Miami Heat

Miami Heat y su primera prueba de fuego ante un Brooklyn Nets todavía en formación

Mientras Erik Spoelstra y Pat Riley sigan al frente de Miami Heat en sus diferentes tareas, la organización será un sólido equipo capaz de competir contra cualquier rival y, en el mejor de los casos, luchar por el anillo. Ese es el fin último de la temporada 2021-2022 para los de Florida, que han realizado una apuesta fuerte para tratar de mejorar el resultado obtenido en 2020, culminando y volviendo a lo más alto de la NBA. Un objetivo ambicioso, pero que es en cierta medida realizable si todas las piezas funcionan como deberían. Confeccionados para rendir en Playoffs, la temporada regular deberá servir como un ideal campo de pruebas para un Heat que tendrá su primera prueba de fuego en la noche del miércoles.

El rival no será otro que Brooklyn Nets, uno de los principales favoritos a llevarse la corona del Este si las lesiones y las bajas se lo permiten. Con Kevin Durant a pleno rendimiento y la duda acerca de la producción de James Harden, los neoyorquinos deben conseguir pronto buenos resultados si no quieren que la presión comience a hacer mella en el grupo. Un duelo que comenzará a las 18:30 de CDMX y 20.30 de Argentina, y que podrá seguirse a través de NBA League Pass y NBA TV.

MÁS | Ricky Rubio, sus números y nueva versión en Cleveland Cavaliers

Pese a marchar con un balance de 2-1 y haber vencido a Milwaukee Bucks en su primer compromiso de temporada, los de Spoelstra todavía no han tenido un partido en condiciones reales contra un rival de su altura. Esto se debe a que el triunfo sobre los vigentes campeones estuvo marcado por las bajas de Brook Lopez y Jrue Holiday, un choque que rápidamente quedó resuelto por el bajo nivel ofrecido por los de Budenholzer. Miami debe vencer, pero también convencer ya que la acumulación de veteranos puede despertar ciertas dudas debido a la durabilidad de estos y cómo puedan rendir en una temporada tan exigente.

Hasta el momento los Nets han estado sumamente irregulares, lo cual los hace todavía más peligrosos. El sistema desplegado por Steve Nash en esta campaña no parece ser igual de fluido y eficiente que el pasado curso, muy dependiente de lo que Durant pueda producir, sin un Joe Harris al mejor nivel posible ni una referencia interior que entregue consistencia y empaque a las alineaciones. La definitiva apuesta por el small-ball con Blake Griffin al 5 está llevando más ajustes de lo esperado, sobre todo por la dificultad de frenar a rivales de mayor entidad. La victoria in-extremis sobre los 76ers sirvió para camuflar un inicio de curso que bien podría ser 1-3 en lugar del 2-2 que ahora acumulan. Brooklyn está en construcción y este duelo ante el Heat podría exponer todavía más sus carencias.

"Es bueno ver quién eres al principio de la temporada, especialmente al entrar en el próximo partido", dijo Kevin Durant sobre enfrentarse a Miami. "Vamos a jugar contra cuatro equipos que estuvieron en los Playoffs el año pasado en el inicio. Es bueno comenzar la temporada simplemente viendo dónde estás individualmente y jugando contra diferentes tipos de jugadores. Eso es divertido, simplemente medirse a sí mismo individualmente y como equipo".

Frenar a KD va a ser la principal tarea del Heat esta jornada y para ello tienen en su plantel al stopper por excelencia como es PJ Tucker, a quien dejó en un 45% de efectividad en la última serie de Playoffs en la que se enfrentaron y donde el veterano salió vencedor.

"Tenemos algunos jugadores rápidos y que pueden anticiparse, con manos rápidas, ver jugadas antes de que realmente sucedan", comentó Erik Spoelstra sobre la dificultad de medirse a estos Nets. "Fuimos buenos forzando pérdidas de balón en años anteriores, pero no necesariamente las convertimos en anotaciones después. Creo que sería un buen añadido para este equipo en el futuro. Luego, tener un mejor ritmo, responder en todo tipo de situaciones. Tenemos muchos jugadores que tienen buenos instintos y buen feeling con el juego".

Una noche en definitiva que servirá de prueba para el Heat, poniéndolo cara a cara contra un rival directo contra el que debería luchar por un puesto en las Finales de la NBA si todo sigue su curso.

Lowry, el eje del grupo

Era de esperar que Kyle Lowry tuviese un impacto positivo en este Heat. El estilo de juego del veterano encajaba a la perfección con los valores de la organización y todo aquello que propone Erik Spoelstra, algo que en este arranque de curso está siendo más que evidente. El ex de los Raptors ya es uno de los pesos pesados del vestuario pese al brevísimo tiempo que lleva en el plantel, colocándose a la misma altura que Jimmy Butler o Bam Adebayo en cuanto a liderazgo.

Su impacto en el equipo está superando con creces el aporte en cancha que está teniendo, ya que en los dos duelos que ha podido saltar a cancha, Lowry apenas ha sumado puesto que se ha visto mermado por unas dolencias en uno de sus tobillos, las cuales lo dejaron fuera en el partido ante los Pacers, precisamente la única derrota de Miami hasta ahora. Con 7,0 puntos y 7,0 asistencias de media, el veterano está impactando como un verdadero base, ejemplificando lo que debe hacerse sobre la cancha para ganar.

MÁS | Dejounte Murray, un triple-doble histórico para San Antonio Spurs y la confirmación como el nuevo líder

"Es uno de esos jugadores que definitivamente tiene un impacto en el juego", aseguró Bam Adebayo recientemente. "Todo es diferente cuando Kyle está en la cancha. Es un jugador increíble y es realmente inteligente. Cómo ve el juego es realmente increíble. Es uno de esos tipos a los que no le importan las pérdidas de balón, todo lo que está tratando de hacer es mover la pelota para que los chicos tengan opciones fáciles".

Una figura gracias a la cual el ritmo de juego de Miami se está incrementando, logrando anotaciones más sencillas así como liberar tiros para figuras como Herro, Robinson o Morris. Algo que será vital rumbo al duelo ante los Nets, cuya defensa todavía tiene que mejorar.

"Definitivamente es una diferencia. Estamos acostumbrados al scouting y prepararnos para ello. Ahora somos el equipo que se lo está haciendo a la gente", destacó Duncan Robinson sobre cómo impacta Lowry en el ritmo del equipo. "Tiene una velocidad increíble y encuentra formas de aprovechar esas pequeñas áreas entre posesiones y ese tipo de cosas. Es un nuevo estilo de juego. Pero al final del día, creo que será una ventaja, seguro".

"Es realmente inteligente", añadió Jimmy Butler. "Es tan desinteresado. Hace tantas cosas por nosotros que el juego se ve mejor cuando Kyle está en cancha".

Con 35 años y 15 temporadas a sus espaldas, Kyle Lowry está intentando sumar un segundo campeonato a su palmarés al mismo tiempo que forma parte de una de las organizaciones más exitosas de este siglo.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

nikola vucevic
La alargada sombra de Vucevic en Orlando
Nacho Losilla
evan Mobley
Mobley vuelve antes de tiempo
Nacho Losilla
Nuggets Bucks
Tres historias a seguir del Nuggets vs. Bucks
Agustín Aboy
klay thompson andrew wiggins
Las "aterradoras" posibilidades de GSW con Klay
Nacho Losilla
Curry Lillard
El rival favorito de Steph Curry
Juan Estevez
chris paul, rose, knicks
Chris Paul y uno de sus lugares fetiche
Sergio Rabinal
Más noticias