);
FIBA Basketball World Cup

Mundial de básquet 2019: Los mejores 10 partidos de la Selección Argentina en el Siglo XXI

Manu Ginóbili Pepe Sánchez NBA Argentina
Manu Ginóbili y Pepe Sánchez, dos argentinos que hicieron historia en la NBA GettyImages

El siglo XXI ha sido prolífico para la Selección Argentina: por la irrupción de una camada histórica, la mejor de todos los tiempos, que construyó a una Generación Dorada que se consolida como uno de los mejores equipos de la historia FIBA y por la aparición de una renovación a cargo de un grupo de jugadores jóvenes que -ya demostró- puede competir de igual a igual frente a cualquiera. El básquet argentino goza de buena salud y el Mundial de China podría ser una nueva oportunidad para cimentar el optimismo que rodea al deporte nacional. Aprovechando la ocasión, repasamos los mejores 10 partidos de la Selección Argentina en el Siglo XXI.

1. Argentina vs Estados Unidos - Juegos Olímpicos de Atenas 2004

Después del batacazo de Indianápolis, Estados Unidos tenía la sangre en el ojo en busca de una revancha frente al equipo que los había ridiculizado en su casa, ante su gente, en su Mundial. Pero el Dream Team, un equipo liderado por Tim Duncan, volvió a caer frente al combinado de Rubén Magnano. El traspié fue doblemente doloroso porque no solo fue un nuevo cachetazo: fue en las semifinales de un Juego Olímpico, certamen que habían conquistado de forma consecutiva en Barcelona 1992, Atlanta 1996 y Syndey 2000. Pero Argentina, con un Manu Ginóbili que rubricó una inolvidable actuación con 29 puntos, hundió nuevamente las esperanzas de Estados Unidos en el Olympic Indoor Hall de Atenas ante 14,500 personas y clasificó a la final, instancia en la que venció a Italia para adueñarse del oro olímpico. Fue triunfo argentino por 89-81.

2. Argentina vs Estados Unidos - Mundial de Indianápolis 2002

58 triunfos consecutivos acumulaba Estados Unidos desde que el Dream Team irrumpió en los Juegos Olímpicos de Barcelona de 1992. 58 fueron hasta que la Argentina de Magnano conmocionó al Mundo en el campeonato de Indianápolis 2002. 15 puntos de Manu Ginóbili, 11 de Fabricio Oberto, 13 de Luis Scola y 14 de Andrés Nocioni cimentaron el triunfo por 87-80 frente al Dream Team, un encuentro legendario que marcaría el destino de ambos equipos durante la próxima década. Si fue fundacional para la Generación Dorada, también provocó un cambio de paradigma en Estados Unidos.

3. Argentina vs Serbia y Montenegro - Juegos Olímpicos de Atenas 2004

Después de la derrota frente a Yugoslavia en 2002, Argentina consumó su venganza en su debut en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004. Fue el prólogo de lo que sucedería después: un camino lleno de gloria hasta colgarse la medalla de oro frente a Italia en la final. El combinado nacional afrontó el desafío frente al reinante campeón del mundo y desde el comienzo, enardecidos por el antecedente de Indianápolis, sacó una ventaja que después logró sostener durante todo el partido. Manu Ginóbili fue la gran figura de una noche inolvidable: marcó 27 puntos y dejó la jugada más icónica de la era más gloriosa de la Selección Argentina.

4. Argentina vs Italia - Juegos Olímpicos de Atenas 2004

El partido del oro. Después de vencer a Estados Unidos en las semifinales, Argentina no se relajó. Italia había sorprendido a Lituania en las semifinales de la mano encendida de Gianluca Basile pero la defensa Argentina impidió que las figuras italianas aparecieran en su esplendor. Con 25 puntos y 11 rebotes de Luis Scola, Argentina vencio a Italia por 84-69, se tomó revancha de la derrota en la fase inicial y se colgó la primera y única medalla de oro de su historia. Tras una primera mitad pareja, Argentina estableció la diferencia decisiva en la segunda parte.

5.Argentina vs Lituania - Juegos Olímpicos de Beijing 2008

En busca de defender el título olímpico, el debut había sido decepcionante en Beijing 2008: Lituania, con un Llinas Kleiza prendido fuego, recibió a la Argentina con un cachetazo en su debut en territorio chino. Si bien el equipo nacional se recuperó y volvió a vencer a Grecia en un duelo nuevamente apasionante, Estados Unidos se tomó revancha en semifinales y envió a la Argentina a jugar por el tercer puesto frente a Lituania. Su único verdugo en la primera fase sucumbió a manos de la Argentina en un partido emotivo de un equipo que no pudo contar con el lesionado Manu Ginóbili: Carlos Delfino tomó la posta y aportó 20 puntos y 10 rebotes para el triunfo por 87-75. Fue la segunda medalla para la Generación Dorada y un partido inolvidable más en la gloriosa historia argentina.

