);
Los Angeles Lakers

La temporada de los múltiples candidatos a MVP: los argumentos para 10 aspirantes al trono

NBA MVP Ladder MX
Getty Images

¿Cuántas veces escucharon o leyeron que la temporada 2019-2020 de la NBA será histórica y apasionante? Seguramente muchas, y con total razón. Se viene una campaña en donde la paridad a la hora de la competencia será el trending topic con el correr de los meses. La narrativa de la disparidad que dio vueltas en el último lustro (principalmente por el maravilloso equipo que formó Golden State Warriors) quedó enterrada a partir de un verano norteamericano repleto de cambios impactantes que modificaron y balancearon el mapa de la liga como pocas veces.

Más | Predicciones NBA: ¿Quién será el Jugador Más Valioso de la temporada 2019-2020?

Habrá historias para contar y seguir en todos lados. Tantos focos, quizás, como candidatos a MVP. Parece un poco fuera de lugar, pero cuando empezamos a buscar potenciales aspirantes al premio de Jugador Más Valioso, podemos pensar que Giannis Antetokounmpo repetirá lo de la 2018-2019. O que James Harden se sacará la espina para capturar su segundo trofeo. O que Stephen Curry explotará como nunca con los Warriors para su tercero. O por qué no podemos imaginar a LeBron James en una campaña de redención absoluta para volver al trono. ¿Y si Anthony Davis se pone a los Lakers al hombro sobre el Rey? Bueno, seguimos enumerando y aún no apareció Kawhi Leonard, la bestia absoluta de los últimos Playoffs.

Y esto podría continuar. Probablemente nos encontremos en medio de la temporada pensando que el MVP está para uno, y una semana después aparecerá otro mejor posicionado. Y a la siguiente, un nuevo nombre. Es que el caudal de talento de las estrellas de la NBA es realmente único y sensacional.

Más | Una razón para mirar a los 30 equipos de la NBA: ¿Qué hay que seguir en la temporada 2019-2020?

Para ser lo más justos posible, armamos el caso y argumento de 10 posibles candidatos a MVP para la temporada 2019-2020. Si el premio termina saliendo para un nombre por fuera de la lista, nadie se debería sorprender. Porque, lo dicho: el curso será histórico, apasionante y repleto de candidatos para brillar.

Giannis Antetokounmpo (Milwaukee Bucks)

  • Mejor resultado como MVP: Ganador en 2018-2019

Empezamos con el último ganador y, quizás, máximo favorito a repetir. De hecho, la tradicional encuesta anual a los GMs de las 30 franquicias lo tuvo como el elegido para quedarse con la corona al mejor jugador de la fase regular. No es para menos.

Giannis viene de una demostración de dominio extrema: 27,7 puntos, 57,8% campo, 12,5 rebotes, 5,9 asistencias, 1,3 robos y 1,5 tapones de promedio en 32,8 minutos en la pasada campaña. Números sensacionales que, quizás, no explican del todo un nivel superlativo y pocas veces visto que llevó a Milwaukee al mejor récord de la NBA. Cuando el mejor jugador del mejor equipo ejecuta así, se transforma en una receta casi imposible de fallar para el MVP.

Lo mejor para el griego es que el contexto no cambia. Sigue siendo la única estrella 100% probada de los Bucks, y su equipo está en camino de ser el 1 nuevamente (sobre todo del Este). Si a la cuenta le agregamos que él mismo cumplirá 25 años recién en diciembre, que su margen de crecimiento es alto y que su aviso fue de que apenas desplegó el 60% de su potencial, nos encontramos con un resultado de brillo garantizado.

¿Qué pasa si por fin logra consistencia y se transforma en una amenaza exterior, su gran lunar hasta aquí? Bueno, los rivales ahí tendrían que alarmarse seriamente. The Greek Freak comenzó una era de dominio individual que parece no tener techo por ahora. Y atención, porque convertirse en el primer jugador de la historia en promediar 30 puntos con 60% de campo es un objetivo posible de lograr.

James Harden (Houston Rockets)

  • Mejor resultado como MVP: Ganador en 2017-2018

La Barba viene de completar una temporada con el mejor promedio anotador (36,1) desde que Michael Jordan cerrara la 1986-1987 con una media de 37,1 por encuentro. Pero ni siquiera esa demostración histórica de anotación alcanzó para su segundo MVP. Es más, la diferencia con Giannis fue bastante amplia (78 a 23 en votos de primer puesto).

