);
NBA Draft 2020

Las mejores y peores elecciones de Detroit Pistons en la historia del NBA Draft

Continuamos repasando los antecedentes en el Draft de las diferentes franquicias de la NBA y en este caso, es momento de uno de los equipos más exitosas de la historia de la NBA, pero también una acostumbrada a tener malas rachas bastante largas: Detroit Pistons.

Más repasos: Suns | Lakers | Celtics | Bulls | Rockets | Spurs | Heat | Sixers | Knicks | Nuggets | Mavericks | Pacers | Raptors | Blazers

Detroit es una de las franquicias fundadoras, siendo los Pistons de Fort Wayne, y ya en 1957 se mudaron a Detroit, Michigan. Por lo tanto, estando desde el Draft inaugural, hicieron más de 400 selecciones así que hay mucho material para elegir.

Los equipos campeones de 1989, 1990 y 2004 tuvieron jugadores importantes surgidos del Draft, pero también sus épocas más oscuras, como la actual racha de 11 años sin ganar un partido de Playoffs o las varias rachas de estar un par de campañas seguidas sin clasificar a la postemporada, fueron un poco resultado de no aprovechar la oportunidad de reconstrucción que presenta el Draft.

Repasemos los grandes hallazgos de los Pistons y sus peores errores.

Los mejores picks de la historia de los Pistons

Isiah Thomas - #2 en el Draft de 1981

El símbolo máximo de la historia de Detroit Pistons. El hombre que les dio la gloria, el crack al comando de los Bad Boys. Isiah Thomas fue uno de los mejores jugadores de la NBA en la década del 80-90 y fue reviviendo a una franquicia que estaba dormida. Lo eligieron en 1981 y menos de diez años después les estaba dando un bicampeonato.

Thomas pasó sus 13 temporadas en la NBA en Detroit, siendo casi siempre el líder del equipo, tanto con 21 años como con 34. Promedió 19,2 puntos, 9,3 asistencias, 3,6 rebotes y 1,9 robos en los de Michigan, donde fue 12 veces All-Star, 5 veces All-NBA y MVP de las Finales del 90.

Aún hoy Thomas posee los récords de franquicia de puntos (18.822), asistencias (9.061), robos (1.861), minutos jugados (35.516) y tiros anotados (7.194).

Joe Dumars - #18 en el Draft de 1985

Si hablamos de Isiah Thomas también tenemos que hablar de Joe Dumars, la segunda espada talentosa de aquellos Detroit Pistons tan exitosos. Joe D es para los Pistons casi tan grande como Isiah, su pareja en la mediacancha. Llegó unos años después, en 1985, y fue con su explosión que los Pistons pudieron terminar de dar el salto y convertirse en contendientes, llegando a cinco Finales del Este consecutivas entre 1987 y 1991.

Dumars también pasó toda su carrera en Detroit, desde 1985 hasta 1999 y siempre como pieza clave de la rotación. Su pico más alto fue en las Finales de 1989, cuando promedió 27,3 puntos por partido ante Los Angeles Lakers y fue premiado como MVP. También fue reconocido seis veces como All-Star, tres veces como All-NBA y cinco veces entre los mejores defensores. El "chico bueno" de los Bad Boys promedió 16,1 puntos, 4,5 asistencias, y 2,2 rebotes a lo largo de su carrera y es, a día de hoy, el jugador con más partidos disputados en los Pistons (1.018) y el que más triples convirtió (990).

Al retirarse siguió ligado a la franquicia como ejecutivo, sumándose en el año 2000 y construyendo el equipo campeón del 2004. En 2014 renunció a su puesto, tras 29 años casi ininterrumpidos trabajando para los Pistons.

Bob Lanier - #1 en el Draft de 1970

Desde 1970 que Detroit Pistons no tiene el pick número 1 del Draft, algo particular si consideramos que varias veces han quedado fuera de Playoffs en estos últimos 50 años. Quizá la lotería les de un guiño en el 2020, pero hasta entonces Bob Lanier es quien tiene los honores de haber sido el último pick 1 de Detroit, que estaría contentísimo de volver a tener a un jugador de la jerarquía de este pivote.

