NBA Draft 2021

NBA Draft 2021: ¿Cómo juegan RJ Nembhard y Jaquori McLaughlin? Scouting y perfil de dos bases de 2° Ronda

Seguimos conociendo a los mejores proyectos del NBA Draft 2021 y en este caso estaremos poniendo la lupa en RJ Nembhard y Jaquori McLaughlin, un par de bases que destacan por su juego con el balón y tiro exterior, respectivamente. Conocemos sus características en profundidad.

Más | La Guía del NBA Draft 2021

RJ Nembhard

RJ Nembhard es un combo-guard de 1,95 de estatura y 22 años, con gran largo de brazos y correcta capacidad atlética. Sus cuatro años NCAA llegaron de la mano de TCU, destacando sobre todo en la 2020-2021 con promedios de 15,7 puntos, 4,3 rebotes y 4 asistencias en 34,9 minutos por presentación.

El atractivo principal de Nembhard pasa por su combinación de físico y creación con la bola. Buena capacidad para crear sus puntos desde el pick and roll, especialmente a la hora de atacar el aro.

Allí lo vemos definir con una flotadora a la que recurre muy seguido. Y si bien en esa acción la convierte, su dependencia de ese tiro es un problema, ya que solo anotó 16-60 (27%) con ese disparo. Aún con sus buenas herramientas naturales solo lanzó un 50% dentro del área restringida, ya que fuerza lanzamientos a la carrera y le falta algo de potencia y decisión para atacar el aro con mayor fuerza.

La amenaza de Nembhard desde el pick and roll también se traslada a su buena capacidad de pase, aprovechando su estatura para ver por encima de las defensas rivales. Aunque claro, aquí también tiene un defecto marcado como las pérdidas (4,2 por 40 minutos). Tiene potencial como playmaker pero debe ser más cuidadoso con la bola.

Saca una buena cantidad de faltas y viene de lanzar un 78% en tiros libres.

Sin embargo, el resto de sus porcentajes tiradores son bajos. No es un buen triplero, aunque prueba seguido desde allí: 31% en su carrera en TCU con 5,3 triples por cada 40 minutos. Especialmente inseguro como triplero desde el drible: 16% (6-38) contra un muy buen 42% en catch and shoot (33-79). Lanzó un 27% en dobles largos en la 2020-2021. La falta de tiro desde el drible limita su impacto desde el pick and roll, ya que los rivales pueden pasar por atrás la cortina.

Defensivamente Nembhard tiene muy buenas condiciones, combinando altura, brazos largos y buena velocidad. Tiene flashes de ese impacto y versatilidad, algo que dejó en claro en varias ocasiones durante su enfrentamiento con Cade Cunningham, posible número uno del Draft 2021.

Sin embargo, también tiene camino por recorrer en este costado, mostrando algunas desconcentraciones importantes y sin ser el defensor más físico o fuerte. Bajo aporte en robos, tapones y no pasa del promedio como rebotero.

JaQuori McLaughlin

Jaquori McLaughlin es un base de 1,92 de estatura y 23 años, que pasó dos temporadas NCAA en Oregon State, para luego transferirse a la más pequeña UCSB, donde jugó tres campañas. Lo mejor lo dio en la reciente 2020-2021, promediando 16 puntos, 5,2 asistencias, 3,5 rebotes y un 41% en triples en 32,3 minutos, liderando a su equipo a una campaña espectacular que incluyó la clasificación al Torneo NCAA por primera vez en una década.

El mayor atractivo de McLaughlin como proyecto pasa por su capacidad triplera. Terminó con un 41% de acierto en las pasadas dos campañas, más allá de no tomar tantos lanzamientos (alrededor de 4,5 por 40 minutos en esos años). Especialmente mortal como tirador en catch and shoot: 28-63 (44%) en la 2020-2021. Gran mecánica y peligroso moviéndose entre cortinas indirectas, lo que le da potencial como guardia off-ball. Alcance 100% NBA. Lideró la prueba de triples a pie firme del pasado Elite Camp, anotando 19 de sus 25 lanzamientos.

Menos certero pero también puede anotar el triple en movimiento: 35% en la 2020-2021. Mucho más seguro con sus dobles largos desde el drible: 49%. Buenos porcentajes desde la línea de ibres: 83%.

McLaughlin mostró cierta capacidad de crear su propio tiro y llegar hasta el aro en Santa Barbara, pero no se proyecta como un jugador demasiado destacado en las penetraciones en el profesionalismo. Sólido atleta pero no súper explosivo y obviamente no enfrentaba al mejor nivel de competencia en la conferencia Big South. Apenas lanzó un 9-26 (35%) de campo en acciones de uno contra uno, incluyendo un 2-10 cerca del aro.

Tuvo un muy buen rendimiento pasador en UCSB, sobre todo en la 2020-2021, promediando 6,5 asistencias por 40 minutos contra solo 2,4 pérdidas. Sin embargo, no luce como un especialista en ese aspecto de cara a un nivel más alto de competencia, donde su rol seguramente será más el de tirador. De hecho, esto ya se vio en el Elite Camp, donde tomó 9 triples contra solo 5 asistencias (103 vs. 136 en la 2020-2021 con Santa Barbara).

Sin demasiado potencial defensivo. Liviano físicamente y con brazos cortos. Buen atleta pero tampoco de élite. No es un rebotero seguro. Buen aporte en robos: 1,9 por 40 minutos en la última temporada. Sin demasiada versatilidad posicional.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Flag
El único estado que jamás tuvo un jugador NBA
Juan Estevez
Melton
¿Quiénes brillan en el trabajo sucio en la NBA?
Juan Estevez
Russell Westbrook, Damian Lillard, DeMar DeRozan
Los mejores anotadores clutch en los últimos 5 años
Leandro Fernández
Bolmaro
Tres claves para la temporada de Bolmaro
Juan Estevez
Luca Vildoza
Vildoza, complicado rumbo a la pretemporada en NY
Leandro Fernández
Lisa Byington
Lisa Byington, nueva narradora de los Bucks
Sergio Rabinal
Más noticias