Playoffs 2021

La Posesión: la defensa de Patrick Beverley sobre Devin Booker y cómo puede haber cambiado la serie entre Suns y Clippers

Bienvenidos a una nueva edición de "La Posesión", una sección en la cual el Staff de NBA.com analiza una posesión en particular de determinado partido de la temporada, revelando detrás de ella un significado mucho más grande del que parece.

En esta oportunidad, ponemos en el foco en Patrick Beverley, alguien que se ha ganado una fama de intenso defensor y siempre dispuesto a dar el máximo por llevar al rival a su límite. El último en experimentar esto fue Devin Booker, quien firmó su peor partido en la serie entre Phoenix Suns y LA Clippers y, probablemente, de todos los Playoffs. Analizamos cómo lo hizo a través de una acción definitoria.

La llegada de Kawhi Leonard y Paul George en el verano de 2019 fue percibida por buena parte de la opinión pública como la mayor conjunción de expertos defensivos de los últimos tiempos, pues ambos se unían a una estructura de élite donde ya estaba presente Patrick Beverley, una de las figuras más incómodas a las que medirse de toda la NBA. Sin embargo, las cosas no salieron como todos esperaban... Al menos en su primera experiencia juntos. Prácticamente un año más tarde los hombre de Tyronn Lue parecen haber dado con la tecla en el apartado defensivo, creciendo desde los ajustes entre partido y partido y desarrollando una identidad mutable que los ha llevado hasta las Finales de Conferencia.

MÁS | LA Clippers impuso su ferocidad defensiva y descontó ante Phoenix Suns

Rendimiento en este costado del campo que no fue especialmente notable en los dos primeros duelos de la serie donde, según Synergy, permitieron 1,13 puntos por posesión a Phoenix, siendo uno de los peores datos de siempre. No obstante, esta tendencia parece haberse revertido en el Juego 3, habiendo bajado el guarismo hasta 0,97 tantos por acción.

Una de las razones que se esconden detrás de esta mejora tiene que ver con Patrick Beverley y en concreto con su fantástico trabajo sobre la estrella rival, Devin Booker, que se quedó en 5 de 21 tiros de campo. Una noche para el olvido que tiene mucho que ver con lo realizado por el #21 de Clippers, como bien resume la siguiente acción:

La Posesión:

Análisis:

Evaluar el impacto defensivo de un jugador en la actual NBA resulta extremadamente complicado. A lo largo de una jugada concreta intervienen una enorme cantidad de factores, ni hablemos en el transcurso de un partido, y con la evolución del juego el ataque ha tomado incluso más ventaja con respecto a la defensa, pudiendo jugar mucho más rápido y tomar decisiones en cuestión de décimas que llevan al disfrute de ventajas que concluyen en puntos para el equipo. En ese sentido, el análisis en video y las estadísticas avanzadas se han asentado como la mejor manera de reducir el influjo de un ataque eficiente, conociendo los detalles y las tendencias que lo hacen posible.

Algo que ha definido el estilo de juego de Phoenix desde la llegada de Monty Williams ha sido el uso de Devin Booker como escolta sin balón, es decir, que cuando se inicia la ofensiva este no lo hace como manejador, sino saliendo de bloqueos, cortes o moviéndose para hacerse con la pelota en una situación ventajosa. Sin ir más lejos, el jugador de los Suns lleva todos estos Playoffs siendo un continuo dolor de cabeza para sus oponentes por lo bien que sabe leer a su perseguidor y tomar una decisión en función, ya sea tirar tras recibir o rizar hacia el aro.

MÁS | La vuelta de Chris Paul a las canchas y las dificultades para recuperar su ritmo

En muchas ocasiones se ha malinterpretado a Beverley como defensor, pensando que, por su actitud, era un perfecto emparejamiento sobre el balón, como un stopper clásico, alguien capaz de negar y anular a su par sobre drible y llevarlo a la desesperación. Nada más lejos de la realidad, pues el jugador de los Clippers brilla en aquellas ocasiones en las que su rol defensivo está en alguien lejos de la acción con la bola, es decir, persiguiendo en los bloqueos indirectos, ayudando ante divisiones, saltando en ayuda y, en general, molestando. En la actual campaña el veterano ha permitido tan solo 0,88 puntos por posesión en tiro tras pase (catch & shoot) y 0,59 en recepción y división (catch & drive), datos de élite que refuerzan su perfil de figura defensiva.

En esta posesión en concreto puede apreciarse cómo Bev anticipa a Paul George e Ivica Zubac lo que va a suceder con una seña, pero rápidamente Booker cambia de dirección en busca de cazar el balón en un mano a mano para un tiro en esquina. El jugador de los Clippers reacciona al instante, colocándose a la zaga del rival en persecución (chase), de tal modo que es capaz de llegar a puntear y taponar el intento del escolta.

