);
All-Star 2020

NBA All-Star 2020: Luka Doncic contra otras estrellas elegidas con 20 años, como Kobe Bryant, LeBron James, Anthony Davis...

El 2020 está siendo el año de Luka Doncic. Dejando a un lado algunos problemas físicos derivados de diversas torceduras de tobillo, el jugador esloveno se encuentra en un momento excelente y está llevando a Dallas Mavericks a regresar a los puestos de Playoffs por primera vez desde 2016. Un rendimiento excepcional que se ha materializado en su primera elección para el NBA All-Star Game y lo ha hecho siendo nombrado titular, entrando por la puerta grande en el evento principal de la liga.

La precocidad es una de las características que más sorprenden el ascenso y confirmación de Doncic como una de las estrellas de la competición, así como una de las caras del futuro de la liga. A sus 20 años y a tan solo unos días de cumplir 21 (será el 28 de febrero), el jugador de los Mavs va camino de romper todos los récords de puntos, triple-dobles o rachas anotadoras en lo que a velocidad se refiere.

MÁS | La guía definitiva del NBA All-Star 2020

En los 115 partidos que ha disputado hasta la fecha en su carrera ya ha conseguido más partidos con triples figuras que leyendas de la talla de Magic Johnson y LeBron James y coetáneos como Giannis Antetokounmpo y Ben Simmons. Una figura muy extraña en la historia de la liga por su adaptación e irrupción a la misma que le ha llevado a alcanzar cimas que otras estrellas tardaron varios años en conquistas.

Tan solo nueve jugadores en la historia de la NBA han conseguido previamente ser nombrados All-Stars antes de cumplir 21 años (a fecha de 1 de febrero de 2020). A continuación analizaremos caso por caso los precedentes a Luka Doncic y qué podemos esperar de la perla eslovena.

Anthony Davis

  • Temporada: 2013-14
  • Estadísticas: 20,8 puntos, 10,0 rebotes y 2,8 tapones

Hay remontarse seis años atrás para encontrar un caso similar al de Luka. Si bien el camino de Anthony Davis dista un poco del esloveno, más allá del juego en sí, ya que su adaptación a la NBA requirió un mayor lapso de tiempo para despuntar y cumplir las expectativas que había puestas en el interno formado en Kentucky.

La primera temporada de Davis en cierto modo decepcionó, pues su elección como pick número 1 y su participación en el equipo olímpico de 2012 invitaba a pensar en La Ceja como el paradigma de NBA ready, capaz de marcar la diferencia desde el primer instante. La realidad fue bien distinta, AD cuajó un buen primer curso, pero no a la altura de un sorprendente Damian Lillard, dejando detalles de gran calidad con explosiones físicas que fueron de lo más destacable del último año de los New Orleans Hornets.

Aquel verano de 2013 sirvió para que Davis cambiase radicalmente su enfoque con respecto al juego y su confianza en la pista, incrementando su volumen de uso considerablemente bajo el mando de Monty Williams y convirtiéndose en una máquina defensiva sin precedentes para un jugador de 20 años.

La temporada 2013-14 sirvió como despegue para una carrera que crecería a la par que su rango de tiro hasta hacer de Davis un jugador prácticamente imparable en la NBA actual. Su elección para el All-Star Game de 2014 confirmó su tendencia al alza como futura cara de la liga.

Kyrie Irving

  • Temporada: 2012-13
  • Estadísticas: 22,5 puntos, 5,9 asistencias y 1,9 robos

El caso de Irving quizás fue preso del contexto y su gran nivel individual le impidió ser All-Star antes, pues el lockout de 2012 le afectó de lleno en su debut en la NBA así como unos Cavaliers destinados a ocupar los últimos puestos de la tabla de posiciones. Sus 18 puntos por noche en su temporada inaugural sirvieron como anticipo de lo que iba a llegar, dejando claro en el momento que inició su año sophomore que aquel base que maravilló en etapa de high school era todo aquello que prometía ser.

Los 10 partidos que se perdió en los primeros compases de la temporada 2012-13 no empañaron el increíble nivel que Kyrie estaba evidenciando a sus apenas 20 años, llegando al All-Star con unos promedios de 23,5 puntos y 5,5 asistencias. Aquel Irving resultaba más desatado, volcado en el juego de 1 contra 1 y un diamante en bruto.

En el All-Star de aquel año en Houston, Irving disputaría 24 minutos en los que anotaría 15 puntos con 4 asistencias, preludio del MVP que consiguió un año después.

LeBron James

  • Temporada: 2004-05
  • Estadísticas: 27,2 puntos, 7,4 rebotes y 7,2 asistencias

El caso de LeBron James es quizás el más similitudes guarda con el de Doncic pues ambos podrían haber formado parte del Partido de las Estrellas en su año de novatos, los dos sufrieron un mal año en lo colectivo y fueron lo único salvable de sus respectivos equipos. Además, en su segundo curso en la NBA el impacto de ambas promesas y su repercursión mediática y entre los fans resultó ineludible para la liga.

El impacto del Rey en aquel 2005 fue algo inédito en la NBA en mucho tiempo. Un uso desmedido en los Cavaliers hizo de James un caso de estudio por su perfil imparable en una liga que empezaba a abandonar las trincheras y comenzaba a abrirse hacia el juego de exteriores que supondría el inicio de su era de dominio en la que todavía estamos inmersos.

Aquella segunda temporada del joven chico de Akron todavía permanece en los registros como su máxima de minutos jugados (42,4 por noche) y una de las más altas en tiros de campo (21,1), todo ello para hacer de los Cavaliers un proyecto de futuro, su proyecto. James permanece hasta el momento como el jugador que más puntos ha anotado, el segundo que más asistencias ha repartido (1563) y el que más partidos ha jugado (2292) antes de cumplir los 21 años (6307).

