);
Miami Heat

Duncan Robinson lideró la carga triplera de Miami Heat ante Sacramento Kings

Pocos equipos en esta temporada se pasan el balón como el Miami Heat. Los de Erik Spoelstra no solo se ubican quintos con 26 asistencias por encuentro, sino que además poseen el tercer porcentaje más alto de conversiones asistidas: el 65,6% de sus anotaciones llegan inmediatamente tras un pase de un compañero.

A pesar de los meses de parate, esa identidad ofensiva de Miami saltó a la vista durante la mayor parte de su primer encuentro de preparación, en el cual vencieron a los Sacramento Kings por 104-98. El Heat tuvo momentos de enorme fluidez en su ataque y acabó asistiendo 21 de sus 32 conversiones de cancha. Lo cual representa un... ¡65,6%... el mismo porcentaje que promedia en la Fase Regular!

Ese gran movimiento de balón de Miami encontró sus picos con la segunda unidad, potenciada por los ex Memphis Andre Iguodala, Jae Crowder y Solomon Hill. Los tres son aleros versátiles, con buena visión de campo, que combinados con un talento técnico como Kelly Olynyk tuvieron pasajes de un altísimo nivel, sobre todo en la primera mitad (ganada por 56-44).

Los de Spoelstra perdieron consistencia en el segundo tiempo, ya sin dos jugadores claves como Jimmy Butler (9 puntos en 11 minutos) y Goran Dragic (11 puntos en 11 minutos), quienes fueron preservados por el entrenador. Sacramento pudo remontar una desventaja que llegó a ser de 17 y forzar un final cerrado, en el que un par de apariciones de Tyler Herro (15 puntos) y Chris Silva acabaron inclinando la balanza en favor de Miami.

Un resultado justo y que cuando se le suma a la muy buena imagen dejada en el primer tiempo, seguramente deja más que satisfecho a los miembros del ganador. Primer paso sólido, para uno de los conjuntos que pelea por escalar posiciones en el Este.

Una ráfaga de Robinson

Dentro de ese muy buen funcionamiento del Heat en el primer tiempo se destacó de sobremanera lo de Duncan Robinson. El tirador abrió la noche con la mano caliente, anotando 4 triples en el primer cuarto, en el cual conseguiría 12 de sus 18 puntos totales (máximo anotador de su equipo).

Robinson fue el arma principal de un Miami que ante las ausencias de Bam Adebayo y Kendrick Nunn terminó dependiendo demasiado del tiro externo: tomaron 44 triples contra solo 24 dobles. Y si bien anotaron 14 de ellos (doble mérito al recordar que hablamos de un partido de 40 minutos), esa falta de presencia en la pintura es una pequeña señal de alarma de cara a lo que viene.

Claro que Sacramento, con Harry Giles como único interno natural de su rotación, tampoco le hizo pagar esa falta de presencia física a su rival. A punto tal que Miami terminó anotando más en la pintura (36-34) y ganando la lucha rebotera (34-27). Contra otra clase de rival, la historia podría ser muy diferente.

El banco respondió para los Kings

Lo mejor de un Sacramento que sigue esperando por el regreso de De'Aaron Fox vino de la mano de Buddy Hield, autor de 19 puntos y 5 rebotes en 24 minutos. El bahameño no comenzó con la mira precisa en la primera mitad, pero ajustó en la segunda y fue una de las principales razones por las cuales los Kings llegaron a un cierre apretado. Ah y un detalle: a pesar de las bajas, se mantuvo en el rol de Sexto Hombre, con Bogdan Bogdanovic y Kent Bazemore titularizando en el perímetro.

Más allá de Hield y de un buen partido de Nemanja Bjelica (13 puntos en 18 minutos), forzado a ver muchos minutos como pivote, el banco de Sacramento trajo un par de apariciones interesantes.

Una de ellas fue la del novato DaQuan Jeffries, quien terminó con 12 puntos, anotando sus dos intentos de tres y desplegando toda la explosión atlética de la que siempre disfrutó. ¿Habrá minutos para Jeffries en el esquema de Walton? Por ahora solo ha jugado 19 totales en la 2019-2020, aunque con actuaciones como las de este miércoles, puede forzar la mano del DT.

La otra buena noticia para los Kings fue ver el aporte de Jabari Parker. En realidad, el solo hecho de ver a Parker en acción es un progreso, teniendo en cuenta que había jugado apenas un partido desde su traspaso vía Atlanta. Pero además, el ex de Duke aportó 9 puntos en 13 minutos, generando diferentes mismatches al verse forzado a jugar como cinco. En un equipo donde los puntos no sobran, puede ser una ayuda a tener en cuenta.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Nikola Jokic, Facundo Campazzo
Jokic, entusiasmado con Facu: "Un gran jugador"
Leandro Fernández
Goran Dragic
Dragic y el título: "Sueño con eso; por eso volví"
Juan Estevez
Mavericks
Previa de los Mavericks rumbo a la 2020-2021
Juan Estevez
Brogdon
Brogdon se llevó el Premio Walter Kennedy
NBA.com Staff
Wall Harden
A diferencia de Russ, Wall encaja junto a Harden
Juan Estevez
Damian Lillard
Lillard y la ambición de un título con los Blazers
Leandro Fernández
Más noticias