);
San Antonio Spurs

En el esperado estreno de Zion Williamson, San Antonio Spurs amargó la fiesta en la casa de New Orleans Pelicans

Hubo felicidad para todos en el Smoothie King Center de New Orleans. Para la gente de San Antonio Spurs por la importante victoria como visitante por 121-117 ante un rival directo en la pelea por clasificar a Playoffs, para la gente de New Orleans Pelicans por el estreno maravilloso de Zion Williamson, que en el último cuarto metió 17 tantos en menos de siete minutos, y para los fanáticos de la NBA toda por lo que fue un momento mágico en el debut del rookie más esperado.

MÁS | Debate NBA: con el debut de Zion Williamson, ¿New Orleans es el favorito para el 8° puesto de Playoffs del Oeste?

LaMarcus Aldridge fue el jugador con mejor producción del partido: 32 puntos y 14 rebotes, recuperando el rol preponderante que había abandonado en los últimos partidos de San Antonio, más recluido a ser un tirador perimetral. Esta noche el ex jugador de Portland lanzó 1-4 en triples pero lastimó con su 11-16 en dobles y 7-8 en tiros libres. DeMar DeRozan una vez más alcanzó los 20 puntos con un 50% de efectividad de campo.

La segunda unidad del equipo de Gregg Popovich también fue relevante, sumando 40 tantos a pesar de que Rudy Gay, que volvió a jugar después de una gripe, no convirtió en sus nueve minutos sobre el parquet.

En los Pelicans, el máximo anotador fue el chico de la tapa. Zion Williamson finalizó con 22 puntos, siete rebotes y tres asistencias en 18 minutos, lanzando 8-11 de campo y un perfecto 4-4 en triples. Su juego durante los primeros tres cuartos fue más bien discreto, llamando más la atención por sus pérdidas (cinco) y con una notoria falta de ritmo de juego después de haber estado fuera de las canchas durante tres meses, pero en el último cuarto explotó anotando 17 tantos en una ráfaga impresionante que sólo se frenó porque el entrenador Alvin Gentry decidió seguir el plan del staff médico y limitar los minutos de Zion por prevención.

Cuando Williamson no estuvo en cancha, Brandon Ingram (22 puntos con 6-22 de campo), Lonzo Ball (14 tantos y 12 asistencias) y JJ Redick (10 puntos), fueron los faros del conjunto local.

MÁS | Los Angeles Lakers festejó en el Madison Square Garden: triunfo por 100-92 sobre New York Knicks

Ahora los Spurs superaron a Memphis Grizzlies, que cayó ante Boston Celtics, y con 20-23 recuperan el octavo lugar de la Conferencia Oeste. Los Pels, en tanto, con su 17-28 siguen duodécimos, tres victorias por detrás de los texanos.

El próximo partido de San Antonio será en casa ante Phoenix Suns, rival al que vencieron como visitantes el lunes pasado, mientras que New Orleans tendrá su segunda noche de Zion el próximo viernes recibiendo a Denver Nuggets.

Poco de Zion en el primer cuarto, dominado por el banco de Spurs

Williamson no tocó el balón en los primeros dos minutos, mientras que los Spurs buscaban lastimar con triples. El equipo texano encestó uno de sus primeros tres lanzamientos, una conversión de LaMarcus Aldridge. Zion finalmente entró en acción con un pase a Derrick Favors que terminó en pérdida, pero se redimió en la posesión siguiente, asistiendo una volcada de Brandon Ingram para el 6-5.

El primer lanzamiento del rookie en la NBA fue una bandeja fallada y luego de eso se fue al banco, reemplazado por JJ Redick en un ajuste táctico de Alvin Gentry.

San Antonio continuó yendo a por los tiros desde fuera de la pintura y, de a poco, le dio resultado. Pasó al frente por 16-14. El juego estaba parejo con los titulares en cancha, pero cuando ingresaron las segundas unidades, los de Texas sacaron diferencia. Jakob Poeltl castigó en el interior, Patty Mills metió un tiro de tres puntos y de pronto la cosa estaba en 27-19. En esa dinámica, con una volcada del austríaco Poeltl, los Spurs cerraron arriba por 31-24.

LaMarcus Aldridge, la gran figura del primer tiempo

El veterano ala-pivote de San Antonio, que se está destapando como triplero en las últimas semanas, anotó 16 puntos en la primera mitad del partido y encima agarró nueve rebotes.

Con todos los flashes sobre el rookie Williamson, es cómo si Aldridge hubiese dicho: aquí el siete veces All-Star soy yo. Realizó diez lanzamientos, de los cuáles anotó seis, siendo el foco principal de la ofensiva de los Spurs, que se quedaron con la primera mitad por 60-51.

