);
Regreso NBA

Phoenix Suns y su séptima victoria consecutiva, para mantener con vida sus opciones de play-in

Nada frena a estos Phoenix Suns. Y mucho menos lo iban a hacer unos Philadelphia 76ers que además de sus habituales problemas, esta tarde se presentaron con la mayor parte de su rotación afuera, por lesión o descanso: no jugaron Joel Embiid, Tobias Harris, Josh Richardson ni Al Horford, más allá del operado de su rodilla Ben Simmons. El resultado: un lógico 130-117 para los Suns, con otra actuación fenomenal de parte de Devin Booker.

Con la victoria, Phoenix alcanza un récord perfecto de 7-0 en este reinicio y mantiene plenamente con vida sus opciones de clasificación al play-in. Con este resultado, los de Monty Williams quedaron con marca de 33-39, generando un triple empate con Memphis y Portland (jugando en este momento ante Dallas) en la lucha por el octavo lugar. San Antonio, quedó apenas por detrás, con récord de 32-38. Vale recordar que los Suns pierden el desempate con los Grizzlies, por lo que dependiendo de lo que suceda con los Blazers, terminarán la jornada novenos o décimos.

Lo importante: los Suns siguen con vida y si ganan su último partido ante Dallas y alguno de sus rivales colabora, podrían terminar de dar una de las sorpresas más impensadas en la historia de la liga. Para eso, habrá que esperar 48 horas más.

Más | ¿Cómo se define la carrera a los Playoffs en la Conferencia Oeste? Posiciones, calendario restante, opciones y más

Repasamos las observaciones y estadísticas más relevantes del partido.

  • En una jornada en la que la NBA anunció que entregará un premio al MVP de los seeding games, Devin Booker siguió sumando puntos en esa carrera, con otro rendimiento superlativo. El escolta no arrancó bien, complicado por la buena marca de Matisse Thybulle, pero una vez que carburó, ya no tuvo piedad con la floja defensa Sixer. Book acabó con 35 puntos, 9 rebotes y 7 asistencias, mostrando su progreso en todas las áreas.
  • El que también tuvo una actuación brillante fue Mikal Bridges, esta vez siendo decisivo en ambos costados. En defensa hizo lo de siempre: 2 robos, 2 tapas y varios desvíos, aprovechando su velocidad y brazos largos. Pero además, tuvo un aporte clave en ataque, terminando con 24 puntos, 8-10 de campo y un 3-5 en triples. El alero cada día luce mejor.
  • Nuevo doble-doble para Ricky Rubio, clave en el segundo cuarto para que Phoenix compense un arranque de partido bastante negativo. El español finalizó la noche con 16 puntos, 10 asistencias y 5 rebotes.
  • ¿Otra gran señal para Phoenix? Anotaron 130 puntos, a pesar de un encuentro muy callado de DeAndre Ayton, quien solo sumó 8 unidades en 32 minutos. Claro que en su lugar, hubo un excelente aporte de los interiores suplentes: Dario Saric con 18 puntos y 9 rebotes y Frank Kaminsky con 13 tantos. Entre ambos lanzaron un 13-17 de campo.
  • Dos guardias de Philadelphia aprovecharon las ausencias para tomar 35 tiros entre ambos. Alec Burks sumó 23 puntos en 17 lanzamientos, mientras que Raúl Neto totalizó 22 tantos en 18 disparos.
  • Mike Scott había empezado el encuentro en un nivel superlativo y llevaba 15 puntos promediando el segundo cuarto. Desde ahí, solo sumó dos puntos más en el resto del compromiso, terminando en el podio de anotadores de Philadelphia con 17.
  • Kyle O'Quinn se quedó a un punto de completar uno de los triple-dobles más aleatorios de estos años: sumó 9 tantos, 10 rebotes y 11 asistencias. Lo mejor de la ofensiva de los 76ers llegó gracias a su visión y precisión en los pases desde el poste alto.

Así vivimos el cuarto a cuarto del encuentro.

Un quinteto alternativo

Ante las bajas, Brett Brown se ve forzado a salir con un cinco inusual: Shake Milton, Alec Burks, Matisse Thybulle, Mike Scott y Kyle O'Quinn.

Phoenix, sin sorpresas en la alineación (Ricky Rubio, Devin Booker, Mikal Bridges, Cameron Johnson y DeAndre Ayton) pero sí en la presentación, llevada a cabo por las familias de los jugadores.

Philadelphia golpea primero

A pesar de su equipo suplente, Philadelphia disfruta de un excelente arranque de partido en ofensiva, encontrando a un Mike Scott con la mano caliente y a un Kyle O'Quinn aportando en los tableros (4 rebotes) y como pasador desde el poste alto (2 asistencias).

