);
Miami Heat

Miami Heat aprovechó las bajas de Denver Nuggets para debutar con un imponente triunfo

No hay mejor manera de comenzar (o reiniciar, según se mire) que con una victoria y Miami Heat firmó una de un valor enorme frente a Denver Nuggets por 125 a 105. Los de Erik Spoelstra no tuvieron piedad con los de Colorado que llegaron al duelo privados de buena parte de sus titulares como Jamal Murray, Gary Harris y Will Barton, imponiendo su defensa en la segunda mitad y dejando el partido encarrilado en el tercer cuarto.

La figura del partido fue sin duda Bam Adebayo que firmó una sólida actuación como director de juego y llave en defensa, acabando con unos números de 22 puntos, 9 rebotes y 6 asistencias. Junto a él, el siempre fiable Jimmy Butler que a pesar de sus 22 puntos tuvo un partido un tanto irregular con un arranque y desenlace inmejorables y un segundo cuarto más desaparecido.

Del lado de los Nuggets pocas cosas positivas pueden sacarse de un partido así. Atípico por las circunstancias pero demostrando un anhelo competitivo que les honra, luchando todo el duelo y poniendo en aprietos a Miami en la primera mitad gracias al mejor Nikola Jokic. El serbio fue de largo el mejor de los suyos, alimentando con pases a sus compañeros y definiendo desde el poste bajo para acabar con 19 puntos, 7 rebotes y 6 asistencias.

Y, a continuación, algunas de las claves del partido entre Miami y Denver:

  • El momento de Butler: El escolta de Miami arrancó el duelo como si de un partido de Playoffs se tratara. Constantemente pendiente del balón en defensa para saltar a la ayuda, tocando cada posesión mientras en ataque todo pasaba por sus manos desde el bloqueo directo con Adebayo. Los 9 puntos anotados en el tercer cuarto que hicieron despegar al Heat fueron el mejor reflejo de la actitud de Butler en el partido.
  • Debut Bol Bol: Sin duda una de las imágenes del partido. Aunque habíamos visto ya al sudanés jugar durante los tres partidos de preparación este fue su debut oficial en la NBA. Lo hizo al comienzo del segundo cuarto y apenas necesitó unos segundos para anotar su primera canasta. A esto le siguió una serie de errores típicos de novato con malos posicionamientos en defensa, disperso y pérdidas de balón. Lo redondeó con una asistencia estratosférica en el último asalto que puso en pie a los presentes. No obstante, debut positivo de Bol que acabó con 5 puntos y 5 rebotes en 12 minutos de juego.
  • Jokic solo ante el peligro: Los Nuggets lo intentaron pero por muy bien que rindiese el pivote serbio, faltaron efectivos. Y esto quedó patente en las pocas ocasiones en las que Jokic se sentó en el banquillo a descansar. Las lesiones están haciendo que el pivote asuma un enorme volumen de minutos para el momento que estamos de la temporada que puede acabar pesando mucho en los Playoffs y además nos está impidiendo ver a los Nuggets en todo su esplendor.
  • Robinson imparable desde el triple: El tirador de Michigan fue el principal anotador gracias a su gran conexión con Adebayo, creando desde el mano a mano y aprovechando la gravedad ofensiva de la que actualmente goza el escolta para seguir generando para sus compañeros. Su acierto exterior puede que no fuese muy destacable (3 de 7) para lo que estamos acostumbrados, pero aún así terminó con 17 puntos.

Miami marca el ritmo

Durante los 48 minutos de partido, los de Erik Spoelstra tuvieron el partido bajo su control, un dominio hegemónico del choque y sus ritmos, incluso cuando fueron por detrás en el marcador fue por demérito propio más que por mérito de los Nuggets. El arranque dejó claro qué versión íbamos a ver de los Heat con un 12-2 de parcial al que Jokic respondió con 9 puntos que devolvieron la igualdad al partido.

Adebayo pronto se mostró como el pegamento del equipo, asumiendo responsabilidades en el ataque como finalizador anotando 8 puntos en sus primeros 4 intentos con acciones muy sencillas que evidenciaron los problemas defensivos de los Nuggets. A su marcha al banquillo Miami lo notó, algo de lo que se aprovecharon sus rivales para tratar de engancharse al duelo, llegando a irse al descanso con 57-56 de ventaja.

Sin embargo, tras el paso por vestuarios Miami subió el nivel defensivo y poco o nada pudo hacer Mike Malone.

Miami planteó en los primeros compases una defensa alternativa sobre Jokic, el único hombre peligroso de Denver en cancha, cambiando constantemente en las pantallas con el serbio que en cada posesión tenía que enfrentarse a un nuevo emparejamiento mucho más rápido con el que le llevaron hasta el fallo.

Mientras, en ataque Duncan Robinson destapó el tarro de las esencias con sus habituales tiros tras mano a mano para liderar un imponente parcial de 38 a 22 con el que dejaron encarrilado el partido y tocaron de muerte a sus rivales. El último cuarto quedó como un mero trámite donde los secundarios de Miami dieron el resto para evitar sorpresas, castigando desde fuera con un gran Olynyk con 20 tantos en el último asalto para sellar el triunfo por, precisamente, 20 puntos de diferencia.

Duelo de pivotes-bases

Con Jamal Murray fuera de juego, Goran Dragic lejos de su mejor nivel al igual que Kendrick Nunn, el peso de la creación ofensiva recayó en los verdaderos directores de juego de Miami y Denver: Bam Adebayo y Nikola Jokic.

De la mano de ambos gigantes sus respectivos equipos alcanzaron su mejor nivel en cuanto a fluidez del ataque y consiguiendo desbloquear el potencial de sus compañeros, algo que quedaba constatado en cada ocasión que abandonaban la cancha para descansar.

Mientras Adebayo generaba desde la cabecera controlando los manos a manos y snaps para encontrar a tiradores como Robinson o grandes jugadores del directo como Butler, Jokic lo hacía más cerca del aro, construyendo desde el poste bajo o en las distancias medias con igual acierto.

En el caso del jugador del Heat su aportación fue imprescindible para que los suyos se mantuviesen en la lucha por el partido tras un segundo cuarto donde dieron un considerable paso atrás, Adebayo leyó los momentos del choque, siendo más egoísta cuando era preciso y generoso cuando Miami mejor se movía sin balón.

Jokic, por su parte, no pudo hacer más para evitar la derrota. Solo ante el peligro, sin acompañantes a la altura de su nivel y acabó cuajando una actuación más que notable. Sin embargo, los cambios defensivos puestos en marcha por Miami hicieron que el serbio se diluyese en la segunda mitad y con él el resto del equipo.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Facundo Campazzo
El calendario de Campazzo y los Nuggets
NBA.com Staff
MEJORES BANCOS
Los mejores bancos de cara a la 2020-2021
Agustín Aboy
Logo y balón de la NBA
La NBA anuncia la pretemporada 2020-2021
NBA.com Staff
Argentina Americup
Argentina se prepara para Chile y Colombia
Agustín Aboy
Barea
¡Barea sigue en Dallas!
Agustín Aboy
Ingram Ball Williamson
Los Pelicans de Van Gundy, ¿listos para Playoffs?
Agustín Aboy
Más noticias