);
NBA Draft 2019

NBA Draft 2019: ¿Y ahora qué para New Orleans Pelicans tras ganar el pick N°1?

Zion Williamson, Anthony Davis
¿Zion el futuro? ¿Sigue Anthony Davis? Getty Images

La Lotería del Draft 2019 determinó que New Orleans Pelicans será el encargado de elegir en el primer lugar el próximo 20 de junio, en el Barclays Center de Brooklyn. Ahora bien, detrás de eso hay varias cuestiones para definir en el futuro, cercano y no tanto, de la franquicia. Por eso, el Staff de NBA.com abre el análisis y realiza varias preguntas sobre la situación de la organización para lo que se viene.

Más: NBA Draft 2019: El orden completo de las selecciones para cada equipo.

Sergio Rabinal (@S_Rabinal)

¿Deben elegir los Pelicans a Zion Williamson?

Elegir en el Draft no es fácil, ejemplos hay a montones, y cualquier mala decisión puede condicionar enormemente un proyecto y su futuro. Poseer esa primera elección en el Draft otorga el poder de dominar todo el evento y, al mismo tiempo, abre un abanico de posibilidades al estar en manos de una franquicia el más preciado derecho de la NBA.

Disponer del pick 1 significa tener la obligación de elegir al mayor talento disponible. Y el mayor talento, a día de hoy, en el Draft de 2019 es Zion Williamson. No hay duda por todo lo visto hasta el momento y por lo que se intuye que Williamson puede llegar a ser que los Pelicans elegirán al jugador procedente de Duke.

La situación en New Orleans no es sencilla, serán muchas las "novias" que llamarán a la puerta de los Pels con suculentas ofertas por el pick 1, pero no debería haber ningún tipo de duda al respecto: Williamson es el hombre que debe comandar el nuevo proyecto.

Dejando a un lado la situación con Anthony Davis, el pick 1 les otorga una mejor situación a la hora de negociar en verano con otros equipos y una base sobre la que construir (o reconstruir, según se mire). El tiempo corre a favor de la franquicia y el Draft es solo el comienzo.

¿Deberían los Pelicans construir sobre Zion Williamson?

Como decíamos, el Draft es la ocasión perfecta para repensar un proyecto NBA. Jugadores jóvenes, esperanzas de mejora y un potencial sin techo suelen ser los argumentos que refuerzan este tipo de vías. El molde que representa Zion Williamson es algo nunca visto. Un jugador que pesa tanto como el jugador más alto de la liga, Boban Marjanovic. Estamos hablando de 129 kilos concentrados en apenas 2 metros de jugador, un perfil exterior que en NCAA se ha demostrado imparable a campo abierto y con una velocidad de aprendizaje muy acelerada.

Si bien su comparación más aceptada es la de Rudy Gay, suponen jugadores en cierto sentido opuestos, más allá del físico. En lo que a baloncesto se refiere, Williamson puede representar otro ejemplo más de point-forward, aquel jugador capaz de orquestar un ataque gracias a su gravedad en pista y al mismo tiempo liderar en anotación.

Junto a Jrue Holiday y Julius Randle, Zion puede formar parte de un quinteto asentado de por sí entre la élite de la NBA. Un jugador de perfil defensivo como Holiday y un anotador al poste como Randle que ha confirmado su evolución en este 2019. Los Pelicans disponen del espacio salarial para rodear a Williamson del talento necesario para llegar a lo más alto.

Leandro Fernández (@FernandezLea)

¿Deben convencer a Anthony Davis para quedarse?

El (hasta el próximo 20 de junio) único N°1 del Draft en la historia de los Pelicans vive una situación particular: a mediados de la temporada 2018-2019, Anthony Davis demandó un traspaso y abrió una novela que, lejos de terminarse, está lista para su gran momento. La Season 1 de la misma tuvo negociaciones y rumores a montones (sobre todo con los Lakers) y terminó con AD quedándose en New Orleans después de la fecha límite.

Ahora llega la Season 2 y hay que definir qué hacer con el pivote. Y la realidad es que, pese a que la posibilidad de sumar a Zion Williamson podría ser una manera de convencerlo, los Pelicans deberían potenciar aún más la búsqueda de un buen traspaso y enfocar una reconstrucción en el prospecto que más expectativa genera en los últimos años, en un jugador destinado a ser una pieza generacional y con chances de dejar un impacto único en la NBA, y no es una estrella probada que ha dejado claro que quiere otro destino.

Porque nadie asegura que, de convencer a AD, esa decisión del jugador dure apenas una temporada y se termine yendo en 2020 en la agencia libre y sin nada a cambio.

¿Qué debe buscar en un cambio por Anthony Davis?

Simple: talento joven y con potencial. Porque, recordemos: hablamos de una estrella súper probada en la liga, con 6 All-Stars en sus 7 años en la NBA y de apenas 26 años.

La situación de los Pelicans si AD seguía después del último límite de traspasos era clara: los Lakers y su potencial paquete iban a quedar fuera de carrera comparado con otras opciones, sobre todo con la opción de Boston Celtics. ¿Jayson Tatum y Jaylen Brown como centro de la negociación? No habría que pensar mucho para decir "sí".