LeBron James, al igual que Doncic, debutó en el All-Star Game a lo grande, como titular, consiguiendo 13 puntos, 8 rebotes y 6 asistencias junto a estrellas de la talla de Allen Iverson, Shaquille O'Neal o Vince Carter, compartiendo además edición con Dwyane Wade, también debutante.

Kobe Bryant

  • Temporada: 1997-98
  • Estadísticas: 15,4 puntos, 3,1 rebotes y 2,5 asistencias

Para comprender el impacto del primer Kobe Bryant, antes de que este cruzase caminos con Phil Jackson, hace falta comprender el estado de la NBA a finales de los años 90. Se trataba de una liga que jugaba a un ritmo tremendamente bajo, con un promedio de 4,4 triples anotados por equipo y 95,4 puntos, donde el foco del juego ofensivo yacía en las distancias intermedias y donde para anotar había que sortear todo tipo de trabas y defensas agresivas para conseguir el mínimo espacio para anotar.

Además, en el caso de Kobe Bryant, su juventud y actitud fue recibida con los brazos abiertos en la ciudad de Los Ángeles, necesitada de una figura que aclamar y con Shaquille O'Neal a la cabeza de unos Lakers en reconstrucción. Aquel Kobe irrumpió en la liga con 17 años y una temporada más tarde ya se había hecho un hueco como uno de los jugadores más destacados en una competición que seguía dominada por Michael Jordan.

Bryant llegó al All-Star de 1998 habiendo disputado un solo partido como titular en su equipo y, paradójicamente, salió de inicio en el Partido de las Estrellas compartiendo pista con jugadores de la talla de O'Neal, Garnett, Payton, Malone, Hill, Kemp, Mutombo, Hardaway y, por supuesto, Michael Jordan, MVP de aquel evento.

El Madison Square Garden fue testigo del nacimiento de una estrella y de una personalidad que años más tarde ocuparía el trono del 23 de los Bulls al que retaría en un duelo individual para la historia.

Kevin Garnett

  • Temporada: 1996-97
  • Estadísticas: 17,0 puntos, 8,0 rebotes y 3,1 asistencias

Un año antes de Bryant, el jovencísimo Garnett debutó en el All-Star de Cleveland a los 20 años como un torbellino que revolucionó la posición de ala-pivote con su característica intensidad y fuerza mental. El nativo de Carolina del Sur se hizo un hueco entre los 24 mejores jugadores de la NBA en un momento histórico en el que la liga rebosaba talento en su posición.

Su aportación en aquella edición de 1997 sería testimonial, con 18 minutos y 6 puntos, pero marcaría el inicio de una carrera que acabaría con catorce elecciones más.

Shaquille O'Neal

  • Temporada: 1992-93
  • Estadísticas: 23,4 puntos, 13,9 rebotes y 3,5 tapones

Si hablamos de impacto directo en el juego, nadie ha representado mejor esta idea que el propio Shaquille O'Neal, que desde que puso su primer pie en una cancha NBA la dominó hasta que su físico dijo basta. Uno de los pocos jugadores que han conseguido formar parte del Partido de las Estrellas en su año de debut y que repetiría de manera consecutiva hasta 2007 (en 1999 no hubo evento).

Salt Lake City fue testigo de cómo una fuerza de la naturaleza como O'Neal, que además partió como titular, conseguía un debut más que digno con 14 puntos y 7 rebotes.

Isiah Thomas

  • Temporada: 1981-82
  • Estadísticas: 17,0 puntos, 7,8 asistencias y 2,1 robos

El nativo de Chicago irrumpió en la NBA como una ráfaga de aire fresco, representando un perfil de base rápido y capaz de totalizar el juego y condicionarlo gracias a su cabeza privilegiada para este deporte.

La NBA que veía los últimos coletazos de una generación de point-guards que anticipó lo que iba a producirse en los 80, recibió con los brazos abiertos a aquel jugador de los Pistons, con un instinto para el robo y el pase que le convertiría en uno de los mejores de su posición de la historia. Así, Thomas debutó en el All-Star de New Jersey con 12 puntos y 4 asistencias.

Magic Johnson

  • Temporada: 1979-80
  • Estadísticas: 18,0 puntos, 7,7 rebotes y 7,2 asistencias

Pionero y representante de todos aquellos jugadores que se adelantaron a lo que las leyes naturales habían marcado hasta el momento para un teenager (por debajo de los 21 años). Earvin Johnson Jr llegó a California como un perfil atípico, por estilo, forma y físico, que entendía el juego como un todo y que abrazó la transición como un lienzo en blanco.

El legado de Johnson, apodado Magic a posteriori, como un nombre que resume una forma de entender el baloncesto, comenzó en aquel año 1980 partiendo como titular junto a su compañero Kareem Abdul-Jabbar. La primera de 12 elecciones y que, paradójicamente, fue antes MVP de las Finales que Rookie del año (Larry Bird).

Sigue toda la NBA en VIVO con el NBA League Pass

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Malone
Malone: "Si no defiendes, quizá no deberías jugar"
Juan Estevez
Jamal Murray y LeBron James
LeBron y su petición para defender a Murray
Carlos Herrera Luyando
John Stockton y Magic Johnson
Los jugadores con más asistencias en Playoffs
Carlos Herrera Luyando
Davis
Los Lakers 3-1 y a un triunfo de las Finales
Juan Estevez
Bam Adebayo
Adebayo dirá presente en el Juego 5
Leandro Fernández
LeBron James, Jamal Murray
¿Qué esperar del Juego 4 entre Lakers y Nuggets?
Leandro Fernández
Más noticias