);
All-Star 2020

NBA All-Star Game 2020: ¿Quiénes serán los titulares? Analizando las chances de todos los candidatos

All-Star Luka Doncic LeBron James
NBA Global

Aunque haya espacio para 10 jugadores, cinco de cada Conferencia, el lugar para los titulares del NBA All-Star Game siempre se queda corto y, por qué no, deja varias polémicas.

Es que en una liga repleta de grandes basquetbolistas, una elección como esta sin dudas tiene lugar para las discusiones. Por ejemplo, la temporada pasada Nikola Jokic no fue titular (y terminó siendo All-NBA), mientras que Damian Lillard, miembro del quinteto ideal de All-NBA en 2018 y del segundo quinteto en 2019, todavía no conoce lo que es ser elegido entre los cinco de la Conferencia Oeste.

MÁS | ¡Votá acá a tus jugadores favoritos para el All-Star Game 2020!

Por eso, con casi media temporada 2019-2020 transcurrida y a poco más de un mes de que llegue el All-Star Weekend Chicago 2020 (14 al 16 de febrero), analizamos quiénes son los favoritos de acuerdo a su rendimiento en lo que va del curso actual de la NBA, categorizando a los jugadores de acuerdo a la división que posee la votación presentada por la NBA.

MÁS | Debate: ¿Quiénes deberían ser los titulares del All-Star Game 2020?

Recordamos que los 10 jugadores titulares serán anunciados por la NBA el jueves 23 de enero.

Conferencia Este - Guardias

Fijas: Kemba Walker

Si Kemba fue titular por primera vez en el All-Star de 2019, lo merece aún más esta temporada. Llegado a Boston Celtics, en un contexto distinto al de toda su carrera, el base de la franquicia de Massachussets se está luciendo con números top: 22,5 puntos, 5,2 asistencias y 3,9 rebotes por partido, con una efectividad en tiros de tres puntos cercana al 40 (39,6%) en la campaña en la que más triples está lanzando de toda su carrera, con más de 9 intentos por juego.

Además de lo individual, hay que destacar su rápida adaptación al equipo de Stevens, pasando de ser aquel Kemba que lo debía hacer todo en Charlotte a un rol más de conductor del sistema. Eso sí, cuando Boston necesita de alguien que tome las riendas en el último cuarto, Walker lo ha hecho varias veces. Los dos cuartos en los que más puntos anota son el tercero y el cuarto, con un promedio de 6,8 puntos en el tercer asalto y 6,1 en el último capítulo del partido, en el que tiene una efectividad de campo del 47,4%.

Con la temporada ganadora que están teniendo los Celtics, segundos en el Este, Walker es hombre de méritos suficientes.

Favoritos: Trae Young, Jaylen Brown, Kyle Lowry

Varios nombres también están en el lote de adelante de esta carrera. Los números de Trae Young, la capacidad de hacer de todo que posee Jaylen Brown, la experiencia y los pergaminos de Kyle Lowry. Mucho para ponderar.

De estos tres, Young es quién tiene las estadísticas más extraordinarias y de hecho, por el momento, lidera la votación popular en su posición, con más de 440.000 votos. El joven de Atlanta Hawks promedia 28,8 puntos, 8,3 asistencias y 4,3 rebotes en su segunda temporada en la liga, a los 21 años. Él y Luka Doncic son los únicos dos jugadores que forman parte actualmente del top 5 en tantos convertidos y en pases-gol. ¿Su contra? La mala campaña de Atlanta, ubicado último en la NBA con récord de 8-28, aunque esto hable más de sus compañeros que del propio Young, en búsqueda de su primera nominación al All-Star Game.

Para quienes ven el mérito más en lo colectivo, rescatamos a Kyle Lowry. El base de Toronto Raptors, campeón de las últimas Finales, recuperó un rol más anotador cuando ya está cerca de los 34 años. Promedia 20,9 puntos, 7,4 asistencias y 4,7 rebotes por partido y es el referente de un Toronto que tiene récord de 15-10 cuando Lowry está en cancha y que, a pesar de la partida de Kawhi Leonard, sigue siendo protagonista en el Este.

