NBA Finals 2021

Finales NBA 2021: 10 observaciones de la victoria de Milwaukee Bucks para quedar 2-1 abajo ante Phoenix Suns

Milwaukee Bucks sigue con vida. Los de Mike Budenholzer sacaron adelante un complicadísimo match ball al lograr la victoria por 120-100 sobre los Phoenix Suns en el Juego 3. El público de Wisconsin ejerció su presión y Giannis Antetokounmpo completó una actuación histórica que permite a los verdes sumar su primer triunfo en las Finales a la espera de poder consumar su remontada. Los de Monty Williams no tuvieron la noche en ataque y sufrieron con los problemas de faltas de Deandre Ayton y los errores de Devin Booker.

MÁS | Milwaukee reaccionó en casa y sumó la primera victoria

Vamos con 10 observaciones del tercer encuentro de la eliminatoria:

Al fin la defensa apareció: Milwaukee tenía la necesidad de ganar y de empezar del mejor modo posible el encuentro. Ese sentido de urgencia fue patente en los primeros compases del partido donde Jrue Holiday ejerció como punta de lanza de la defensa, presionando el balón, apretando las líneas de pase y frenando a sus emparejamientos.

Los resultados no llegaron tan rápido como podrían haber esperado, pero fueron pacientes y resistieron hasta que finalmente dieron con la tecla. Los Bucks comenzaron a presionar mucho más a los manejadores, forzándolos a cometer errores y pudiendo correr, construyendo así su ventaja en el marcador. Ejemplo de esto es que Phoenix tuvo su tercera peor marca anotadora en un cuarto en lo que llevamos de Playoffs, sumando apenas 17 puntos. Milwaukee consiguió dejar a los Suns en tan solo 100 tantos en total, siendo la quinta ocasión que les pasa en esta postemporada lo que ha supuesto un balance de 1-4.

Phoenix desacertado desde fuera: Después de construir su victoria en el Juego 2 gracias al acierto desde el triple, acabando con un 20 de 40 en triples, en el tercer encuentro de la serie los de Williams no lograron a alcanzar esa serie, quedándose extremadamente lejos de poder siquiera a la mitad de lo anotado. Y no fue por no intentarlo, puesto que los Suns jugaron buenas posesiones para lograr tiros abiertos y cómodos, pero simplemente no les entraron. De este modo, Phoenix se quedó en apenas un 9 de 31 (29% ) desde la larga distancia. Un dato más que notable si se compara con lo brillantes que estuvieron sus rivales, que terminaron con 14 de 36 (38,9%).

El principal damnificado en este ámbito fue Devin Booker con un 1 de 7 desde la larga distancia, seguido de Cameron Johnson con 1 de 5 y Chris Paul con 1 de 4. Únicamente Jae Crowder tuvo su noche en el Fiserv Forum, cerrando una excepcional serie de 6 de 7 desde más allá del arco. Si los Suns quieren amarrar la eliminatoria deberán rendir mucho mejor desde el triple en el Juego 4.

Giannis, intratable: El nivel al que venía rindiendo el MVP griego durante estos Playoffs ya era alto de por sí, pero el extra que ha dado en lo que llevamos de Finales están haciendo de él algo único de ver. Antetokounmpo logró su segundo partido consecutivo con más de 40 puntos y 10 rebotes, una línea estadística solo al alcance de Shaquille O'Neal en una eliminatoria por el anillo. El alero de los Bucks se fue hasta los 41 tantos en 14 de 23 intentos, 13 rebotes y 6 asistencias, disputando 37 minutos en cancha.

El europeo dominó bajo los aros, controlando el rebote ofensivo y el poste bajo, lo que le permitió crecer en ausencia de Ayton y dar rienda suelta a todo su talento individual. Si los Bucks consiguen certificar la remontada e igualan la serie en el Juego 4, Giannis sería el principal candidato a llevarse el MVP de las Finales.

