);
Especial Manu Ginóbili

Debate NBA Global: Manu Ginóbili, bajo la mirada internacional

Manu Ginóbili
Manu y su impacto a nivel mundial. Getty Images

En Argentina, hablar de Manu Ginóbili es una cuestión que termina con un resultado unánime. La admiración por el bahiense es total, y su legado como deportista lo tiene en el Olimpo de la historia nacional. Ahora bien, que San Antonio retire su camiseta para inmortalizar su carrera de leyenda permite buscar una mirada más allá de los límites del país.

Más: Especial Manu Ginóbili.

El Staff de NBA.com Global aporta su mirada sobre el impacto de Ginóbili para la historia del básquet.

Manuel de la Torre (@manueltorresanz) - NBA España

Nunca jugó en España, pero aquí se quiere y respeta a Manu Ginóbili como uno de los nuestros. Ya no por las evidentes similitudes culturales por el idioma, sino por el amor al juego que transmitía verle. No ser de Ginóbili es no gustarte el baloncesto. Pasión, entrega, clase (humana y deportiva), talento, compañerismo, garra… Son solo algunas de las características que se me vienen a la cabeza cuando pienso en él. Un jugador por el que siento (y diría que siente todo aquel que lea estas líneas) especial debilidad.

Su camino no fue fácil. Llegó a Italia desde su Argentina natal para hacerse un nombre. A base de tesón, trabajo y una calidad inmensa se labró en Europa una reputación que permanece impasible al paso del tiempo. Desde la base hasta la cima. Desde la segunda división italiana a conquistar la Euroliga.

En 2002 dio el salto a la NBA, donde durante más de tres lustros trazó una trayectoria formidable. Sacrificó números y brillo personal en beneficio del colectivo. Su espíritu competitivo pesó más. Y como el baloncesto es un deporte de equipo, los éxitos y títulos le acompañaron. Cuatro anillos en cinco Finales. Integrante junto a Tim Duncan y Tony Parker de uno de los mejores tríos de siempre. Exponente como pocos de la expansión global de la NBA, el Manu reinventó un rol: el de Sexto Hombre.

Ahora los Spurs van a retirar su número 20. Un homenaje de justicia. Porque colores y fronteras al margen, durante años todos fuimos un poco de los Spurs y de la maravillosa Generación Dorada argentina. Todos fuimos (y seremos) de Manu Ginóbili.

Sergio Rabinal (@S_Rabinal) - NBA España

Dicen que la lengua no conoce de fronteras y quizás al baloncesto le suceda lo mismo. Manu Ginóbili representó todo lo bueno que ha de tener un deportista, ese carácter y ese afán por alcanzar nuevas metas transformado siempre en reinventar su juego, incluso cuando el físico no acompañó al hombre.

A Manu le sentimos como uno más porque fue capaz de hacer humanos a quienes parecían dioses ante el Olimpo ateniense y dejar al mismísimo LeBron James como un pasajero en una acción inolvidable.

Ginóbili forma parte no ya de la historia del baloncesto argentino, sino de la historia de la NBA. Quién reinventó el rol de Sexto hombre y construyó una dinastía en San Antonio recibirá un pequeño gran homenaje de los muchos que merece.

Carlos Herrera Luyando (@carhluy43) - NBA México

Manu Ginóbili representa el ejemplo que el esfuerzo, la constancia y fidelidad al trabajo diario tiene su recompensa. Durante muchas décadas varios mexicanos se han ido a Estados Unidos a buscar un sueño y quizás por eso se le quiere bastante aquí.

Además de eso, también le deja una lección muy grande a México. Si el baloncesto nacional quiere crecer, necesita tomar de ejemplo a Argentina y estudiar muy cerca el caso de Manu. Ese flacucho que tanto trabajó y con un gran talento ganó medallas olímpicas y cuatro títulos en la NBA es la muestra de que desarrollando a los jóvenes vas a tener estos resultados.

Ginóbili representa mucho para México. Es ejemplo a seguir en varios aspectos.

Alex Novick - NBA Global

No hay dudas de que Manu es uno de los jugadores más únicos que se haya visto, y que merece todo el amor por sus cualidades intangibles, como su juego en el clutch, su fuego y su estilo energético. Ningún momento puntual me hizo levantar de mi asiento tanto como su volcada sobre Bosh en las Finales del 2014. Pero algo que siempre queda menospreciado es su producción real sobre la cancha desde una perspectiva de números. Me encantaría ver las mejores estadísticas de Manu en su mejor momento, pero habiendo llegado a la liga 10 años después.