También fue grandísimo lo de la banca de San Antonio, con ocho puntos de Patty Mills, seis de Jakob Poeltl y seis de Derrick White. En los Pelicans, el máximo anotador fue Derrick Favors con 11 tantos y JJ Redick y Brandon Ingram sumaron ocho.

Zion y un comienzo limitado

Como se observa en el gráfico superior, el rookie tomó apenas dos lanzamientos al aro en el primer tiempo. Tampoco es que jugó demasiado: sólo ocho minutos en cancha, en dos pasajes de cuatro minutos por cuarto. Después de haber errado una bandeja, sus primeros puntos en la NBA llegaron desde la pintura tras haber agarrado un rebote ofensivo, luego de ganarle la posición al canadiense Trey Lyles, un buen rebotero.

Williamson cerró la primera parte del partido con 2 puntos, 3 rebotes, una asistencia y dos pérdidas, además de una falta personal. Se lo vió algo falto de confianza, como en una jugada en la que atacó al aro entre tres jugadores de Spurs pero decidió sacar un pase hacia el perímetro que ir por el remate. Es normal, teniendo en cuenta que lleva más de tres meses sin disputar un partido. Además, los Pelicans siguen más en su dinámica habitual que lo que piensan en buscar en integrar al rookie en las ofensivas.

Aldridge continuó encendido

LaMarcus Aldridge siguió siendo la respuesta en el tercer asalto del partido. El ala-pivote sumó 10 unidades más, desde la pintura, la línea de tiros libres y la media distancia.

Los Spurs llegaron a alcanzar una ventaja máxima de 14 unidades, 75-61. No era sólo Aldridge, que de hecho convirtió más que nada al final, sino que DeRozan, Bryn Forbes y Dejounte Murray estuvieron con todo.

Brandon Ingram compensó con 10 unidades, pero esa diferencia se mantuvo constante en un tercer cuarto donde la defensa del equipo local no se pudo establecer.

Williamson volvió a jugar un pasaje de cuatro minutos. Tuvo una de esas acciones que se esperaban de él, atacando a LaMarcus Aldridge desde una esquina de la cancha y sacándole la falta al veterano. Encestó uno de los dos tiros libres. Luego tuvo dos pérdidas de balón más, tomó un rebote defensivo y convirtió un doble debajo del aro, cortando hacia la pintura y recibiendo en carrera.

Zion puso a todos de pie

Hasta el último cuarto, el debut de Zion dejaba un mal sabor de boca, viendo que el chico de 19 años estaba falto de ritmo y que encima la limitación de minutos impedía que lo agarre sobre el parquet. Pero Williamson, que comenzó el capítulo final con un tiro de dos puntos fallado y una pérdida de balón, convirtió un triple en su primer lanzamiento perimetral en la NBA, agarró confianza y no se detuvo.

El novato prosiguió con un alley-oop, otro triple, un rebote ofensivo convertido en dos tantos más y otras dos conversiones más desde el perímetro, todo eso en menos de 180 segundos. Todo el público se puso de pie, los Pels que caían por 10 unidades pasaron a estar al frente (107-106) y la reacción de los fanáticos en todo el mundo seguramente fue de una excitación generable sólo por elegidos.

En medio de eso, Spurs contestó como podía con DeRozan y White y se recuperó rápido de un impacto que lo tenía casi noqueado.

Zion se fue a descansar cuando faltaban cinco minutos, por el límite médico que tiene encima, y DeRozan enfrió el ambiente con dos conversiones más que dejaron las cosas en 115-108.

Con más triples, ahora de Lonzo Ball y Josh Hart desde la esquina, New Orleans arrimó a 119-117 con un minuto por jugar. Entonces Aldridge sumó dos puntos desde la vía de los tiros libres y los locales no pudieron volver a darle un susto al equipo vestido de negro. San Antonio ganó por 121-117.

Sigue toda la NBA en VIVO con el NBA League Pass

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Joel Embiid
Embiid: "Estamos mejor armados para los Playoffs"
Agustín Aboy
rui hachimura thomas bryant
La escasa magia de los Wizards es para Hachimura
Nacho Losilla
Carlos Delfino Leandro Barbosa
Delfino, LeBron y otros jugadores del Draft 2003 que siguen activos
Agustín Aboy
Howard, Lakers
Howard estará con Lakers en el regreso NBA
Sergio Rabinal
Chris Paul
CP3, el pequeño más eficiente en tierra de gigantes
Juan Estevez
Caris LeVert Joe Harris Brooklyn
¿Cuál será la nueva cara de los Nets en Orlando?
Agustín Aboy
Más noticias