Philadelphia 76ers

Un doble de Tobias Harris le dio la victoria a Philadelphia 76ers sobre Los Angeles Lakers

Si bien estadísticamente su mejoría no está a la altura de los que pelearán por el premio al Jugador de Mayor Progreso, lo de Tobias Harris en esta 2020-2021 está haciendo completamente diferencial de lo que venía siendo su realidad en la NBA y sobre todo, dentro del esquema de los 76ers. Este miércoles fue una nueva demostración de eso, con el ala pivote de Philadelphia anotando el tiro de la victoria, para decretar el 107-106 con el que los 76ers vencieron a los Lakers en un gran duelo de líderes. Los de Rivers quedaron ahora con marca de 13-6, mientras que la visita cayó a 14-5.

Detrás de una gran noche de Joel Embiid, Ben Simmons y el propio Harris, más una muy buena labor defensiva, Philadelphia dominó prácticamente la totalidad del encuentro y parecía llegar a un cierre cómodo, arriba por 105-93 restando tres minutos. Sin embargo, un par de acciones de Alex Caruso despertaron a los Lakers, quienes aprovechado el letargo ofensivo de su rival, fueron descontando la diferencia poco a poco. Hasta que con una bomba de Kentavious Caldwell-Pope y una bandeja de Anthony Davis, tomaron la delantera por 106-105 a falta de 11 segundos. Parcial de 13-0 en 2:50.

Claro que los locales tenían aún la última chance y el diseño de jugada fue claro: aclarado para Harris en el tope de la llave, uno contra uno frente a un gran defensor como Caruso y tirito corto sobre la marca, para adelantar a los suyos. Los Lakers ya no tenían tiempos muertos y el triple desesperado de Davis no estuvo ni cierca de ingresar. Philadelphia respiró luego del susto.

La noche de Harris fue un ejemplo claro de su evolución: eficacia, buena defensa y aparición en momentos decisivos. Tres ítems en los que venía quedando en deuda en sus campañas con los 76ers. Además de su doble clave, el ex Clippers terminó con 24 puntos, 7 rebotes, un 10-16 de campo, un 2-4 en triples y algunas buenas acciones defensivas, incluso ante Davis.

Más allá de la victoria, el cierre deja un cierto sabor amargo en los 76ers, que se mostraron demasiado pasivos y sin ideas a la hora de cerrar el juego. Algo que por otro lado, suele sucederles cuando no pueden descansar en alguna ventaja para Joel Embiid cerca del aro (algo que no tenía ante los grandes defensores interiores de Los Angeles). Si no es el camerunés, Philadelphia no tiene ese jugador capaz de asumir la bola con frecuencia y crear desde el drible... algo que no solo los afectó esta noche, sino que también es un llamado de atención de cara a momentos más importantes de la temporada (ya lo han sufrido en Playoffs anteriores). Igualmente, los méritos de estos 76ers también son innegables, sobre todo estableciéndose como un equipo defensivo de élite.

Por el lado de los Lakers se vio a un conjunto muy impreciso y que recién pareció meterse 100% en partido durante el cierre, despertado por las jugadas de esfuerzo de Alex Caruso (10 puntos). Pero sacando eso, faltó apoyo para LeBron James (34 puntos) y Anthony Davis (23 puntos), únicos que pudieron vulnerar a la defensa de Philadelphia con consistencia, más allá de algunas acciones en las que Dennis Schroder (16 puntos) pudo superar a Danny Green en velociudad.

Sacando esos cuatro nombres, ningún otro Laker pasó de los 8 puntos (cifra a la que llegó Marc Gasol).

El mejor Simmons de la 2020-2021

Además de la victoria y la confirmación del presente de Harris, la mejor noticia que se llevan los 76ers de esta noche fue el nivel de Ben Simmons. Sus números fueron buenísimo con 17 puntos, 11 rebotes, 10 asistencias y un 8-15 de campo, pero lo más importante pasó por su actitud: desde el primer momento, se vio a un australiano muchísimo más agresivo de lo que venía mostrando en esta campaña, siendo profundo y decidido en sus ataques. Tal es así que consiguió 6 puntos en las primeras acciones, con un perfecto 3-3 de cancha.

Su rendimiento tuvo altibajos durante el partido y fue uno de los que desapareció en el clutch, pero aún así, este es el Simmons que Philadelphia espera y necesitar ver más seguido: uno que pone presión a la defensa rival, que empuja la bola en transición y que aprovecha todo su talento para pesar no solo como defensor y pasador, sino también a la hora de conseguir sus puntos.

El de Melbourne venía de una noche para el olvido en la caída ante Detroit (sin Embiid), terminado con 11 puntos, 4 rebotes y 4 asistencias, pero como todo el equipo, rebotó esta noche en un desafío mucho más exigente que el que presentaban en teoría los Pistons.

¿Cómo le fue a Embiid? Alternó triunfos y derrotas en sus careos con Davis, pero en general redondeó otro gran rendimiento: 28 puntos, 6 rebotes y 4 asistencias. Eso sí: cada vez que abandona el campo, Philadelphia se desmorona, con un Dwight Howard (0 puntos, 0-4 en libres) que está en un nivel bajísimo tanto en defensa como en ataque. Otro tema que los 76ers deberán resolver eventualmente, pensando en la postemporada.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Bajas
El reporte de bajas de cada equipo para la 2021-22
Juan Estevez
#Rui
Hachimura se pierde el inicio de la pretemporada
Juan Estevez
Spurs
El escenario de los siete jóvenes perimetrales Spurs
Juan Estevez
Jordan
A 20 años del último retorno de Michael Jordan
Juan Estevez
Michael Porter Jr.
Porter Jr. y el enfoque en mejorar con Denver
Leandro Fernández
trae young
¿Quién será el candidato inesperado al MVP?
NBA.com Staff
Más noticias