Blanco y negro para Ayton: El partido comenzó con un Deandre Ayton más dominador si cabe en la pintura. El pivote de los Suns no tuvo rival en los primeros compases del choque, aprovechándose del descontrol de Milwaukee en las transiciones para anotar a placer sin tener enfrente rival alguno. Cuando los de Budenholzer lograron llevar a Phoenix a la media cancha, el joven de 22 años demostró tener la capacidad de poder seguir siendo productivo con un acierto descomunal gracias a su buen posicionamiento en el bloqueo directo. En consonancia con Chris Paul, Ayton fue sumando, aportando y lo más importante, manteniendo a los Suns en el marcador.

El interior inició con un 6 de 7 en tiros de campo, consiguiendo 12 puntos al primer cuarto y yéndose con 16 al descanso para acabar con 18 tantos y 9 rebotes. Sin embargo, los problemas de faltas le pusieron en aprietos, condicionando su partido y dejándolo fuera de rotación durante demasiado tiempo.

Milwaukee a la vieja escuela: Los de Budenholzer volvieron a los orígenes del básquet con varios ajustes interesantes en el juego de ataque. Milwaukee comenzó el partido invirtiendo muchos de sus ataques al poste bajo como una manera de comprobar cómo los rivales respondían así como para conseguir acciones cerca del aro que fuesen favorables. Tanto en aclarados como a través de sistemas, los Bucks dotaron de balones a Giannis y a Middleton al poste bajo para darle sentido a su ataque, desde donde distribuyeron la bola ante la defensa de Phoenix y acudieron a la línea.

En el momento en el que los Suns se centraron en defender en zona fue cuando Milwaukee realmente demostró estar en control del partido. Los locales aseguraron el rebote ofensivo, logrando tener segundas oportunidades muy valiosas, buscaron opciones desde los postes altos y fueron muy agresivos a la hora de defender en transición, arriesgando para poder castigar después la zona. Los ajustes de Phoenix no los afectaron en la segunda mitad, sabiendo adaptarse al medio a la perfección para sellar el triunfo.

El bloqueo directo, la gran carga de Bucks: Phoenix siguió haciendo especial daño en el gran problema que siguen sin resolver a día de hoy los de Budenholzer como es el bloqueo directo. A pesar del desacierto generalizado y de la ausencia de Ayton durante buena parte del choque, Chris Paul hizo y deshizo a su antojo cuando pudo jugar un bloqueo y continuación. El base de los Suns se fue a un 8 de 14 en tiros de campo, produciendo la mayoría en este tipo de situaciones. La principal traba para Milwaukee reside en que todavía no está claro cuál es el mejor modo que tienen para mitigar el impacto de esta jugada. Probaron a meter presión al manejador y hundir al interior, pero Brook Lopez no hizo más que quedar expuesto, trataron de cambiar con los exteriores pero la ventaja en el poste fue grande. Fue saltar al trap lo que finalmente mejor les vino, pero esta estrategia tiene los pies muy cortos.

Renacimiento express: En un abrir y cerrar de ojos Milwaukee encontró los mejores minutos de toda la serie en el segundo cuarto, despertando en el momento más oportuno para salvar su temporada. Con Ayton fuera de cancha por problemas de faltas y con Kaminsky en cancha, los de Budenholzer iniciaron un parcial descomunal de 11-4 que acabó por extenderse a 20-6 con el bahameño ya en cancha nuevamente. Creciendo desde los errores de sus oponentes y con Holiday como figura relevante en las transiciones, los Bucks finalmente se reencontraron consigo mismos al poder defender duro y correr. Aquí fue clave la protección de la pintura y la contención de Devin Booker, aumentando de este modo el ritmo de juego y la ansiedad por anotar por parte de los Suns.

Con 2:50 para acabar el segundo cuarto, Phoenix tuvo una acción en superioridad que habría reducido la diferencia a tan solo 3 puntos, poniéndose 50 a 47. Sin embargo, Booker desaprovechó la oportunidad, errando en el pase a Payne y permitiendo que Milwaukee se recompusiera. En ese lapso de tiempo los Bucks consiguieron un 10-0 de parcial, dejando sin anotar en todo ese tiempo a sus oponentes y abriendo brecha.

