pivote se confirmó como la estrella de la franquicia pese a que no pudo llevarlos a lo más alto en el Este.

En Arizona tuvo sus mejores años, arrebatándole el MVP a Michael Jordan en 1993 a razón de 25,6 puntos, 12,2 rebotes y 5,1 asistencias, conduciendo además a los Suns a las segundas Finales de toda su historia, cayendo por 4 a 2 ante los Bulls precisamente.

Su búsqueda del anillo le llevaría más tarde a Houston donde pese a mantener un nivel óptimo para su edad no pudo alcanzar el objetivo. A pesar de todo esto fue uno de los 5 jugadores en la década capaces de sumar más de 14.000 puntos y 7000 rebotes.

Clyde Drexler

El otro gran escolta de los 90 que logró rivalizar en cierto modo con Michael Jordan. Sus carreras siempre estuvieron cruzadas y el de Houston tuvo que crecer a la sombra del mito durante prácticamente toda su carrera. Un hecho que no le privó de alcanzar el éxito y mantenerse en la élite durante toda la década. Un prolífico anotador que a comienzos de los 90 llevó a los Blazers a dos Finales (1990 y 1992), cayendo en ambas, pero promediando 26 y 24 puntos respectivamente.

Sería más tarde, en 1995, cuando a su marcha a los Rockets alcanzaría finalmente la plenitud y el reconocimiento que siempre mereció. Pues Drexler lograría ayudar a los texanos a revalidar el anillo, siendo el segundo máximo anotador de aquella escuadra. Uno de los 15 más prolíficos en puntos de los 90, el escolta se retiraría en 1998.

Michael Jordan

Jugador dominador donde los haya y la mejor figura para resumir toda una década. Michael Jordan fue la NBA y la NBA fue Michael Jordan durante los 90. De los 10 títulos posibles de este periodo 6 cayeron en manos del #23 de los Bulls, quien no disputó 2 de esas temporadas (1993-94 y 1998-99).

A lo largo de ese lapso se llevó 4 premios de MVP de la Fase Regular, siempre estuvo en el All-Star y tan solo causó ausencia en un quinteto All-NBA, a su regreso en 1995 por disputar 17 encuentros únicamente.

Un jugador que no necesita presentación y cuya fama le precede.

Karl Malone

Si existe un jugador que ha respetado al máximo el valor de la Fase Regular a lo largo de la historia ese ha sido Karl Malone. Alguien cuya durabilidad, efectividad y despliegue técnico le colocaron en lo más alto de la competición en los 90 a pesar de que sus incursiones en Playoffs durante el primer tramo de la década no fueran muy exitosas.

El máximo anotador de todo este periodo con 21.370 puntos, uno de los cinco con más de 14.000 tantos y 7000 rebotes. De haber desempeñado su carrera en otro lugar, con un mercado más potente, Malone habría ocupado seguramente un puesto mucho más relevante en la memoria colectiva. Afortunadamente, sus contemporáneos supieron valorarle en su justa medida, llevándose 2 MVPs, siendo All-NBA 1st Team durante todos los 90 y quien más cerca estuvo de tumbar la hegemonía de los Bulls.

Shaquille O'Neal

Una fuerza dominadora sin precedentes. Un 2,16 de más de 130 kilos de peso moviéndose a la velocidad del viento y con una potencia que le hizo capaz de controlar la pintura como ningún otro jugador antes que él. Shaquille O'Neal entró en la NBA pisando fuerte, logrando ser All-Star en su primer año, algo que tan solo 5 antes que él habían logrado y demostrando que era algo más que un físico imponente.

El primer tramo de carrera de Shaq en Orlando le consagró como una de las principales estrellas emergentes en la competición y un jugador prácticamente imposible de frenar. Lideró al Magic a sus primeras Finales con un equipo muy limitado en 1995, donde fueron barridos, año en el que acabó como el máximo anotador de la temporada con 29,3 puntos de media.

En 1996 puso rumbo a los Lakers donde alcanzaría su pico de carrera tras unas cuantas experiencias negativas en el equipo angelino, donde siguió siendo una fuerza aún más dominadora.

Hakeem Olajuwon

El gran rival de Michael Jordan durante la década aunque nunca se enfrentasen directamente en una serie de Playoffs. Cada uno fue el jugador más determinante en su posición y en su Conferencia, aunque en el caso de Olajuwon su repercusión nunca alcanzase a la del escolta de los Bulls. El pivote nigeriano puso el listón de su excelencia individual a un nivel altísimo, desplegando un abanico de recursos técnicos que año tras año le hacían estar a más distancia del resto de competidores.

