);
Playoffs 2020

Una noche histórica de Tyler Herro con 37 puntos le dio el 3-1 a Miami Heat sobre Boston Celtics

¿Qué Jimmy Butler tenía que ser más agresivo desde el inicio? ¿Qué Goran Dragic debía recuperar su toque? Para qué teniendo a Tyler Herro así. El joven de 20 años de Miami Heat se despachó con una actuación de las mejores que haya tenido un novato en la historia de los Playoffs y anotó ¡37 puntos desde el banco!, algo nunca hecho por un rookie en la postemporada.

Con Herro como bandera, los de Florida le ganaron por 112-109 a Boston Celtics y ahora tienen una ventaja de 3-1 en las Finales del Este que no significa que todo esté definido (saludos para Utah Jazz o LA Clippers), pero si que Miami tendrá doble chance antes de un hipotético séptimo encuentro.

No fue un encuentro de juego vistoso y los dos equipos, de lo mejor de esta temporada, estuvieron lejos de un rendimiento óptimo. Pero el Heat volvió a sacarle provecho a su defensa en zona, de la que Erik Spoelstra tiró durante casi todo el partido, volvió a tener a un gran Bam Adebayo incontrolable para Boston, vio un poco más de actividad en Butler y Dragic y disfrutó de la mejor noche de Tyler Herro como basquetbolista hasta el momento. Un jugador como él, capaz de lastimar con el tiro, de pelear cada rebote, de conectarse bien con Adebayo para alimentar al pivote con el balón, de una velocidad endemoniada para jugar sin la pelota, fue la diferencia y fue el 3-1 del Heat.

Los datos en este caso sirven para poner en perspectiva lo que hizo Tyler, elegido con el pick 13 del último Draft. Es el rookie con más puntos en la historia de un partido de Finales de Conferencia, el segundo novato en los últimos 35 años en meter al menos 35 puntos en un partido de Playoffs (Donovan Mitchell hizo 38 en 2018) y el tercer jugador menor de 21 años en llegar a esa cifra anotadora en postemporada (Magic Johnson anotó 42 en las Finales de 1980 y Derrick Rose 36 en la primera ronda de 2009, los dos también con 20 años). A la altura de nombres que rápidamente fueron súperestrellas.

Si el partido no dejó grandes sensaciones más allá de lo de Herro, fue porque el primer tiempo fue algo complicado de ver. Pero igualmente nadie lo puede haber sufrido más que Jayson Tatum, que por primera vez en la 2019-2020 no anotó puntos en la primera parte: llevaba 0-6 de campo. El alero de los Celtics mostró una reacción increíble al volver del vestuario y convirtió 28 tantos en el segundo tiempo, con 4-7 en triples, pero ni así pudieron unos Celtics que igual dieron pelea hasta el final y llegaron a estar al frente por 85-84 en el inicio del último cuarto.

Como dijimos, Adebayo lo hizo bárbaro de nuevo (20 puntos, 12 rebotes, 4 asistencias, 2 robos, su tercer triple-doble consecutivo de 20+10), y Butler (24 puntos y 9 rebotes) y Dragic (22 tantos) levantaron la cabeza, esperable de los tres pilares principales de Miami. Pero los 37 tantos de Herro en sus 36 minutos desde el banco terminaron compensando un mal partido de Jae Crowder (3 puntos con 1-9 de campo) y Duncan Robinson (también 3, con 0-4 en triples) en un encuentro en el que Spoelstra achicó muchísimo la rotación: además de Herro, Andre Iguodala ingresó 27 minutos como pieza multiuso (3 puntos, 3 robos, 2 asistencias, 2 rebotes, 1-4 en triples) y Solomon Hill tuvo sus primeros cuatro minutos en cancha de los Playoffs.

El ajuste de "Spo" implicó borrar a Kelly Olynyk, Kendrick Nunn y Derrick Jones, tres habituales jugadores del Heat en esta temporada (aunque Jones ya había estado fuera de la rotación algunas veces). Y le dio rédito. Ahora tiene una ventaja de 3-1 de muchísimo peso y además recuperó el control emocional de la serie, sin necesidad de un cambio táctico gigante.

Por los Celtics, Stevens fue por la receta habitual, aunque esta vez no pudo esconder tanto a Walker en defensa como en el partido anterior. Lo que sorprendió un poco fue ver a Boston, el equipo que está corriendo de atrás en la serie y que había ganado el último encuentro, sobrepasado en el aspecto de la intensidad. Sin la urgencia del encuentro anterior que tan bien le hizo.