En Phoenix, por ahora está bien controlado Devin Booker, teniendo que lidiar con la marca intensa de Matisse Thybulle, de muy buen arranque en el campo propio. Los Sixers ganan por 15-12, restando 6:56 del primer parcial.

El inicio de Phoenix en defensa está siendo uno para el olvido. Los Sixers llevan 21 puntos en algo más de 6 minutos, lanzando por encima del 55% de campo, con un Mike Scott encendido: 7 puntos, 3-4 de cancha.

Poca energía y agresividad de los Suns, que además están imprecisos en ataque (3-9 entre Booker y Ayton), pasando a caer por 21-12.

Finalmente, la reacción de Phoenix llegó gracias a un par de apariciones de Booker, pero sobre todo, una baja en la producción del ataque de Philadelphia, una vez que comenzaron los cambios. Al cabo de los primeros 12 minutos, los Sixers se mantienen al frente, aunque ahora solo por cuatro: 27-23.

Ricky se hace cargo

Mientras Booker sigue buscando su mejor versión (2-6 de cancha), Ricky Rubio tomó el control de la ofensiva de los Suns, con siete puntos y dos asistencias en la primera mitad del segundo parcial. Phoenix emparejó el trámite, aunque todavía no encuentra la forma que venía mostrando durante los pasados seeding games. 45-45 iguales.

Una vez que la ofensiva de Phoenix subió la marcha, ya no frenó por el resto del primer tiempo. Los de Williams anotaron 40 puntos en el segundo cuarto, encontrando buenos aportes de todo su perímetro titular. Booker lleva 14 al entretiempo, Bridges 13 y Rubio 10, además de 7 asistencias.

El aporte del banco de los de Arizona tampoco estuvo nada mal, especialmente entre sus hombres grandes: 11 puntos para Frank Kaminsky con un 5-7 de cancha y 9 más 6 rebotes para Dario Saric, con un perfecto 4-4.

Las bajas empiezan a sentirse en Philadelphia, especialmente en defensa, mientras que Mike Scott (15) y Alec Burks (12) cargan con su ofensiva.

Phoenix llega al descanso largo con ventaja de 63-58 y empieza a dejar atrás un comienzo de partido preocupante.

Booker se enciende, pero el duelo sigue cerrado

Tras ese arranque impreciso, Booker fue haciendo pie en el partido y terminó de consolidarse con un muy buen tramo en el tercer cuarto, para que Phoenix tome aire en el marcador. A eso hay que sumarle el tercer triple de Bridges, para que la máxima escale a las nueve unidades: 78-69, forzando un tiempo muerto de Brown.

Saric y Kaminsky tuvieron nuevamente ingresos importantes para Phoenix y la brecha alcanzó el doble dígito por primera vez en el choque. Sin embargo, cuando parecía que los Suns por fin quebraban la resistencia Sixer, llegó la respuesta de Philadelphia.

Un tremendo vuelo de Norvel Pelle sobre el aro, sumado a una jugada de cuatro puntos de Glenn Robinson III, volvieron a apretar el resultado. Al finalizar el tercero, la diferencia había bajado a solo cinco tantos: 95-90 para Phoenix.

Sin sobresaltos en el cierre

Aunque Raúl Neto calentó la mano en el cierre (12 puntos en el cuarto), la victoria de los Suns nunca corrió real riesgo. Y cuando Philadelphia amagó con acercarse, volvió a aparecer Devin Booker. El escolta sumó 11 tantos, 5 rebotes y 4 asistencias en el período, para terminar coronando otra actuación fenomenal.

Phoenix no sufrió ningún tipo de sobresalto en los últimos minutos y se encaminó a un cómodo 130-117, sobre un Philadelphia que batalló, pero que claramente no tenía las armas suficientes para complicar al equipo más encendido del momento.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

live
El quinto partido entre Celtics y Heat, ¡en vivo!
Agustín Aboy
Jamal Murray y Mike Malone
El optimismo de Nuggets: “Hemos estado así y hemos respondido”
Carlos Herrera Luyando
Klay Thompson
Klay Thompson volvió a entrenar con los Warriors
Agustín Aboy
Anthony Davis
El estado de AD tras su esguince de tobillo
Leandro Fernández
Tyler Herro, Marcus Smart, Jayson Tatum
¿Qué esperar del Juego 5 entre Boston y Miami?
Leandro Fernández
Kemba
Boston y su desaceleración en los Playoffs
Juan Estevez
Más noticias