La razón principal por la que Beverley decide perseguir en lugar de recortar espacio en el bloqueo está en que, de este modo, el defensor puede llegar mucho más fácilmente a presionar al receptor, dejándolo sin espacio prácticamente para el tiro, mientras que si hubiera acortado espacio por detrás, Booker habría lanzado completamente cómodo o bien podría haber cambiado su dirección sobre drible. Esta es una estrategia muy extendida dentro del básquet contra lanzadores tras bloqueo de élite como es el #1 de Phoenix.

Lejos de ser una secuencia aislada, el exterior de Los Ángeles mantuvo su férrea defensa sobre Booker, leyendo a la perfección dónde y cómo iba a recibir, lo cual significaba saber cuándo pasar por atrás y cuándo perseguir. En esta jugada, Bev lee que es un doble bloqueo y pese al gran trabajo que hace el escolta rival para recibir liberado, llega a puntear el tiro, llevándolo al fallo:

Pero el trabajo de Beverley sobre Booker no solo se reduce a jugadas sin balón, donde realizó una labor excelente, sino que también supo presionar a la estrella rival del modo adecuado para cansarlo, reducir su impacto y conducirle al error. En la NBA es muy importante saber qué batallas librar y qué veneno elegir, es decir, quedarse con el mejor de todos los males.

En otras palabras, no importa si un jugador de los Suns consigue tener un tiro liberado o cómodo, la cuestión es que las estrellas (Booker y Paul) no estén cómodas ni logren anotar de manera sencilla. Un ejemplo de esto se aprecia en la siguiente jugada, donde el base de Clippers aguanta a la perfección el contacto con su marca al poste, de tal modo que lo fuerza a retener el balón sin opciones para finalizar, conduciéndolo directamente a que realice un pase a un Cameron Johnson que falla el tiro liberado.

Esa constante presión ejercida sobre la estrella de los Suns se pudo ver especialmente a partir de la segunda mitad, donde Beverley subió el nivel, pegándose cada vez más a su marca y forzándolo a desquitarse de la bola. En esta jugada podemos ver cómo Bev lo lleva a tener que jugar a más de 10 metros del aro, sin poder sacar ventaja del bloqueo directo y entregándole un pase a Ayton en una zona donde no es especialmente certero:

Todo esto aumenta la tensión y la incertidumbre en el oponente, incluso teniendo en cuenta que se trata de profesionales con amplia experiencia. A veces la sola presencia de Beverley bastó para modificar la toma de decisiones de Booker, incluso en situación de ventaja:

¿Por qué importa?

Objetivamente, Booker tuvo en el Juego 3 su peor partido desde el tiro de lo que llevamos de Playoffs con un 5 de 21 (23,8%), lo cual venía a superar lo realizado en el anterior duelo donde se quedó en 5 de 16 (31,3%), algo que podría ser consecuencia del impacto que tuvo en la cara y lo obligado a llevar una máscara protectora. Cuestión que el propio jugador se ha encargado en desmentir y quitar importancia posteriormente en rueda de prensa.

Poniendo la lupa únicamente en las acciones defendidas principalmente por Beverley, este logró dejarlo en un pobre 1 de 7 en tiros de campo (14%). Un trabajo excelente por parte del jugador de los Clippers, que ya viene de lejos pues en el anterior duelo, pese a la victoria de Phoenix, se quedó en un 2 de 7 cuando fue perseguido por el base del conjunto californiano.

Estos datos resultan curiosos teniendo en cuenta que durante la Fase Regular Booker logró anotar 3 de sus 4 intentos sobre Beverley a lo largo de 24 posesiones, lo que deja claro que lo que de verdad importan son los Playoffs.

El trabajo realizado por los Clippers para reducir el impacto de la estrella rival está siendo excelente y logrando poner la serie justo en el punto donde les interesa. Con la opción de empatar la eliminatoria 2 a 2 en el siguiente duelo, todas las miradas estarán puestas en Beverley.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

jalen green
Predicciones: ¿Quién será el Rookie del Año?
NBA.com Staff
jalen brunson
Brunson y los minutos sin Luka en Dallas
Nacho Losilla
Zach LaVine
Los Bulls y una pretemporada perfecta e ilusionante
Leandro Fernández
Stephen Curry
Curry, en forma y listo para una temporada récord
Leandro Fernández
jaren jackson jr
Jackson Jr y el impulso para Morant
Nacho Losilla
Steph Curry
Show de Curry: GSW terminó invicto la pretemporada
Agustín Aboy
Más noticias