);
NBA Draft 2020

NBA Draft 2020: ¿Onyeka Okongwu es el nuevo Bam Adebayo? Tres acciones que ayudan a la comparación

Una de las comparaciones más comunes del Draft de la NBA 2020 ha sido la del pivote freshman de USC, Onyeka Okongwu, con el All-Star de Miami Heat, Bam Adebayo.

Incluso antes de hablar de su estilo de juego, sus medidas físicas coinciden.

Llegando a la NBA después de un año en Kentucky, Adebayo a los 19 años medía 2,08 metros y pesaba 110 kilos, con una envergadura de 2,18 metros. Llegando a la NBA después de un año en USC, Okongwu a los 19 años mide 2,06 metros y pesa 112 kilos, con una envergadura de 2,21 metros.

Se ha convertido en una comparación tan popular que incluso Okongwu ha hablado de ella en su entrevista con el experto de Draft de ESPN, Mike Schmitz."Enfrenté a Bam en el high school", dijo Okongwu."Tenemos un cuerpo similar, condiciones atléticas similares. Es un honor ser comparado con él. Es un All-Star de la NBA y pienso que él y yo aportamos algunas de las mismas cosas a la mesa".

Y es verdad que lo hacen. Los dos son pivotes explosivos con gran movimiento de pies, buenas manos y un toque delicado en la pintura, además de ser defensores muy inteligentes que tienen gran instinto para proteger el aro. A eso hay que agregarle su energía en los tableros y su habilidad para correr la cancha, además de las similitudes por su talento como pasadores saliendo de la universidad, y es una pareja hecha en el cielo de las comparaciones de jugadores.

Echemos un vistazo a tres áreas en particular en las que estos dos pivotes atléticos se igualan uno con el otro.

MÁS | La Guía definitiva del NBA Draft 2020

Explosivos para caer al aro

Una cosa que Adebayo hace tan bien como cualquier otro jugador en la NBA es definir sobre el aro. No le lleva mucho espacio levantarse y eso se ve particularmente cuando es el hombre que cae en las situaciones de pick-and-roll. Una vez que pone los bloqueos y se posiciona para recibir el pase del manejador del balón, prácticamente no le lleva nada de tiempo explotar hacia el aro para una volcada.

Observenlo ustedes:

Aunque apenas tuvo que poner el bloqueo, miren qué fácil hizo lucir a esa volcada.

Okongwu tiene esa misma habilidad de saltar desde sus dos pies como el roller.

Los defensores ni siquiera tuvieron una oportunidad. Si dudaba durante medio segundo o necesitaba recuperarse después del bonito pase de pique, habían suficientes defensores a su alrededor para hacerle la vida difícil en la pintura. Pero debido a sus grandes manos y saltos de élite, la jugada se convierte en una eléctrica volcada.

Okongwu debería prosperar como jugador de la NBA porque tiene muchas opciones una vez que recibe el balón después de colocar un bloqueo. Es más rápido que la mayoría de los defensores en su posición y se siente cómodo poniendo el balón en el suelo para hacer un movimiento y llegar a la canasta. Su toque hace que no tenga que depender de llegar hasta el borde del aro, pero como acabas de ver, a veces eso es todo lo que se necesita. Además también es un sólido pasador, que puede castigar a los equipos que se cierren sobre él.

MÁS | Scouting y datos de Onyeka Okongwu

Potencial en habilidades de creación de juego

Si bien Adebayo se ha convertido en un point-center en la NBA, con un promedio de 5,1 asistencias por juego durante su primera temporada All-Star, no era ese tipo de creador de juego en la universidad. El producto de Kentucky ciertamente tenía sus momentos como pasador, pero promediaba menos de una asistencia por partido (0,8) por lo que es difícil creer que alguien esperara que se convirtiera en el inteligente creador de juego que es hoy.

Okongwu es similar en ese sentido: todavía no sube el balón en transición ni tiene a las ofensivas siendo ejecutadas a través de él en el poste alto como se ve con Adebayo en la NBA, pero ha hecho algunos pases que hacen pensar que un día llegará a eso.