Primero hay que considerar que, desde los 27 años hasta su temporada con 35, Manu promedió 20,5 puntos, 5,4 asistencias y 5,2 rebotes cada 36 minutos. Un logro atípico en ese lapso, ya que sólo 9 jugadores alcanzaron esa marca de 20-5-5 en un año desde el tramo de 2004-2005 a 2012-2013. Esos números se volvieron más comunes en el mundo actual de estadísticas más infladas, y una buena prueba es que 16 jugadores están en esos registros en esta 2018-2019.

Esa inflación llega gracias a la naturaleza abierta y de alto ritmo de la NBA actual, que encajaría perfectamente con el estilo de Manu. Y ni hablar si consideramos que es alguien que tuvo un 37% de acierto en triples en su carrera. Seguro estaría lanzando 8-10 triples por partido. No sería difícil imaginar que Manu acumulara números como James Harden de tanto en tanto, o metiéndose en la conversación por el MVP año a año.

Micah Adams (@MicahAdams13) - NBA Global

A simple vista, las estadísticas de Manu Ginóbili no parecen destacarse. De hecho, podrían decir que no son impresionantes.

Manu es el tipo de jugador que, cuando la próxima generación de fans de la NBA mire a sus números dentro de 20 años, dirá que está sobrevalorado.

Todos estarán confundidos.

Más que ningún jugador de su generación, Ginóbili es un alguien al que simplemente hay que mirar para apreciar. En su mejor versión, fue sin dudas uno de los mejores guardias de la NBA, un jugador mejor de lo que te puede hacer creer su currículum con dos All-Star Game y dos apariciones en los mejores quintetos de la NBA.

Si parece que cosas buenas iban a pasar siempre que Manu estaba en cancha, es porque realmente era así. En su carrera, los Spurs superaron a sus rivales por 10,2 puntos cada 100 posesiones cuando él estaba en cancha. Ese registro es el mejor de todos los jugadores de la liga durante las últimas dos décadas. Mejor que Duncan. Mejor que LeBron. Mejor que Kobe, que Shaq. Mejor que cualquiera.

Cuando nos enfocamos en los playoffs, los Spurs también fueron mejores que sus rivales por más de 10 puntos cada 100 posesiones comparando cuando él estaba en cancha y cuando descansaba. Una marca mejor que la de Duncan, Parker o cualquiera de sus compañeros.

A lo largo de su carrera, no existe jugador que tenga un mayor impacto estadístico elevando el nivel general de su equipo. Eso debería decir todo lo que necesitan saber sobre el impacto de Ginóbili en la cancha.

Carlan Gay (@TheCarlanGay) - NBA Canadá

Me preguntó qué dirá la gente sobre Manu Ginóbili dentro de 20 años. Cuando los jóvenes miren a sus números y vean que está en el Salón de la Fama. Siendo de Canadá, gran parte de mi perspectiva sobre Manu viene de una mirada de América del Norte, y sé que los aficionados del básquet en 20 años realmente no sabrán lo que Manu hizo por el juego.

El Eurostep, el rol como sexto hombre y la falta de egoísmos que tuvo para convertirse en uno de los mejeres jugadores de su generación no podrán ser cuantificados por las estadísticas. Tendrán que haberlo visto jugar.

Pero al final del días, más allá de saber que Manu no recibirá el crédito que merece en la mente de muchos, puedo descansar tranquilo sabiendo que en su país natal, Argentina, jamás será olvidado. Ginóbili es una verdadera leyenda que creó aficionados de un deporte extraño a ellos. Un verdadero ícono que alimentó el hambre de los fans del básquet argentino. Manu es la razón por la cual hay un sitio de NBA.com dedicado para los fans argentinos. Manu será la razón por la cual habrá la esperanza de un "próximo Manu" en los aficionados de su país. Manu siempre será la razón por la cual el básquet vivirá en la mente de 44 millones de personas.

Ése es su lugado: es un héroe nacional.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Agencia Libre
Agencia Libre 2019: todos los movimientos
Leandro Fernández y Pablo Schatzky
Mundo NBA Podcast
Audio: Westbrook con Harden + Los mejores del Oeste
Staff NBA.com
Kemba Walker Enes Kanter
Kemba en Boston: "Solo quiero ganar"
Matias Baldo
Tacko Fall
¿Qué pasará con Tacko en los Celtics?
Carlos Herrera Luyando
Matías Almeyda
Fanáticos NBA: Matías Almeyda, admirador desde la MLS
Sebastián Saijo
Kemba Walker
Guía 2019-2020: Charlotte Hornets
Leandro Fernández y Matías Baldo
Más noticias