);
The Last Dance

Phil Jackson, Dennis Rodman y Tex Winter, con otra coincidencia en su curriculum: la liga de Puerto Rico

La entrega más reciente de The Last Dance relató la llegada de Phil Jackson a la NBA, primero como asistente de Doug Collins en Chicago Bulls y tras el despido del entrenador, como entrenador principal del equipo comandado por MIchael Jordan.

Claro que el punto más llamativo de esa historia pasó por lo narrado previo a su arribo a Illinois, con un paso por la liga profesional de Puerto Rico que dejó varias anécdotas particulares.

Lo cierto es que lejos de tratarse de una aventura efímera, como se podría deducir del documental, lo de Jackson en Puerto Rico duró cuatro años, en los que alternó algunas buenas campañas, con otras realmente decepcionantes.

El arranque de Phil en la isla no fue para nada alentador. Contratado por los Piratas de Quebradillas, el Maestro Zen comenzó con un récord de 5-9 la temporada 1984 y llevó a la gerencia a tomar una decisión sin precedentes en dicha competencia (tampoco volvió a suceder desde entonces): traspasaron a Jackson a los Gallitos de Isabela, a cambio de otro DT como Tom Sullivan.

El canje le vino a la perfección a Jackson, quien comandó a Isabela a la final de esa campaña, para caer allí ante los Indios dirigidos por Julio Toro (4-2).

Los siguientes dos años verían a los Gallitos, todavía con Phil en los controles, con buenas actuaciones en Fase Regular, mezcladas con frustraciones importantes en Playoffs: en 1985 tuvieron récord de 23-9, para luego caer en la semifinal ante los Mets. Mientras que en 1986 ganaron 21 de 33 juegos, pero fueron superados en los cuartos de final por los Indios, en lo que terminó marcando el final del entrenador por Isabela.

Sin embargo, el oriundo de Dakota del Norte tendría una oportunidad más en Puerto Rico: en 1987 volvió a Quebradillas para dirigir a los Piratas, nuevamente sin éxito. Marca de 4-10, para terminar dejando un balance de 61-46 en esas cuatro temporadas, con el subcampeonato de 1984 como principal logro.

De todas maneras, Jackson no es el único de los protagonistas de The Last Dance que pasaron por el baloncesto boricua. Su asistente en Chicago y principal impulsor del triángulo ofensivo, Tex Winter, también dirigió en la isla entre 1952 y 1954, siempre con los Leones de Ponce.

Más | "The Last Dance" Episodio 3: los mejores momentos

En este caso, Winter tuvo mucho más éxito que Jackson: en 1952 obtuvo el título, venciendo a Cangrejeros por 3-0 en la definición; en 1953 accedió a una final ante Atléticos que no se terminó de disputar, mientras que en 1954 repitió campeonato, con un 3-1 sobre el propio conjunto de San Germán.

Pero lo que pocos recuerdan, es que ¡incluso Dennis Rodman tuvo su pequeña experiencia puertorriqueña!

El Gusano disputó un solo partido de exhibición en el 2005, con los Gallitos de Isabela, enfrentando a los Capitanes de Arecibo y dejando una actuación muy pobre sobre el campo.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Anthony Davis y Dave Roberts
Lakers y Dodgers, por la hazaña de 1988
Carlos Herrera Luyando
Manu Ginóbili
Los tiros ganadores de Manu en la NBA
Agustín Aboy
#Harrell
5 destinos posibles para Montrezl Harrell
Juan Estevez
Kobe Bryant 2008 Finals
Una camiseta de Kobe, exhibida en un museo
Agustín Aboy
LeBron-James-2003-2020
La grandeza de LeBron contada por múltiples generaciones
Gilbert McGregor
Draft
La Guía del NBA Draft 2020: sistema y jugadores
Juan Estevez
Más noticias