);
Playoffs 2020

CJ McCollum y Carmelo Anthony explotaron al final y Portland Trail Blazers venció a Memphis Grizzlies para meterse en Playoffs

Vaya antesala de cara a los Playoffs la que llegó este sábado. El campus de Walt Disney World empezó a vivir el drama y la espectacularidad de la postemporada con un Play-in que estuvo completamente a la altura. Portland Trail Blazers y Memphis Grizzlies dieron un verdadero show de lucha, entrega, grandes producciones individuales y competitividad que se terminó quedando, con cierta lógica, para el equipo con mayor jerarquía y experiencia. El conocimiento de la situación de los de Terry Stotts pesó ante la juventud y descaro de los de Taylor Jenkins.

Así, tras tanto batallar, Portland es de Playoffs, después de un sufrido 126-122 ante la Cenicienta de la 2019-2020, que termina yéndose de Orlando sin el premio de la postemporada, pero con la certeza de que en el futuro le espera grandes sonrisas. Para los Blazers, la seguridad de estar en el lugar que esperaban, y el enorme desafío en la Primera Ronda del Oeste: nada más y nada menos que Los Angeles Lakers, su rival en la serie que abrirá el martes.

A continuación, las observaciones del partido.

  • Jerarquía, capítulo 1: CJ McCollum está jugando con una marcha física menos por un problema en la espalda. Por momentos pareció desconectado, pero vaya si tomó el cierre por asalto. Memphis estaba arriba por cinco puntos a cinco minutos del final, y CJ conectó una ráfaga de ocho puntos con su enorme talento para crearse el tiro desde el drible. Aclarado, drible, dos triples, una conversión de media distancia y la ventaja para su equipo en el momento que más lo necesitaban. Terminó con 29 puntos en 44 minutos, con 11-19 campo (3-7 triples) y 4-4 libres. 14 de sus puntos fueron en el último cuarto. Indispensable.
  • Jerarquía, capítulo 2: Qué hermosa manera de cerrar el círculo de la historia de redención de Carmelo Anthony. De empezar la temporada afuera de la liga a ser importante para la clasificación a Playoffs de su equipo. Terminó con 9 tantos en el último cuarto, pero nada más importante que un triple que define a la perfección la efectividad de su rol: esperó una descarga de Lillard en una esquina y conectó a distancia para la daga a 20,2 segundos del final. Terminó con 21 tantos (10-10 libres, 5-15 campo). Cuando fuerza disparos pierde su impacto. Pero cómo no esperar que meta un tiro como el del cierre quien es el segundo máximo anotador en activo de la historia.
  • El enorme desgaste en los seeding games parece haberle pasado algo de factura a Damian Lillard, quien entregó la posta en el clutch (algo que no venía pasando) y hasta estuvo errático: apenas 6-15 de campo, tomando casi todos sus disparos desde larga distancia (5-14). Encontró su lugar habitual en los libres y pudo cerrar con 31 puntos. Pero claro, si hace falta marcar su valor, vale ver la jugada para el triple de Melo. Fue el base quien penetró y juntó todas las marcas para dejar solo al alero. Fue su 10° asistencia del encuentro. Siempre presente.
  • Titánico partido de Jusuf Nurkic y con un valor emocional único, tras comunicar el fallecimiento de su abuela minutos antes del partido. El bosnio fue una verdadera bestia en la zona pintada, terminando con 22 puntos (8-14 campo, 2-3 triples, 4-9 libres), 21 rebotes (6 ofensivos), 6 asistencias, 2 robos y 2 tapones en 41 minutos. Brutal entrega para un jugador fundamental para Portland.
  • Memphis no mostró su mejor imagen en los seeding games, pero la cambió por completo en este Play-in. La moneda no cayó de su lado, pero el futuro le sonríe. Valanciunas (22 puntos y 17 rebotes), Brooks y Clarke (20 cada uno) hicieron lo suyo, pero la demostración de Ja Morant, por contexto, marca lo especial que es y será. Líder absoluto de unos Grizzlies que tuvieron chances porque su base montó un show ofensivo que terminó en la máxima anotación de su corta carrera: 35 puntos (13-28 campo, 3-6 triples, 6-8 libres), 4 rebotes y 8 asistencias en 42 minutos. Su segundo tiempo fue fantástico, dañando por completo con su estilo vertical. Sí, se equivocó en el cierre (3 de sus 8 pérdidas en el último cuarto), pero es algo lógico para alguien que afrontaba una situación así en su primera campaña. El candidatazo al Rookie del Año cerró su primer curso NBA a lo grande.

Así fueron todas las actualizaciones en vivo del partido.

ESTADÍSTICAS | JUGADAS

Nurkic y un golpe en la previa

Unos minutos antes de saltar al campo de juego, Jusuf Nurkic anunció en su cuenta de Instagram que su abuela había fallecido a causa del COVID-19. Una noticia durísima para una pieza determinante en la estructura de los Blazers, que jugará con una carga emocional muy grande.

Inna lillahi we inna ilejhi radži'un. "Svi smo Allahovi i Njemu se vraćamo" #ripgrandma #loveyou

Una publicación compartida por Jusuf Nurkić (@bosnianbeast27) el

Formaciones iniciales confirmadas...

