);
Playoffs 2019

Finales NBA 2019: Todas las definiciones de Golden State Warriors

Warriors Finals
La historia de los Warriors en las Finales. Getty Images

Sin equivalencias. Las finales de la Conferencia Oeste tuvieron un solo equipo, y no es casualidad que sea la franquicia que está dominando el último lustro. Sí, Golden State lo hizo de nuevo y, tras la barrida por 4-0 ante Portland Trail Blazers, se metió nuevamente en las Finales de la NBA. Será la 11° aparición en la serie decisiva en su historia, y la quinta de manera consecutiva, algo que -hasta este 2019- era sólo exclusividad de aquellos Boston Celtics de Bill Russell que alcanzaron 9 títulos en 10 definiciones en fila, entre 1957 y 1966.

Más: NBA Playoffs 2019: Golden State Warriors barre a Portland Trail Blazers y alcanza su quinta Final consecutiva.

El conjunto de Steve Kerr enfrentará a Toronto Raptors, el rival ante el que buscará el cuarto título en cinco años, viajamos al pasado y recordamos todas las Finales de los Warriors a lo largo de su historia.

2018: Golden State Warriors 4 - Cleveland Cavaliers 0

La confirmación del dominio moderno, dejando en seco a LeBron James y sus Cleveland Cavaliers (matrimonio que se rompería unas semanas más tarde, cuando el Rey decidió partir rumbo a Los Angeles Lakers).

Fue un dominio total del conjunto de Oakland, que ganó los cuatro partidos por un margen de diferencia promedio de 15 puntos, y el choque más disputado se definió por 8 (el 3°, en la casa de los Cavs). Sí, sólo hubo un equipo en cancha y fue el de Kerr, que tuvo a dos figuras centrales dentro de una estructura que no mostró fisuras.

Stephen Curry promedió 27,5 puntos, 6 rebotes y 6,8 asistencias; mientras que Kevin Durant tuvo medias de 28,8 tantos, 10,8 rebotes y 7,5 asistencias, número que le valieron su segundo MVP consecutivo (metió 43 unidades en el Juego 3, y completó un triple-doble en el Juego 4).

2017: Golden State Warriors 4 - Cleveland Cavaliers 1

La redención después del golpe del 2016 (ya llegaremos a ese capítulo) vino con una victoria contundente en donde Kevin Durant demostró todo su poderío con una serie para el recuerdo que no sólo le entregó su primer campeonato, sino el premio al MVP después de una actuación monumental: promedió 35,2 puntos, 8,2 rebotes, 5,4 asistencias, 1 robo y 1, 6 tapones en 39,7 minutos, eclipsando a LeBron James en el gran duelo de la eliminatoria (el Rey se fue promediando un triple-doble que no alcanzó).

KD sería vital en el encuentro que empezó a definir la historia, aquel Juego 3 en donde metió un triple en el tramo final que sentenció el duelo y se clavó como una daga en el corazón de los Cavs, quienes entraron en ese imposible hoyo de 3-0 abajo que nadie pudo salir.

Kyrie Irving (40 puntos) explotó en el J4 que le dio la única sonrisa a los Cavs (137-116) y sería, en definitiva, la única derrota de los Warriors en aquellos Playoffs (habían barrido las tres rondas previas frente a Portland, Utah y San Antonio). La fiesta llegó en el Oracle Arena, con un 129-120 comandado por los 39 tantos de Kevin Durant, y los 34 y 10 asistencias de Stephen Curry.

2016: Golden State Warriors 3 - Cleveland Cavaliers 4

El golpe que, con el tiempo, pudo tener redención pero que, en ese momento, representó una de las remontadas más memorables de la historia (o, directamente, la más memorable).

Golden State había deslumbrado con la mejor fase regular de todos los tiempos, con ese récord de 73-9 que superó el 72-10 de los Chicago Bulls de Michael Jordan de 1995-1996 que parecía imposible de romper. Stephen Curry estaba en la cima tras ganar su segundo MVP consecutivo y primero en ser elegido de forma unánime.

