Portland Trail Blazers

¿Qué está pasando en Portland Trail Blazers? Problemas y dudas en el equipo de un Damian Lillard con peticiones

Frustraciones, tensiones y dudas. Portland Trail Blazers atraviesa una temporada marcada por el cambio y las incógnitas. El despido de Terry Stotts tras los Playoffs fue seguido de la contratación de Chauncey Billups. Sin embargo, el sustituto no convence, y su contratador, Neil Olshey, fue despedido hace días. Los siguientes pasos serán claves para el futuro de Damian Lillard.

Más | Portland Trail Blazers despidió a Neil Olshey por violar el código de conducta de la franquicia

La frustración es patente en Lillard desde hace tiempo. Los Blazers alcanzaron las Finales de Conferencia en 2019, pero fue más por contexto de la Conferencia que por méritos propios. Además, tampoco presentaron batalla ante unos Warriors sin Kevin Durant. Desde entonces han sido dos caídas decepcionantes en Primera Ronda, la instancia que más conoce el base en sus años en Oregon.

Cualquier otra estrella hubiese pedido el traspaso hace tiempo. Damian jamás ha compartido vestuario con un All-Star durante sus años prime. CJ McCollum es un gran jugador, pero no es top 20. El pequeño mercado de Portland tampoco ayuda, pero es prácticamente imposible ser candidato en el Oeste con las armas de las que disponen, en especial, con esa defensa tan problemática.

Sin embargo, Lillard no es cualquier estrella. Está hecho de un ADN que apenas resta en la NBA. Lillard es leal a sus Trail Blazers, pero también quiere competir. De hecho, este pasado verano, a sus 31 años, recibimos el primer atismo real de que podría querer salir. Pese a que decidió quedarse, tuvo una reunión con LeBron James y Anthony Davis (en la que dice que no le propusieron jugar juntos) y transmitió sus preocupaciones a la gerencia de Portland: quería a Jason Kidd como entrenador y quería cambios reales en el plantel.

No obstante, la gerencia, con Olshey al frente, fue en otra dirección. Kidd, entonces asistente de los Lakers, firmó como entrenador jefe de Dallas Mavericks, y el propio GM decidió que el plantel estaba construido para ser candidatos en el Oeste. Quizás no había visto los últimos Playoffs o los graves agujeros defensivos. El caso es que decidió seguir adelante sin atender a ninguna de las peticiones de Lillard.

Puede resultar mejor o peor decisión, gustar más o menos. La NBA es una liga en la que las grandes estrellas tienen mucho poder y hay gerencias que hacen más caso que otras a sus principales figuras. Este pasado verano los mismos Warriors desconsideraron las peticiones de Stephen Curry y Draymond Green de quedarse a Avery Bradley por encima de Gary Payton II y de no realizar un traspaso por otra estrella. Les está saliendo muy bien, pero en Golden State tienen anillos, poder mediático de primera fila y las garantías a largo plazo de Curry, Draymond y Klay Thompson. Muy diferente a lo que tienen los Blazers.

Más | ¿Qué se sabe de la baja de CJ McCollum? Todos los detalles sobre el jugador de los Blazers

Olshey reforzó el plantel con Larry Nance Jr, tan útil como insuficiente para las necesidades reales. ¿Qué está pasando en Portland? Los problemas defensivos continúan pese a las nuevas ideas que trajo Billups. Cuando escribimos estas líneas son la peor defensa de toda la NBA en la 2021-2022 y vienen de recibir palizas de Celtics o Spurs. Es más, solo han ganado un partido de los últimos siete.

Lillard prefería a Kidd para el cargo pese a tener una gran relación de amistad con Billups. El motivo es simple: Kidd ya tenía experiencia como entrenador jefe y venía de gustar como asistente en Lakers. Mientras, esta es la primera experiencia de Chauncey como entrenador jefe, que tan solo estuvo como asistente con los Clippers el curso anterior. Incluso desde The Athletic apuntaban a Mike D'Antoni como candidato para Lillard por encima de Billups.

"Fuego competitivo y orgullo, eso es algo que se tiene o no se tiene", dijo Billups en una reciente derrota. "No es algo que puedas encender y apagar a tu gusto. Nunca he visto a un equipo que necesita a sus jugadores de banco para inspirar a los titulares. Esa mierd* es una locura para mí. Debería ser al revés".

Es tónica habitual que Billups critique el esfuerzo de sus jugadores después de los partidos. El actual nivel de Lillard tampoco ayuda: baja de 28,8 puntos y 39,1% en triples la pasada temporada a 21,5 y 30,2% en la actual. Sufre las nuevas medidas de arbitraje y sus tiros libres intentados también bajan de 7,2 a 4,5. Es su peor versión desde que es gran estrella y, según diferentes fuentes (The Athletic, ESPN), tampoco está contento con la defensa del equipo y la dirección en la que van.

Más | Complicación para Portland Trail Blazers: Damian Lillard es baja con pubalgia

Recordemos que el base sufrió una lesión abdominal durante los Juegos Olímpicos de Tokio con el Team USA y no pudo ofrecer su juego sobresaliente. Parece ser que arrastra esas molestias a la temporada, ya que se ha perdido los últimos cuatro duelos por una lesión relacionada con la zona baja del abdomen. Será reevaluado alrededor del 10 de diciembre.

