);
Houston Rockets

El tamaño de Philadelphia 76ers y los problemas defensivos de Houston Rockets: un duelo entre dos con necesidad de mejorar

Philadelphia 76ers y Houston Rockets se verán las caras en la noche del viernes en tierras texanas (a las 19 CDMX, 22 Argentina, por ESPN). Un duelo entre dos de las grandes potencias de la NBA, pero sobre todo un enfrentamiento entre dos equipos que todavía pueden -y esperan- ofrecer un mejor rendimiento.

MÁS | ¡Votá acá a tus jugadores favoritos para el NBA All-Star Game 2020!

Los Rockets marchan 4º del Oeste con un récord de 23-11, mientras los 76ers son 5º del Este con un 23-13. Récords similares, sensaciones parecidas y estilos diferentes. Mientras en Houston tienen todavía que ajustar detalles en ataque pero ya encuentran un gran rendimiento en esta parcela, sus problemas llegan en defensa. En Philadelphia, todo lo contrario.

Mike D´Antoni y los suyos se encuentran en el top 5 de equipos más rápidos de la NBA, en parte gracias a la incorporación de Russell Westbrook, que lanza el ritmo de juego del equipo. Los Sixers, en cambio, se asoman al top 10 por la cola. Un equipo de mucho tamaño que sale con Al Horford y Joel Embiid de inicio.

Las derrotas que acumulan ambos equipos en la 2019-2020 presentan un mix variado. Tanto Rockets como Sixers tienen esperanzas de alcanzar Las Finales y pelear por el anillo, pese a la gran competencia que encuentran en sus Conferencias y a los ajustes que deben realizar. Además de poder mejorar los planteles con movimientos.

Desde equipos grandes y defensivos, a auténtica sorpresas. 76ers y Rockets han caído contra equipos sobre los que se esperaban victorias cómodas. ¿Por qué? Por diferentes motivos. Mientras en Philadelphia el equipo peca de problemas en ataque por el espaciado, los Rockets acusan desconexiones brutales en defensa y ciertos tramos de poca claridad en ataque.

Sigue toda la NBA en VIVO con el NBA League Pass

El tamaño de Philadelphia

Esa pareja Horford-Embiid da muchísimo, pero al lado de un generador sin tiro como Ben Simmons y rodeados de tiradores inconsistentes, se crean complicaciones en el ataque estático de los de Brett Brown. Son el 16º equipo de la NBA en la tabla de puntos por jugada en ataques estáticos, lo que muestra sus problemas para atacar en el cinco contra cinco.

Hoy tienen delante una prueba interesante. Por un lado, tratar de neutralizar a James Harden y un ataque que es, cuando se escriben estas líneas, el segundo mejor de la competición. Habrá que estar atentos a cómo plantea Brown la defensa de los 76ers, ya que ese tamaño puede ser positivo para abarcar más cancha y poner trampas a Harden, o un problema si los Rockets consiguen circular el balón y dar el pase extra.

Forzar ahí será interesante. Si bien los Sixers generan muchísimo con sus robos y después en ataques a campo abierto, tienen mucho margen de mejora en la defensa en estático. Son la 6º mejor defensa global, pero 14º en estático, según Cleanning the Glass.

Ese tamaño también debe servirles para intentar proponer algo más en ataque. Al final viven mucho del acierto desde el triple (11º), pero tienen que eliminar los problemas que tienen a la hora de atacar zonas -es posible que D´Antoni plantee alguna- y las desconexiones cuando Simmons no puede generar.

La pareja Horford-Embiid acumula 758 posesiones en lo que va de temporada. Si bien en defensa limitan al rival a una excelente cifra de 98,3 puntos encajados por 100 posesiones, en ataque apenas producen 101,7, un registro pobre.

La endeble defensa de Houston

Si alguien piensa en los problemas de unos Rockets que no terminan de convencer en la 2019-2020, seguro que uno de sus primeros pensamientos señalaría a la pareja Harden-Westbrook. Es cierto que aún tienen trabajo por delante, que el rendimiento de Russell es intermitente y que la vuelta de Eric Gordon debería facilitar su trabajo. Sin embargo, el principal problema está en el otro lado.

El factor por el que los Rockets se diferenciaron hace un par de temporadas y consiguieron competir cara a cara con los mejores Warriors de la historia -a la postre, uno de los mejores de siempre- era la defensa. La presencia de aleros defensivos versátiles como Trevor Ariza, PJ Tucker y Luc Mbah a Moute, junto al trabajo del venerado asistente defensivo Jeff Bzdelik, construyeron en Houston un fortín defensivo.

Desde las marchas de Ariza, Mbah a Moute y -sobre todo- Bzdelik, los Rockets continúan mostrando tramos potentes atrás basados en Clint Capela y ciertos jugadores de rol que sorprenden, como Danuel House, pero que quedan lejos de lo que podían ofrecer los otros nombres.

Houston es en estos momentos la 17º defensa NBA y tienen agujeros en todas las partes de su estructura. No destacan en nada atrás. Se asoman al top 10 por la cola en control de rebote defensivo (19º) y en acierto permitido al rival (18º). Con un rendimiento así atrás, es imposible ser un verdadero candidato al anillo.

Ante los Sixers tienen la ocasión de perpetrar un buen trabajo defensivo contra un equipo potente, pero que tiene carencias importantes en la era del pace&space. En ataque los Rockets van más sueltos, aunque son capaces de parciales negativos, pero su verdadero reto estará en frenar el tamaño de Philly y limitar la creación de Simmons.

MÁS | Momento All-Star: Shai Gilgeous-Alexander, clave ante Spurs

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Luka
Dallas pudo con Portland y los 47 de Lillard
Juan Estevez
LeBron
Triple-doble de LeBron para ganar en Brooklyn
Juan Estevez
Pascal Siakam y Trae Young
¿Cómo reaccionaron los jugadores a su llamado?
Carlos Herrera Luyando
LeBron
Los 5 datos sobre los titulares del All-Star
Juan Estevez
Luka Doncic, Pascal Siakam
NBA All-Star Game: Los debutantes en los 2000
Leandro Fernández
LeBron James
LeBron James, tercero con más All-Star
Carlos Herrera Luyando
Más noticias