Pero en el caso de Olajuwon, al contrario que otros interiores de su generación, este fue un pivote capaz de marcar las diferencias en ambos extremos del campo, logrando 2 premios al Mejor defensor y 3 títulos de máximo taponador en una época donde convivió con otras figuras como Mutombo y O'Neal.

Su reivindicación ante el mundo NBA sucedería entre 1994 y 1995 donde lideró a los Rockets a dos campeonatos consecutivos con una media de 30,9 puntos, 10,7 rebotes y 3,4 tapones de media en ambos Playoffs.

Gary Payton

Aunque si hay que hablar de grandes defensores es imposible no mencionar el nombre de Gary Payton. Un competidor nato que lideró el cambio de fase en los Sonics, pasando de ser un proyecto con mucho talento a la cara más reconocible de la franquicia. El impacto de The Glove en Seattle durante esta época fue tal que logró junto a Shawn Kemp colocar a los Supersonics en puestos de Playoffs de manera ininterrumpida desde 1991 hasta 1998 con 17,0 puntos, 6,0 asistencias y 1,7 robos en postemporada.

Un jugador de un impacto en el juego mayúsculo, correcto en ataque, prolífico desde la larga distancia en su contexto, y especialmente determinante atrás. Algo que le llevó a ser nombrado Mejor defensor del año en 1996, curso en el que logró conducir a los Sonics a las Finales, cayendo por 4 a 2 ante los Bulls.

Scottie Pippen

El eterno escudero de Michael Jordan, alguien que dio sentido al ataque y sistema de los Chicago Bulls por su fantástica comprensión del juego y del triángulo ofensivo. Infravalorado precisamente por su perfil bajo y por el hecho de estar siempre a la sombra del mito, Pippen se consagró en la élite de la NBA a base de defensa, intangibles y saber esperar su momento en el ataque.

Alguien que durante toda la década de los 90 logró ser incluido en todos los quintetos All-Defensive, siendo 7 de ellos de primer equipo, además de 5 inclusiones en los mejores quintetos de la competición. Su mejor momento de carrera en lo individual llegaría en la 1993-94 cuando finalizó en tercer lugar en la lucha por el MVP, aprovechando la retirada de Jordan.

David Robinson

Probablemente uno de los pivotes anotadores puros con mayor talento y más prolíficos de todos los tiempos. David Robinson siguió su propio camino al mismo tiempo que se mantenía fiel a su compromiso con unos San Antonio Spurs que acostumbraron a quedarse siempre a las puertas de conseguir su objetivo final en lo colectivo.

Un Robinson que lograría en diferentes temporadas el honor de ser el máximo anotador con 29,8 puntos de media, el máximo reboteador con 13,0 y el máximo taponador con 4,5. Su excelencia fue tal que en 1995 adelantó a Shaquille O'Neal, Karl Malone y Pat Ewing para hacerse con el MVP. Las lesiones mermaron el final de su carrera, pero facilitaron la llegada de Tim Duncan vía Draft, alcanzando ambos el éxito en 1999 con el campeonato.

John Stockton

Nadie mejor para cerrar este ránking que uno de los mejores bases de toda la historia de la NBA. Alguien que entendió el pase como pocos y que, al igual que Malone, tuvo siempre un perfil bajo y logró hacer siempre de su equipo uno de los principales candidatos al anillo.

Stockton dominó los 90 en su posición, consiguiendo 9 títulos consecutivos de máximo asistente, siendo el primero desde Bob Cousy en hacer algo semejante. Un hecho que le acabaría convirtiendo en el máximo asistente de todos los tiempos, sumando 9146 de las 15.806 totales a lo largo de esta década.

  • Menciones de Honor: Pat Ewing, Grant Hill y Penny Hardaway.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Ricky Rubio Facundo Campazzo
Tres historias a seguir del Nuggets vs. Cavaliers
Agustín Aboy
LP
League Pass: 5 partidos que no te puedes perder
Sergio Rabinal
Toscano Campazzo
El resumen de la semana de los latinos
Agustín Aboy
Giannis Antetokounmpo and Kevin Durant
📈 Power Rankings: los primeros líderes
Sergio Rabinal
lebron james Carmelo anthony
Vogel: "Nos sentimos muy bien con el grupo"
Nacho Losilla
jalen green
Green y una actuación histórica para un rookie en Houston
Nacho Losilla
Más noticias