A pesar de que recién había sido operado en una de sus rodillas, los Pistons no dudaron en escogerlo en 1970, en un Draft que tuvo a seis miembros del Salón de la Fama. Su carrera en Detroit se estiraría durante toda la década del 70: recién el 26 de diciembre de 1979 Lanier jugó su último partido para los Pistons, antes de ser traspasado a Milwaukee Bucks, donde terminó su carrera en 1984.

En la franquicia de Michigan, Lanier promedió 22,7 puntos, 11,8 rebotes, 3,3 asistencias, 1,2 robos y 2 tapones por partido. Ocho veces All-Star (MVP en 1974), fue uno de los mejores pivotes de su época y su camiseta número 16 fue retirada tanto por los Pistons como por los Bucks. Su único problema en Detroit fue que, falto de compañía, solamente una vez llevó al equipo a ganar más de 50 partidos (52 en la 1973-1974) y una vez sola alcanzó la segunda ronda de los Playoffs.

Dennis Rodman - #27 en el Draft de 1986

De nuevo en la época de los Bad Boys para nombrar al que es el mayor robo de Draft de la historia de los Pistons: Dennis "El Gusano" Rodman. Un jugador de 25 años, de una universidad desconocida y sin un gran talento ofensivo, pero que terminó haciendo historia en la NBA.

Rodman estuvo en Detroit hasta 1993, siendo también parte de todo el camino exitoso de los Bad Boys. Entonces era el mejor defensor de la NBA: ganó ese premio en 1990 y 1991, estuvo en el mejor quinteto defensivo desde 1989 hasta 1993 y hasta fue All-NBA en 1992 y All-Star en 1990 y 1992. Una pieza de un valor incalculable para aquel esquema de Chuck Daly, comenzó jugando 15 minutos por partido como novato y llegó a promediar 40 minutos por juego en la temporada 1991-1992.

Los números de Rodman en Detroit hablan de 8,8 puntos, 11,5 rebotes y 0,7 tapones por partido pero no hay forma de que reflejen la intensidad que llevaba a la cancha y que hizo que su camiseta número 10 este retirada por los Pistons.

Grant Hill - #3 en el Draft de 1994

Después de los Bad Boys, Detroit tuvo un gran equipo a principios de la década del 2000, campeón en 2004 y finalista en 2005. Pero ni ese conjunto ni los posteriores tuvieron a un jugador de la clase de Grant Hill, un alero maravilloso al que se llevaron con el pick 3 del Draft de 1994.

Desde su debut Hill emergió como estrella: ganó el premio de Rookie del Año, compartido con Jason Kidd, y ya fue All-NBA en su segunda temporada. Las lesiones entonces no lo molestaban tanto y parecía ser la gran estrella del futuro de la liga, uno de los sucesores de Michael Jordan. En cinco de sus seis campañas en Detroit fue All-Star e incluso en 1997 estuvo en el primer quinteto All-NBA, tras promediar 21,4 puntos, 9 rebotes y 7,3 asistencias por partido con un 49,6% de campo. Como pasó con Lanier, la falta de compañía lo castigó y el éxito grupal nunca llegó del todo: metió a los Pistons cuatro veces en Playoffs pero nunca pudo avanzar a la segunda ronda, cayendo dos veces en el quinto partido contra Atlanta Hawks.

En el receso del 2000 Hill se marchó como agente libre a Orlando Magic, pero en su partida se arregló un acuerdo de sign&trade que le dio a los Pistons una compensación con dos rookies que habían jugado bien: Chucky Atkins y un tal Ben Wallace, que haría historia en Michigan.

Hill terminó promediando 21,6 puntos, 7,9 rebotes, 6,3 asistencias y 1,6 robos en sus 435 partidos de fase regular en Detroit.