Además de los 28 puntos, 9 rebotes y 4 asistencias de Tatum con 10-22 de campo, los de Massachusetts tuvieron 21 tantos y 9 rebotes de Jaylen Brown y 20 puntos y 5 asistencias de Kemba Walker, pero en ningún momento jugaron cerca del tope de sus posibilidades. La explicación de la falta de energía quizá esté en el mal partido de Marcus Smart, que terminó con un doble-doble de 10 puntos y 11 asistencias, pero perdiendo 4 balones, tirando 3-12 de campo con 1-8 en triples y metiéndose en problema de faltas en el primer tiempo.

Además, Gordon Hayward hizo una tarea regular con 14 puntos, 7 rebotes y 3 asistencias en 30 minutos desde el banco en el día en el que se convirtió en padre por cuarta vez. Ningún otro suplente de los Celtics fue un factor importante.

Aunque Boston terminó con mejor porcentaje en tiros de campo (47,6% a 42,9%), tomó más rebotes (46-40), repartió más asistencias (28-20) y fue más preciso con los triples (14-40 contra 10-37), las pérdidas de balón lo terminaron lapidando como el partido de Herro. El equipo de Stevens perdió 19 balones, mientras que Miami apenas 8. Boston no pudo correr, algo que hubiese sido fundamental para tener mejores oportunidades contra un Miami que controlaba bien la media cancha con su zona.

El quinto partido de la serie se disputará el próximo viernes 25 de septiembre, a las 19.30 hs. de CDMX, 21.30 hs. de Argentina y 2.30 hs. de España (del sábado).

A continuación, las actualizaciones del partido en vivo:

Primer cuarto

Miami Heat pudo hacer lo que se había planteado como misión: ganar el primer cuarto. Aunque lo hizo por la mínima ventaja posible: apenas ganan por 24-23 después de los 12 minutos iniciales en un primer período en el que ambos conjuntos firmaron un 2-9 en triples.

Con Jimmy Butler un poco más agresivo en las primeras acciones y con Bam Adebayo pesando en la pintura como siempre, Miami pudo meter un tiro más que Boston. El Heat buscó constantemente apuntarle a Kemba Walker en defensa y eso le ha resultado, pero el armador si pudo molestar a Duncan Robinson, que tiró 0-2 en triples y cometió dos faltas personales. Herro e Iguodala sumaron siete puntos desde el banco. Sorprendió a todos Spoelstra dándole minutos a Solomon Hill, que todavía no había ingresado en estos Playoffs pero ahora fue el octavo jugador de Miami en pisar la cancha.

Walker fue la mejor opción ofensiva de los Celtics, algo que debe alegrar a Stevens por como lo necesitaba y por como esto puede ir cambiando los planes defensivos previos del Heat. El base anotó 9 tantos. Jaylen Brown aportó otros 6 y Marcus Smart 4, en un primer cuarto en el que Jayson Tatum se fue con cero puntos (0-5 de campo), apenas intentando desde afuera de la pintura. Tampoco les dio respuestas Gordon Hayward, que ingresó en la segunda parte y falló sus dos intentos de tres puntos. Los tantos desde el banco llegaron con el pivote Robert Williams, que parece que tendrá más peso en la rotación esta noche: 4 puntos.

Segundo cuarto

En un partido donde las dos ofensivas están muy lejos de tener un desempeño óptimo, el rookie Tyler Herro y su desfachatez marcan la diferencia para Miami, que gana por 50-44. Justamente Herro, un jugador capaz de crearse sus propias canastas, fue la llave para que el Heat gane por 26-21 el segundo cuarto con 11 tantos del novato de 20 años.

La contracara total es otro talento joven, Jayson Tatum. El alero de Boston tuvo su peor primer tiempo de estos Playoffs: se fue al vestuario con ¡0 puntos!, tirando 0-6 de campo. Igual aportó un poco en defensa, es el líder del partido en rebotes con 7 (misma cifra que Bam Adebayo) y repartió tres asistencias, como una muy linda para Theis. Pero los Celtics necesitan de él a como de lugar. Entre Walker, Brown y Smart suman 29 tantos, pero Jaylen faltó al principio del segundo cuarto con dos faltas y Smart lo hizo al final por su tercera infracción. Hayward continúa peleado con el aro: 1-4 en triples.