Holiday despertó: La primera mitad no había hecho justicia al gran trabajo que Holiday había realizado. Siempre constante en defensa, presionando, correcto en las lecturas, pero errático en ocasiones en ataque. No así en la distribución de balón donde junto a Khris Middleton y Giannis Antetokounmpo fue clave ya que entre los tres anotaron o asistieron en los 60 puntos de los Bucks que consiguieron al descanso.

Fue tras el paso por vestuarios cuando realmente Jrue despertó de su letargo ofensivo. El base de los Bucks lideró junto al MVP griego el asombroso parcial del equipo local. Con una serie de 4 de 5 en triples únicamente en el tercer cuarto, Holiday se fue hasta los 12 puntos en ese lapso para el parcial de 38-31 de los suyos, finalizando con 21 tantos el encuentro.

Pero su trabajo, como es lógico, no se quedó ahí ya que Holiday realizó un encomiable trabajo en defensa sobre Chris Paul. Este le realizó lo que se conoce como cara a cara, centrando todos sus esfuerzos únicamente en su emparejamiento, presionando al oponente desde los saques de fondo y haciéndole la vida imposible. Algo que fue clave para frustrar a los Suns.

Johnson, invitado inesperado: Con Ayton fuera, Saric lesionado y Kaminsky sin opciones de poder entrar por su inefectividad, Monty Williams apostó por dar una oportunidad a Cam Johnson en el tercer cuarto. El sophomore se colocó junto a Jae Crowder en la parte baja de la zona, asumiendo la responsabilidad de mitigar el impacto de Portis y Giannis en el rebote ofensivo, algo que realizó dejando buenas sensaciones pese al dominio del griego.

Pero lo verdaderamente importante sucedió en el otro extremo, en ataque, donde el alero sorprendió convirtiéndose en el mejor jugador sobre la cancha para los Suns en el tercer cuarto. Johnson consiguió anotar 12 puntos, casi todo en la pintura, lo cual fue bastante inusual teniendo en cuenta el rol de tirador que ha mantenido durante todo el curso.

Fue precisamente en la zona donde Cam dejó una de las imágenes de estos Playoffs y que será recordada en adelante como un póster memorable sobre PJ Tucker:

Booker, desaparecido: No fue la noche de Devin. Desde el principio se vio que los Bucks habían preparado toda su defensa para tratar de mitigar el impacto de la estrella rival, que en el anterior duelo estuvo infalible desde el lanzamiento. El escolta no llegó a sentirse cómodo en ningún momento debido al férreo marcaje que tanto PJ Tucker como Khris Middleton le realizaron, impidiéndole conseguir el espacio suficiente para elevarse en suspensión o bien salir liberado para lanzar tras pase.

El jugador de los Suns completó su peor partido en lo que llevamos de Playoffs al firmar un 3 de 14 en tiros de campo, incluyendo 1 de 7 en triples, sumando 10 puntos en total además de 6 rebotes y 2 asistencias. Probablemente, el escolta arrastrase algunos problemas físicos, disputando únicamente 29 minutos y siendo asistido en el descanso en sus isquiotibiales de la pierna derecha.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

olympic-basketball-gettyimages
Tokio 2020: opciones y desempates rumbo a cuartos
Leandro Fernández
Guía Draft
La Guía del NBA Draft 2021
Juan Estevez
Damian Lillard, Patty Mills, Evan Fournier
Resumen del día en Tokio 2020: triunfos de favoritos
Leandro Fernández y Nacho Losilla
Jalen Green
Seis preguntas candentes camino al Draft
Juan Estevez
damian lillard
Códigos NBA 2K21
NBA.com Staff
Dennis schroder
Agencia Libre: 3 destinos favorables para Schroder
Nacho Losilla
Más noticias