Juegos Olímpicos

Pau Gasol y su confianza contra Estados Unidos: "Toda adversidad presenta una oportunidad única de hacer algo especial"

gasol
feb

España tenía un 50% de posibilidades de esquivar a los Estados Unidos en el cruce de cuartos de final, "tan solo" tenía que ganar a Eslovenia. Sin embargo, dos triples cómodos errados en el último minuto por parte de los españoles hicieron imposible ese camino. El sorteo de la Fase Final dictaminó el peor oponente posible para una primera instancia eliminatoria en los Juegos Olímpicos como es el Team USA, que pese a sus sombras y gracias a unas incipientes luces ha recobrado el esplendor de antaño para seguir aspirando a colgarse el oro el próximo sábado.

Un duelo más entre las dos selecciones que más se han visto las caras en los últimos cuatro Juegos Olímpicos en la Fase Final, coincidiendo en cuartos (2004), en semifinales (2016) y en la final (2008 y 2012). Enfrentamiento en donde siempre ha salido vencedor el conjunto norteamericano. Esta será la sexta ocasión en la que jueguen en la cita olímpica en lo que llevamos de siglo, la que muy probablemente sea la última oportunidad para que Pau Gasol sea partícipe del triunfo.

MÁS | 3 historias a seguir en el España-EEUU

El mítico pivote español ha sido la referencia de la Selección en las últimas dos décadas, pasando de ser un escuálido proyecto de dimensiones descomunales a uno de los mejores jugadores del mundo y de todos los tiempos en el baloncesto FIBA. El nativo de Sant Boi sabe de la importancia de este duelo y de que, probablemente más que en otros años, Tokio puede ser el lugar donde España consiga tumbar a los Estados Unidos. Sin embargo, la empresa será de todo menos sencilla.

"Sabíamos que si perdíamos el partido de ayer teníamos un 50% de posibilidades de que nos tocase EEUU, que es echar una moneda y que toque cara o cruz. Si hubiésemos ganado el partido y nos jugásemos el pase contra Alemania o Italia, que son dos equipos que están haciendo un buen campeonato, tampoco podríamos estar tan contentos y relajados que consideraríamos asequibles. Se puede perder igual contra cualquiera de esos equipos que está jugando un gran baloncesto", incidió el ex de Lakers y Grizzlies sobre la importancia de no mirar el quién sino de competir al máximo siempre.

El factor mental será incluso más importante que el plano táctico rumbo a este encuentro pues solventar la diferencia física y de talento con una mayor intensidad y entrega puede acabar resultando diferencial, más en un partido donde solo vale ganar.

"Jugar contra Estados Unidos es un reto, que presenta una dificultad por su gran talento individual. Pero a la vez toda adversidad presenta una oportunidad única de hacer algo especial", avisó la figura de 41 años. "Eso es en lo que nos tenemos que centrar mañana, esas ganas y esa ilusión de poder hacer algo grande, histórico, que no hemos podido hacer en ninguno de los Juegos Olímpicos y tenemos la oportunidad de hacerlo otra vez y de que el resultado sea diferente. Si nos centramos en eso creo que podemos estar emocionalmente fuertes mañana de cara al partido".

Todo ello apenas 48 horas después de haber perdido un partido de una exigencia física y mental enorme ante una Eslovenia que supo jugar y muy bien sus cartas para avanzar como primera de grupo. "Estados Unidos será nuestro rival en cuartos tras la derrota de hoy. No hay tiempo para lamentarse. Ahora a preparar bien el partido e ir a por todas", tuiteó Gasol tras saber el resultado del sorteo.

MÁS | Historia y estadísticas del España-EEUU en los Juegos Olímpicos

"Es un equipo que tiene muchas armas, como siempre, y cualquiera puede meterlas. Está claro que Durant tiene un peso mayor y habrá que ponerle las cosas lo más complicadas posible. No creo que esta selección de USA tenga menos talento. Empezaron como un equipo sin hacer, pero son grandes jugadores y ya tienen rodaje. Tienen un equipo muy fuerte y vamos a ver si nuestra fuerza colectiva puede anteponerse a este talento individual y podamos pasar a semis", analizó Pau en declaraciones recogidas en el Diario AS.

El veterano está compitiendo en sus quintos Juegos Olímpicos después de haber regresado a las canchas en el mes de marzo tras casi dos años inactivo debido a una lesión en su pie izquierdo. Su presencia en Tokio es un lujo para un equipo cuyo objetivo no es otro que aspirar a las medallas, cerrando de tal modo un ciclo deportivo único. Lejos del tipo de jugador que fue antaño, las responsabilidades de Pau pasan ahora por ser alguien clave en la segunda unidad, produciendo desde el banco y utilizando su experiencia como motor del grupo. "Voy a intentar seguir sumando desde mi rol, desde mi papel", destacó. "Estoy orgulloso de estar aquí contribuyendo y sumando. Hacerlo lo mejor que pueda para mis compañeros y sin pensar en nada más. Competir al máximo y aportar todo lo que pueda. Es un gran éxito y estoy muy feliz de estar aquí viviendo estos Juegos después de dos años de inactividad".

Buena parte de las opciones de España pasarán por las manos y la mente de Sergio Scariolo y su staff técnico, pues este es el gran activo de la Selección más allá de sus jugadores. El entrenador italiano ha sabido exprimir siempre al máximo los recursos de los que dispone así como leer las deficiencias de sus oponentes para edificar los triunfos del combinado nacional. Para el de Brescia el rival no cambiará en absoluto el planteamiento ni el horizonte, poniendo especial énfasis en mantenerse mentalmente sólidos e igualar la intensidad de los norteamericanos.

"No creo que sea necesario hacer ningún esfuerzo para abstraerse de esta situación. Nos ha tocado EEUU, son un grandísimo equipo y considerados favoritos. No nos cambia nada, tenemos que centrarnos en nosotros", expresó Scariolo. "Por supuesto, el respeto que se ha ganado nuestro equipo durante estos últimos años es un arma de doble filo, porque desde luego van a ir preparados para afrontarnos. Estarán concentrados, preparados y así debemos estar nosotros. Siempre le hemos dado guerra. Siempre hemos dado la cara. Siempre les hemos tuteado. Ese es el objetivo y confiar en nosotros mismos, sobre todo en nuestra identidad".

"Nosotros, independientemente de las valoraciones individuales de tal o cual jugador, el rival... No solo somos un equipo que colectivamente, técnicamente haya sido un gran equipo, sino una referencia mundial y desde luego eso intentaremos seguir siéndolo".

España afrontará un partido vital para sus aspiraciones y futuro en la noche del lunes al martes (23:40 CDMX, 1:40 AR) ante unos Estados Unidos que difícilmente darán su brazo a torcer.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Bases
Los bases que pelean por entrar al Top 75
Juan Estevez
Zion
¿El año de Zion Williamson?
Juan Estevez
Michael Porter Jr.
Porter Jr. y el duro recuerdo previo al Draft
Leandro Fernández
Terrence Ross, Thaddeus Young, Eric Gordon
5 veteranos que saldrían traspasados en la 2021-22
Leandro Fernández
Natasha Howard
New York sigue expectante al vencer a Washington
Agustín Aboy
Petr Cornelie
De Tokyo 2020 a la NBA: el francés Cornelie a Denver
Agustín Aboy
Más noticias