Otro de un equipo ganador es Jaylen Brown. ¿Habrá media cancha de Boston en el All-Star? Jaylen, que también va por su primera participación en el juego de las estrellas, explotó en esta campaña: de sus 13 puntos y 4,2 rebotes de una decepcionante temporada 2018-2019 a una espectacular 2019-2020, con 20,6 tantos, 7,1 recobres y 2,4 asistencias, además de estar en un 52% de efectividad en tiros de campo y 40,8% en tiros de tres puntos.

Un escalón atrás: Bradley Beal, Spencer Dinwiddie, Malcolm Brogdon, Ben Simmons, Zach LaVine

Dentro de este grupo que también puede colarse, comenzamos por Bradley Beal, escolta de Washington Wizards. El pick 3 del Draft 2012 está teniendo su mejor campaña anotadora, promediando 27,8 puntos por partido, a la vez que reparte más asistencias que nunca: 6,6. Esto ocurre en un contexto en el que Washington, de récord 11-24, debió cederle las llaves del ataque ante la baja de John Wall, quién siempre había sido el ladero de Beal en la media-cancha.

Sus críticos podrán argumentar que si fuese más eficiente, Washington hubiera ganado algunos partidos más: Beal tiene una efectividad del 43,5% en tiros de campo y 31,5% en triples, siendo este último número algo raro en un jugador que nunca lanzó por debajo del 35%.

A Spencer Dinwiddie, habitual sexto hombre, le tocó dar un paso adelante ante la baja de Kyrie Irving y, cargando a Brooklyn Nets en sus hombros, los metió en puestos de Playoffs durante un mes de diciembre espectacular en el que promedió 27 puntos, 6,8 asistencias y 3 rebotes por juego. Otro jugador que tomó más protagonismo en la temporada actual es Malcolm Brogdon, que llegó a Indiana Pacers y mostró lo que puede producir al tener la pelota en sus manos durante más oportunidades (su % de uso subió de 20,7 a 26,5). El ex jugador de Milwaukee Bucks promedia 17,7 puntos, 7,4 asistencias y 4,4 rebotes en esta campaña, en unos Pacers que sorprenden con su balance de 22-14.

Con más cartel que Dinwiddie y Brogdon pero también con más irregularidad podemos nombrar a dos jóvenes: Ben Simmons y Zach LaVine. El de Philadelphia promedia 14,9 puntos, 8,6 asistencias, 7,3 rebotes y 2,2 robos en la 2019-2020. Acierta lo que tira: tiene un 56,5% de efectividad de campo. Pero sigue siendo un jugador con algunas limitaciones, como un nulo tiro de tres puntos. Tiene noches de súperestrella y partidos en los que pasa desapercibido, como también le sucede a Zach LaVine, de Chicago Bulls.

LaVine es el tercer máximo goleador de la Conferencia Este, con un promedio de 23,8 puntos al que le agrega 4,5 rebotes y 3,9 asistencias por juego. Tuvo explosiones como sus 49 tantos ante Charlotte y varios partidos por encima de los 35 puntos, pero también varias noches por debajo del 33% de campo. Aún así, con esa irregularidad que también presentan los Bulls, LaVine y su equipo todavía están en carrera para clasificar a Playoffs.

Conferencia Este - Frontcourt

Fijas: Giannis Antetokounmpo

El MVP reinante no puede faltar en el All-Star, más aún si su campaña actual es todavía mejor. El griego de los Bucks lidera al mejor equipo de la liga, un equipo que sólo se explica a través de él.

Antetokounmpo promedia 30,4 puntos, 12,8 rebotes y 5,5 asistencias, haciendo esto en 30,9 minutos por partido, menos tiempo que cualquiera de sus temporadas en la liga excepto la de novato. Tiene una efectividad de campo del 55,5% y ahora encima también es una amenaza con los triples: encesta casi dos por partido, con un porcentaje de acierto del 33,5% que sube a 39,1% si sólo tenemos en cuenta el mes de diciembre.

Favoritos: Joel Embiid, Pascal Siakam, Jimmy Butler

Hay dos lugares restantes y tres jugadores que hicieron todos los méritos para pertenecer. Joel Embiid, Pascal Siakam y Jimmy Butler, las estrellas de tres equipos que van por todo en la Conferencia Este. Con Giannis dentro, uno quedará casi injustamente fuera.