¿Qué frenó a la estrella de Houston? El agregado de acompañar su éxito individual con el colectivo. Los Rockets fueron cuartos en el Oeste en la 2018-2019, y tuvieron algunos pasajes (sobre todo en la primera parte) realmente flojos. Con Antetokounmpo brillando y llevando a Milwaukee al 1, no había puntos de Harden que pudieran contrarrestar ese efecto.

De esta manera, para el ex Oklahoma City parece haber sólo una salida rumbo a otro MVP: mantener su rendimiento individual (mejor aún si lidera a la NBA en anotación por tercera campaña consecutiva) y ganar el Oeste con los Rockets, una misión realmente compleja para el nivel de competitividad que tendrá la Conferencia este año. Es más, incluso tendría que sumarse un mejor récord que los propios Bucks para superar también lo que podría hacer Giannis.

Una tarea compleja, pero no imposible. Si la llegada de Russell Westbrook impacta bien en la química colectiva, la Barba puede dar el golpe sobre la mesa.

Kawhi Leonard (Los Angeles Clippers)

  • Mejor resultado como MVP: Segundo en 2015-2016

Si alguien se encarga de cuestionar que Kawhi Leonard fue el mejor jugador del mundo desde abril hasta junio, debería presentar argumentos realmente sólidos que -incluso- podrían salirse de la realidad. Los Playoffs 2019 del alero fueron realmente históricos, promediando 30,5 puntos, 9,1 rebotes, 3,9 asistencias y 1,7 robos en 39,1 minutos que terminaron llevando a Toronto al título de campeón. Nadie estuvo a su altura.

Si el ex San Antonio se mostró así de dominante fue, en parte, por esos ya famosos load managements que aplicaron los Raptors para bajarle la carga de trabajo en la fase regular, donde jugó apenas 60 partidos. El tema es que, por más maravilloso que sea el juego de Kawhi, esa cifra de presentaciones no le alcanzará para el premio.

Si bien no existe una regla oficial, Leonard tendrá que jugar al menos 70 partidos en la fase regular para soñar con el trofeo. Desde que la NBA organiza su calendario con 82 partidos (desde la 1967-1968), 49 de los 50 ganadores de MVP disputaron al menos 70 encuentros (con la excepción de Bill Walton en 1977-1978). Esto no incluye las campañas con lockout, cuando Karl Malone lo ganó jugando 49 de 50 (1998-1999), y LeBron James lo hizo con 62 de 66 (en 2011-2012).

Por supuesto, además de la cantidad de partidos, Kawhi deberá llevar a Los Angeles Clippers a lo más alto, sobre todo porque en los papeles hablamos del máximo candidato a la corona. Quedar por debajo del 1 del Oeste sería estar por debajo de las expectativas para los de Doc Rivers. Así que el combo parece claro: volumen de partidos + ser el mejor del mejor. El contexto ayuda para imaginarnos a Leonard con la única mención que le falta en su ya laureada carrera.

Stephen Curry (Golden State Warriors)

  • Mejor resultado como MVP: Ganador en 2014-2015 y 2015-2016

Una cuestión que se suele repetir siempre a la hora de buscar el MVP es "ser el mejor del mejor equipo". Al fin y al cabo, esa sería una manera simple de resumir los primeros tres casos (Giannis, Harden, Leonard). Curry podría ser una primera excepción a esa máxima, en un caso similar a Russell Westbrook en 2016-2017.

No, no estamos comparando a ambos jugadores, sino los contextos. En aquel momento, Russ hizo historia al promediar un triple-doble por segunda vez en los libros de la liga (tomando la posta de Oscar Robertson), y fue el máximo anotador de la competencia. Más importante aún, sus números sirvieron para llevar a un equipo muy limitado de Oklahoma City hasta los Playoffs (6° en el Oeste, con 47 victorias).

¿Por qué lo de Steph sería parecido? Porque estos Warriors ya no son lo que eran. No se trata de menospreciar la capacidad de un entrenador magnífico como Steve Kerr, ni lo que pueden generar Curry, Draymond Green y D'Angelo Russell juntos. El tema es que, más allá, de esos nombres, no hay mucho. Durant e Iguodala se fueron, Klay Thompson estará fuera al menos hasta después del All-Star, Looney y Cauley-Stein son lo más cercano a un jugador probado y de garantía después de los tres pilares, y ahí la profundidad cae bastante. Entre Glen Robinson III y Alec Burks habría un titular más, dos rookies como Jordan Poole y Eric Paschall tendrán que tener un rol real en la rotación, y Jacob Evans, Marquese Chriss y Omari Spellman deberían ser los encargados de también dar minutos de calidad. ¿Certezas? Pocas.