Aunque ojo que los Knicks, en su casi seguro intento de ir all-in por grandes estrellas en la agencia libre, también podrían soltar a sus valores jóvenes, como Kevin Knox y Mitchell Robinson, más el pick N°3 del Draft 2019 que se viene (¿RJ Barrett?).

Lo concreto es que los Pelicans pueden sentarse a negociar desde una posición de ventaja absoluta. La sonrisa de David Griffin no se borrará por mucha tiempo.

Pablo Schatzky (@pchaski)

¿Cómo rodear a Zion Williamson?

Con la ausencia de Anthony Davis durante gran parte de la temporada tras pedir un traspaso del equipo, dos jugadores dieron el paso adelante para ser los líderes de los Pelicans: Jrue Holiday y Julius Randle.

Jrue Holiday es uno de los bases más infravalorados de la NBA. El veterano que cumplirá 10 años en la liga tuvo una última temporada turbulenta en los Pelicans (recordemos que había tomado la decisión de quedarse en New Orleans para jugar junto a Anthony Davis) pero aún así fue la mejor de su carrera en puntos (21,2 por partido) y rebotes (5,0 por partido), mientras que su producción en asistencias entra en el podio de toda su historia (7,7 por partido). Holiday tuvo el mejor +/- de su equipo (3,4) y el mejor Rating Ofensivo de los Pelicans, que fueron el tercer equipo con más puntos por partido de toda la NBA. New Orleans tuvo el tercer puesto en más asistencias por partido, un premio que generalmente es gracias al manejo de la ofensiva de su base. Así que luego de este repaso estadístico, está más que claro que Holiday debe acompañar el inicio y desarrollo de este monstruo que se avecina llamado Zion Williamson.

El caso de Julius Randle es distinto. Sus características dentro de la cancha son similares a las de Zion, aunque obviamente con menor talento y muchísima menos explosión atlética. Esto no significa en absoluto que Randle sea un mal jugador. De lo contrario: llegó de Los Angeles Lakers y fue uno de los puntos más altos de los Pelicans. Post parate del All-Star, el zurdo promedió 24,6 puntos por partido con casi el 50% de efectividad en sus tiros. Todo esto siendo la principal arma ofensiva sin Anthony Davis y teniendo el más alto porcentaje de uso del equipo (29,1%).

Pero con Zion, Julius será el primero en ser relegado. Es momento de que los Pelicans lo conviertan -así, en este gran nivel final- en moneda de cambio para buscar uno o dos jugadores que, principalmente, puedan brindar oxígeno en el costado defensivo. New Orleans terminó en el puesto número 27 (de 30, obviamente) en puntos del rival por partido. Traducido: las ofensivas contrarias se hicieron un festival durante toda la temporada. Entonces, Alvin Gentry y David Griffin, a sabiendas de que tienen en su poder convertir a Anthony Davis y Julius Randle en distintos jugadores de alto calibre, pueden hacer más hincapié en lo que le faltó a los Pelicans durante toda esta temporada. Total, la ofensiva ya saben quién la comandará.

Pero también es necesario e incluso urgente para este equipo sumar tiradores confiables, otra estadística en la que los Pelicans hicieron agua en la 2018-19.

¿Quiénes deben seguir o irse en los Pelicans?

Con la (supuesta) llegada de este cometa Halley llamado Williamson, es momento de que nos pongamos a jugar un pan y queso y decidir quién debe quedarse y quién debe irse. Hay siete jugadores que ingresan o pueden ingresar en la Agencia Libre este verano y muchos de ellos tuvieron roles importantes en la última temporada.

Quedarse: Jrue Holiday (por lo mencionado anteriormente); Cheick Diallo (un joven de 22 años que cumplió con creces en sus 14 minutos por partido y no parece que costará mucho dinero retenerlo); Jahill Okafor (el joven que fue seleccionado #3 en el Draft 2015 y que en esta temporada mostró pasajes, suplantando minutos de Davis, de un altísimo nivel de básquetbol); Elfrid Payton (jugó la mitad de la temporada y fue el líder en asistencias del equipo); E'Twaun Moore (su casi 44% de triples lo merece por sí solo); Solomon Hill (nadie va a aceptar su contrato de 12 millones por un año, a menos que vaya en un paquete con Anthony Davis);

Irse: Julius Randle (por lo mencionado anteriormente); Ian Clark (un escolta que, con mayores minutos, tiró por debajo de sus estadísticas en dobles y triples); Darius Miller (un alero completamente reemplazable) y Stanley Johnson (su llegada desde Detroit no impactó en absoluto y se esperaba mucho más en su promedio de tiros).

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

¡Mira los Playoffs en NBA League Pass con 30% de descuento! Usa el código SAVE30. Da click para México, Argentina y España.

Más en NBA.com

Rotaciones
¿Cómo serán las rotaciones de los 30 equipos?
Juan Estévez
al horford
Horford preparado para enfrentar a Boston
Agustín Aboy
Nick Nurse
Toronto, la identidad del campeón
Agustín Aboy
James Harden Steph Curry Zion Williamson
El Quinteto Ideal de la Pretemporada
Agustín Aboy
MVP candidates
El caso a MVP para 10 candidatos en la 2019-2020
Leandro Fernández
PR
Power Rankings 2019-2020: ¿cómo inicia cada equipo?
Juan Estevez
Más noticias