Si sumamos todos estos factores, hay motivos de sobre para comprender los problemas actuales de los Trail Blazers. Una estrella leal cuyo estado actual es de frustración y molestias físicas, además del peor nivel que se le recuerda en años; un grupo de veteranos alrededor, con CJ McCollum, Jusuf Nurkic o Robert Covington, que ofrece pocas soluciones al corto plazo; un entrenador novato desesperado por la falta de entrega de sus titulares; y una organización que en cuestión de meses ha visto salir a su entrenador y a su GM de una década. ¿Algo más? Pues sí.

En los últimos días han saltado novedades a la palestra. Según Adrian Wojnarowski, de ESPN, Olshey tenía una idea de traspaso con los Sixers por Ben Simmons. Hubiesen entregado a McCollum, una primera ronda y un joven (Nassir Little o Anfernee Simons) por el australiano. Sin embargo, los Sixers propusieron recibir a CJ junto a varias primeras rondas e intercambios de picks, a lo que Olshey se negó. Puede que, pensando en una reconstrucción, no quisiera perder los activos del Draft de Portland.

Aunque durante el pasado verano el entorno de Lillard envió mensajes contradictorios sobre sus intenciones de futuro, apunta Woj, en las recientes fechas insisten en otra dirección: renovar con la franquicia por dos años y que la directiva traspase a los veteranos. Es decir, iniciar una reconstrucción alrededor de Damian y traer nuevos jugadores. En este contexto, el base estaría interesado en jugar con figuras de calado defensivo. Simmons aparece entre los nombres, pero también Jaylen Brown, con unos Celtics en preocupante situación, o Aaron Gordon, dentro de unos Nuggets machacados por las lesiones.

Hay que comprender una cuestión: si los Blazers quieren renovar a Lillard y traerle un nuevo escudero, esto significará la salida de CJ McCollum. Siempre rendidor en Playoffs, estético y de defensa mejorada, su dupla con Damian ha sido fantástica, pero si no han llegado más lejos es por otras cuestiones. Y el escolta no se escondió en unas declaraciones recientes a Jason Quick, de The Athletic.

Más | 5 claves del inicio de temporada de Santi Aldama en la NBA

"Dame y yo tenemos una muy buena relación", dijo McCollum. "Creo que cuando Dame habla, lo escuchas, pero cuando escuchas "fuentes" y "anónimo" no sé necesariamente si es Dame o no, porque no es él quien pone su nombre y generalmente pone su nombre en las cosas que hace o dice. Sé cuál es su posición conmigo y él sabe cuál es mi posición con él. La organización necesita hacer lo que consideren mejor".

"Si él quisiera que me fuera, creo que directamente lo diría", explicó McCollum. "No me habla a puerta cerrada porque eso no está en su ADN. Él no está construido así. Es sólido y sé que su palabra es su vínculo más importante".

Si los Blazers tienen la oportunidad de hacerse con Ben Simmons a cambio de McCollum, ¿qué mejor oportunidad esperan encontrar? Más allá de gustos y fobias, jugadores del talento de Simmons aparecen contadas veces en el mercado, y en concreto con el australiano su valor de mercado actual está muy por debajo en relación a lo que ha mostrado sobre la cancha. Además, encaja en un equipo donde Lillard sería la estrella y foco ofensivo, mientras él podría tener espacio en ataque y serviría como primer gran refuerzo para cambiar radicalmente la pésima defensa de Portland, su mal endémico durante los últimos años.

Aparecen dos fechas clave en el futuro a corto plazo: el 10 de febrero, fecha límite de traspasos, y que desde The Athletic apuntan a que sería el tope para que Lillard manifestase su deseo de salir de Portland; y el 6 de julio, momento en el que el base será elegible para la extensión de dos años y 106,6 millones de dólares. Si llegase a ese acuerdo, tendría contrato con los Blazers hasta la 2026-2027, temporada en la que tendrá 36 años.

El panorama es tenso y genera incógnitas. Los Blazers han marcado su década con Lillard como estrella por la continuidad. Pocos traspasos, escasos riesgos y, en parte como consecuencia, bajo rédito en Playoffs. Mientras solucionan las cuestiones a medio plazo, que urgen hacia el corto más que nunca, su presente en la competición es complicado: marchan 11-14 en el Oeste y se enfrentarán a los Warriors en la madrugada del jueves. ¿Destrozará Stephen Curry a la peor defensa de la NBA para batir el récord de triples? Parece imposible, pero sin Lillard y con tales agujeros nada escapa a la imaginación.

Cómo ver Golden State Warriors vs. Portland Trail Blazers

  • Horario: 22:00 hs. CDMX | 00:00 hs. Argentina | 04:00 hs. España
  • Streaming: NBA League Pass

Las opiniones aquí expresadas no representan necesariamente a la NBA o a sus organizaciones.

Más en NBA.com

Anthony Davis
¿Cómo marcha la recuperación de AD?
Kyle Irving
luka doncic
La peor racha de Luka al triple y su transformación
Nacho Losilla
Cade cunningham
🎥 Cunningham, talento al servicio de Detroit
Sergio Rabinal
Ben Simmons (Philadelphia 76ers)
Simmons, dispuesto a no jugar si no es traspasado
Kyle Irving
Stanley Johnson
Johnson, la solución de Lakers ante Utah
Juan Estevez
Trae
Young lideró la gran reacción de Atlanta
Juan Estevez
Más noticias