);
Playoffs 2019

NBA Playoffs 2019: Damian Lillard se vistió de héroe, eliminó a Oklahoma City Thunder y puso a Portland Trail Blazers en Semifinales

Los Playoffs, ese lugar donde las historias mágicas se escriben y donde nacen las leyendas. Damian Lillard tiene mucho camino por recorrer para lo segundo, pero vaya si agregó una página que se recordará para siempre en los mejores momentos de la postemporada.

Más: NBA Playoffs 2019: Philadelphia 76ers aplastó a Brooklyn Nets y se medirá con Toronto Raptors en las Semifinales del Este.

El base de Portland Trail Blazers aplicó nuevamente la ley del Dame-Time y selló la clasificación de su equipo para las Semifinales de la Conferencia Oeste a su manera. Tomó la última pelota, se jugó la personal y anotó un triple larguísimo sobre la chicharra que concretó el 118-115 ante Oklahoma City Thunder, triunfo que estampó el 4-1 en una serie para el recuerdo por varios factores, sobre todo por su duelo personal con Russell Westbrook. Ah, no sólo anotó el triple ganador, sino que terminó con ¡50 puntos y 10 bombazos!, máxima de su carrera y de la franquicia en postemporada.

El remedio ante la urgencia

El Thunder salió a jugar con la decisión y necesidad de aquel que se sabe sin mañana, y resultó en, quizás, su mejor pasaje de juego en la serie, por ejecución, lucidez y contundencia. Paul George marcó el ritmo desde el inicio, con 9 rápidos puntos para sacar 10 de ventaja (16-6), y luego Westbrook se sumó al show con su versión 'controlada', esa que -sin forzar- marca diferencias. El base sumó 7 tantos, 4 asistencias y 3 rebotes en el primer cuarto, y fue el complemento de lujo para PG13 (15, con 6-7 campo).

OKC llegó a anotar 10 tiros de campo seguido en un pasaje, y ese tramo coincidió con McCollum saliendo a descansar temprano por 3 faltas. ¿Cómo se explica que la diferencia sólo haya sido de 37-29 para un equipo que rozó el 70% de acierto? Con un nombre: Damian Lillard, quien sostuvo a los suyos con 19 unidades.

El show de Dame

El primer tiempo de Lillard fue, simplemente, maravilloso. Porque Oklahoma City hizo muchísimas cosas bien, de manera individual y colectiva. Pero se encontró 61-60 abajo al llegar al descanso largo porque el base de Portland tuvo una explosión anotadora espectacular.

No importó el defensor que estuviera adelante. Dame encontró siempre una manera de anotar, a distancia o penetrando y definiendo de manera elegante. Terminó esa primera mitad con ¡34 puntos!, con 6-9 dobles, 6-9 triples y 4-6 libres. En el camino, rompió algunas marcas históricas:

  • Récord personal en puntos en una mitad de Playoffs.
  • Récord de Portland en una mitad en Playoffs (el anterior era de 27)
  • Récord personal y de Portland en una mitad de Playoffs (el previo era 11)
  • La mejor anotación en un tiempo desde que Steve Nash metiera 35 en 2004.
  • Quedó a 5 del récord histórico para un tiempo en Playoffs (Sleepy Floyd, de los Warriors, anotó 39 en 1987 vs. Lakers).

Westbrook, contra la corriente

Así como George se mantuvo en buen nivel (alcanzó los 31 tantos tras el 3C), también quedó condicionado por una cuarta falta apenas comenzado el segundo tiempo. Y con Westbrook fallando muchísimo y tomando malas decisiones, Portland hizo negocio.

A casi 3 minutos del final del tercer cuarto, un triple desde la esquina de Damian Lillard le dio una ventaja de 84-75. Momento de explosión en el Moda Center, por la diferencia y porque el base llegaba a 42 puntos y 8 bombazos, ambos récords personales en postemporada.

Pero OKC respondió al golpe con un parcial de 15-4 para recuperar el liderazgo (90-88), con una ráfaga final de Westbrook en modo testarudo, anotando un triple (venía de fallar 7) y un doble a pura potencia ante la defensa de Kanter.

La locura de Damian

Lillard se tomó el primer descanso del partido para comenzar el último cuarto, y para Portland fue un pecado: parcial de 8-2 de la visita, con triples de Russ y Schroder, para tomar una luz importante (98-90) a poco más de 9 minutos del final.

Dame regresó, pero el momento era todo de OKC. Schroder tomó confianza y siguió anotando, Grant aprovechó las descargas de Westbrook y, en un abrir y cerrar de ojos, el Thunder se encontró 15 arriba (107-92). ¿Historia definida? Para nada

Portlando respondió con un parcial de ¡26-8!, en donde el Thunder hizo su parte con errores (por ejemplo, George falló tres libres y perdió una bola; y Westbrook tiró 1-4 campo más dos pérdidas). Pero el local generó la heroica: con Harkless (8 tantos), McCollum (8, más el doble del empate parcial a 57 segundos) y, sobre todo, con Lillard.

Después de que George pusiera al frente a OKC, Dame respondió con una penetración para la igualdad, y con el bombazo ganador para completar su noche mágica: 50 puntos, 10 triples (ambos récords personales en Playoffs), 7 rebotes, 6 asistencias y 3 robos en 45 minutos. Para el recuerdo eterno.

Más en NBA.com

#Lowry
Lowry celebra: "Significa mucho para mí".
Benyam Kidane
Marc Gasol
Nueve años después, otro Gasol en las Finales NBA
Matias Baldo
Fred VanVleet
La constante VanVleet
Matias Baldo
Giannis Antetokounmpo
Giannis, entre la tristeza y la ilusión
Matias Baldo
Kawhi Leonard
Kawhi Leonard, el Rey en el Norte
Matias Baldo
Warriors esperan rival en las Finales
¿Cómo ver las Finales NBA 2019 en Argentina?
Staff NBA.com
Más noticias