);
NBA

El después de los traspasos: tres ganadores por debajo del radar luego del 'deadline'

La NBA ha demostrado muchísimas veces que detrás de los carteles más importantes, de los nombres más fuertes, hay jugadores que igualmente pueden tener su momento para destacarse. Dentro de una competencia con tantos intérpretes y tantos partidos, es común encontrarnos con momentos donde algunos protagonistas inesperados irrumpen por completo. Jugadores por debajo del radar sería, quizás, la definición más adecuada. Y es probable que los haya, incluso, en épocas donde las luces están en otros lados.

Más | ¿Cómo se cerró el mercado de traspasos de la NBA? Todos los acuerdos concretados sobre la fecha límite

El jueves pasado, el 6 de febrero, se cerró el mercado de traspasos de la NBA, con operaciones por donde aparecieron D'Angelo Russell, Andrew Wiggins, Andre Drummond, Clint Capela, Robert Covington y Marcus Morris, por citar a algunos. Pero claro, ahora es momento de mirar hacia otro lado, hacia el lado B de esos canjes o movimientos. Porque cuando una ficha del tablero se mueve, otra puede aparecer.

Los traspasos de la semana pasada dejaron algunos ganadores por debajo del radar. Aquí seleccionados tres de ellos.

Christian Wood (Detroit Pistons)

  • Previo al 'deadline': 10,5 puntos (37,6% triples), 5,3 rebotes en 18,0 minutos (49 partidos, uno como titular)
  • Post 'deadline': 18,0 puntos (46,7% triples), 10,3 rebotes, 2,7 asistencias en 31,8 minutos (3 partidos, todos como titular)

Wood es un interno espigado, bastante explosivo y atlético y con un arsenal de recursos ofensivos que va en evolución. Tiene apenas 24 años y debutó en la NBA en 2015, de la mano de Philadelphia 76ers. Pasó por Charlotte (2016-2017), Milwaukee y New Orleans (2018-2019), pero sobre todo tuvo tiempo para crecer y evolucionar en la G-League. La chance con los Pelicans en el cierre del curso pasado le sirvió para mostrarse (16,9 puntos y 7,9 rebotes en 23,6 minutos durante 8 partidos), pero no alcanzó para garantizar su contrato rumbo a esta 2019-2020.

Detroit se la jugó, reclamó su vínculo, le dio una chance en la pretemporada y hasta terminó metiéndose en el plantel definitivo, ganándole la pelea al veterano Joe Johnson. En silencio, Wood se transformó en una máquina de producir por minutos. Cada vez que entraba, rendía, alternando como ala pivote y pivote. Claro que con Andre Drummond y Blake Griffin adelante, las chances eran pocas.

Sin embargo, los Pistons empezaron a caer en las posiciones y en sus propios objetivos, Griffin quedó descartado por lesión y Drummond fue traspasado a Cleveland sobre el límite. Para Wood (probablemente también para aquellos fans del Fantasy que lo habían sumado esperando el canje de Andre), ese movimiento final fue el despertar hacia el protagonismo deseado en la mejor liga del mundo.

En tres partidos desde el inicio sumó dos doble-dobles (tenía cinco en los 49 partidos previos), estableció su segunda mejor marca de anotación del año (27 puntos contra OKC), la mejor en asistencias (5 también ante el Thunder) y acumuló tantos partidos con tres triples anotados (2) como los que había tenido en toda la campaña.

Detroit está en plan reconstrucción, que incluye analizar al detalle el material joven que tiene en su plantel, y Wood parece una opción súper confiable para más adelante. Su nivel, para él, es la mejor noticia rumbo a la próxima Agencia Libre, donde podría ganarse un buen contrato que le permita establecerse en la liga.

Bonus Track: Thon Maker. Otro pivote beneficiado tras la salida de Drummond: 12,7 puntos, 7,3 recobres y 1,7 tapones (28,8 minutos) en estos tres juegos. ¿Antes? 3,9 tantos y 2,4 tableros en 11,4 minutos.