Los peores picks de la historia de los Pistons

Darko Milicic - #2 en el Draft del 2003

Si pensamos en errores de Draft, el de Darko Milicic es de los más resonantes de la historia de la NBA. Un chico serbio de 18 años y absolutamente desconocido metido entre nombres como los de LeBron James, Carmelo Anthony, Chris Bosh y Dwyane Wade.

Los Pistons venían de ser finalistas de conferencia en 2003 y pensaban más a futuro y la verdad es que el potencial de Darko con sus 2,13 metros ilusionaba, aunque hasta en Europa jugaba poco y nada. Darko incluso se dio el lujo de ser campeón de la NBA en su primera temporada, coronándose con esos Pistons del 2004, pero lógicamente sus minutos llegaban en cuenta gotas: apenas un promedio de 4,7 por partido en el primer año. Era un adolescente serbio solo en Detroit y relegado al banco de suplentes. Cada vez más disconforme.

Detroit tenía un equipazo y no podía darle a un chico de 20 años el espacio que necesitaba para desarrollarse, así que en febrero de 2006 lo terminaron traspasando a Orlando Magic consiguiendo una primera ronda del próximo Draft. Darko se fue de los Pistons habiendo jugado 96 partidos de fase regular en dos años y medio, con un promedio de 1,6 puntos y 1,2 rebotes. En otros momentos de su carrera NBA, como en el Magic, en Memphis Grizzlies y en Minnesota Timberwolves, se pudo acomodar como titular en equipos perdedores, pero nunca descolló mucho.

Finalmente Milicic se retiró en 2012, a los 27 años. ¿Qué hubiese sido de Detroit si elegían a Anthony, Bosh o Wade? No lo sabemos a ciencia cierta, pero seguro la caída tras el desarme de aquel equipo campeón con Larry Brown como entrenador al menos no hubiese sido tan dura. O habrían ganado varios campeonatos más.

Sonny Dove - #4 en el Draft de 1967

Yendo bastante para atrás en el tiempo también encontramos otro error fuerte de los Pistons con un interno: en este caso se trata de la elección de Sonny Dove en el Draft de 1967. En ese mismo Draft Detroit escogió a Jimmy Walker con el pick 1, dejando pasar al gran Earl Monroe, pero al menos Walker fue dos veces All-Star en su paso de cinco años por los Pistons. Lo peor fue no elegir al legendario Walt "Clyde" Frazier (quinta elección) con el pick 4 debido a que ya tenían a un anotador perimetral con Walker.

Detroit fue por la pareja ideal para el pick 1 y terminó eligiendo a Sonny Dove, un jugador que apenas duró dos años en la franquicia: promedió 3,1 puntos y 2 rebotes en 5,1 minutos por juego. En 1969 se marchó a los New York Nets de la ABA y tristemente falleció en 1983, por un accidente mientras manejaba un taxi.

Rodney White - #9 en el Draft de 2001

Volviendo más cerca en el tiempo, la elección de Rodney White con el pick número 9 en el año 2001 también puede ser catalogada de desastrosa. El alero de 21 años que había maravillado en la pequeña Universidad de Charlotte quedó tapado por Jerry Stackhouse, la estrella de la franquicia, y Corliss Williamson, el mejor sexto hombre de aquella temporada. Así que el entrenador Rick Carlisle apenas le dio 129 minutos a lo largo de toda la temporada, en la que un inconsistente White promedió 3,5 puntos por partido.

La estadía de White en Detroit duró solamente una temporada y en 2002 lo traspasaron a Denver Nuggets, que entregó una primera ronda por él. Detroit ya tenía un nuevo alero joven que era mucho mejor: Tayshaun Prince. White tuvo más lugar en un flojo equipo de Denver, promediando 9 puntos y 3 rebotes en la 2002-2003, pero terminó fuera de la NBA en 2005. La gran parte de su carrera la terminó disputando en Europa y Asia, sin ser una gran estrella.