En realidad, una sola: Steph tendrá rienda suelta para establecer números maravillosos. Si en este contexto de Golden State logra dejar a su equipo en el Top 4 del Oeste, sería un resultado realmente deslumbrante y digno de MVP.

LeBron James (Los Angeles Lakers)

  • Mejor resultado como MVP: Ganador en 2008-2009, 2009-2010, 2011-2012 y 2012-2013

En el caso del Rey, su caso tendría que combinar varios factores, con uno de ellos por encima de todos: la salud. Si lo acompaña y se suman otros ingredientes, como llevar a los Lakers al Top 2 del Oeste, dejar a un costado sus lagunas defensivas o liberar una versión aún más especial de él como base, entonces tendríamos una chance.

Decíamos que lo primero es la salud. LeBron está entrando a su 17° temporada en la NBA. Cumplirá 35 años en diciembre, y ya jugó más minutos (contando fase regular y Playoffs) que cualquier otro jugador en la historia de la liga antes de cumplir los 35. Su durabilidad ha sido maravillosa y marcó una era, pero el tiempo pasa para todos y nadie le puede ganar. De hecho, James viene de perderse 27 partidos en la 2018-2019, la mayor cifra de su carrera.

Si la salud lo acompaña, llevar a los Lakers a los dos primeros del Oeste es conseguible. Este año tendrá en Anthony Davis a un compañero como pocas veces tuvo en carrera. Alguien que ya dijo que lo estará presionando en el costado defensivo, un punto en donde LeBron puede ser cuestionado. Lleva años sin "acelerar" en defensa en fase regular, con errores o lagunas que se hicieron viral en video.

Si esas partes están, su papel de la 2019-2020 podría hacer el resto. Jugará "oficialmente" de base (las comillas se entienden, ya que ha sido el principal portador de balón y creador de juego de sus equipos por años), lo que podría despertar un salto aún mayor en su conducción. Si ese impacto le gana a lo que genere AD, entonces LeBron podría optar por una temporada de redención total que lo lleve a su quinto MVP.

Anthony Davis (Los Angeles Lakers)

  • Mejor resultado como MVP: Tercero en 2017-2018

Una parte del caso de AD es realmente compleja: dejar a LeBron James en un segundo plano. Si consideramos que debe cumplirse el aspecto lógico de llevar a Los Angeles Lakers a la parte de arriba de las posiciones, sería fácil pensar que una gran parte del crédito se la llevaría el Rey. Pero si el ex New Orleans realmente eclispa su producción, entonces tiene un argumento.

¿Cómo podría hacerlo? Explotando ofensivamente, que se podría traducir en estar cerca de los 30 puntos de promedio por noche. En la primera presentación en pretemporada, anotó 17 tantos en un cuarto, tomando 11 lanzamientos (7 más que cualquier otro Laker) y dominando por completo. Esa versión sería la cercana que se ajusta al escenario planteado.

Después, otra misión: t ransformar defensivamente a los Lakers. Individualmente, Davis tiene la capacidad de ser el Mejor Jugador Defensivo de la NBA, algo que marcó como objetivo. Si, además, logra comprometer a LeBron como ningún otro compañero lo pudo hacer en fase regular, ya sería doble mérito.

Si esa es la versión que nos encontraremos de AD, ser el tercer jugador de la historia en ganar MVP y Jugador Defensivo en una misma temporada está a su alcance.

Nikola Jokic ( Denver Nuggets )

  • Mejor resultado como MVP: Cuarto en 2018-2019

Una parte del trabajo parece hecha: encontrar a los Nuggets entre los de arriba del Oeste con Jokic como claro líder de esa estructura. Hablamos de un jugador realmente espectacular que está acompañado de un plantel balanceado y armado alrededor suyo, que funciona a la perfección porque él es la unión perfecta de todas las partes.

Ahora bien, para encontrar a Jokic como una verdadera amenaza, quizás habría que pedirle que sea menos Jokic y más estrella. El serbio es, quizás, el dueño del menor cartel de figura de todos en esta lista. No tiene el mejor físico del mundo, no anota 50 puntos partido en un abrir y cerrar de ojos, no habla ni se expresa como estrella. Él juega. Así de simple y maravilloso. Pero en un premio individual, ese costado personal influye. Y en este caso no podría darle lugar a esos partidos donde pasa largos ratos sin tomar tiros. Debería ser un poco más egoísta (en el buen sentido) y acercarse a su versión de los últimos Playoffs, donde promedió 25,1 puntos, 5 más que en fase regular.