Embiid, el único que formó parte del All-Star Game la temporada pasada, es el mejor jugador de un Philadelphia repleto de figuras que no termina de engranar del todo. JoJo promedia 23,6 puntos, 12,4 rebotes, 3,1 asistencias y 1,4 tapones por partido y los Sixers sienten mucho su ausencia cuando no está (récord de 3-4 sin Embiid). Tuvo una perfomance fabulosa en el triunfo de Navidad ante Milwaukee Bucks, pero en otras noches como hace poco contra Houston Rockets, todavía parece demostrar algo de inmadurez.

Quién tiene nada de inmadurez es Jimmy Butler, ex compañero de Embiid que la temporada pasada estaba algo escondido en Philadelphia (hasta que llegaron los Playoffs) y ahora en Miami Heat vive la mejor campaña de su carrera en la NBA. 20,4 puntos, 6,9 rebotes y una mejor marca personal de 6,6 asistencias por partido además de sus ultraconocidas cualidades defensivas hacen de Butler un All-Star seguro y alguien que podría estar en el quinteto titular, teniendo en cuenta que lidera a un Miami repleto de jugadores jóvenes que se encuentra con el tercer mejor récord de la liga tras no haber clasificado a Playoffs en 2019.

Cortado con el molde de Butler, Pascal Siakam puede ser la gran historia del All-Star 2020. La confirmación del estrellato de un jugador que hace tres temporadas estaba en la G-League, que el año pasado fue importantísimo para que Toronto logre su primer título y que ahora tomó el rol que dejó Kawhi Leonard y lo ejecuta de manera fenomenal. El camerunés promedia 25,1 puntos, 8 rebotes y 3,6 asistencias por partido y es una amenaza desde el perímetro que emboca el 39% de sus intentos de tres puntos.

Un escalón detrás: Jayson Tatum, Bam Adebayo, Domantas Sabonis

Jayson Tatum, Bam Adebayo y Domantas Sabonis son tres jóvenes no están a la altura de los jugadores mencionados arriba, pero están pasando por la mejor temporada de su carrera siendo piezas fundamentales de los equipos top de la Conferencia y merecen ser destacados.

Al igual que su compinche Jaylen Brown, Jayson Tatum dio un gran salto en la 2019-2020. Este alero que increíblemente recién tiene sólo 21 años anota 21,3 puntos por partido, toma 7 rebotes, reparte 2,8 asistencias y roba un balón. Por fin se soltó más con el tiro de tres puntos (lleva 13 partidos con al menos cuatro triples convertidos) y demuestra que es uno de los grandes goleadores del futuro de la NBA: tiene mil formas de anotar.

Adebayo, sin la figura de Hassan Whiteside por delante, es otro que se liberó. El pivote de 22 años de Miami Heat promedia un doble-doble de 15,6 puntos y 10,6 rebotes por partido, impone su presencia en defensa (1,3 robos y 1,2 tapones), es efectivo en la zona pintada (58,3% de efectividad en tiros de dos puntos con un 74% a menos de un metro del aro) y ahora además agregó capacidad para crear juego, repartiendo 4,5 asistencias por partido. De hecho en el mes de diciembre se anotó dos doble-dobles, ante Atlanta Hawks y Dallas Mavericks.

Sabonis es otro más que, en un rol más importante, incrementó el nivel de producción. De ser sexto hombre pasó a ser un indiscutido en el quinteto titular de Indiana Pacers y tiene estadísticas dignas de un interno dominante: 17,8 puntos, 13,1 rebotes y 4,1 asistencias por partido. En varias noches fue la llave de Indiana para la victoria, como en el gran triunfo ante Los Angeles Lakers en el que Sabas aportó 26 tantos y 10 recobres.

Conferencia Oeste - Guardias

Fijas: James Harden y Luka Doncic

El máximo goleador de la NBA y el chico que lidera la votación del All-Star Game y está cerca de promediar un triple-doble de 30 puntos. James Harden y Luka Doncic, otros dos hombres que más que seguro serán parte de los quintetos iniciales en el próximo juego de las estrellas.

