New Orleans Pelicans

Nickeil Alexander-Walker, una luz de esperanza en New Orleans Pelicans para acompañar a Zion Williamson

New Orleans Pelicans seleccionó a Zion Williamson con el #1 del Draft hace poco más de dos años en un movimiento que, para muchos, estaba destinado a cambiar el rumbo de la organización. Al cabo, el ex Duke llegó a la liga como un talento generacional y diferencial pocas veces visto, por lo que el proyecto pasaba a girar en torno a él y a cómo construir de la mejor manera a su alrededor. Sin embargo, en estas dos temporadas con el interior hubo más inestabilidad que luces. No sólo por lo propio de Zion, principalmente desde lo físico, sino porque hubo pocos pasos hacia adelante en lo colectivo, partiendo de dos cambios de entrenador. En este contexto, todo lo que sea positivo es para festejar, y la imagen de Nickeil Alexander-Walker en este inicio de pretemporada es un motivo para la ilusión en la organización.

Más | Los indicios tácticos que nos dejaron las primeras jornadas de pretemporada: roles y titularidades

Es que tras un mercado en donde el equipo pareció perder peso, principalmente con la salida de Lonzo Ball, la sensación de encontrarse ante la irrupción del canadiense es una esperanza para el nuevo conjunto de Willie Green. Después de un año como rookie con poca participación (12,6 minutos) y un segundo curso con más juego pero inconsistencia, por algunos problemas físicos y por las irregularidades colectivas, el #17 de aquel Draft 2019 parece listo para dar un gran paso al frente. Tan grande como que luce como la tercera opción detrás de Zion y Brandon Ingram. O mejor dicho, debería lucir de esa manera para elevar el techo competitivo de NOLA.

Alexander-Walker ha tenido dos primeras presentaciones destacables en la preparación. Es cierto que no está Zion y en el segundo choque no se presentó Ingram, pero las sensaciones positivas van más allá de esos matices. En el debut ante Minnesota (derrota por 117-114), en un rol como sexto hombre, finalizó como el máximo anotador del equipo, con 22 puntos, 2 rebotes, 3 asistencias y 2 robos en 21 minutos, con 7-13 de campo (2-6 triples). Y en el siguiente duelo, una victoria ante Orlando (104-86), tuvo una tarea explosiva que marcó el tono del encuentro: 19 tantos, 2 tableros, 5 asistencias y 2 recuperos en 25 minutos... Con todos sus puntos en una primera mitad matadora y en la que estuvo encendido a distancia, con 5-7 triples.

"Trato de tirar con confianza, leer el juego y hacer la jugada correcta. Tengo que confiar en lo que vengo trabajando", señaló NAW, quien parece listo para asumir mayores responsabilidades. Y claro, los Pelicans lo necesitarán. La baja de Lonzo genera un hueco en la organización (Devonte' Graham no lo es), por lo que no sólo es bienvenido su talento anotador, algo innato en él, sino que su deseo por crear para el resto y leer las situaciones de la mejor manera posible es el mejor síntoma posible para el equipo, sobre todo para descargar presión en las dos principales figuras.

En la 2020-2021 promedió 11,0 puntos, 3,1 rebotes y 2,2 asistencias en 21,9 minutos en 46 partidos, 13 de ellos como titular. Lo más probable es que veamos un crecimiento en esa producción, pero lo más importante es que el mismo llegue también en su eficiencia ofensiva: tuvo un 41,9% de campo y 34,7% en triples en 4,8 intentos. Una mejor toma de decisiones y selección de lanzamiento es primordial, aunque también tiene sentido esperarla a medida que el juego pueda relentizarse para él, algo que empieza a verse en la pretemporada.

¿Cómo lo usará Green? Los Pelicans parecen tener cuatro titulares definidos en Graham, Ingram, Zion y Valanciunas. NAW podría completar la media cancha junto a Graham, o bien quedar como sexto hombre revulsivo y líder de la segunda unidad, tomando el camino de una opción con mayor tendencia defensiva para balancear al equipo (por ejemplo, el veterano Garrett Temple o Josh Hart). Pero de una manera u otra, los tiros y las responsabilidades estarán ahí para el canadiense, quien cuenta con un perfil bien completo, no sólo capaz de tirar a distancia sino con una sólida generación desde el drible y buen potencial en penetración.

Si el objetivo de los Pelicans es elevar su techo competitivo para tratar de aprovechar al máximo a Zion, la evolución de Alexander-Walker será un tema central para acercarse a la meta. Y los primeros pasos de la pretemporada son esperanzadores para la organización.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Ja Morant, Miles Bridges, Harrison Barnes
Las 8 sorpresas del comienzo de temporada
Juan Estevez
james harden
Harden explica su escasez anotadora con los Nets
Nacho Losilla
russell westbrook
¿Hay pánico? 3 conclusiones de la caída de Lakers
Nacho Losilla
Dinwiddie
Los Wizards y un triunfo importante en Boston
Agustín Aboy
Lillard
Portland y sus cambios: victoria y lucimiento
Juan Estevez
Shai Gilgeous-Alexander
Espectacular remontada del Thunder ante Lakers
Agustín Aboy
Más noticias