);
Top Stories

Premios NBA 2019: Antetokounmpo toma la posta de Nowitzki con un MVP histórico

Giannis Antetokounmpo
(NBA Getty Images)

Doce años separan al melenudo germano Dirk Nowitzki del 'unicornio' Giannis Antetokounmpo que recientemente se ha coronado como el jugador más valioso de la temporada con su MVP. En ese lapso de tiempo el básquet europeo ha roto todavía más fronteras en la NBA, finalizando la oleada de emigración de talento iniciada a comienzos de los años 90. Antetokounmpo representa la cumbre del Viejo continente, un jugador único y sin molde previo que está llamado a cambiar el sino de la competición, al igual que lo hizo Nowitzki.

MÁS | Antetokounmpo cumplió con el desafío que le trazó Kobe Bryant: es el MVP de la NBA

Nowitzki alcanzó su prime a mediados de los 2000, elevando a la máxima expresión la figura del stetch four, un interior que jugaba de dentro afuera y que podía ejecutar las mismas funciones que un alero clásico pero con un tamaño muy superior. A sus 29 años, el alemán alcanzaba el mayor reconocimiento individual que la NBA concede, un premio a la constancia y a la excelencia. Algo que suponía mucho más que una simple formalidad democrática entre la prensa, representaba una ruptura con lo establecido, un jugador de otro continente, no formado en los Estados Unidos y que dominaba en sus fronteras.

Los dos galardones anteriores recogidos por Steve Nash eran históricos, por su nacionalidad canadiense, pero al interno se sentían mucho más propios, ya que en cierto modo era fruto del básquetbol universitario. Con Nowitzki todo cambiaba, un perfil único, que reconfiguró la manera de jugar desde que explotase en su año sophomore y que abrió las puertas a otros tantos europeos. Considerados siempre como blandos y dedicados a tareas concretas, Nowitzki ponía en valor que era capaz de llevar el peso de una franquicia sobre sus hombros.

Una década más tarde surgió de la nada Giannis Antetokounmpo, un jugador de medidas de videojuego e impacto demoledor. En su sexta temporada en la NBA el griego se ha erigido como el jugador más dominante de la competición, aquel que más ha condicionado las defensas rivales y que más ha generado a su equipo. Sus nominaciones y posterior consecución del galardón parecen caminos paralelos: 81 votos como 1º de Dirk por 78 de Giannis, primer seed en su conferencia y un ratio de win shares muy similar con 16.3 de Nowitzki y 14.4 de Antetokounmpo.

Un Giannis que además toma el testigo de una manera más simbólica de Hakeem Olajuwon. La familia de Antetokounmpo emigró desde tierras nigerianas a pesar de que él nació en Atenas y siempre se ha considerado griego. El mítico Olajuwon es nativo de Nigera, donde creció y se formó hasta dar el salto a la NCAA en Houston, donde se instalaría y adquirió más tarde la nacionalidad estadounidense con la que disputó los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996.

Antetokounmpo ha vuelto a poner al básquetbol europeo en primera plana en una noche en la que casi todos los premiados no nacieron en los Estados Unidos (Doncic, Siakam, Gobert). Una gala que sirve en dos caminos, como referencia para impulsar el juego en el Viejo contienente, y como motivación para los jugadores nacionales para aumentar el nivel competitivo en su liga local.

Más en NBA.com

Jokic
Gracias a Jokic, Denver sonrió ante New York
Agustín Aboy
Dinwiddie
Sin Embiid, Philly cayó ante Brooklyn
Agustín Aboy
LeBron
Lakers cerró la semana ganando en Atlanta
Agustín Aboy
Bol Bol
Bol Bol, el joven de Denver que se lució en la G-League
Agustín Aboy
gordon, hart
Orlando brilló en la vuelta de Vucevic
Sergio Rabinal
Embiid Horford
Embiid descartado y Horford en duda
Agustín Aboy
Más noticias