Sus proezas de cada semana hablan por si solas. El de los Rockets promedia 38,4 puntos por partido, algo que no ocurre desde lo hecho por Wilt Chamberlain en 1962-1963, además de repartir 7,6 asistencias y tomar 6 rebotes por partido. La Barba tiene una efectividad casi rídicula para la cantidad de lanzamientos al aro que realiza: 46,3% de campo (en poco más de 24 tiros) y 38,6% en triples (con más de 13 intentos por partido). A su vez, Houston disfruta de un récord de 24-11 que es de 13-1 cuando Harden anota al menos 40 puntos.

Luka, por su parte, también registra números de escándalo: 29,4 puntos, 9,7 rebotes y 8,9 asistencias por partido. Es el único jugador de la NBA que está en el top 20 de la temporada en esos tres rubros. Su salto de calidad hizo del Dallas de 33-49 de la 2018-2019 un equipo que ostenta un 22-13 y es gran candidato a jugar Playoffs.

Además de lo que producen, Harden y Doncic son dos jugadores espectaculares, talentos que no se repiten y dignos de apreciar en una exhibición como es el All-Star Game.

Un escalón por detrás: Damian Lillard, Devin Booker, Donovan Mitchell, Chris Paul

Ante Harden y Doncic estos jugadores no tienen nada que hacer, pero si por algún motivo alguno de los candidatos a MVP no pueden estar presentes en Chicago, alguien tendrá que tomar su lugar.

El principal candidato es Damian Lillard, a quien la dura competencia parece que nuevamente lo dejará sin poder ser titular en un All-Star. El de Portland Trail Blazers está metiendo más puntos que nunca dentro de una campaña de su equipo que es peor de lo esperada, a pesar de tantas bajas por lesiones. Sin Lillard sería aún peor: el base promedia 27,1 puntos, 7,6 asistencias y 4,2 rebotes por partido

Peleando por un lugar en Playoffs también se encuentran los Phoenix Suns de Devin Booker, escolta de 23 años que apunta a recibir su primer gran reconocimiento en la NBA. Frente a esas malas lenguas que opinaban que Booker era un anotador egoísta y un jugador destinado a promediar 30 puntos pero perder siempre, el de los Suns les contrapone una temporada 2019-2020 en la que se potenció al tener al lado a un base como Ricky Rubio. D-Book registra 26 puntos (octavo en la NBA), 6,5 asistencias y 3,8 rebotes por juego, por primera vez en su carrera está por sobre el 50% en tiros de campo (50,8%) y en los últimos partidos está demostrando que puede ser útil más allá de su gran tiro de tres puntos. De hecho ante Portland convirtió 33 puntos sin probar ni un sólo intento desde el perímetro.

Nacido en 1996 como Booker pero con menos experiencia en la NBA, Donovan Mitchell es otro escolta que quiere ser elegido para su primer All-Star Game. La araña convierte 25,1 puntos, reparte 4,3 asistencias y toma 4,5 rebotes, una suma completa para otra temporada en la que llevará a Utah Jazz (23-12) a Playoffs.

También hay lugar para los veteranos: lo de Chris Paul en Oklahoma City Thunder, con mucho perfil bajo, es realmente importante. CP3 a sus 34 años está volviendo a meter a un equipo en la postemporada, en este caso a un OKC al que muchos daban por muerto tras la salida de Paul George y Russell Westbrook. Paul promedia 16,3 puntos, 6,5 asistencias, 4,9 rebotes y 1,5 robos, pero mucho de lo que hace no sale tan marcado en la planilla estadística. Oklahoma tuvo el mejor récord de la Conferencia Oeste en diciembre (11-4) y sigue en racha en el comienzo de enero, con victorias como visitante sobre San Antonio y Cleveland

Conferencia Oeste - Frontcourt

Fijas: Kawhi Leonard, LeBron James, Anthony Davis

Si la media cancha es de Harden y Doncic, junto a ellos deberían estar Kawhi Leonard y las dos figuras de los Lakers líderes, LeBron James y Anthony Davis.

Kawhi, a pesar de sus problemas físicos que lo dejan fuera de algunos partidos (10 ausencias en lo que va de la temporada), ya se instaló como referente de unos Clippers que en partidos importantes como los dos que le ganaron a Lakers, afirmaron que están para cosas grandes. Cinco de las doce derrotas que sufrió LAC en la temporada ocurrieron cuando Leonard no jugó, muestra de la ascendencia en el equipo de un jugador que promedia 25,3 puntos, 7,6 rebotes, 5,1 asistencias y 1,8 robos por partido.