Y habituales. Los Blazers saldrán con Damian Lillard, CJ McCollum, Carmelo Anthony, Zach Collins y Jusuf Nurkic. Los Grizzlies, con Ja Morant, Dillon Brooks, Kyle Anderson, Anthony Tolliver y Jonas Valanciunas.

Portland, mucho más en el inicio

Tras un comienzo intenso y parejo, con Memphis mostrando paciencia para ejecutar en ataque (11-8 en poco más de 4 minutos), llegó una mucho mejor versión de Portland. Excelente trabajo en defensa, con actividad para tocar balones y complicando y congestionando cada intento de penetración de Morant, que no encontró aro ni opciones de descarga. El ataque fue ganando ritmo, con dos triples de Lillard y Collins que abrieron el paso a una ráfaga de ¡22-3!, en donde hasta Mario Hezonja fue productivo (5) y Nurkic (4 tantos y 8 rebotes) colaboró con un lanzamiento lejano para estampar una máxima de 16 (30-14).

Los Grizzlies apenas tiraron un 32% de campo, y sólo un triple casi de casualidad de Melton sobre el final alcanzó para que la distancia no fuera mayor (31-19).

Nurkic, un esfuerzo descomunal

La ventaja de los Blazers pasó al olvido en un abrir y cerrar de ojos, coincidiendo con los minutos de descanso de Lillard y Nurkic. Los problemas defensivos de Whiteside quedaron en evidencia y Jonas Valanciunas se hizo una fiesta jugando en pareja con un genial Kyle Anderson, que alimentó al interior y también hizo lo suyo anotando. Juntos lideraron un parcial de 17-2 en 3 minutos (10 tantos del lituano) que puso a los de Jenkins al frente (36-33).

Regresaron Dame y Nurkic y el cambio fue automático: dos triples del base y la constante presencia interior del bosnio, que fue una fuerza incontrolable, no sólo en la pintura sino también encontando puntos con su lanzamiento (nuevo triple + tiro de dos largo). De un momento al otro, los de Stotts retomaron el comando (54-46), y sólo un par de apariciones de Morant lograron descontar un poco la ventaja al llegar al descanso (58-52). ¿Decíamos que los de Nurk fue bueno? 15 puntos, 17 rebotes, 2 asistencias y 2 robos en poco más de 21 minutos en la primera mitad. Brutal.

El despertar de Ja Morant

El cierre del primer tiempo fue un indicio de lo que vendría para Morant, mucho más agresivo y con otra determinación (incluso le entró un triple, su karma en Orlando). De la mano de la confianza de su base, Memphis volvió al frente (82-78), sumando también dos triples desde la esquina de Brandon Clarke. En el medio, ¡Lillard enterró el balón y dejó en un póster a Valanciunas! Pero Ja respondió con un vuelo por su cuenta.

Lo de Clarke fue espectacular para Memphis, entregando esa versión que se extraña de Jaren Jackson Jr: dos triples más coronaron un cuarto fantástico, donde anotó 14 puntos (4-4 a distancia). El canadiense y el show de Morant (10 tantos y 7 asistencias en el parcial) fueron las llaves de unos Grizzlies geniales en el período, donde anotaron 42 puntos con 61% de campo (7-9 en triples). Así, llegaron 94-89 al último tramo.

Para tener en cuenta: parece difícil que Zach Collins regrese al partido tras sufrir un problema en su tobillo izquierdo.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Ja Morant siguió con su encanto. Penetraciones implacables (hasta llegar a enterrarla tras abrir la defensa), definiciones con flotadora, control del ritmo... Muchísimo para un rookie jugando en este contexto. Con su aporte y una conversión de media distancia de Anderson, los Grizzlies tomaron una luz de cinco (109-104) a 5 minutos del final.

Sin embargo, la defensa de Portland ajustó sobre Morant, quien cometió dos pérdidas y permitió el descuento tras un triple de Trent (109-108). Y después llegó CJ McCollum para tomar el partido por asalto: dos triples desde el drible y una conversión de media distancia a puro talento, que sumados a un 2+1 de Nurkic tras rebote ofensivo dejaron a los de Stotts 119-113 a 1m21 del final.

Y como un final de cuento, cuando Memphis había descontado la ventaja a sólo tres, llegó un protagonista histórico como Carmelo Anthony: penetración de Lillard, descarga a la esquina derecha y triple de Melo a 20,2 segundos del final para sentenciar el encuentro. Hermosa manera de cerrar un círculo para un jugador que estaba fuera de la liga a comienzos de la 2019-2020.

Las opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente aquellas de la NBA o sus organizaciones.

Más en NBA.com

stan van gundy
¿Qué significa Van Gundy para los Pelicans?
Nacho Losilla
Agencia Libre, Mercado, Offseason 2020
Guía de la 'offseason' rumbo a la 2020-2021
Leandro Fernández y Juan Estevez
Draft
La Guía del NBA Draft 2020: sistema y jugadores
Juan Estevez
MVP
Los votos para el MVP y la carrera por el GOAT
Juan Estevez
LeBron James con su cuarto trofeo de MVP de las Finales
🎥 LeBron y los highlights de sus 10 Finales
NBA.com Staff
Anthony Davis, campeón con los Lakers
🎥 AD y unos Playoffs fantásticos con los Lakers
NBA.com Staff
Más noticias