Las finales del Oeste habían sido todo un reto para los Warriors, que tuvieron que remontar una desventaja de 3-1 frente al por entonces Oklahoma City Thunder de Kevin Durant y Russell Westbrook. Pero esas dudas parecían enterradas en las segundas Finales seguidas ante LeBron James, Kyrie Irving y Cleveland Cavaliers. Dos primeros pasos con total autoridad (por 15 y 33 de diferencia), y una reacción al golpe del J3 (caída por 30) ganando 108-97 en la Q para quedar 3-1.

La diferencia parecía gigante, y los Warriors tenían su primera chance de festejar en casa en el J5. Pero Cleveland tenía otra idea. Aprovechando la ausencia del suspendido Draymond Green (el motor de los Warriors), LeBron y Kyrie anotaron 41 puntos cada uno para robarse el duelo en el Oracle Arena (112-97) y descontar (3-2). Algo había empezado a cambiar. Otro esfuerzo titánico del Rey (41 tantos, 8 rebotes, 11 asistencias, 4 robos y 3 tapones) lideró el 115-101 del J6 que estampó la igualdad.

Y todo llegó a ese 19 de junio de 2016 que será imposible de olvidar, sobre todo para Cleveland. LeBron completó un triple-doble (27 puntos, 11 rebotes y 11 asistencias), le puso un tapón que se hizo leyenda a Andre Iguodala; Kyrie anotó "el tiro" para conseguir 3 de sus 26 puntos con un triplazo ante la marca de Stephen Curry y los Cavaliers, que parecían acabados, concretaron un 93-89 a domicilio que les dio el primer campeonato de su historia. Nadie, absolutamente nadie, podrá olvidar aquella definición de película.

2015: Golden State Warriors 4 - Cleveland Cavaliers 2

El primer impacto de la era Steve Kerr llegaría en el primero de los cuatro capítulos ante LeBron James y sus Cleveland Cavaliers. Los Warriors habían empezado a revolucionar la NBA con su particular (y espectacular) estilo, pero debían rendir las pruebas en los Playoffs. El camino tuvo una barrida ante New Orleans Pelicans, un 4-2 con algunos sustos ante Memphis Grizzlies, y un contundente 4-1 ante Houston Rockets antes de llegar a las Finales.

El triunfo por 108-100 dejaba buenas sensaciones, y se sumaba un factor clave: Kyrie Irving sufría una lesión en una rodilla que lo sacaría del resto de la eliminatoria. Pero Cleveland respondió al reto con dos trabajados triunfos (95-93 y 96-91) en donde limitó el impacto de Stephen Curry y de un ataque que parecía perder sus poderes.

Las urgencias llevaron a Kerr a mover las fichas y a mandar a Andre Iguodala como titular en el Juego 4 fuera de casa. Y la movida tuvo un efecto total. Porque Iggy explotó y empezó a crear la leyenda de la alineación de la muerte de los de Oakland, con el small-ball como bandera. Golden State ganaría los siguientes tres encuentros por una diferencia promedio de 14 tantos, el alero brillaría en ellos (20,3 puntos, 7 rebotes, 4 asistencias, 2 robos de promedio, con 9 triples anotados y 41% de acierto), y sería el MVP del primer título para la franquicia en 40 años, y el inicio de una era de dominio fantástica.

1975: Golden State Warriors 4 - Washington Bullets 0

La primera corona en el Área de la Bahía. Los Warriors pasaron desde San Francisco a Oakland para convertirse en Golden State en 1971, y en los Playoffs de 1975 llegaría el tercer título de la franquicia, primero en casi 20 años.

Rick Barry lideraría a unos Warriors que se bien lograron la barrida, tuvieron que trabajar muchísimo para conseguir cada victoria (dos partidos se definieron por la mínima, y los otros dos fueron por 6 y 8 de diferencia). El alero sería el MVP de aquellas Finales, donde promedió 29,5 puntos (44,4% campo, 93,8% libres), 4 rebotes, 5 asistencias y 3,5 robos en 43 minutos.