Miren este pase para salir de una doble marca:

Siendo el jugador dominante que era en la Universidad, al segundo que Okongwu recibía el balón en el poste adquiría la atención de los cinco defensores rivales. El defensor del lado débil ayudó demasiado, casi lo suficiente para llamar a esto una triple marca. Okongwu sintió esa presión, supo que tenía que haber alguien abierto e hizo que el balón cruce la cancha, dándole una asistencia a su compañero de equipo para un triple desde la esquina.

Puedes ver algo similar de Adebayo:

Recibe el balón en el poste y se lleva la atención de los cinco defensores. Sintiendo la presión extra, realiza dos dribles para intentar tener una mejor oportunidad en el aro pero en su lugar encuentra abierto a Jae Crowder en el perímetro, sacando el balón afuera para un triple fácil.

Estas no son lecturas de todos los días para los jugadores interiores: muchas veces cuando ves a un pivote así de cerca del aro, ellos simplemente lo atacarán. Como Adebayo, Okongwu es capaz de hacer esas jugadas inteligentes.

En la universidad, Okongwu era mucho más grande y fuerte que la mayoría de la competición que enfrentaba por lo que se lo veía forzando y convirtiendo tiros por sobre ese tipo de defensa, pero en el próximo nivel no será tan fácil para él intentar poner el balón en el aro por encima de los defensores, por lo que lo veremos hacer más jugadas como la de arriba.

Versatilidad defensiva

Último pero no por eso menos importante, nos vamos para el otro lado de la cancha: la defensa.

La longitud y la capacidad atlética de Okongwu combinadas con sus pies rápidos, su posicionamiento y sus instintos defensivos lo convierten en un gran defensor. Con esos atributos, el pivote de 2,06 metros es increíblemente versátil al poder cubrir guardias más rápidos alrededor del perímetro, algo crucial para la NBA actual, de pick-and-roll y búsqueda de mismatches.

Miren como Okongwu es capaz de cambiar sobre un guardia en la esquina, deslizando sus pies para mantenerse con el opononente tras un drible para terminar poniendo un tapón en un momento clave del partido.

Su paciencia y timing quedaron demostrados allí una vez que el guardia recogió el drible, enseñando porque es que fue uno de los mejores en tapones a nivel nacional, promediando 2,7 por partido.

Lo mismo se puede decir sobre Adebayo, que realmente puede defender jugadores de nivel NBA de cualquier posición debido a su agilidad y su longitud como pivote. De hecho, fue tan bueno defendiendo en el perímetro en los Playoffs que los equipos dejaron de intentar buscar ese switch en las situaciones de pick-and-roll.

Esta jugada de la fase regular demuestra cuan cómodo se siente defendiendo en el perímetro, tomando al base novato Darius Garland en transición:

Garland hizo su movimiento para pasarlo, pero Adebayo fue lo suficientemente rápido para mantenerse y luego usó sus largos brazos para recuperarse y terminar con un tapón. Los desplazamientos laterales de Okongwu son un poco más lentos, pero de nuevo, el potencial está ahí.

Esto no quiere decir que Okongwu llegará a la NBA y será de forma inmediata una nueva versión de Bam Adebayo, sino que quiere decir más que sus atributos físicos y sus habilidades se parecen a las del All-Star y que si desarrolla todo su potencial, puede apuntar a llegar al nivel de Adebayo.

Si te preguntabas por qué el nombre de Okongwu sonaba con expectativas de que sus acciones de cara al Draft suban, esta comparación con uno de los mejores internos jóvenes de la NBA debería darte ideas sobre eso.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Facundo Campazzo
El calendario de Campazzo y los Nuggets
NBA.com Staff
MEJORES BANCOS
Los mejores bancos de cara a la 2020-2021
Agustín Aboy
Logo y balón de la NBA
La NBA anuncia la pretemporada 2020-2021
NBA.com Staff
Argentina Americup
Argentina se prepara para Chile y Colombia
Agustín Aboy
Barea
¡Barea sigue en Dallas!
Agustín Aboy
Ingram Ball Williamson
Los Pelicans de Van Gundy, ¿listos para Playoffs?
Agustín Aboy
Más noticias