En total los Celtics están con un pobre 5-19 desde la tercera dimensión pero aún así es mejor que el 4-17 del Heat. Miami al menos tuvo una jugada de 3+1 que se inventó Goran Dragic. Jae Crowder es el que tiene la puntería perdida: 1-5 desde el perímetro. A los 15 puntos de Herro los acompañan 11 de Butler y 10 de Adebayo. Spoelstra sacó buen provecho de la defensa en zona de nuevo y está usando una rotación llamativamente corta para lo que suele ser Miami: cuatro titulares y Herro en 18 o 19 minutos, Robinson e Iguodala en 12 y Solomon Hill con un ingreso de tres minutos. Nada de Nunn, nada de Olynyk, nada de Jones.

El porcentaje de campo de ambos conjuntos es bajo (40% para Boston, 42% para Miami) y ni siquiera logran sumar al contragolpe desde la defensa (6 puntos tras pérdida para cada uno). Esperamos ver mejor básquet en la segunda mitad.

Tercer cuarto

De 0 a 100 bastante rápido aceleró Jayson Tatum. O de 0 a 16. El alero anotó 16 tantos en el tercer cuarto y fue por él que los Celtics se recuperaron tras haber llegado a estar perdiendo por 12 puntos (60-48) promediando la mitad del tercer cuarto. El 77-76 que tiene ahora el Heat deja todo listo para un final infartante.

Los Celtics empezaron a poder contra la zona del Heat, anotando 32 tantos. ¿Cambiará Spoelstra en el final? Atención a Hayward, que de a poco va ganando importancia para los verdes con su manejo del balón y su creación. El que no logra despertar es Marcus Smart, que lleva 1-7 en triples.

Miami en tanto sigue viviendo por y para Tyler Herro. El rookie ya suma 21 puntos, compensando por el banco, por Crowder y por Robinson. De los hombres de Miami de menos cartel, está siendo el más productivo. Y del resto también, aunque la tarea de Jimmy Butler, Bam Adebayo y Goran Dragic ha sido más decente. Pero Tyler está haciendo absolutamente todo bien.

Último cuarto

Herro salió con una confianza total al último cuarto, tomando los primeros tres tiros de Miami y anotando dos de ellos: un triple y un doble largo. En el medio Tatum metió más para Boston, pero un contragolpe de Iguodala y Butler dejó el partido 84-80 a 10 minutos del final.

Con el reingreso de Brown y Smart, Boston pudo volver a pasar al frente gracias a un parcial de 5-0. ¿El problema? Que el Heat continuó siendo dominador en los rebotes ofensivos y que lo de Tyler Herro siguió siendo descomunal. De pronto Miami se fue arriba nuevamente por 95-88, con el rookie totalmente enfocado y teniendo una conexión espectacular con otro joven como Adebayo.

Encima Boston, más allá de haber empezado a atacar un poco más la pintura, no terminaba de hacer lucir bien su ataque. De hecho Smart empezaba a pasarse de rosca con la desesperación cuando aún quedaban cinco minutos por jugar y Miami ganaba por 95-90. Herro sacó de la galera su tercer triple del último cuarto para el 98-90.

Aunque los Celtics se mantenían a corta distancia en el marcador con Tatum y Brown, un triple de Goran Dragic en soledad desde la esquina fue clave. Miami hizo circular bien el balón y el esloveno puso el 105-98 y después Herro, de nuevo Herro, extendió a 9 puntos con menos de un minuto en el reloj. Otro triple de Tatum acercó a Boston a seis, pero JT luego no definió bien un contragolpe y ahí casi que terminaron de irse las chances de los Celtics. Jaylen anotó ese triple luego para ponerse a tres puntos, pero ya quedaban solamente 16 segundos en el reloj.

Herro, de sangre fría, sumó dos tiros libres y Kemba Walker, rápido, agregó tres del otro lado para darle un poco de suspenso al final, pero Jimmy Butler se encargó de rematar la faena.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Okoro
Cinco representantes del "Morey Ball" en el Draft
Juan Estevez
allison feaster
Allison Feaster: de trotamundos a pionera en Boston
Sergio Rabinal
Klay Thompson
Klay, en el training camp: "Fue divertido ser parte"
Leandro Fernández
Elleby
Draft 2020: CJ Elleby, externo con tiro y rebote
Juan Estevez
Brown
¿Cómo se creó la NBA?
Juan Estevez
Bolmaro
Seigorman: "Bolmaro encaja en el básquet moderno"
Juan Estevez
Más noticias