1967: San Francisco Warriors 2 - Philadelphia 76ers 4

Rick Barry lideró nuevamente a los Warriors a una definición y su papel fue monstruoso en aquella serie ante los 76ers. Es más, sus 245 puntos totales a lo largo de los 6 encuentros fueron, en ese entonces, la segunda mejor marca de puntos para unas Finales (sólo superado por los 284 de Elgin Baylor en 1962). Aún hoy es una marca top, la cuarta mejor de todos los tiempos en esta instancia, y la segunda más alta para unas Finales a 6 encuentros (Michael Jordan metió 246 en 1993).

Pero así y todo, ese promedio de 40,8 tantos, más 8,8 rebotes y 3,3 asistencias; más un tremendo trabajo de Nate Thurmond (14,2 unidades y 26,7 recobres), no alcanzó ante los 76ers, que definieron la historia con un 125-122 en el Juego 6.

Philly tuvo a tres jugadores promediando más de 20 puntos (Hal Greer 26, Chet Walker 23,3, Wali Jones 20,2), y a ellos hay que sumarle el titánico trabajo de Wilt Chamberlain, quien tuvo medias de 17,7 tantos, 28,5 rebotes y 6,8 asistencias.

1964: San Francisco Warriors 1 - Boston Celtics 4

Wilt Chamberlain, antes de derrotar a los Warriors, estuvo del lado de la franquicia. Y en aquellas Finales de 1964 tuvo números monstruosos como a lo largo de toda su carrera. Promedió 29,2 puntos, 27,6 rebotes y 2,4 asistencias.

Pero claro, los Celtics estaban en otra galaxia. Bill Russell (11,2 puntos, 25,2 rebotes y 5 asistencias de media) y compañía ganarían en ese año su sexto campeonato consecutivo, y séptimo en ocho años.

1956: Philadelphia Warriors 4 - Fort Wayne Pistons 1

El segundo campeonato de la franquicia llegaría de la mano de un genial Paul Arizin, quien promedió 27,6 puntos, 8 rebotes y 2,8 asistencias en unas Finales en donde los Warriors (situados en Philadelphia) le ganarían con un margen un tanto mentiroso a los Pistons: sacando el Juego 5 que definió la historia (99-88), los otros tres triunfos fueron por 4 (dos veces) y 2 puntos de diferencia.

1948: Philadelphia Warriors 2 - Baltimore Bullets 4

Segunda temporada y Finales consecutivas (en la vieja BAA) para los Warriors, que esta vez no pudieron ante los Bullets. Joe Fulks fue el máximo anotador de Philadelphia, con un promedio de 23,5 por encuentro. Aunque el ganador tuvo a tres jugadores por encima del doble dígito (Connie Simmons los lideró con 15,2).

1947: Philadelphia Warriors 4 - Chicago Stags 1

Los Warriors tienen el honor de poder decir que son los primeros campeones oficiales (en aquel entonces, la liga era la BAA). Joe Fulks lideraría una sólida tarea de los suyos, promediando 26,2 puntos en la serie decisiva frente a Chicago.

¡Mira los Playoffs en NBA League Pass con 30% de descuento! Usa el código SAVE30. Da click para México y Argentina.

Más en NBA.com

TV Argentina
¿Cómo ver NBA en Argentina? Fechas, horarios, canales...
Staff NBA.com
Injury Report
El parte médico de los lesionados NBA
Staff NBA.com
#Ingles
Ingles se sumó a la ola de extensiones
Juan Estevez
Murray
Dejounte Murray sigue en San Antonio hasta el 2024
Juan Estevez
NBA Guía 2019-2020
Guía de la temporada 2019-2020 de la NBA
Leandro Fernández
Zion Williamson
Zion Williamson, de 6 a 8 semanas afuera
Juan Estevez
Más noticias