La otra mitad de Los Angeles se apoya en un dúo sensacional para liderar la Conferencia Oeste: hablamos de LeBron James y Anthony Davis. LBJ, después de una 2018-2019 en la que fue víctima de lesiones y en la que parecía que el tiempo finalmente le empezaba a pasar factura (tiene 35 años), no se reinventó pero digamos que se "recategorizó": ahora podemos llamarlo base, aunque siempre jugó de todo. James lidera la liga en asistencias con 11 por partido, a las que le agrega 24,9 puntos, 7,9 rebotes y 1,3 robos. A su ritmo y órdenes juegan unos Lakers que dan show como no ocurría hace mucho tiempo. De hecho, con LeBron en la cancha los Lakers convierten 11 puntos cada 100 posesiones más que los rivales, mientras que sin él tienen un déficit de -1,4 cada 100 posesiones.

La otra parte de esta historia que tiene ilusionados a todos los fanáticos del equipo púrpura y oro es Anthony Davis. AD disfruta en la cancha y demuestra que, como dijo James, vale todo lo que los Lakers enviaron a New Orleans a cambio de él. Es el hombre grande más determinante de la Conferencia Oeste, con un promedio de 27,7 puntos, 9,5 rebotes, 3,2 asistencias, 2,6 tapones y 1,5 robos, sigue por sobre el 50% (50,9%) en tiros de campo a pesar de que se anima un poco más a los tiros exteriores y ya dejó actuaciones memorables como sus 50 puntos frente a Minnesota o el 40+20 en 30 minutos contra Memphis.

Un escalón detrás: Paul George, Karl-Anthony Towns, Nikola Jokic, Brandon Ingram

El "gran perdedor" por la existencia del trío mencionado arriba es Paul George. El otro hombre de los Clippers, cuya temporada comenzó unas semanas después por una cirugía en sus hombros, promedia 23,5 puntos, 6 rebotes, 3,7 asistencias y 1,5 robos en la 2019-2020. Esta jugando bien, a nivel de estrella, pero suele quedar relegado por Kawhi Leonard cuando los dos comparten cancha.

Karl-Anthony Towns comenzó siendo una de las noticias de noviembre, aunque con su lesión y el pésimo diciembre de Minnesota Timberwolves, sus acciones cayeron. Son 26,5 puntos, 11,7 rebotes, 4,4 asistencias y 1,3 tapones las que promedia en esta temporada, con un 44,4% de acierto en triples surreal para un pivote que intenta casi la misma cantidad de lanzamientos de tres puntos (8,5) que de dos (9) en la campaña corriente. Suficiente para su tercer All-Star Game consecutivo, no para desbancar a LBJ, AD o The Klaw.

Como en 2019, Nikola Jokic seguramente hará su regreso al All-Star Game. El serbio no está jugando tan bien, pero aún así registra 18,1 puntos, 9,8 rebotes y 6,4 asistencias por partido y, sin llamar la atención, su Denver Nuggets pelea en la Conferencia Oeste con un récord de 24-11.

Por último, lo de Brandon Ingram en New Orleans es una de las grandes revelaciones de la temporada. El alero destapó todo su potencial y es uno de los mejores anotadores de la competición, con 24,9 puntos por partido. Alcanzó la cifra de 40 tantos por primera vez y además aporta 6,8 rebotes y 3,8 asistencias por juego, encestando un 52% de sus dobles y un 40% de sus triples.

Sigue toda la NBA en VIVO con el NBA League Pass

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Partidos con 50+ puntos en la NBA: LeBron, Harden, McGrady, Kobe, Lillard y Curry.
Los 177 partidos con 50+ puntos del siglo XXI
NBA.com Staff
Timberwolves vs. Kings
Resurgimiento increíble de Kings sobre Twolves
Carlos Herrera Luyando
Eric Gordon
¡Increíble Gordon! 50 puntos en triunfo de Houston
Agustín Aboy
Bulls vs. Spurs
Spurs sufrió dura derrota de visita contra Bulls
Carlos Herrera Luyando
Kobe Bryant y LeBron James
LeBron mandó emotivo mensaje a Kobe
NBA.com Staff
Luka Doncic
Con lluvia de triples, Dallas ganó en Oklahoma
Agustín Aboy
Más noticias