Phoenix Suns

Unos Phoenix Suns en ritmo de Playoffs aplastaron a Los Angeles Lakers en el estreno de Carmelo Anthony

Phoenix Suns es el último equipo en emerger victorioso de la Conferencia Oeste en los Playoffs y, por más que sus rivales se hayan potenciado para tratar de ocupar ese lugar en las Finales que los de Arizona disfrutaron hace unos meses, los Suns no piensan entregarlo con facilidad. Por lo demostrado contra Los Angeles Lakers, quizá el retador más peligroso, Phoenix tiene las herramientas para hacerlo.

El equipo dirigido por Monty Williams tuvo un gran nivel en este miércoles de pretemporada y derrotó a los angelinos por 117-105 a pesar de la ausencia de Devin Booker (afectado por el protocolo sanitario de la liga) y con un resultado final algo mentiroso: la diferencia en el marcador había alcanzado a ser de 31 puntos.

Está bien, a los Lakers les faltaron más piezas, principalmente Russell Westbrook y LeBron James además de Trevor Ariza y Dwight Howard, pero el foco en la pretemporada debe ponerse en como lució el equipo y Phoenix se mostró igual de sólido que el equipo de hace unos meses: con buen movimiento de balón, fino para el tiro exterior, capaz de sumar en la pintura, rápido para contraatacar. Así fue construyendo su victoria en un partido en el que no tuvo una única figura.

Mikal Bridges fue con 15 puntos el máximo anotador local; lo siguieron DeAndre Ayton con 14 tantos (y 10 rebotes), Jae Crowder con 13 puntos (y 9 rebotes) y Cameron Johnson también con 13 mientras que JaVale McGee demostró que puede ser un recurso importante desde el banco, anotando 12 tantos en 14 minutos. Sin Booker, Chris Paul debió actuar totalmente como distribuidor del balón: 8 puntos y 11 asistencias en este partido en el que todos los titulares jugaron al menos 22 minutos, contando con mayor protagonismo que en la derrota del lunes contra Sacramento en la que no habían estado Paul ni Crowder aparte de Booker.

Más | Construyendo el equipo perfecto alrededor de Ben Simmons usando el tope salarial 2021-2022

Los Lakers, todavía sin Westbrook, James ni Ariza, mostraron a Kendrick Nunn, Wayne Ellington, Talen Horton-Tucker, Carmelo Anthony y Anthony Davis como quinteto titular, y lógicamente para esa formación, comenzaron apostando mucho por los tiros exteriores: sin embargo lo mejor de su ataque estuvo cada vez que Carmelo Anthony, en su debut con la indumentaria de Lakers, recogió el balón y se decidió a atacar el aro con su juego de pies. Así el alero sumó seis puntos antes de su primer descanso.

Mientras tanto los Suns, con Landry Shamet por Booker en lo que era su quinteto inicial habitual de los últimos Playoffs, en un principio no lograban encontrar tiros muy cómodos con Chris Paul como único armador y Davis cubriendo bien a DeAndre Ayton. Así iban perdiendo por 15-14 hasta la primera tanda de cambios, en la que Frank Vogel puso como segunda unidad a Rajon Rondo, Malik Monk, Austin Reaves, Kent Bazemore y DeAndre Jordan y Monty Williams fue por Cameron Payne, Abdel Nader, Cam Johnson, Jalen Smith y JaVale McGee. Fue de 13-6 el parcial de los Suns con esos dos quintetos en cancha en lo que quedaba del primer cuarto, nada sorprendente: sería raro que Vogel utilice una formación tan rara en un partido oficial por las ventajas que otorgó en defensa.

Davis regresó al partido con los Lakers cayendo por 39-27, habiendo recibido 10 puntos dentro entre McGee y Smith. La recuperación ofensiva de los Lakers con el regreso de Anthony y Davis no sirvió para emparejar el marcador en el segundo cuarto: Paul pudo empezar a jugar con mayor claridad desde el pick and roll que al inicio y llevó hasta los 14 puntos la diferencia a favor del equipo local.

El ajuste de los Suns sobre las figuras de los Lakers y la facilidad generada desde eso para anotar en transición llevó al 60-39 de diferencia máxima del primer tiempo, aun con el reingreso del banco de Phoenix. La primera parte acabó con Phoenix delante por 62-45, mostrándose totalmente en ritmo frente a unos Lakers más experimentales, dominados en los rebotes y con poco acierto para el triple (2-12 al excluir el 3-4 de Monk).

En el tercer cuarto se volvió a ver a Malik Monk en buen ritmo ofensivo, ahora sumando sin necesidad de acertar desde afuera, pero los titulares de los Suns siguieron anotando a placer: 40 tantos en el tercer período para terminarlo con ventaja de 102-74, sin darle un respiro a los Lakers en la zona interior y creciendo mucho en la efectividad del tiro exterior: Crowder llegó al 4-7 desde el perímetro.

Monk continuó calentando la mano en el último cuarto: entre él y el rookie Reaves pudieron achicar las distancias, empujando el 31-15 de Lakers en un momento del partido en el que los jugadores titulares ya vieron todo desde el banco de suplentes y nombres a prueba como Chaundree Brown (9 puntos para Lakers en 8 minutos) o Chasson Randle (0-4 de campo para los Suns) pudieron probarse.

Monk terminó como el máximo anotador del partido, impresionando a la gente de Lakers en otro amistoso más y enseñando que puede terminar siendo una de las mejores incorporaciones de la última Agencia Libre: firmó por el mínimo. El escolta sumó 18 puntos en 22 minutos con 7-11 de campo, un poco más que los 14 tantos de Davis (5-14 de campo), los 11 de Horton-Tucker y Nunn o los 8 de Carmelo (4-10 de campo en 17 minutos).

Los Lakers continuarán su acción de pretemporada el próximo viernes visitando a Golden State Warriors mientras que los Suns recién volverán a jugar el domingo, justamente contra los Lakers pero en Los Angeles.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

Ja Morant, Miles Bridges, Harrison Barnes
Las 8 sorpresas del comienzo de temporada
Juan Estevez
james harden
Harden explica su escasez anotadora con los Nets
Nacho Losilla
russell westbrook
¿Hay pánico? 3 conclusiones de la caída de Lakers
Nacho Losilla
NBA 75
NBA 75: las razones para cada jugador en la lista
Sergio Rabinal
Natalia Meléndez
Natalia Meléndez, voz femenina en el League Pass
Agustín Aboy
Dinwiddie
Los Wizards y un triunfo importante en Boston
Agustín Aboy
Más noticias