Denver Nuggets

Un talento llamado Nikola Jokic, único para el pase y récord ante Houston Rockets

La NBA está plagada de figuras únicas capaces de hacerse indispensables en posiciones y espacios que hasta su llegada permanecían latentes o bien apenas habían tenido un recorrido muy notorio. Esta liga representa un ecosistema independiente dentro del deporte profesional y en concreto del básquet, pues operan lógicas muy diferentes a lo que puede verse al otro lado del charco o bien en latitudes más meridionales.

MÁS | Denver supera a Houston con un gran Jokic

Por talento muchos son los que pueden tener una gran noche, una actuación sobresaliente con la que ganarse sus 15 minutos de gloria, pero está reservado a las grandes estrellas la posibilidad de hacer de esto una costumbre y algo habitual.

Nikola Jokic ha acostumbrado a hacer de lo inusual, rutina. Alcanzando un estándar a niveles de eficacia y precisión ofensiva que para un jugador de sus dimensiones y tamaño podrían parecer impensables de acometer. No para el serbio. El jugador de Denver Nuggets es muy probablemente uno de los mejores pasadores, si no el mejor, de toda la competición y una vez más lo ha demostrado sobre el parqué.

Su "víctima" no ha sido otra que unos mermados Houston Rockets, todavía sin todos sus efectivos disponibles, pero que ofrecieron resistencia hasta dejar un buen espectáculo, finalizando con victoria de Colorado por 124-111 . En ella Jokic ofreció a los espectadores un clínic completo de pase y lectura de juego para acabar con 19 puntos, 12 rebotes y 18 asistencias, en un imperial 8 de 11 tiros de campo y tan solo 3 pérdidas. Datos únicos para un jugador que ha regresado al mismo nivel que lo dejó en la pasada campaña.

Hasta la noche de hoy tan solo nueve jugadores habían sido capaces de firmar un triple-doble de más de 18 asistencias perdiendo solo 3 balones, siendo el más reciente Luka Doncic durante el pasado mes de agosto. Una lista que incluye a figuras de la talla de Magic Johnson o Isiah Thomas. Esos 18 pases de anotación representan además el tope de carrera de Jokic en la NBA, dejando atrás las 17 conseguidas ante los Bucks en febrero de 2018, además del máximo conseguido por un pivote en la NBA desde el 19 de marzo de 1968, a manos de Wilt Chamberlain (19).

"No creo que se preocupe acerca de contra quién está jugando. Grande, pequeño... Así es como Nikola juega cada noche. Eso es por lo que es un gran jugador, hace al resto mejor", dijo su entrenador Mike Malone al terminar el partido frente a los Rockets.

Un Jokic que durante todo el encuentro pero de manera más concreta en el tercer cuarto realizó una exhibición de pases, conectando con sus compañeros de todas las maneras imaginables. Tras bloqueo directo, al corte, en acciones de 2x2, desde el poste... Un despliegue ofensivo que sirvió para que Denver dejase definitivamente cerrado el encuentro con 12 minutos por jugarse.

El sentido de necesidad de los Nuggets tras su irregular arranque con dos derrotas en la temporada hizo que el serbio tuviese que emplearse al máximo para sacar adelante un imprescindible triunfo. Jokic entró en un estado de flujo continuado desde el segundo cuarto, hechizado por la fluctuación del esquema ofensivo y cómo la defensa rival se cerraba alrededor suyo, que tuvo como resultado este récord de asistencias.

"Solo estaba tratando de jugar", dijo el serbio. " Nunca entro en un partido pensando que voy a intentar anotar. Si hay opciones sí, tengo que ser más agresivo, especialmente en la segunda mitad".

"Simplemente juego así", comentó Jokic. "Estoy tratando de encontrar al tipo abierto. Estoy acostumbrado a jugar de esa manera".

El serbio hizo prácticamente de todo sobre la cancha para conducir a los de Colorado al triunfo, siendo el mejor facilitador posible. "Tenemos que estar disponibles para recibir y disparar, poniéndonos en posición de ser asistidos" , comentó Paul Millsap, autor de 19 puntos.

"Puede postear a todos en la liga, a todos en la liga, cuando quiera" , dijo Murray. "Es increíble lo que puede hacer. Y está tan tranquilo al respecto... Es un placer poder lanzarle la pelota y estar listo para tirar".

Nikola Jokic va camino de colocar su nombre en lo más alto de los registros históricos de la liga en términos de asistencias para un hombre grande. El serbio es hasta el momento el único pivote en haber superado las 700 asistencias en tres temporadas consecutivas siendo además el primero en dejar atrás el registro de 702 asistencias en una temporada establecido por Wilt Chamberlain en 1968. A sus 25 años se desconoce completamente hasta dónde puede llegar el genio de Sombor y la incidencia que su figura puede tener en el juego.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

devin booker jae crowder
🎥La agresiva defensa de Phoenix
Nacho Losilla
ben Simmons
La encrucijada Ben Simmons
Nacho Losilla
devin booker
Tres datos del histórico triple-doble de Booker
Nacho Losilla
simmons-embiid-nbae-gettyimages
El panorama de Philadelphia tras la eliminación
Juan Estevez
Young
¡Atlanta dio el golpe! Está en las Finales del Este
Juan Estevez
Ayton
Ayton suma capítulos a su postemporada récord
Juan Estevez
Más noticias