¿Que podrían haber elegido en su lugar? A un jugador de gran nivel como Joe Johnson, que fue escogido un pick más atrás. También a Tony Parker, Richard Jefferson, Zach Randolph, Gerald Wallace o Gilbert Arenas.

Stanley Johnson - #8 en el Draft de 2015

Otro caso fallido de un alero en los Pistons es el de Stanley Johnson, un error de Draft muy cercano. Fue el pick número 8 en 2015, cuando Detroit estaba realmente mal y llevaba seis años sin acceder a los Playoffs. Johnson, de 19 años recién cumplidos, había sido elegido el mejor alero de la NCAA. Parecía el futuro. Nunca lo terminó siendo.

Detroit le dio muchas oportunidades para que se desarrolle: jugó 22,1 minutos por partido en su estadía allí, promediando 7,1 puntos y 3,5 rebotes en 267 encuentros. Ni era un gran defensor ni un tirador de tres puntos decente (29% en los Pistons). Antes de que se termine su contrato de novato estaba acabado y fue canjeado a New Orleans Pelicans en febrero de 2019. En los Pels jugó poco y actualmente en Toronto Raptors lo hace aún menos. Aún no cumplió 24 años, pero su futuro ya parece estar muy claramente fuera de la NBA.

Lo de Johnson es peor si vemos lo profundo que fue el Draft 2015: Justise Winslow, Myles Turner, Devin Booker, Kelly Oubre, Montrezl Harrell, Josh Richardson y Norman Powell son algunos de los jugadores escogidos por detrás del actual hombre de los Raptors.

Brandon Knight - #8 en el Draft del 2011

El último caso que tomamos es el de Brandon Knight, otro jugador que aún está en la NBA y más precisamente en los Pistons, donde volvió hace unos meses. Un base que prometía muchísimo cuando Detroit lo escogió en 2011 pero se quedó en eso, en promesas.

Knight tuvo el lugar de base titular en los Pistons desde su llegada, promediando 13,1 puntos, 3,9 asistencias y 3,2 rebotes en las primeras dos temporadas que disputó en la NBA. En su primer año incluso estuvo en el quinteto ideal de novatos, algo que un jugador de Detroit no lograba desde Grant Hill. Pero su juego nunca terminó de convencer y en el receso de 2013 fue traspasado a Milwaukee Bucks, junto a Khris Middleton y Viacheslav Kravtsov, por Brandon Jennings, por entonces un base más en auge.

Jennings en Detroit salió mal, Knight en Milwaukee salió mal. Lo único relevante de ese traspaso fue la llegada de un por entonces desconocido Middleton a Milwaukee. Knight fue un jugador de muchos puntos vacíos (promedió 19,6 en el Phoenix perdedor de la 2015-2016) y también muchas lesiones a lo largo de su carrera. El contrato gigante que le dieron los Suns en 2015 lo transformó en una especie de paria en la NBA al que los equipos malos van descartando. Así es como terminó volviendo a Detroit en el pasado mes de febrero.

Igualmente, lo peor de la elección de Knight no fue Knight en si, que al menos se la rebusco para jugar 349 partidos como titular en la NBA, sino todo lo que pudo haber hecho Detroit con aquel pick y que hubiese cambiado su fortuna en la última década: Kawhi Leonard, Kemba Walker, Klay Thompson, Jimmy Butler, Nikola Vucevic e Isaiah Thomas, seis futuros All-Stars, estaban disponibles.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

LeBron James
LeBron, molesto por la votación del MVP
Agustín Aboy
Anthony Davis
Lakers arrolló a Nuggets con 37 puntos de Davis
Agustín Aboy
Ginobili
🎮 Manu Ginóbili, de regreso en el NBA 2K21
NBA.com Staff
Gordon Hayward
Hayward, cuestionable para el Miami vs. Boston del sábado
Carlos Herrera Luyando
Kobe Bryant Carmelo Anthony
Nuggets y su historia negativa ante los Lakers
Agustín Aboy
Giannis Antetokounmpo
10 datos que definen la temporada MVP de Giannis
Leandro Fernández
Más noticias