6. Argentina vs Grecia - Juegos Olímpicos de Atenas 2004

El anfitrión, impulsado por 14,500 fanáticos que alentaban por una misma ilusión: la de ser campeones en su propia casa. Un equipo durísimo, inexpugnable, épico. Grecia se adelantó con un segundo cuarto fantástico, en el que consiguió una ventaja considerable en el parcial (21-7) y se fue al descanso con una victoria por 35-29. Sin embargo, apareció un héroe inesperado para motivar al equipo de Magnano: Walter Herrmann marcó 8 puntos y capturó 6 rebotes en 17 minutos para impulsar la remontada albiceleste en un equipo que tuvo a Fabricio Oberto y Manu Ginóbili como máximos goleadores con 13 puntos cada uno. Argentina se quedó con la victoria por 69-64 y, sin saber, empezaba a construir su camino hacia el oro.

7. Argentina vs Brasil - Juegos Olímpicos de Río 2016

Por su significado y por el desenlace, uno de los partidos más emotivos de la Argentina en el siglo XXI. Manu Ginóbili y Andrés Nocioni disputaban su último torneo al frente de un equipo plagado de jóvenes que lideraron junto a Luis Scola. Argentina le había ganado a Nigeria en el debut, había vencido a Croacia y perdido contra Lituania. En la última fecha de la fase inicial debería jugar contra España, una derrota más que probable frente a la fuerza dominante del básquet europeo, por lo que en la cuarta jornada resultaba crucial el duelo frente a Brasil. Eterna víctima argentina, era una final que Brasil estuvo a punto de ganar con Nené como figura: 24 puntos y 11 rebotes marcaron los tiempos del duelo.

Argentina la pasó mal y el conjunto de Rubén Magnano estuvo a punto de quedarse con el triunfo, pero Andrés Nocioni apareció en todo su esplendor y convirtió un triple a falta de 3 decímas para el final del último cuarto que obligó a definir al ganador en dos tiempos suplementarios. Nocioni tuvo una jornada inolvidable con 37 puntos y 11 rebotes, una noche en la que Facundo Campazzo -uno de los herederos- brilló con 34 puntos y 11 asistencias.

8. Argentina vs Puerto Rico - Preolímpico 2011

En casa, la Generación Dorada quería celebrar los éxitos conseguidos alrededor del mundo y estaban preparados para que fuera una fiesta completa. Sin embargo, Argentina debió sufrir. Tras una ajustada derrota frente a Brasil en la segunda fase, debió enfrentarse a Puerto Rico en las semifinales. El ganador conquistaría uno de los dos boletos disponibles rumbo a los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Argentina no podía fallar y no falló: fue triunfo por 81-79 con un Scola pletórico (27 puntos) y un Manu Ginóbili que le rezó a Dios para que JJ Barea fallara el triple que intentó sobre el final para quedarse con la victoria. El Poliderpotivo Islas Malvinas contuvo la respiración y, finalmente, se desahogo. Después, Argentina vencería a Brasil en la final para consagrarse campeón.

9. Argentina vs Brasil - Preolímpico 2007

Una situación similar vivió Argentina en el Preolímpico de Las Vegas 2007, donde viajó con un plantel desguarnecido pero con un Scola en estado de gracia para liderar por enésima vez a la Argentina. Tras una desventaja de ocho puntos al entretiempo, un parcial de 30-13 le permitió a la Argentina conseguir la victoria y el boleto rumbo a Beijing 2008. Scola, con 27 puntos y 9 rebotes, impulsó la gesta de un equipo emocionante en el Thomas & Mack Center.

10. Argentina vs México - Preolímpico 2015

El último partido de la lista es uno de los más significativos para el futuro del básquet argentino. Una nueva camada, aunque apuntalada por la experiencia de Luis Scola y Andrés Nocioni, consiguió la clasificación directa a los Juegos Olímpicos de Río 2016, un objetivo cumplido que ni el más optimista hubiera advertido.

Argentina, con muchos jugadores jóvenes, había ganado los cuatro partidos de la fase inicial y marchaba invicta también en la segunda ronda hasta que México le dio un cachetazo el 9 de septiembre al vencerlo por 95-83. Segundo y tercero en la tabla de posiciones, debieron enfrentarse dos días más tarde, con el boleto a Río sobre la mesa y ante un estadio plagado de fanáticos mexicanos que alentaban a sus compatriotas. Ante la atenta mirada de Ginóbili desde la tribuna, los más experimentados acompañaron a los jóvenes valores que también se destacaron durante esa noche mexicana. Scola hizo 18 puntos y Nocioni bajó 13 rebotes, pero Facundo Campazzo y Marcos D'Elia, entre otros, redondearon destacadas actuaciones para el batacazo en México frente a un equipo que reunía a Jorge Gutiérrez y a Gustavo Ayón. El local, en su casa, eliminado. Argentina otra vez a los Juegos Olímpicos.

Más en NBA.com

kristaps porzingis
Lo mejor de Porzingis en el Madison Square Garden
Nacho Losilla
Caris LeVert
LeVert: operación y baja indefinida en los Nets
Leandro Fernández
Bird Taurasi
Las estrellas de la WNBA, en Argentina
Agustín Aboy
Mundo NBA Podcast
Audio: Lakers-Celtics, ¿volvió la rivalidad?
Staff NBA.com
domantas sabonis rudy gobert nikola vucevic
Números en profundidad: los reyes de los bloqueos
Nacho Losilla
Luka Doncic, Trae Young
Chat NBA: ¿A quién elegir entre Doncic y Young?
Leandro Fernández y Agustín Aboy
Más noticias