Malik Beasley (Minnesota Timberwolves)

  • Previo al 'deadline': 7,9 puntos (36% triples), 1,9 rebotes, 1,2 asistencias en 18,2 minutos (41 partidos, todos desde el banco en Denver)
  • Post 'deadline': 19,0 puntos (47,4% triples), 7,0 rebotes, 3,0 asistencias en 30,0 minutos (2 partidos como titular en Minnesota)

La renovación de los Timberwolves a partir de la llegada de D'Angelo Russell es mucho más profunda que el arribo del base en sí. El colombiano Gersson Rosas ha incorporado piezas que parecen encastrar perfecto en la estructura y lo que pretende el conjunto dirigido por Ryan Saunders. Beasley, sin dudas, ingresa en esta categoría.

De opción secundaria desde el banco de los Nuggets, donde en la 2018-2019 había tenido un gran pasaje como inicial para cubrir lesiones, a titular y figura en sus primeras dos presentaciones en los Wolves, mostrándose completamente peligroso, agresivo e implacable con el tiro a distancia. Su estreno frente a los Clippers, con 23 puntos, 10 rebotes, 4 asistencias y 7 triples (récord personal), fue realmente espectacular.

Su presencia le abre otro panorama completamente diferente a Karl-Anthony Towns, quien sabe que puede descargar y encontrar un tirador peligroso en este escolta de 23 años, otro que va camino a la Agencia Libre (restringido) y que está jugando para ganarse un contrato. Minnesota puede haber sumado en el nacido en Atlanta a una pieza de valor como tercera espada detrás de KAT y D-Lo.

Bonus track: Juancho Hernangómez. Similar situación a la de Beasley. Del fondo de la rotación de Malone en Denver (3,1 tantos en 12,4 minutos) a titular al lado de Towns en los Wolves, rindiendo de gran forma (14,5 puntos, 71,4% triples, 3,0 rebotes y 2,0 asistencias) como 4 abierto.

Marquese Chriss (Golden State Warriors)

  • Previo al 'deadline': 7,9 puntos (51,8% campo), 5,4 rebotes, 1,0 tapones en 18,6 minutos (47 partidos, 9 como titular)
  • Post 'deadline': 21,5 puntos (68% campo), 9,0 rebotes, 1,5 robos, 1,5 tapones en 27,0 minutos (2 partidos como titular)

Ya había dado muestras de revitalizar su figura después de una floja 2018-2019 en Houston y Cleveland, que llegaba después de no haber podido funcionar en Phoenix. Pero Chriss encontró en San Francisco un lugar para poder explotar el talento que se le veía y, a los 22 años, parece ganarse de nuevo su lugar en la NBA.

En este curso pasó de un contrato de prueba a ganarse su lugar en el plantel, a ser cortado por necesidad de posiciones, para luego regresar con un contrato two-way y terminar con un nuevo vínculo por dos años, éste último después del deadline, cuando Golden State se desprendió de Spellman (dos semanas antes también se había ido Willie Cauley-Stein).

Sin pivotes naturales, Kerr confió en Chriss y encontró respuestas: consiguió en sus últimos dos juegos sus máximas anotaciones del curso, 26 frente a los Lakers (a uno de su récord personal) y 17 frente a Miami. Tras muchas dudas, el N°8 del Draft 2016 parece nuevamente por el camino correcto.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Allen Iverson y Ben Simmons
Iverson elogió a Simmons: “Soy un gran fan”
Carlos Herrera Luyando
WNBA
La WNBA 2020 será dedicada a justicia social
NBA.com Staff
JR Smith
JR Smith, nuevo Laker: "Quiero disfrutar del momento"
Agustín Aboy
Hughes
Draft 2020: Elijah Hughes, perimetral anotador
Juan Estevez
CJ McCollum
McCollum y la plataforma en la vuelta: “Podemos apoyar”
Carlos Herrera Luyando
Daryl Morey
Morey piensa que la nueva pretemporada ayudará a Houston
Agustín Aboy
Más noticias