Su capacidad de pase es una marca registrada de su juego, y acercarse a una marca histórica en ese rubro ayudaría a sus argumentos. Hablamos de romper el récord de promedio de asistencias para un pivote, establecido por Wilt Chamberlain en la 1967-1968 (8,6). Viene de tener 7,3 en el curso pasado.

Pero, para dificultad de Jokic, probablemente haya un factor más: terminar mejor que Milwaukee. Giannis hará lo suyo con los Bucks, y eso siempre será un factor de desempate a su favor, a menos que Denver ayude al balcánico a romper esa tendencia.

Joel Embiid (Philadelphia 76ers)

  • Mejor resultado como MVP: Séptimo en 2018-2019

Acá parece haber un factor tan claro como complejo: mantenerse sano. El físico de JoJo siempre fue el tema de su carrera. Parecía que esa dinámica negativa se terminaba en la pasada campaña. Durante el primer cuarto del curso era el jugador con más minutos en cancha. Al llegar a Navidad, apenas se había perdido un partido. Pero desde ese punto en adelante jugó apenas 30 de los siguientes 47 encuentros de los 76ers. Es más, descansó en un choque de Playoffs, y lució bastante fuera de estado en esa etapa clave.

Philadelphia parece haber aprendido una lección, entendiendo que necesita a Embiid fresco y sano para mayo-junio, por lo que podríamos imaginar un escenario que complique aún más su caso: load management para el pivote. Además, la franquicia incorporó a Al Horford, un enorme seguro para darle aún más descanso a Embiid.

De todas maneras, el camerunés tiene la capacidad para dominar con su físico y recursos como pocos (o nadie) en la NBA. Si consigue mantenerse en cancha en una cifra de partidos superior a los 70, y lidera a Philadelphia en una campaña fantástica (arriba de las 60 victorias y con el 1 del Este), entonces sí podríamos empezar a imaginar al jugador de 25 años como un serio candidato al premio, algo que él mismo marcó como un objetivo personal.

Damian Lillard (Portland Trail Blazers)

  • Mejor resultado como MVP: Cuarto en 2017-2018

El primero de los últimos dos casos de la lista, donde hablamos de claros underdogs que sorprenderían cuando nadie los espera. Para Dame, una jugador históricamente infravalorado como sus Blazers, se necesitará algo más que brillar por completo y lograr estadísticas sensacionales, algo que puede hacerlo sin ningún tipo de problemas (lleva cuatro temporadas seguidas con al menos 25 puntos, 4 rebotes y 5 asistencias de promedio).

El base necesitará algo de ayuda de sus compañeros para potenciar a Portland. Pensemos esto: la fantástica 2018-2019 de los Blazers los puso en el tercer puesto del Oeste (y más adelante los llevó hasta las finales de Conferencia), y así y todo Lillard fue 6° en la votación para MVP.

Así las cosas, necesitará encontrar a su equipo como mínimo en el Top 2, y acompañarlo con números sensacionales (de nuevo, lo puedo conseguir) para alimentar su narrativa.

Donovan Mitchell (Utah Jazz)

  • Mejor resultado como MVP: no recibió votos

¿Cómo van a poner a Mitchell como MVP? Simple: un underdog que dependerá de ser el mejor del mejor equipo. Si está en la lista es porque Utah, por lo bajo, podría sorprender a más de uno e instalarse entre los mejores de la Conferencia Oeste.

Pero al mismo tiempo, ser el mejor del mejor deberá estar acompañado de otros factores: primero principal, que Mitchell promedie bastante por encima de los 25 puntos y su anotación llegue con efectividad (más que el 43,4% de campo de su carrera), y que se genere una combinación de varias cosas, como múltiples casos de load management en los Clippers (Kawhi) y Lakers (LeBron y Davis), unos Bucks fallando en el Este, Harden y su adaptación a Westbrook con impacto negativo, y Curry sin poder sacar a flote a los Warriors.

¿Una tormenta perfecta quizás? Es probable. Pero así y todo, no son cuestiones alejadas de la realidad. Mitchell, en definitiva, es uno de los mejores jugadores jóvenes de la NBA.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Lakers vs. Warriors
Lakers derrotaron con facilidad a los Warriors
Carlos Herrera Luyando
VanVleet
Toronto le dio otro golpe a Portland
Juan Estevez
James Harden y Patrick Beverley
Harden tuvo otra noche espectacular
Carlos Herrera Luyando
Wiggins
Un Wiggins en llamas le dio el triunfo a Minnesota
Juan Estevez
James Harden
Los máximos anotadores en una temporada
Juan Estevez
Ja Morant
Morant se llevó la noche
Carlos Herrera Luyando
Más noticias