);
The Last Dance

Los New Jersey Nets de John Calipari, el primer escollo para Chicago Bulls en los Playoffs de "The Last Dance"

A mediados de abril de 1998, antes de enfrentar a los Chicago Bulls en la 1° Ronda de los Playoffs, los Nets empezaban a ser vistos como el equipo del futuro. Durante esos mismos días, su quinteto titular (Sam Cassell, Kerry Kittle, Kendall Gill, Keith Van Horn y Jayson Williams) había sido tapa de la revista SLAM, con un mensaje claro: "Generación Nets. Campeones para el 2001. Cuenten con ello".

¿De dónde surgía esta sensación con respecto al primer rival de Chicago en la postemporada de su Last Dance? Repasemos.

Más | La Guía definitiva de "The Last Dance"

Luego de ganar apenas 26 partidos en la 1996-1997, en la primera campaña de John Calipari como entrenador NBA, New Jersey había dado uno de los batacazos del Draft de 1997: traspasaron a Philadelphia a dos de sus máximas figuras, Jim Jackson y Tim Thomas, para subir en el orden y quedarse con el segundo pick, eligiendo allí a Keith Van Horn, un 3-4 versátil, de gran capacidad anotadora.

Inmediatamente Van Horn se transformó en el líder ofensivo del equipo, promediando 19,7 puntos y 6,6 rebotes, para asegurar su lugar dentro del Quinteto All-Rookie de la campaña. Distinción que también había conseguido su compañero Kerry Kittles (17,2 puntos en la 1997-1998), apenas un año atrás. En Van Horn y Kittles, dos jóvenes estrellas de 22 y 23 años respectivamente, los seguidores de los Nets parecían haber encontrado una dupla capaz de sacar a la franquicia de sus años de mediocridad.

Claro que el plantel también contaba con veteranos de buen nivel: el pivote Jayson Williams, un especialista rebotero (13,6 de media ese año), alcanzó su primer y único All-Star Game durante esa temporada, Sam Cassell (19,6 puntos y 8 asistencias) se consolidaba como uno de los bases más determinantes del certamen, y Kendall Gill (13,4 puntos) terminaba de redondear un cinco inicial extremadamente sólido, que era apoyado por Chris Gatling (11,5 unidades) y Sherman Douglas (8 puntos) desde el banco.

Los Nets tuvieron problemas defensivos durante todo el torneo, pero lo compensaron siendo el quinto ataque más eficaz del mismo, liderando la liga en rebotes ofensivos y siendo los segundos con menos pérdidas de balón.

New Jersey ganó 17 partidos más (43-39) que en la temporada anterior y se clasificó a los Playoffs en la última jornada, gracias a una victoria sobre Detroit por 114-101. ¿El premio? Los Bulls de Jordan, Pippen y compañía.

Más | Los equipos y figuras clasificados a los Playoffs 1998 de la NBA que cubre "The Last Dance"

La serie dejó en claro que si bien los Nets podían ser el equipo del futuro (spoiler alert: no lo eran), Chicago seguía siendo el presente de la liga.

Que Sam Cassell, probablemente el mejor jugador de New Jersey por ese entonces, apenas pudiera jugar 27 minutos totales en el cruce, debido a una lesión, no ayudó en lo más mínimo. Especialmente, porque el base era una de las mejores opciones defensivas que Calipari tenía a su disposición para emparejar con MJ.

En su lugar, la asignación principal de Jordan terminó siendo Kittles, a quien no solo le llevaba más de una década de experiencia, sino además, muchos kilos de ventaja. El escolta de los Bulls dominó a Kittles jugando muchas veces de espaldas e hizo lo que quiso durante todo el enfrentamiento: acabó promediando 36,3 puntos, con un 50% de campo, para comandar un 3-0 en favor de Chicago (96-93, 96-91 y 116-101).

Del otro lado, las principales figuras de los Nets no dieron la talla: Van Horn promedió apenas 12,7 puntos, Jayson Williams 7 tantos, mientras que Cassell solo 2 unidades, con la aclaración de sus 9 minutos de promedio. De hecho, los mejores jugadores de New Jersey terminaron siendo un par de relevos habituales: Douglas (18,3 puntos y 8,3 asistencias) y Gatling (15,3 puntos).

Entre las lesiones de varios hombres claves y el traspaso de Sam Cassell a cambio de Stephon Marbury, el equipo del futuro ya estaba prácticamente desbandado en las primeras semanas de la 1998-1999, al punto de que despidieron a Calipari, luego de arrancar la Fase Regular con marca de 3-17.

Sería recién en el 2002, un año después de lo previsto por SLAM, que New Jersey alcanzó las Finales (repitieron en 2003). Pero claro, para entonces ya habían llegado refuerzos.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

stevens
🎥 El playbook de Boston: sistema, datos, filosofía...
Sergio Rabinal
Celtics
Las tres preguntas a responder por los Celtics
Juan Estevez
Jayson Tatum
Tatum, la esperanza celta
Agustín Aboy
bird, pierce, havlicek
Mejores y peores picks de Boston en el Draft
Sergio Rabinal
Allen Iverson y Ben Simmons
Iverson elogió a Simmons: “Soy un gran fan”
Carlos Herrera Luyando
WNBA
La WNBA 2020 será dedicada a justicia social
NBA.com Staff
Más noticias